Santa Cruz de la Sierra

El incendio (I)

Información adicional

  • DodgerBlue: tbg-dodgerblue

Si de verdad la vida es arbitraria y el universo indiferente, ¿no sería mejor de una vez dedicarnos a prodigiosos y constantes disipaciones? Después de la locura me queda esta duda. Y en mi corazón sigue haciendo eco la siguiente frase: “Si yo fuese fuego, haría arder al mundo.”
Hubo un incendio en un templo dedicado al saber: la biblioteca de la Estación Argentina, cerca de nuestro barrio El Trompillo, sobre la avenida Ingeniero Francisco Mora, tercer anillo interno, entre las avenidas San Aurelio y 3 Pasos al Frente, al lado de la subalcaldía del distrito municipal 3. Mejor ser preciso en estos casos, porque los vecinos me están echando la culpa a mí. No les guardo rencor. Más bien los comprendo. Y ahora no sé si realmente tiene sentido fatigarme para demostrar mi inocencia. Sí sé que la destrucción de la biblioteca no habría ocurrido si mi cuñado argentino Sergio Perovic no me hubiera regalado una polera de Cancún y si mi esposa Emma no le hubiera regalado al alcalde de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra un busto en cerámica de Ludwig Wittgenstein.
Hablando de mis filósofos favoritos, el tan esquivo como lúcido apátrida Emil Cioran nos enseña que un pueblo no representa tanto una acumulación de ideas y teorías como de obsesiones. Sabemos que la mayor obsesión de los cruceños es la fiesta. No hay otro pueblo tan fiestero y, además, de manera tan compulsiva. Ahora bien, en una de las típicas e inevitables fiestas en el jardín de mis suegros, sobre la avenida La Barranca, me presenté en mi flamante polera que reza en letras con diseños aztecas: “México. Cancún.” Mi hijito Sebastián, de cuatro años de edad, estaba sentado en mi regazo y me comentó: “Papá, tu polera no dice ‘México’ sino ‘Mágico’.” El cineasta Tony Peredo, quien se encontraba a nuestro lado, le preguntó a Sebastián: “Entonces, ¿‘Mágico’ es un país?” Para nuestro asombro, mi hijito contestó: “No, tío Tony. ‘Mágico’ es un juego de lenguaje. Me encantan los juegos de lenguaje y soy muy buen jugador.” El cineasta le dijo: “Tu padre te debería llevar a la biblioteca Estación Argentina. Te va a gustar. Seguro.” Tony nos explicó que las categorías de esa biblioteca se llaman, según las exigencias del ‘método Wittgenstein’, ‘juegos de lenguaje’, que corresponden a diversas formas de vida: la del matemático, la del cineasta, la del periodista o la del político… Continuará.

 

Allart Hoekzema Nieboer MIGAJAS

Visto 225 veces Modificado por última vez en Domingo, 03 Septiembre 2017 23:11

Últimas Noticias

Prev Next

Cuatro actrices de “Sin Senos Sí Hay Par…

Cuatro actrices de “Sin Senos Sí Hay Paraíso” se destapan en un bikinazo

Primero fue “La Diabla”, Majida Issa, luego Catalina ‘la pequeña’, Carolina Gaitán. Ahora cuatro actrices...

Kim Kardashian hizo 10 millones de dólar…

Kim Kardashian hizo 10 millones de dólares en un solo día con su perfume

En una década Kim Kardashian pasó de ser una socialité a una empresaria dueña de...

La camiseta de la Selección Colombia nun…

La camiseta de la Selección Colombia nunca lució tan bien, gracias a Miss Universo

La nueva camiseta de la Selección Colombia tiene una modelo de mucha altura y es...