Santa Cruz de la Sierra

El sueño del bandolero (82)

Información adicional

  • DodgerBlue: tbg-dodgerblue

De ida a la clínica El Trompillo en el auto del taxista don Braulio Robles pasamos por el atelier de mi esposa Emmita. Me bajo dándome cuenta de que el clima ha cambiado bruscamente. Está lloviznando y me empuja un fuerte viento del sur que cala los huesos. Adentro le pregunto a Emmita dónde está el urubicheño Dámaso Vaca, pero ella antes de contestarme se va hacia la parte posterior de la casita para luego volver con ropa de invierno de nuestro hijito Sebastián.
   —Abrigalo bien, por favor —me dice—. No sé si la clínica tiene calefacción, pero sí sé que ustedes van a quedarse allí por un tiempo. Dámaso ya está en el piso de la unidad de terapia intensiva, junto a Tony. Uno de los médicos lo llamó. Parece que ya saben quién es el paciente.
   En la gélida sala de espera de la clínica, el cineasta Tony Peredo nos confirma la gran novedad.
   —Respira hondo, Allart. No te alteres —me encomienda—. El paciente es Christian Haber.
   —Una locura, ¿no es cierto? ¿Podés creerlo? —comenta Dámaso—. Es tu personaje descartado.
   —¿Y dónde está la hermana del paciente? —pregunta Sebastián—. Se llama Liliana, ¿lo sabían?
   —Sí, otra locura —dice el cineasta—. Tiene el mismo nombre que la pobre hermana de Hurtado.
   —No sé – digo yo—. ¿Cómo podemos saber con certeza que el paciente se llama realmente así?
   —Lo dice ella. ¿Puedo pronunciar su nombre, Allart? ¿O te vas a marear otra vez? —pregunta Tony y yo me encojo de hombros—. Bien. Entonces, cuando nosotros llegamos aquí Liliana Haber ya se había ido. Los médicos nos dijeron que fue bastante convincente lo que la mujer les contó.
   —¿Papá? ¿Qué te pasa? —quiere saber Sebastián—. Tu cara tiene un color raro. ¿Estás bien?
   —No te preocupes, mi hijo —logro decir bastante normalmente—. Sólo siento un poco de frío.
   De pronto Sebastián corre hacia la puerta de la unidad de terapia intensiva, la abre y desaparece. Al cabo de una veintena de segundos vuelve, sonriendo, con una manta. Me dice no sin aplomo:
   —Es para vos, papá, para que te calientes. Me la dieron los médicos. Es una manta del paciente.
   —Quiero hablar con los médicos —digo—. Quiero saber exactamente lo que les contó la mujer.
   —Pero están muy ocupados —explica mi hijito—. Le están cambiando las vendas a la momia.
   —¿Momia? ¿Por qué no lo llamás Christian Haber? —le pregunta Dámaso. Continuará.

Visto 240 veces Modificado por última vez en Viernes, 17 Mayo 2019 15:26

Últimas Noticias

Prev Next

Milton Melgar: "El fútbol ha sido m…

Milton Melgar: "El fútbol ha sido manejado por dirigentes irresponsables"

El exfutbolista Milton Melgar, reconocido por sus grandes logros, habló con la agencia EFE sobre...

Cáceres considera un "fracaso"…

Cáceres considera un "fracaso" el bloqueo anunciado de Adepcoca

El viceministro  de Defensa Social, Felipe Cáceres calificó esta mañana como un "fracaso" la protesta...

JLo aparece bailando en sexy tanga enseñ…

JLo aparece bailando en sexy tanga enseñando su trasero y la critican

A tan solo días de su esperado cumpleaños número 50, Jennifer Lopez dejó ver su...