Santa Cruz de la Sierra

Alternancia

Información adicional

  • DodgerBlue: tbg-dodgerblue

Salgo de la casa cruceña de antaño de mis suegros para ir al taller de mi esposa Emmita. Cruzo la avenida La Barranca y en la plazuela me topo con mi amigo Juan Carlos Céspedes, dueño del “Toborochi”, el mejor restaurante del barrio El Trompillo. Me siento a su lado en el banco. Me dice: “Querido Allart, vos que sos periodista y conocés muchos países y realidades diferentes, ¿podés comparar lo que hemos vivido en las últimas semanas aquí en Bolivia con algo que has visto en otros lugares? Es decir, nuestra rebelión como vecinos, con pititas y bloqueos pacíficos, que hizo caer a un gobierno aparentemente fuerte, me parece una cosa bastante peculiar, tal vez única, ¿no es cierto?”. Digo: “En primer lugar, es verdad, soy periodista y he visto otros lugares, pero siempre como observador fugaz y superficial. O sea, no soy conocedor de ningún país, ni siquiera del país donde nací. Vivo fuera de Holanda desde el año 1992. Además, nunca he sido un buen reportero porque soy más teórico que práctico. Entonces, por lo general, hacer un parangón con algo que he leído o estudiado me resulta más fácil que hacerlo con algo que he observado en persona”. Juan Carlos me mira con ojos vidriosos y comenta: “Sinceramente, no sé si te entiendo. Dejame probarlo de nuevo, esta vez con una pregunta más concreta. ¿Vos creés que el sorpresivo cambio de gobierno ha sido un proceso democrático?”. Contesto: “Bueno, deshacerse de un gobierno con métodos violentos ha sido la regla en la historia de la humanidad. La democracia es un mecanismo pacífico inventado por los griegos que sólo recientemente ha logrado una amplia aceptación en el mundo. Entonces, si la democracia es un método pacífico para deshacerse de un gobierno, tendríamos que establecer primero el  grado de pacifismo que se ha manifestado durante la rebelión y el cambio de gobierno. A ver, a mí me parece… “. El dueño del restaurante “Toborochi” ahora cierra sus ojos vidriosos, niega con la cabeza y suspira: “Ay, querido Allart, aprecio tus esfuerzos intelectuales, pero no te entiendo en absoluto. Voy a hacer una última tentativa. Ahora que han anunciado la convocatoria para elecciones nuevas, ¿pensás que por fin vamos a presenciar una verdadera alternancia en el poder?”. Comienzo mi análisis: “Hay que ver qué significa ‘alternancia’ en el contexto actual. Vale decir, ¿va a haber un cambio real o un cambio lampedusiano?“. De pronto, Juan Carlos Céspedes se levanta y se va sin despedirse.

Allart Hoekzema Nieboer   MIGAJAS

Visto 393 veces

Últimas Noticias

Prev Next

Las dos caras que muestra la Avenida de …

Las dos caras que muestra la Avenida de las Américas

La avenida de las Américas está ubicada en el barrio Petrolero de la ciudad. Con...

Con media superada, se esperan más lluvi…

Con media superada, se esperan más lluvias

Las precipitaciones pluviales en la ciudad, que ya superaron la media normal de enero, caracterizado...

Educación afirma que inscripciones se de…

Educación afirma que inscripciones se desarrollan con normalidad pese a reclamos

 Después de inspecciones a varias unidades educativas del centro de la ciudad con el fin...