Santa Cruz de la Sierra

Los pájaros (II)

Información adicional

  • DodgerBlue: tbg-dodgerblue

Justo cuando empujé la puerta del restaurante chino llegó el cineasta Tony Peredo. Le dije: “Si no me equivoco, te vimos hace un rato. Estabas saliendo con dos perros blancos de la tienda de mascotas en la avenida La Barranca.” Mi hijito Sebastián me apoyó, diciendo: “Sí, tío. Estabas con dos perros yang.” Tony mostró (¿o acaso fingió?) perplejidad. Dijo: “No fui yo.” Rebatí: “Bueno. No nos saludaste, pero eso no significa que no fueras vos. Te conozco. Tengo grandes sospechas. Sos un cineasta y lo que hiciste allí en La Barranca me pareció una imitación del famoso cameo de Alfred Hitchcock al inicio de su película ‘Los Pájaros’.” Mi amigo Tony dijo: “No voy a discutir con vos.” Yo dije: “Obvio, porque ya gané la discusión.” Mi hijito exultó: “¡Sííí! Ya ganamos.” El cineasta observó: “Si vos y yo discutimos y vos vencés, ¿será acaso verdadero lo tuyo y falso lo mío?” Nuestro amigo Armando, el dueño del restaurante ‘Hua Yuan’ e indiscutible experto del taoísmo, intervino: “Bravo, Tony. Citaste al maestro más grande: Lao Tse. Por favor, chicos, pasen. Ya estamos sentados en la mejor mesa, con vistas a un hermoso espectáculo ornitológico.”

Nuestros compañeros de mesa eran el dueño del restaurante, el cineasta, el urubicheño Dámaso Vaca, el taxista don Braulio Robles y el sereno don Pedro Lero Tayo. Sebastián se lamentó: “Papá, somos solo siete. Quiero que seamos ocho.” Le dije: “Espere, hijo. No se sabe qué va a pasar. Tal vez más tarde se agregue una octava persona.” Don Pedro comentó: “¿Vieron el número ocho en el cielo? ¡Qué parvada tan impresionante!” Don Braulio le preguntó al sereno: “¿Qué te pasa? ¿De repente sos mexicano? Solo ellos dicen ‘parvada’. Los cosmopolitas decimos ‘bandada’.” Vimos a través de la ventana del restaurante a los miles de pájaros creando una nueva forma en el aire por encima de los techos del mercadito El Trompillo. “Ya no es un 8. Ahora se parece a la letra ‘l’ en el alfabeto cirílico”, constaté yo. Armando nos explicó: “No. Es lo mismo, chicos. Sigue siendo un 8, pero en la grafía china. Es un buen augurio.” El cineasta Tony Peredo confesó: “Lo siento, pero no tengo buenas sensaciones mirando esos pájaros.” El urubicheño Dámaso Vaca le dijo: “No seas aguafiestas. Es una bandada de bellísimas loras.” Don Pedro agregó, mirando a don Braulio: “Sí, su nombre oficial es cotorra boliviana. Quizá eso no lo sepan los cosmopolitas.” Dámaso nos confió: “Tienen fama de ser sumamente gregarias. Sin embargo, existe una alegoría guaraya sobre ocho loras rebeldes. Se llama ‘imombosapi yandepo ovasa tui’.” Continuará.

Visto 364 veces

Últimas Noticias

Prev Next

Cayó el Dr. Bumbum: el famoso médico bra…

Cayó el Dr. Bumbum: el famoso médico brasileño que huyó tras realizar una trágica cirugía plástica clandestina

El médico Denis César Barros Furtado, conocido como "Doctor Bumbum", fue arrestado en la tarde...

Evo atribuye a falta de orientación que …

Evo atribuye a falta de orientación que no se hayan construido hospitales

El presidente Evo Morales afirmó este jueves que al Gobierno le faltó orientación para una...

Opositores retrucan a Zavaleta: Los masi…

Opositores retrucan a Zavaleta: Los masistas son los únicos borrachos de poder

El ministro de Defensa, Javier Zavaleta recibió respuesta categórica de los opositores, sin contar las...