Santa Cruz de la Sierra

REDACCIÓN DEPORTES

El auto a Peredo lo hace correr con inteligenca y hasta con pragmatismo, ya que, ya les saca más de 20 minutos a sus rivales, y enseña, ya que cuidando la suspensión y bajando un poco el ritmo de carrera, la tripulación Alejandro Méndez-Mario Álvarez,  brillaron en la segunda etapa del Gran Premio Integración del Oriente 2014 y se van consolidando como líderes del grupo T-1, no obstante, ayer, Happy Peredo reguló y si bien tuvo algunos inconvenientes, siguió mandando en su grupo, la Clase 3 Codasur, y lo bueno, para el bicampeón sudamericano modalidad rally de esta temporada, es que su tiempo de este jueves, le dio la posibilidad de seguir al frente, en la clasificación general, su rival, Tato, al respecto dijo.
“Como el problema de la suspensión lo arreglamos a media, salimos a cuidar y no dañar la camioneta.”, dijo el piloto Sofía quien volvió a ganar la etapa.
“En este momento estamos cambiando íntegramente la suspensión”, acotó. En la etapa,  en su categoría, Tato fue escoltado por Omar Arías quien en la general de la división subió al tercer lugar a caso 18 minutos de Rilver Vásquez que es segundo.
La tercera etapa será complicada, debido a que hay más sectores con lajas y en lo que se precisa tener una buena suspensión. El recorrido total es de 206.82 kilómetros cronometrados divididos en dos tramos. Peredo solo espera seguir corriendo con suspicacia para volver a ganar la prueba estrella del calendario cruceño.

Bayern de Múnich no pudo colocarse como líder de la liga alemana al decepcionar este sábado con un empate 0-0 en su visita al Hamburgo, en la cuarta jornada de la Bundesliga, donde continúa sin ganar fuera de su estadio.
Con 8 puntos, el Bayern es segundo, igualado con el Paderborn y el Hoffenheim, primero y segundo por la diferencia de goles y que ganaron 2-0 a Hanóver (5º) y al ahora colista Stuttgart, respectivamente. Los tres con ocho unidades podrían verse superados este mismo sábado si el Borussia Dortmund (6º, 6 puntos) vence en Maguncia (9º).
En cualquier caso, el Bayer Leverkusen (4º, 7 puntos), que llegó a esta jornada como líder igualado con el Bayern y que visita el domingo al Wolfsburgo (13º), podría quedar en solitario en cabeza si vence en ese partido.
El Bayern, imparable la pasada temporada, no termina de funcionar con la fluidez esperada en la actual, mermado por bajas importantes como la del francés Franck Ribery.
Después de perder la Supercopa de Alemania ante el Borussia Dortmund, sólo ha ganado dos de los cuatro partidos ligueros disputados, los que ha jugado en su estadio Allianz Arena. Los dos de fuera los ha empatado, en la segunda jornada en el campo del Schalke 04 (1-1) y ahora en Hamburgo (0-0), un equipo que llegaba a este partido como colista y que sólo suma 2 puntos de 12 posibles.
El tropiezo llega en la misma semana en la que el Bayern sufrió muchísimo para ganar en casa en su debut en la nueva Liga de Campeones, por 1-0 al Manchester City inglés con gol al final de Jerome Boateng.
El entrenador Josep Guardiola sorprendió este sábado alineando como titular al veterano atacante peruano Claudio Pizarro, que no pudo encontrar espacios ante la ordenada defensa local. El polaco Robert Lewandowski, inicialmente suplente, entró en la segunda para por el suizo Xherdan Shaqiri, pero tampoco pudo dar el triunfo al campeón alemán.
Xabi Alonso, el nuevo cerebro, no fue titular en esta ocasión y también entró en juego en la segunda mitad.

 

 

Brasil, campeón de las tres últimas ediciones, se clasificó para la final del Mundial de voleibol masculino, tras superar por 3 a 2 a Francia (18-25, 25-23, 23-25, 25-22, 12-15), este sábado en la primera semifinal, disputada en Katowice. Los brasileños tendrán como rival el domingo en la gran final al ganador de la segunda semifinal, que mide este sábado a los anfitriones polacos con Alemania.
La Verdeamarilla podrá buscar por lo tanto un histórico cuarto título mundial consecutivo, algo que nunca hasta ahora ha conseguido ningún equipo. El récord lo comparten hasta ahora Italia, que se coronó en 1990, 1994 y 1998, y Brasil, que lo hizo en 2002, 2006 y 2010.
La Unión Soviética nunca consiguió una racha de títulos tan positiva, pese a que acumuló seis medallas de oro entre 1949 y 1982, gracias a lo cual lidera el palmarés del Mundial.
Brasil está en este Mundial no sólo a la búsqueda del tetracampeonato, sino de recuperar la hegemonía en el voleibol.

Últimas Noticias

Prev Next

Profesionales de la violencia (V)

La barbarie de los “profesionales de la violencia” siempre ha sostenido la civilización de unos...

Muy peligroso-

Es de horror. Una grabación realizada a una supuesta jueza devela que un inocente, a...

Según senadora-Miss Bolivia 2017 sufre d…

Según senadora-Miss Bolivia 2017 sufre de acoso político en redes

La senadora del Movimiento Al Socialismo (MAS), Adriana Salvatierra, denunció ayer martes que la ‘Miss’...