Santa Cruz de la Sierra

¿Existen los amores felices?

Información adicional

  • DodgerBlue: tbg-dodgerblue

A las chicas de los 70, sufrir por amor nos daba placer. Y así fue durante mucho tiempo. Depositábamos en un mismo individuo amor, pasión, sexo y - como si esto fuera poco- soñábamos con el príncipe azul, que iba a hacernos confluir todos estos sentimientos. ¿Cómo te ibas a dar cuenta de que estabas enamorada si no sufrías?

Ahora que pasó el tiempo, pasaron relaciones, parejas...¿cómo hacemos para darnos cuenta de que estamos enamoradas? Es una pregunta que siempre me hago. ¿Existen los amores felices? Después de leer novelas, ver películas románticas y sufrir con cada letra de bolero me parece que no. Que los grandes amores y las grandes pasiones están destinados al desencuentro. 

Todas tenemos en la cabeza y en el corazón la idea de un amor romántico, pero ninguna está dispuesta al sacrificio de sufrir. Estamos light. Somos las heroínas de otra vida. No la de “Lo que el viento se llevó”, no la de “Los puentes de Madison”. Si consulto hoy con mujeres de distintas edades, ninguna quiere sufrir por amor, ninguna quiere ya una pasión devoradora. Hay quienes ya reniegan de una pasión. Y mucho menos devoradora. ¿Estamos todas más sabias? ¿O más resignadas? Queremos una pareja que mantenga el equilibrio, que nos dé tranquilidad. 

Todo eso del deseo no correspondido que provoca el sufrimiento psíquico son temas que hemos dejado atrás. ¿Será así? ¿Ninguna tendrá en el fondo de su corazón un amor imposible? Todo sufrimiento debe tener un significado. Ya no ponemos el énfasis en el dolor para que una relación tenga sentido. Es al contrario, el sentido es que nos dé felicidad.

Hoy, después de mucho transitar, las chicas podemos separar la pasión, del amor y del sexo. Habrá sido útil aprender a controlar nuestros sentimientos para que las situaciones no nos lleven puestas, así nomás. No somos hojas al viento. No estamos tan disponibles. Es interesante cuando Illuz habla de la arquitectura de la elección. Se trata de los criterios con los que cada uno evalúa un objeto, sea una obra de arte, un dentífrico o un posible amor.

Cada persona consulta sus emociones y sus conocimientos para tomar una decisión. Las chicas de los 70 a veces eligen estar solas. Con cada decisión ahora podemos prever las consecuencias. Aprendimos eso que se llama costo- beneficio, nosotras las chicas de los 70. ¿Nos hará felices evaluar tan escrupulosamente cuando una relación es una inversión o un gasto?

 

Visto 70 veces

Últimas Noticias

Prev Next

Ecuador: Al 72.3%: Lenin Moreno logra el…

A las 21:30 de ayer fue la última actualización en el portal del Consejo Nacional...

Entrevista: Zapata señala que fue usada …

“Reconozco que he mentido, pero no he mentido porque de mí hubiera nacido la mentira”...

Blooming se queda con los tres puntos en…

Con la conquista del gol del triunfo (3-2) a un minuto del final reglamentario, el...