Descartan deportación de bolivianos en Argentina por efecto del decreto Macri

Información adicional

  • Brown: tbg-brown

La misión oficial del gobierno que vino a la Argentina salió satisfecha de la reunión con el vicecanciller Pedro Villagra, porque se descartó una posible ola de deportaciones de los bolivianos ilegales y que la mayoría de los connacionales llegan para trabajar de manera honrada, aunque las autoridades admiten que hay una mínima cantidad de bolivianos detenidos por delitos del narcotráfico.

La comisión estuvo conformada por el ministro de Desarrollo Rural, Cesar Cocarico, el viceministro de Comercio Exterior, Clarems Endara, el presidente del Senado, José Alberto Gonzales, e ingresó acompañado por el embajador Santos Tito y el cónsul Ramiro Tapia que trajeron la posición boliviana con relación al decreto migratorio.

Cocarico dijo que el primer elemento de la reunión a rescatar y es el hecho de que el decreto precautela el ingreso de personas que cometan delitos en territorio argentino, es decir, es un decreto de cuidado.

“Había una interpretación de la comunidad boliviana en sentido que se utilizaría el decreto como argumento para que en cualquier situación, los bolivianos sean deportados de territorio argentino, creo que hay que desechar esa primera idea y, obviamente, es un hecho que merece una aclaración  hacia nuestra comunidad”, declaró la autoridad.

Anunció que en la reunión que sostendrán con la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, podrán consolidar estas aclaraciones para continuar con las relaciones armoniosas que siempre existió entre Bolivia y Argentina. El encuentro se producirá es martes por la mañana (10:00 Hora boliviana) y en la tarde serán recibidos por el director de migración argentina.

Sostuvo que la estigmatización se dio más por los medios de comunicación y por ello la reunión con el vicecanciller “fue muy positiva porque no es el  hecho de estigmatizar absolutamente a nadie y tampoco el objetivo de la norma es implementar un proceso de regularización, sino por el contrario, cuidar el ingreso de delincuentes a territorio argentino o de no permitir la estadía de delincuentes, eso lo hace cualquier país”, indicó.

El presidente del Senado, José Alberto Gonzales también salió satisfecho frente al clima negativo que se ha generado tras el decreto y señaló que está claro que la norma no es para estigmatizar a los bolivianos con temas del tráfico de drogas.

Gonzales sostuvo que demostraron al vicecanciller que en la provincia de Buenos Aires, en el sistema carcelario, hay aproximadamente 39 mil presos. De esa cantidad, 190 son bolivianos, y de esos, 14 están vinculados a causas del narcotráfico

“El hecho de vincular al narcotráfico es una injusticia un atropello, que no es lo que busca la norma, sino es lo que se ha generado en medios de  comunicación. Hemos notado un aflojamiento, porque el ánimo de esta visita es bajar las tensiones. No nos interesa seguir inflando y generando discrepancias o diferencias, no vamos a hacerlo de esa manera”, manifestó. 

El cónsul boliviano, Ramiro Tapia, informó que a partir de ahora iniciará contactos con la colectividad boliviana para “devolverle la tranquilidad”, porque el derecho a la ciudadanía está garantizado, así como la reinserción familiar para que cualquier boliviano que tenga familia en Argentina venga a integrarse a su familia, también se respetará el derecho al trabajo digno, el derecho a la salud y educación.

“Estamos dando pasos sólidos para devolver tranquilidad a los bolivianos que en todo caso es una persona honesta, trabajadora, y no hacía falta epítetos innecesarios con anterioridad. El gobierno boliviano seguirá trabajando en favor de los compatriotas”, declaró.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: Erbol

Visto 263 veces