Santa Cruz de la Sierra

La ruptura y la transición (II)

Información adicional

  • DodgerBlue: tbg-dodgerblue

Sin embargo lo que en realidad se desplaza es el conjunto del humor social, hasta tal punto que termina de mover en una u otra dirección a los independientes (o indiferentes). No es un proceso molecular, es un movimiento colectivo. Lo que se vivió fue la expresión electoral de un movimiento que hizo la sociedad argentina como conjunto. Y que consiste en la decisión de no admitir más la extorsión que obligaba a mantener el apoyo o la resignación al gobierno “si no queremos ser Venezuela”. Se rompió el mito fundante del macrismo, la identificación de Cristina y sus seguidores con el mal absoluto, que abarca desde el terrorismo mundial hasta la cantidad de gente que vive sin trabajar en este país. El proceso de gobierno de Macri fue carcomiendo el atractivo de ese mito. La elección puso en acto su crisis.
El gobierno fue, hay que insistir, un factor muy importante de esta ruptura, dados los retrocesos generales provocados por su política. El otro factor central fue el proceso que desencadenó la decisión de Cristina el 18 de mayo último, la de promover la candidatura de Alberto y “aceptar” el lugar de vicepresidenta. Fue el momento decisivo del último tramo de nuestra vida política. No porque haya inventado el proceso de unidad de la oposición, que se insinuaba y se desarrollaba desde antes, sino por destrabar el mecanismo que lo condicionaba, que era justamente la base del mito macrista. Hablamos del peso que en la estructura justicialista tenía el veto a la figura de la expresidenta, sostenido en términos parecidos a los de la retórica de Marcos Peña. Claro que ese veto se había ido debilitando en un proceso de mutuo acercamiento con importantes cuadros políticos y sindicales. Un proceso, dicho sea de paso, que es inseparable de la adhesión popular que conservó y amplió Cristina. Lo cierto es que la unidad de la oposición fue lo que galvanizó la ruptura del mito macrista que venía madurando en el país.
La situación es de enorme complejidad. El gobierno actual es enteramente responsable de esta situación. Fue su política y no la herencia de los gobiernos anteriores lo que nos llevó a este lugar. No puede pedirse a la oposición que se haga cargo de la situación. Pero tampoco puede la política quedarse pasivamente mirando el deterioro progresivo de la nación y el daño tremendo que se le inflige a su pueblo a la espera de diciembre. En Argentina empezó una transición y tenemos que ser conscientes de eso.

Visto 606 veces

Últimas Noticias

Prev Next

El monito y la ardilla

El monito y la ardilla

Estoy con mi hijito Sebastián y mi sobrino Sergito en el zoológico municipal. Sergito dice:...

Revelan que material de campaña del MAS …

Revelan que material de campaña del MAS se elaboraba en la Editorial del Estado a cuenta de ministerios

El Gobierno denunció este miércoles que, en el periodo del MAS, la Editorial del Estado...

Disney estrenó nuevo adelanto de Mulán, …

Disney estrenó nuevo adelanto de Mulán, pero sin el dragón [+VIDEO]

Mulán volverá a conquistar la pantalla grande este 27 de marzo de 2020, pues Disney...