Santa Cruz de la Sierra

Lo enviarán a Brasil Asesinó y descuartizó a una familia porque le debían plata

CAPTURA. El sujeto había cambiado su aspecto físico para no levantar sospechas y pasar desapercibido, confesó que ingresó a Santa Cruz hace un mes y medio por tierra CAPTURA. El sujeto había cambiado su aspecto físico para no levantar sospechas y pasar desapercibido, confesó que ingresó a Santa Cruz hace un mes y medio por tierra

Información adicional

  • RoyalBlue: tbg-royalblue

Motivos económicos fueron la causa del asesinato y posterior descuartizamiento de una familia boliviana en San Pablo, Brasil. Gustavo Vargas Arias confesó ayer que es el responsable del horrendo crimen ocurrido a fines del año pasado. Presentado ante los medios de comunicación, el criminal dijo que mató a la pareja porque el hombre le debía dinero y que dio fin con la vida del niño porque no sabía qué hacer con él.

Vargas fue capturado el sábado en la zona de la Villa 1ro. de Mayo, de Santa Cruz de la Sierra. En sus declaraciones a la Policía Boliviana, confesó haber descuartizado a una familia de bolivianos la noche de Navidad de 2018.

“Me debía dinero. Prometió que me iba a pagar pero no cumplió”, dijo Vargas Arias, quien fue presentado a los medios de comunicación.

“Nadie sabía nada de lo que hice, mi esposa no sabía nada”, respondió ante la consulta de quiénes conocían del crimen ocurrido en un taller de textiles en Sao Paulo.

Con total frialdad, el homicida confeso señaló, “al niño lo maté dos días después de haber matado a sus padres. Le dije que sus padres se habían ido al mercado a comprar. No sabía qué hacer, lloraba mucho y preguntaba por sus padres”, confesó.

El criminal fue presentado en la víspera en Santa Cruz y en la oportunidad las autoridades bolivianas informaron que se tomó la decisión de entregar al sujeto a Brasil, puesto que en ese país se cometió el macabro crimen.

La información fue proporcionada ayer, en conferencia de prensa, por el ministro de Gobierno, Carlos Romero. También estuvieron el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen, Gonzalo Medina y el comandante departamental de la policía, Igor Ilich Echegaray, quien indicó que se harán los trámites con la Interpol para hacer la entrega del aprehendido.

Vargas es acusado de matar a Jesús Reinaldo  C. S. de 39 años, Irma Morante Sanizo de 38 y su niño de siete años, Gian Abner Morante, en el estado de San Pablo en Brasil. 

Los cuerpos de las víctimas, que estaban desaparecidas desde el 22 de diciembre, fueron encontrados mutilados y escondidos en valijas al interior del baño de una vivienda, el 8 de enero. 

El coronel Gonzalo Medina, director de la Felcc, dijo que el acusado confesó haber asesinado a la familia, con la cual era socia en el negocio de la costura. 

El homicida contó que tuvo una discusión por temas económicos con su concuñado, a quien mató en primer lugar. Horas después asesinó a la mujer, porque ésta lo amenazó con llamar a la policía y dos días después acabó con la vida del niño, quien le preguntaba sobre sus padres. 

Tras el crimen, Vargas emprendió su fuga. Entró a Bolivia por Puerto Quijarro, sin hacer trámites migratorios.

De acuerdo con el informe policial, deambuló por tres semanas, viviendo en distintos alojamientos, en los cuales se registraba con una cédula de identidad falsa. Se hizo crecer el cabello y la barba para cambiar su apariencia.

El sujeto llegó a Santa Cruz de la Sierra donde alquiló una vivienda en el séptimo anillo, en la Villa Primero de Mayo, donde radicó aproximadamente un mes, hasta que fue encontrado por los efectivos policiales.

Se conoce que Vargas hizo una llamada a su hermano, de la cual tomó conocimiento la policía que hizo un trabajo técnico para localizar el origen del contacto. 

Una vez determinada la zona, se encontró la vivienda del prófugo y, con ayuda del dueño del inmueble que ya había visto conductas sospechosas, se logró la captura.

 

DECLARACION CONFESORIA

Con absoluta frialdad Gustavo Santos  Vargas Arias confesó a los medios cómo y por qué mató a la familia.

Dijo que su cuñado prometió pagarle con máquinas y vivienda el trabajo que realizaban en su taller textol, pero no cumplió. “Nosotros trabajábamos (con su esposa) desde 06.00 de la mañana hasta las 11 de la noche, como esclavos. Hemos cumplido con nuestro trabajo y llegada la hora no quiso pagarnos nada. Yo no planifiqué nada y tampoco les robé un solo peso como están diciendo”, afirmó Vargas, quien dijo que tuvo una discusión con  Jesús Reinaldo por la deuda, aseguró que su esposa no sabía nada de lo que había hecho. Indicó que para mutilar los cuerpos utilizó un cuchillo de mesa. 

 

 

CAROl SUAREZ MELGAR

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Visto 126 veces

Últimas Noticias

Prev Next

La soya es el cultivo más golpeado Pailó…

La sequía está golpeando muy duro a los cultivos de los municipios de la zona...

En el barrio 4 de Agosto Felcv halla res…

En el barrio 4 de Agosto Felcv halla restos óseos de una mujer en un lote baldío

La Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv), de Los Lotes, encontró los restos...

Investigación por corrupción en Riberalt…

Investigación por corrupción en Riberalta Gobierno acusa a vocal de justicia por enriquecimiento

El viceministro de Transparencia, Diego Jiménez, informó que se ha presentado una denuncia penal contra...