Santa Cruz de la Sierra
13 Febrero 2018

La revista Geophysical Research Letters publicó un artículo en donde un grupo de científicos afirma que en caso de que llegara a derretirse todo el hielo que hay en el Ártico, la humanidad estaría en peligro, y no precisamente por el aumento en el nivel del mar que esto generaría.

Resulta ser que debajo de las congeladas tierras del polo norte hay cerca de 32 millones de mercurio que se  encuentran encerrados en la capa de suelo que está congelada de forma permanente, lo que provocaría que se acumulen más sustancias contaminantes en el ambiente. Según los expertos, dicha cantidad es 10 veces mayor a todo el mercurio que se ha liberado en los últimos 30 años.

El mercurio es un metal pesado y tóxico, el cual bajo determinadas condiciones, puede llegar a acumularse en peces y otros animales, y también causaría ciertos problemas de salud en los humanos, pues tan solo estar expuesto a este elemento en pequeñas cantidades puede generar temblores, insomnio, pérdida de memoria, así como ceguera, insuficiencia renal y pulmonar, de acuerdo a lo informado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“A medida que se derrita el permafrost en el futuro, parte de este mercurio se liberará al ambiente, con un impacto desconocido para las personas y nuestros suministros de alimentos”, explicó uno de los co-autores del estudio, Kevin Schaefer, científico del Centro Nacional de Datos sobre Nieve y Hielo en Boulder, en Colorado.

También co-autor Paul Schuster afirma que “las consecuencias de que este mercurio se libere en el ambiente son potencialmente enormes, porque el mercurio tiene efectos sobre la salud de los organismos y puede viajar a lo largo de la red alimentaria, afectando negativamente a las comunidades nativas”.

Redacción: Leo.com

Fuente: Tvnws

12 Diciembre 2014

La caza de focas podría muy pronto convertirse en una práctica del pasado en Noruega, donde las autoridades decidieron cesar las subvenciones hasta ahora acordadas a esta controvertida actividad.

En el marco del análisis de los presupuestos, la mayoría de diputados noruegos votó el jueves por la noche la supresión a partir de 2015 de la subvención anual de 12 millones de coronas (1,3 millones de euros) al sector.

"Hay que subrayar que el parlamento no ha decidido prohibir la caza de focas pero tememos que desaparezca con el fin de las subvenciones", dijo a la AFP Geir Pollestad, presidente de la comisión parlamentaria por el Comercio y la Pesca, que se oponía a la supresión.

"El sector está en una situación difícil desde que se detuvo el comercio con la UE (Unión Europea) de productos derivados de la foca", explicó.

"Tememos que la caza desaparezca con las subvenciones" añadió.

Pollestad recordó que a razón de 12 millones de coronas por 12.000 focas cazadas, la ayuda estatal representaba 1.000 coronas (110 euros) por animal

Según la dirección de pesca, las subvenciones suponen hasta un 80% de los ingresos del sector de la pesca de focas.

En 2010 la UE instauró un embargo sobre los productos derivados de la caza comercial de focas en Noruega (que no es miembro de la Unión) y en Canadá, una medida justificada por las "preocupaciones morales del público" frente a los "crueles" métodos de caza.

Las focas suelen cazarse con fusiles y 'hakapiks', unos picos terminados en forma de martillo.

Las imágenes de bebés foca masacrados en los bancos de hielo han contribuido claramente al rechazo de la caza por parte de la opinión pública, incluso si Noruega prohíbe la caza de animales de esta edad.

- ¿Presiones de Bruselas? -

Noruega y Canadá --el mayor cazador de focas en el mundo-- batallaron durante mucho tiempo contra el embargo de la UE, que exceptúa sin embargo la caza por parte de los pueblos indígenas. Sin embargo, la Organización Mundial del Comercio (OMC) volvió a desestimar su petición por segunda vez, en mayo pasado.

