Santa Cruz de la Sierra

El sueño del bandolero ( 22)

Información adicional

  • DodgerBlue: tbg-dodgerblue

En plena noche entra al patio trasero mi hijito Sebastián. Lleva su disfraz de vaquero. Nos dice:

—¿Puedo charlar aquí con ustedes también? Menos mal, papá, que de nuevo te gusta charlar. ¿Sabías vos, tío Tony, que antes a mi papá le gustaba muchísimo charlar, y después ya no, pero ahora, por fin, ha vuelto a charlar mucho? Menos mal, en serio. Mi papá es así. Es muy extraño.

—Vení, mi niño mágico —dice el cineasta Tony Peredo no sin alivio—. Vení a charlar con nosotros. Tenés toda la razón del mundo. Tu papá es muy extraño. Tiene manías cíclicas.

—¿Qué querés decir con “manías cíclicas”? —protesto—. Más bien soy un tipo bastante estable.

—Mi mamá dice que mi papá está súper loco —le explica nuestro hijito al cineasta—. ¿Y sabías vos que mi papá ya puede ayudarte con la historia del bandido Hurtado? Ya puede escribir el libro, porque la locura de mi papá ya no le preocupa a mi mamá. Ella dice que tengo que cuidarlo bien.

—Te voy a ayudar a cuidarlo bien a tu papá durante todo el proyecto —le dice su tío Tony a Sebastián—. Pero vos, mi niño mágico, tenés que prometerme algo importante. ¿De acuerdo?

—No me gustan las promesas. Mi papá siempre me dice: “Prometé que te vas a comportar bien, prometé que vas a hacer tu tarea, prometé que vas a ser muy buen alumno”. ¡Uf!, muy aburrido.

—No te preocupes —dice el cineasta—. Yo te voy a pedir solamente que sigas haciendo tus dibujos del bandolero. Soy muy visual. Un libro no es suficiente como base. ¿Me lo prometés?

—Tío Tony, hay un problema —confiesa mi hijito—. No sé si puedo seguir dibujando. Ya hice un montón de dibujos. Pero para dibujarlo bien a Hurtado tenemos que ir al aeropuerto El Trompillo.

El cineasta Tony Peredo vuelve a mostrar su gran sonrisa de Hollywood y me dice todo lacónico:

—Bueno. ¿Por qué no? Hacele caso a tu hijo. ¡Vamos al aeropuerto! Ya formás parte del equipo y tu esposa ya no tiene objeciones. Vámonos ahora. Una caminata nocturna nos va a hacer bien.

—Ay, no, Tony, sé realista, te ruego —digo—. Ya es tarde y mirá cómo está vestido Sebastián.

—¡Mirá cómo estás vestido vos! —rebate mi hijito—. Yo estoy listo. ¡Vos estás en tu pijama!

Subo la escalera, entro a nuestra habitación, en donde mi esposa Emmita sigue durmiendo como una princesa. Me visto y dejo la habitación, todo calladito, Es decir, actúo, también literalmente, “como un ladrón en la noche”. Continuará.

Visto 278 veces Modificado por última vez en Martes, 19 Febrero 2019 06:57

Últimas Noticias

Prev Next

ESPAÑA-¿Vuelve el tridente?

ESPAÑA-¿Vuelve el tridente?

El PSG parece haberle perdido la paciencia a Neymar, por sus lesiones y el incidente...

Argentina se enfrenta a Paraguay-Obligad…

Argentina se enfrenta a Paraguay-Obligados a ganar

Argentina y Paraguay, que empezaron la Copa América de Brasil con mal pie, se jugarán...

BOLIVIA VOLVIÓ A CAER EN LA COPA AMÉRICA…

BOLIVIA VOLVIÓ A CAER EN LA COPA AMÉRICA-Se lo dieron vuelta

La ilusión de Bolivia se había trasladado hasta el Maracaná de Río de Janeiro. A...