Santa Cruz de la Sierra

Las letras que sobran

Información adicional

  • DodgerBlue: tbg-dodgerblue

Padre e hijo viajan por la carretera. Sufren un grave accidente. El padre muere y el hijo moribundo es llevado ante una eminencia médica para que salve su vida; sin embargo, al entrar al quirófano, dicha eminencia sostiene que no puede operar, ya que el moribundo es su hijo. ¿Cómo es posible si el padre murió en el accidente? ¿Puede ser que tuviese dos padres? ¿O que apareciera su verdadero padre? Lejos de ser una pregunta capciosa o la trama de una telenovela, la respuesta es simple: la eminencia médica es su madre. Este acertijo nos servirá de modelo y metáfora para colocar una pregunta fundamental: ¿por qué el lenguaje inclusivo inscribe su lucha en y desde el lenguaje?.
(Mal) interpretado en muchos casos, pareciera que la tendencia habitual es circunscribir al lenguaje inclusivo a una mera reforma lingüística, en donde, el reemplazo de una letra por otra, bastaría para su causa incluso tildando de aberrante o de desquiciado a quien lo emplee. Si algo nos ha enseñado la filosofía, es que el lenguaje está muy lejos de ser un objeto que dona nombres. Cada vez que lo hace, establece relaciones, delimita lo prioritario, pero principalmente esencializa, fija, y legitima lo que bautiza. Así al invocar una eminencia, es por efecto del uso naturalizado del lenguaje que nuestro referente inmediato sea un médico hombre y no mujer; que para resolver el acertijo, el promedio de las personas, pensara en proponer un nuevo padre, dejando de lado la respuesta más evidente, la madre.
Si el lenguaje no es solo un juego de nominalizaciones o de “correctas” conjugaciones, ¿Por qué César Vallejo en el poema Pedro Rojas, escribe “¡Abisa a todos los compañeros pronto!”? ¿Qué nos dice esa “b”? En principio, hace que el lector dirija su mirada a esa palabra, que en el accidente ortográfico evidencie la voz del subalterno, y a su vez la desesperación por ser escuchado. Ese “abisa” es una provocación abierta a lo convencional, que lejos de ser un capricho del poeta, es un acento que exige al lector a examinar las implicancias de la palabra. Por eso cuando se trata de deslegitimar al lenguaje inclusivo, apelando a que ni siquiera en lenguas en donde el género es indeterminado las sociedades no son más abiertas, se pierde el foco de esta lucha, ya que esta no pasa por agregar letras aleatorias sino por hacer que cuando el acertijo mencionado, aparezca en nuestra vida cotidiana, exista dentro del abanico de respuestas evidentes, el lugar de alguien que ha sido excluido.

Visto 275 veces

Últimas Noticias

Prev Next

Peligrosa costumbre

Peligrosa costumbre

El Ministerio de Salud estableció que siete de cada diez personas se automedican en el...

En Notre Dame-Sacerdotes oficiaron misa …

En Notre Dame-Sacerdotes oficiaron misa con cascos en la cabeza

La catedral parisina de Notre Dame albergó este sábado, aun con andamios tras el incendio...

Según conversaciones filtradas-Sergio Mo…

Según conversaciones filtradas-Sergio Moro promovió una campaña contra Lula da Silva

El juez a cargo del caso por corrupción que llevó a prisión al ex presidente...