Santa Cruz de la Sierra

Crudo, insensible y desgarrador: La dramatización de cómo Popeye asesinó al amor de su vida por petición de Pablo Escobar

Crudo, insensible y desgarrador: La dramatización de cómo Popeye asesinó al amor de su vida por petición de Pablo Escobar Foto: Referencial

Información adicional

  • Sienna: tbg-sienna

“El Patrón del Mal”, fue una de las series biográficas que más se acercó a la cruda realidad de la historia violenta de Colombia durante los años que Pablo Escobar estuvo al mando del Cartel de Medellín, donde le hizo frente al gobierno colombiano.

Extorsión, corrupción, secuestros y muerte, fue lo que caracterizó el liderazgo de quien llegó a ser el hombre más rico del planeta. Sus sicarios, el brazo ejecutor de la mayoría de sus crímenes, también pasaron a la historia con un récord increíble de crímenes, uno de ellos fue Jhon Jairo Velázquez alias “Popeye”, quien falleció este jueves 06 de febrero tras una larga batalla contra el cáncer.

La serie producida por Caracol Televisión entre 2009 y 2012, mostró algunas escenas de cómo fueron los actores inescrupulosos de los asesinos a mando de Escobar.  En uno de los capítulos de la serie, dieron una dramatización de cómo fue una de las ejecuciones más sanguinarias de Popeye, quien asesinó al amor de su vida por orden de Pablo Escobar. 

El nombre de ese amor era Wendy Chavarriaga y la lealtad pudo más que el amor.  La escena que muestra Carlos Mariño (actor que interpreta a Jhon Jairo) muestra cómo ocurrieron los hechos, de cómo a sangre fría este ejecutó sin perdón a quien según era la mujer que más amó en su vida.  La serie fue aclamada por todos en América Latina.

Redacción: Leo.com

Fuente: Agencias

 

Visto 284 veces

Últimas Noticias

Prev Next

Fantasía

Fantasía

Gente que conozco bien pero también numerosas personas que conozco sólo superficialmente me han hecho...

Pepitas de oro

Pepitas de oro

Recibo una llamada del urubicheño Dámaso Vaca quien me pregunta: “¿Estás aprovechando la cuarentena para...

El pacto

El pacto

En medio de la tan vasta como persistente pandemia hablo una vez al día por...