Santa Cruz de la Sierra

Blatter y Platini fueron suspendidos ocho años de toda actividad en el fútbol

Información adicional

  • Chartreuse: tbg-chartreuse

Joseph Blatter, quien reinó en el imperio futbolístico durante 17 años, y Michel Platini, otrora firme candidato para su sucesión, fueron apartados del fútbol juntos en una decisión que se hizo pública este lunes. Es el epílogo de un año 2015 marcado por el escándalo de corrupción en la FIFA.

Blatter, presidente de la FIFA desde 1998, y Platini, presidente de la UEFA desde 2007, fueron suspendidos 8 años de cualquier actividad relacionada con el fútbol, anunció la Justicia interna de la propia Federación Internacional.

Si bien los cargos de corrupción no fueron mantenidos, la Justicia interna de la FIFA los consideró culpables de "conflicto de intereses" y de "gestión desleal".

Platini fue castigado además con pagar una multa de 80.000 francos suizos (unos 80.500 dólares), más alta que la de Blatter, fijada en 50.000 francos suizos (50.300 dólares).

Ambos pueden ahora recurrir el castigo de ocho años ante el Comité de Apelación de la FIFA y después, eventualmente, ante el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS). Un vocero de Blatter confirmó que esta última será la vía que utilizará el suizo.

Blatter, de 79 años y que lleva cuatro décadas en distintos cargos en la máxima organización del fútbol mundial, estaba ya próximo a la retirada, pero esperaba poder continuar en el cargo de presidente de la FIFA hasta la elección de su sucesor en ese Congreso extraordinario de finales de febrero.

Platini, de 60 años, podría ahora intentar acudir al TAS directamente, sin pasar primero por el Comité de Apelación de la FIFA, para agilizar el proceso. Pero para ello necesitaría la autorización de la FIFA, algo que parece poco probable según fuentes próximas a la instancia dirigente del fútbol mundial.

La fecha límite para presentar candidaturas es el 26 de enero, muy próxima, sin duda, para poder agotar todas las vías de recursos.

Un veredicto de tarjeta roja para el que fuera en su día el mejor futbolista del mundo, con tres Balones de Oro en su palmarés, años gloriosos en la Juventus y el título de la Eurocopa-1984 para Francia.

Desde 2007 dirigía el fútbol europeo y en los últimos años había pasado de aliado de Blatter a su enemigo número 1.

Annus horribilis

La doble decisión del lunes puede ser un momento que resume lo vivido por la FIFA en el annus horribilis 2015, marcado por escándalos de corrupción desde la detención el 27 de mayo en Zúrich de siete dirigentes.

Aquel escándalo hizo que Blatter, que el 29 de mayo fue reelegido para un quinto mandato que debía durar hasta 2019, anunciara el 2 de junio su próxima marcha y la convocatoria de un Congreso para determinar su sucesor.

Platini inició la carrera presidencial como favorito, consiguiendo el apoyo de varias confederaciones, pero lo que parecía un camino por la alfombra roja hacia el sillón de la FIFA terminó convirtiéndose en un calvario a ritmo de novela por entregas.

A la espera de qué ocurre con los recursos de Platini, los aspirantes a la presidencia de la FIFA son cinco:

El suizo-italiano Gianni Infantino, el jeque bahreiní Salman bin Ibrahim al Jalifa, el príncipe jordano Alí bin al Hussein, el sudafricano Tokyo Sexwale y el francés Jérôme Champagne.

Sea quien sea el nuevo jefe de la FIFA, tendrá muy complicado reconstruir la credibilidad de una institución, que la corrupción ha dinamitado.

Hasta ahora, 39 dirigentes o ex miembros de la FIFA han sido imputados por la Justicia norteamericana, a quienes acusa de haber creado un sistema de sobornos que habría movido cerca de 200 millones de dólares desde 1991.

Redacción: Leo.bo

Fuente: Mundodeportivo.com

Visto 445 veces

Últimas Noticias

Prev Next

La llegada

La llegada

Mientras la pandemia no da muestras de debilidad, me llama mi amigo Tony Peredo, un...

¿Quién soy?

¿Quién soy?

Subo la escalera en nuestra casa y sé que estoy soñando porque no tengo idea...

Fantasía

Fantasía

Gente que conozco bien pero también numerosas personas que conozco sólo superficialmente me han hecho...