Santa Cruz de la Sierra

Compartiendo

Información adicional

  • DodgerBlue: tbg-dodgerblue

Mi esposa Emmita le pregunta a nuestro hijito Sebastián: “¿Qué querés hacer hoy, mi vida? ¿Me acompañás al parque Los Mangales I? ¿Querés ayudarme a cocinar y repartir la comida de la olla común de la Alcaldía?”. Sebastián niega con la cabeza y dice: “No gracias, mamá. Quiero volver al bloqueo de la Madre India con mi papá”. Emmita me mira preocupada y pregunta: “¿No se está volviendo demasiado peligroso?”. Le contesto: “Hasta ahora el bloqueo de la rotonda de la Madre India tiene un carácter súper pacífico y agradable. Buena onda, realmente. Y hay muchos niños durante el día. Así que Sebastián puede jugar allí hasta la noche”. Mi esposa muestra una sonrisa escéptica. Pregunta: “¿Y vos? ¿Qué haces vos todo el día en el bloqueo? Haciéndote el importante, el guardián inclaudicable, me imagino”. Le explico: “No, lo paso charlando con todo el barrio”. Emmita indaga: “¿Charlando de la política, con grandes análisis eruditos?”. Contesto: “La gran paradoja es que no se habla casi nunca de política en el bloqueo. Te lo dije, es muy agradable, de verdad. Lo que hacemos es charlar y compartir. La gente se está mostrando increíblemente generosa y solidaria. En serio, el ambiente del bloqueo es algo muy especial. Hay que verlo, hay que vivirlo”. Emmita dice: “Te entiendo, lo sé. Cocinando con mis amigas para la olla común también es algo muy especial. Me puedo imaginar perfectamente cómo la están pasando en La Madre India. Pero, estoy preocupada. La situación se está poniendo tensa. No sé si los niños pueden seguir divirtiéndose”. Sebastián anuncia: “Mamá, voy a ir con mi papá al bloqueo y voy a llevar mi caja de Lego. Quiero compartir con los demás niños”. Mi esposa le dice: “Se van a cuidar bien el uno al otro, ¿me lo prometés? No estoy bromeando, Sebastián. Me lo vas a cuidar bien a tu papá. Porque tu papá es torpe, puede fácilmente meterse en un lío. Y vos vas a compartir con los demás como un niño grande y amable. Te conozco. Normalmente, no te gusta compartir”. En el cruce de la Madre India nos despedimos de Emmita. Luego nos dirigimos a los semáforos donde prácticamente están reunidos todos los niños del barrio. Sebastián pone su caja de Lego en el suelo y dice con voz de mando: “Aquí está mi Lego. Vamos a jugar juntos. Los niños grandes vamos a armar las cosas. Y después, los niño pequeños pueden desarmar las cosas”. Mi hijito me mira y explica: “Estamos compartiendo, ¿no es cierto, papá?”.

Allart Hoekzema Nieboer   MIGAJAS

Visto 389 veces

Últimas Noticias

Prev Next

Oración

Oración

Mi hijito Sebastián me despierta temprano en la mañana. Una lluvia torrencial azota el viejo...

Añez asegura que convocará a elecciones …

Añez asegura que convocará a elecciones con o sin ayuda de la bancada del MAS

La presidenta del Estado, Jeanine Añez, aseguró hoy que convocará a las elecciones con o...

Empresarios privados reconocen a Áñez y …

Empresarios privados reconocen a Áñez y llaman a recuperar actividad productiva

La Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) expresó la tarde de este jueves su...