Santa Cruz de la Sierra

Una doble falta, una maldita -o bendita- doble falta pudo haber sido la diferencia entre el triunfo y la derrota. La cometió Rafa Nadal cuando iba 6-5 en el tie-break del segundo set para ponerse a solo uno del pasaje a las semifinales. Pero el saque quedó en la red. Del Potro andaba con la caña y no desaprovechó el pique, tanto que terminó ganando el set. Sin embargo, el N° 1 del mundo se recuperó para terminar ganando una batalla de 4h47m por 7-5, 6-7 (7), 4-6, 6-4 y 6-4. Así, Delpo tendrá que esperar para llegar al N° 3 del ranking por primera vez.

El pasto los equilibra. De los 17 Grand Slam que ganó el mallorquín, solo dos fueron en el All England, si bien los dos duelos anteriores sobre césped los había ganado el manacorí. Y ante un choque muy parejo, los detalles mandan más que las tendencias, mas que la combinación saque-derecha del argentino y la resistencia del español.

En el primer set, Delpo no pudo quebrar en las tres chances que tuvo; Nadal lo hizo una vez en cuatro -su segundo set point- y con eso le bastó para ganarlo.

En el segundo, Delpo sacaba 5-4 y no consiguió sostenerlo luego de una doble falta para 30-40. Después, Rafa iba 6-3 en le tie-break con dos servicios del tandilense que no pudo quebrar, pero luego contó con su inmejorable chance y la erró. Delpo sufrió un cuarto set point en contra pero tenía el martillo, y le pegó un par de golpes fuertes para ponerse 8-7. Nadal había sufrido los mazazos propios y ajenos y lo dejó escapar.

Esa igualdad en sets le otorgó un plus de confianza a Delpo. Más allá de que la paridad siguió siendo factor común de los games, el argentino parecía más sólido, lo cual confirmó en el quiebre del 5-4 y al dejar en cero a Nadal para el 6-4. Con saques (ya llevaba 20 aces, terminó con 33 contra 5 de Rafa) y winners de derecha, Delpo quedaba a un set del triunfo.

Antes del cuarto, Nadal buscó volver a enchufarse. Trotaba de un lado al otro como un perro al que recién le sacan la cadena. Quería soltarse. Después de un 2-2 parejo, bastó que Delpo bajara el nivel (11-3 en errores) para que Rafa se le tirase al cuello y aprovechara un 0-40 para quebrar y luego mantenerse.

El quinto set fue una lucha. No había espacio para que Delpo aflojara porque Nadal estaba prendido, tirando todo a las líneas. El césped, ya gastado -que no llueva complica más- conspiraba para que se generaran los resbalones y caídas. A Delpo le costaba más mantener su saque, y hasta en una volea debió tirarse a lo Boris Becker, como un arquero. Pero Rafa le rompió el saque con un revés cruzado picantísimo para el 3-2. En el game siguiente el español pudo levantar un break point, y en su turno siguiente al saque, tres más. Hasta allí llegó Delpo, que había arribado al duelo con un día menos de descanso por el partido que debió postergar el lunes contra el francés Gilles Simon.

Nadal completó la tarea para llegar a su sexta semi en Wimbledon, instancia que no pisaba desde el 2011, año en el que perdió la final con Novak Djokovic. Justo Nole será su rival el viernes. 

 

 

 

 

Últimas Noticias

Prev Next

América blanca

Las silenciosas calles de Massachusetts se ordenan mediante una sucesión de casas familiares que parecen...

Cuidar a nuestra gente

Pasó la campaña de vacunación canina en el municipio de Santa Cruz de la Sierra...

Sus obras son apreciadas por los turista…

Sus obras son apreciadas por los turistas-Los artesanos solicitan nuevo espacio para exhibir productos

Artesanos quienes a través de sus obras buscan conservar la cultura cruceña, solicitan nuevos espacios...