Santa Cruz de la Sierra

Pobres compatriotas

Información adicional

  • Sienna: tbg-sienna

En pasados días el mundo se anotició de una ola de xenofobia contra bolivianos radicados en Argentina. Se conoció que los compatriotas estaban siendo perseguidos en las villas que habitan e incluso muchos de ellos, decidieron volverse al país, por temor a la reacción violenta
El periódico El Clarín reportó que un asesinato cometido el fin de semana desató un brote de xenofobia en el barrio Las Delicias de Río Cuarto, un precario asentamiento ubicado en la costa norte del río, poblado por la comunidad boliviana. El sábado a la madrugada, un grupo de jóvenes atacó a Jorge Alexis Rodríguez (28) cuando volvía a su casa y lo asesinó a golpes, machetazos y disparos. Por el homicidio, el fiscal Julio Rivero ordenó la detención de dos bolivianos adultos y dos argentinos, uno de ellos menor de edad.
Tras los arrestos, el domingo en la noche, amigos y familiares de la víctima atacaron la vivienda donde fueron detenidos los dos extranjeros: la prendieron fuego y golpearon a otro compatriota, que fue hospitalizado. Severina, su esposa, embarazada de 8 meses, ya decidió irse de Río Cuarto. La madre del joven asesinado, Sandra Argüello, había dicho por TV: “Los van a matar, porque están indignados. Ellos mataron a mi hijo. Queremos que saquen a los bolivianos”.
El periódico argentino dio amplia cobertura a la acción xenofóbica, señalando que muchos bolivianos solamente pidieron entrar a sus casas para recoger sus cosas y volverse a su país de origen.
Es triste lo ocurrido en Argentina, país donde existen millones de bolivianos, quienes son mano de obra cotizada para los trabajos más pesados.
Sin embargo, lo señalado en el reporte periodístico que impactó, muestra la dura realidad por la que deben pasar los compatriotas, que agobiados por la falta de oportunidades en el país, tuvieron que salir fuera de nuestras fronteras y pasar por humillaciones y amenazas incluso contra su integridad física.
Se sabe que no es fácil la vida de los migrantes, que aparte de realizar los trabajos más duros, entre ellos los insalubres, deben soportar esas acciones de retrógrados que en algunas oportunidades cuentan con el apoyo incluso de sus gobernantes.
Solamente basta escuchar las historias de los compatriotas para establecer su sufrimiento, aunque algunas veces prefieren callar, con el propósito de no preocupar a quienes se quedaron acá y son la razón para haberse marchado.
A pesar del bárbaro acto de xenofobia, no se escuchó pronunciamiento oficial de las candidaturas respecto a las oportunidades que puede ofrecerles el país para que retornen y dejen de ser considerados ciudadanos de última clase, a quienes tienen el derecho de pisotearlos, solamente por el hecho de haberse ido a buscar ganar su dinero de manera honrada para garantizar la subsistencia de su núcleo familiar.
Los compatriotas incluso son esclavizados y ahora correteados. Es el momento de pensar también en ellos para mostrarles la posibilidad del retorno.

 

Redacció: La Estrella del Oriente

Visto 235 veces

Últimas Noticias

Prev Next

Bolivia Dice No denuncia noticias falsas…

Bolivia Dice No denuncia noticias falsas contra Óscar Ortiz

La alianza Bolivia Dice No presentó una denuncia formal ante el Órgano Electoral, por la...

Defensoría condena gigantografías con fo…

Defensoría condena gigantografías con fotos de víctimas de Octubre y pide al OEP que sancione

La Defensoría del Pueblo, mediante un comunicado, expresó su rechazo y condena por el uso...

Denuncian que el Gobernador del Beni pre…

Denuncian que el Gobernador del Beni pretende aprobar Ley de suelos a favor de ganaderos

El presidente de la Central de Pueblos Étnicos Mojeños del Beni (CPEM-B), Luis Héctor Tamo...