Santa Cruz de la Sierra

YPFB anuncia mayor austeridad posible a 10 años de nacionalización

Información adicional

  • Gold: tbg-gold

Diez años después de la nacionalización del sector de los hidrocarburos en Bolivia, la petrolera estatal YPFB buscará lograr la mayor austeridad posible y la fusión de sus filiales para ser más eficiente, pero sin bajar los niveles de inversión.

Así lo anunció el presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Guillermo Achá, en una entrevista con Efe en la que destacó los resultados de la nacionalización en una década y evaluó la sociedad con la venezolana PDVSA y con la española Repsol (MC:REP).

La nacionalización decretada por el presidente Evo Morales el 1 de mayo de 2006 cambió las reglas del juego, aumentó los tributos para las petroleras y entregó al Estado el control de la cadena productiva permitiéndole ingresos por 31.500 millones de dólares.

YPFB ha logrado en esta década 5.000 millones de dólares en utilidades, pero ahora se plantea reformas internas para encarar la baja del precio de hidrocarburos.

"Tenemos una obligación en este contexto de precios internacionales, que es ser más eficientes (...). Hoy tenemos que ser lo más austeros posibles. No solo dentro de Bolivia, esto pasa a nivel mundial: las empresas del petróleo están reduciendo lo más posible sus costos", sostuvo el ejecutivo boliviano.

Aunque Bolivia seguirá la tendencia internacional de la reducción de los costos operativos, no hará lo mismo con las inversiones para el desarrollo del sector, que se mantendrán e incluso aumentarán en el próximo quinquenio, afirmó.

"La inversión se está manteniendo, incluso se está duplicando. En los próximos cinco años tenemos que invertir más de 12.000 millones de dólares", dijo Achá, tras destacar que la cifra es superior a los 11.000 millones invertidos desde 2006.

Enfatizó la importancia de que YPFB sea eficiente y austera, tras ser consultado sobre la preocupación de sindicalistas del sector sobre posibles disoluciones o fusiones en las filiales YPFB Chaco y de YPFB Petroandina, esta participada en un 40 % por PDVSA.

Chaco registra cifras rojas, mientras que Petroandina tuvo dos operaciones de perforación fallidas al no hallar reservas de hidrocarburos de importancia comercial en los dos lugares en los que exploró, en Timboy X2 (sur) y Lliquimuni X1 (noroeste).

"No va haber cambios radicales en toda la administración de nuestras subsidiadas. Sin embargo, va haber una optimización en las actividades", indicó Achá para defender la obligación de pensar en medidas eficientes para la corporación, que tiene once filiales.

Señaló que en el transporte de hidrocarburos, ahora a cargo de cuatro empresas (YPFB-Transporte, Transierra, GTB y Logística), la obligación "es tener una única empresa".

"Es un proceso que nos marca la eficiencia del uso de todos nuestros recursos y en algún momento también pensaremos en la actividad de exploración y explotación", agregó.

Sobre la venezolana PDVSA, Achá destacó que en una sociedad cada una de las partes tienen la obligación de inversión.

"Mientras PDVSA pueda garantizar una inversión para futuros proyectos la sociedad continuará. Tenemos que buscar que todas las empresas sean eficientes y puedan garantizar un retorno de toda la inversión que se tenga que hacer", consideró.

Así, PDVSA y YPFB deben evaluar si continúan con Petroandina buscando hidrocarburos en Lliquimuni porque, defendió, en esa región del noroeste hay reservas de energéticos.

En los últimos años, también resultaron negativos los pozos Ingre X2, Víbora 35H, Sararenda X1 y hace pocas semanas Itaguazurenda X3.

Al respecto, Achá enfatizó que la exploración es de alto riesgo y precisó que también hubo resultados positivos que permitieron duplicar las reservas de petróleo y aumentar las del gas natural, producto que se exporta a Argentina y Brasil.

Aludió al hallazgo hecho en 2015 por YPFB-Andina, participada por Repsol en un 48,3 %, de una reserva de petróleo de 28 millones de barriles, que fue el primer descubrimiento de crudo en el país andino en casi un cuarto de siglo.

Para ilustrar el crecimiento, indicó que en 2009 se estimaron las reservas de gas natural en 9 billones de pies cúbicos (TCF en la nomenclatura anglosajona), las mismas aumentaron a 10,45 billones en 2013 y ahora YPFB registró dos billones más desde 2014.

En cuanto a la posibilidad de que YPFB haya pensado en comprar acciones de Repsol en YPFB-Andina, Achá dijo que "la relación entre el Estado boliviano y la empresa española es de lo más cordial" y defendió que a Bolivia le conviene mantener la sociedad, tomando en cuenta los riesgos que conlleva la exploración.

"Tener un socio, no dueño, sino socio estratégico, como es Repsol, nos lleva a tener una conveniencia en la inversión que tengamos que hacer en ese riesgo exploratorio", sostuvo.

Destacó como importante que YPFB y Repsol ya tengan un plan aprobado para desarrollar la exploración en los nuevos campos sureños de Boicobo y Boyui, donde se presume un potencial de 5 billones de pies cúbicos de gas natural.

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

Visto 462 veces

Últimas Noticias

Prev Next

La llegada

La llegada

Mientras la pandemia no da muestras de debilidad, me llama mi amigo Tony Peredo, un...

¿Quién soy?

¿Quién soy?

Subo la escalera en nuestra casa y sé que estoy soñando porque no tengo idea...

Fantasía

Fantasía

Gente que conozco bien pero también numerosas personas que conozco sólo superficialmente me han hecho...