Santa Cruz de la Sierra

Dejó la medicina para ser estrella porno, así reaccionaron sus padres

Sylvia ha estado trabajando en la industria del cine para adultos durante cinco años y dice que ahora es completamente normal para ella Sylvia ha estado trabajando en la industria del cine para adultos durante cinco años y dice que ahora es completamente normal para ella foto:Internet

Información adicional

  • Sienna: tbg-sienna

Silvia Saige trabajó duro en la escuela, fue a la universidad y consiguió un excelente trabajo como radióloga. Sus padres estaban orgullosos de ella.

Pero había algo en su vida que no estaba bien, ella misma lo notaba. A pesar de pasar sus días ayudando a las personas y haciéndolas sentir a gusto, sabía que no estaba contenta y que era hora de un cambio.

Se mudó a Los Ángeles para perseguir el sueño de ser comediante, pero después de unos meses en los que sintió que las cosas no iban como espera, apostó por otro gran giro que cambió  su vida para siempre: se inscribió para convertirse en una estrella de cine para adultos.

Ahora, esta mujer de 35 años ama su trabajo y puede ganar más de $ 1,200 por solo unas horas de trabajo. Eso es el lado positivo, lo negativo es que el impacto que su nuevo empleo ha tenido en sus padres.

En declaraciones a Mirror Online afirma que es la parte más difícil.

“La parte más difícil es saber que mi familia lo lleva mal y que no lo acepta como lo acepto yo. Quiero que mis padres estén tan orgullosos de mí como lo estaban cuando trabajaba en medicina. Nunca quise que mis padres sintieran mis fracasos. Tengo un título universitario y he trabajado muy duro, siempre”.

Admite que tenía muchas otras opciones para ganarse la vida, pero eligió el sexo. Eso molestó a muchas personas, incluida a la familia.

“Me encantaría que mi familia esté orgullosa de mí y me presente como su hija que trabaja en el sexo, en lugar de tener que ir a reuniones familiares y fingir que soy otra persona. Estoy orgullosa de lo que hago”, declara ella.

Al principio, sus padres estaban extremadamente en contra de su decisión, pero Sylvia dice que ahora están un poco más resignados y muestran signos de aceptación.

“Mi padre es más comprensivo que mi madre, mi madre es más religiosa”, explica.

El trabajo de Silvia en la industria para adultos le ha abierto muchas otras puertas, y ahora también presenta su propio programa y un podcast sexual.

Su compromiso actual es ayudar a deshacerse de las connotaciones negativas sobre el sexo y la industria del cine para adultos.

Redacción: Leo.com      

Fuente: Agencias

 

 

Visto 545 veces

Últimas Noticias

Prev Next

La llegada

La llegada

Mientras la pandemia no da muestras de debilidad, me llama mi amigo Tony Peredo, un...

¿Quién soy?

¿Quién soy?

Subo la escalera en nuestra casa y sé que estoy soñando porque no tengo idea...

Fantasía

Fantasía

Gente que conozco bien pero también numerosas personas que conozco sólo superficialmente me han hecho...