La decisión de Noruega de cortar esas subvenciones a la caza de focas fue saludada por organizaciones de defensa de los animales.

"Es muy positivo porque no hay ninguna razón para que los contribuyentes noruegos financien a personas que van a matar a animales de una manera que es objeto de crítica, únicamente por su piel y para hacer un producto que nadie quiere" reaccionó la presidenta de la asociación noruega Noah, Siri Martinsen.

"Hoy nadie sale con una piel de foca sobre los hombros", dijo.

Esta caza comercial "pertenece claramente al pasado" añadió Truls Gulowsen, de Greenpeace Noruega.

Pero Pollestad, que está en la oposición, sospecha que el gobierno noruego de centroderecha, que ha decidido el fin de las subvenciones, ha cedido ante Bruselas y busca "ser popular en el seno de las instancias europeas".

"Es sospechoso cuando, de un año al otro, se suprimen todas las subvenciones al sector", opinó.

Line Henriette Hjemdal, una responsable del partido demócrata-cristiano que votó la medida, replicó: "Puedo decir, con la mano en el corazón, que no he escuchado argumentos que aludan a alguna amenaza de Bruselas. Se trata pura y simplemente de una cuestión de economía".

Redacción Leo.bo

Fuente: AFP

 

01 Octubre 2014

El primer ministro canadiense, Stephen Harper, anunció hoy que los restos de un barco del siglo XIX hallados en el Ártico a mediados de septiembre pertenecen a los de la embarcación Erebus del explorador británico John Franklin.

Harper, que desde que llegó al poder en 2006 se ha esforzado por fortalecer el pasado británico de Canadá, realizó el anuncio de la identificación del barco durante la sesión diaria de preguntas al Gobierno en el Parlamento canadiense.

Posteriormente, en un comunicado, Harper dijo que le satisfacía "anunciar hoy que el barco de la Expedición Franklin localizado por la Expedición Victoria Strait en septiembre ha sido identificado como el Erebus".

Harper añadió que la identificación del barco contribuye a "resolver uno de los grandes misterios históricos de Canadá".

La "obsesión" de Harper con la Expedición Franklin ha sido criticada por los partidos de la oposición y organizaciones sociales que han contrastado su desinterés por las demandas de grupos indígenas para investigar la desaparición y asesinato de centenares de mujeres aborígenes con los esfuerzos por localizar el Erebus.

Harper también ha sido criticado por engrandecer "el misterio" de la Expedición Franklin ya que desde hace décadas se sabe lo sucedido con los dos barcos y los 129 miembros de la expedición que partió del Reino Unido en mayo de 1845.

Los dos barcos, Terror y Erebus, quedaron atrapados en el hielo en 1846 entre las islas Somerset y Prince of Wales por los errores cometidos por su comandante, John Franklin.

Los 129 tripulantes perecieron a consecuencia del frío, las enfermedades, el envenenamiento con plomo (a través del agua de los barcos o las comidas enlatadas que transportaban) y la falta de alimentos.

Los científicos también han concluido que algunos recurrieron al canibalismo para intentar sobrevivir.

Paradójicamente, el Erebus fue localizado en septiembre por una expedición financiada por el Gobierno canadiense y acaudalados empresarios del país en el lugar indicado desde hace más de un siglo por los indígenas del Ártico canadiense, los inuit.

Sin embargo, su tradición oral ha sido ignorada hasta el punto que Harper nunca ha reconocido públicamente su contribución al descubrimiento del Erebus.

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

 

Últimas Noticias

Prev Next

Brasil, entre dos polos

El liberalismo en Brasil siempre ha sido una farsa para justificar el modelo primario exportador...

Inspección técnica

Salió una propuesta concreta. Que sean los gobiernos municipales los que realicen el trabajo de...

A vehículos Plantean que alcaldías hagan…

A vehículos Plantean que alcaldías hagan revisión técnica

El alcalde de La Paz, Luis Revilla, afirmó ayer sábado que los gobiernos municipales están...