Santa Cruz de la Sierra

Francia, bicampeona del mundo

    Los ‘bleus’ se impusieron a una cansada Croacia que plantó cara mientras tuvo fuerzas Los ‘bleus’ se impusieron a una cansada Croacia que plantó cara mientras tuvo fuerzas foto: Mundodeportivo.com

Información adicional

  • Chartreuse: tbg-chartreuse

Francia sumó su segundo título de campeona del mundo. Le ganó bien (4-2) a una cansada Croacia que dio la cara hasta que llegó el 3-1 de Paul Pogba y el 4-1 de Mbappé. Histórico. Los ‘bleus’ que sufrieron en la primera parte y tuvieron la inapreciable apoyo del VAR, tras el descanso tuvieron espacios para que Kylian Mbappé rompiera su zaga, tal como hizo con Argentina. Su velocidad fue básica para decantar el partido, junto al toque de Antoine Griezmann y la entrada, tras el descanso, de Steven Nzonzi que liberó a Paul Pogba y le dio sentido al juego francés que volvió a ser el equipo que era el gran favorito para todos, tras la caída del resto de ‘grandes’. La lástima fue que para llegar a ser campeón del mundo no estaría nada mal jugar un poco más al fútbol. Haciendo muy poco, los ‘bleus’ lo han ganado todo y son campeones. Cada uno tiene su forma de elegir como pasar a la historia de la Copa del Mundo. eso sí, ya tienen dos. Jugarán con dos estrellas en su camiseta azul.

Francia hizo valer su tremendo potencial físico y, a ratitos, el fútbol que tienen en sus botas. Los ‘bleus’ sólo sufrieron mientras los croatas tuvieron fuerzas para jugar su fútbol de control. Les hizo mucho daño anímicamente el gol del penalty dudoso que cometió Iván Perisic, que había sido quien había logrado el 1-1 y era el mejor de los suyos hasta entonces. Llegó en el peor momento, cuando estaban poniendo en apuros a los hombres de Didier Deschamps que estaban desconocidos en defensa y apenas si presionaban con orden.

Didier Deschamps, de paso, confirmó la ’flor’, que quienes le conocen, aseguran que tiene.Se convierte así, junto a Mario Zagalo y Franz Beckenbauer, en el seleccionador que suma un título de campéon del mundo al que ya tenía como futbolista, obtenido con los ‘bleus’.

El VAR determinante

Francia logró irse al descanso con ventaja en el marcador (2-1), que tiene su mérito, porque sólo disparó una vez a puerta, en el penalti dudoso que trasformó Antoine Griezmann. El propio jugador francés había sacado un corner que Blaise Matuidi remató de cabeza y pilló a Ivan Perisic bajando y el balón le dio en el brazo. El colegiado argentino Néstor Pitana,tras consultar repetidamente las imágenes, sancionó con pena máxima una jugada que primero no lo había hecho.

El otro tanto de los ‘bleus’, el primero, fue obra de Mario Mandzukic en su propia meta. El equipo de Didier Deschamps había protagonizado una primera mitad mucho menos seria que lo visto anteriormente en lo que va de Copa del mundo. Mantuvo su fútbol rácano, pero, en cambio, estuvo mucho menos seguro que en otros partidos, con despistes de Benjamin Pavard y Samue Umtiti a los que los croatas, sobre todo, Iván Perisic, les ganaba con facilidad la espalda. Sin que el medio campo ayudara como en otras ocasiones.Hasta Ngolo Kanté que había anulado a Lionel Messi o Eden Hazard, en este mundial, no podía con Luka Modric.

Croacia había empatado el partido en una jugada colectiva en que Iván Perisic remató muy bien dentro del área pequeña, tras controlar el balón con una pierna y disparar con su zurda. Era el 1-1 que igualaba el primer gol de los’bleus’ que llegó tras el gol en propia meta de Mario Mandzukic (28’). En esa acción Antoine Griezmann se tiró primero para forzar la falta, jugada en la que el VAR por normativa no puede entrar al no ser ni expulsión ni gol. En la posterior jugada en que marcó ‘Super Mario’ se pidió fuera de juego de Paul Pogba que, sin embargo, estaba en línea. El francés empujó a un defensa croata, pero el VAR decidió que no lo suficiente como para anular el gol.

La primera parte se decidió, una vez más en este Mundial, en sendas jugadas a balón parado. Croacia tuvo más el balón, remató más y jugó mejor. Aunque Francia volvió a confirmar que en esta competición es la reina a balón parado, que aprovechando sus escasas ocasiones, ha llegado al a final de la Copa del mundo.

Croacia no se rinde

Tras e descanso Croacia siguió jugando igual. Pudo marcar en una excelente jugada de Iván Rakitic con gran asistencia a Ante Rebic, que remató fuerte. Hugo Lloris lo salvó con una gran intervención a una mano, especialidad de la casa.Francia contestó con un carrerón de Kylian Mbappé que conjuró Danijel Subasic. Los dos porteros estuvieron providenciales.

Didier Deschamps, consciente de que su media no estaba bien, sacó al otros días Ngolo Kante para poner al sevillista Steven Nzonzi.Quería el técnico francés recomponer su sistema defensivo que no frenaba a los croatas.

El equipo de Zlatko Dalic empezó a notar las tres prórrogas que había disputado para llegar a la final, trataba de imponerse más con corazón que otra cosas.

Y Francia no perdonó. Aprovechó la situación para ampliar su ventaja con un gol de Paul Pogba (59’). El jugador del Manchester United tuvo la suerte de que un rebote en Lovren en su primer disparo le cayó de nuevo a sus pies y no perdonó. Antoine Griezmann había controlado bien el balón tras otra jugada de Kylian Mbappé que con espacio es terrible, letal.El joven crack del PSGA acabó su faena logrando el último gol.

Francia pareció dejar resuelto el partido con el gol de Kylian Mbappé (65’) desde fuera del área, el segundo en el que Danijel Subasic pudo hacer algo más. Pero esta Croacia es increíble, parece muerta y se levanta por la gran fe que tienen en sus propias fuerzas. El habitualmente infalible Hugo Lloris cometió un fallo impropio del mundial que estaba haciendo. Intentó regatear a Mario Mandzukic y el delantero de la Juventus le arrebató el balón y en la misma jugada remató a gol. El 4-2 relanzó el partido aunque sólo fuera un espejismo.

Los ‘bleus’ siguieron a lo suyo, a esperar atrás y buscar el contra golpe. Zlatko Dalic se la jugó a la desesperada colocando una defensa de tres, metiendo en el partido a Marko Pjaca, en busca de una remontada muy complicada.

Los minutos finales sobraron, hubiera sido mejor que el árbitro argentino Néstor Pitana, un desastre, fueron un suplicio para una Croacia desencantada y tampoco lo aprovechó Francia para ampliar el marcador. Los ‘bleus’ son campeones del mundo, otra vez.

Redacción: Leo.com                                                         

Fuente: mundodeportivo

 

Visto 179 veces

Medios

Últimas Noticias

Prev Next

La venganza de Casandra (II)

Seguimos cenando y charlando en el restaurante chino ‘Hua Yuan’ y, para mi propia sorpresa...

País a construir

De a poco se van definiendo las candidaturas que se tendrán en las elecciones de...

Renuncia irrevocable Segunda renuncia en…

Renuncia irrevocable Segunda renuncia en el TSE, se va la presidenta

De manera sorpresiva, Katia Uriona presentó ayer lunes su renuncia irrevocable al Tribunal Supremo Electoral...