Santa Cruz de la Sierra
25 Enero 2016

El sector productivo de la quinua boliviana y expertos en este ámbito reclaman mejoras tecnológicas, en particular el desarrollo del regadío, para hacer frente a la bajada de producción y el retroceso de las exportaciones de este grano característico del altiplano andino.

En 2015, Bolivia cedió a Perú su puesto de primer exportador de quinua a Estados Unidos, y el sector calcula que la producción podría descender desde 90.000 toneladas hasta 40.000 este año.

La gerente general de la Cámara Boliviana de Exportadores de Quinua y Productos Orgánicos (Cabolqui), Paula Mejía, señaló en declaraciones a Efe que "estos datos son todavía muy preliminares", y aseguró que a pesar de la bajada de la producción, el suministro a los mercados internacionales está garantizado "Con 40.000 toneladas estamos por encima del volumen exportado este año", observó Mejía.

Bolivia exportó 23.000 toneladas de quinua durante los once primeros meses de 2015, y 29.000 toneladas en 2014.

De acuerdo con estadísticas del Instituto Nacional de Estadística analizadas por el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), las exportaciones retrocedieron un 44 % en valor y 14 % en volumen en el periodo enero-noviembre de 2015 respecto al mismo periodo del año anterior.

"La baja del precio ha obedecido a una mayor oferta en el mercado mundial y la caída del volumen, a que -según se ha sabido- algunos productores de quinua prefirieron tener en stock su producción, esperando un mejor precio futuro", explicó a Efe el gerente del IBCE Gary Rodríguez.

Señaló que la producción mundial sigue aumentando, lo que dificulta una mejora de los precios internacionales.

En los últimos días se reportaron pérdidas del 20 % al 100 % de las cosechas para algunos campesinos en el entorno del salar de Uyuni, en el sur del altiplano del país.

El director del Centro de Investigación y Promoción del Campesinado (CIPCA), Lorenzo Soliz, aseguró a Efe que el viento y la sequía afectaron fuertemente a las siembras de quinua entre octubre y diciembre.

Según dirigentes de tres organizaciones de productores consultados por Soliz, 18.000 hectáreas de las 85.000 que gestionan habrían perdido toda su cosecha. Se estima que la superficie total de siembra en el país son 180.000 hectáreas.

También hubo pérdidas parciales de entre el 30 % y el 80 % en otras siembras.

Según Soliz, el descenso de la producción "va a elevar el precio del producto" en el mercado interno.

El investigador consideró que "por el boom" de este alimento, el último año se ha sembrado en las zonas planas del entorno de Uyuni, poco fértiles para el grano.

Una buena forma de prevenir las consecuencias de pérdidas productivas en la quinua sería que los campesinos diversifiquen su actividad para "producir alimentos para la misma zona de Uyuni", según el director de CIPCA.

El presidente de la Asociación Nacional de Productores de Quinua (Anapqui), Benjamín Martínez, destacó a Efe la preocupación del sector.
"Vamos a tener que acudir al Gobierno", dijo, y solicitó "financiamiento para el regadío".

Mejía coincide en que el sector necesita "un salto tecnológico" para "mecanizar la producción de quinua en siembra, cosecha, todo lo que se refiere al riego y al secado del grano", afirmó.

"Necesitamos trabajar con el Estado" para implementar tecnología, de modo que las comunidades de productores puedan ser "mucho más competitivas", opinó.

También defendió "transformar la producción de secano a riego", para lo que sería necesaria inversión "nacional, departamental y regional", así como mejorar el manejo de los suelos y su fertilidad.

Rodríguez propuso "brindar a los productores capacitación y tecnología para mejorar su productividad", mejorar el rendimiento del suelo y proveer sistemas de riego, además de "investigar, cómo reducir su ciclo de producción para hacer sostenible el cultivo y que no baje año a año su rendimiento".

El gerente del IBCE subrayó la necesidad de "concretar la Denominación de Origen a nivel mundial" para posicionar "las inigualables características" de la quinua real boliviana, considerada como la de mejor calidad del mundo.

El cultivo de la quinua se descubrió en los Andes hace 7.000 años y es considerada un alimento sagrado por los pueblos originarios del altiplano boliviano, como lo fue para las culturas andinas inca y tiahuanacota.

El cereal tiene enormes propiedades nutritivas por su alta concentración de proteínas e hidratos y puede ser cultivado en climas secos o entornos de hasta 4.000 metros de altitud.

Por ello, ha experimentado un auge en los mercados internacionales durante los últimos años y en 2013 fue propuesta por la FAO para luchar contra el hambre en África en el marco del Año de la Quinua.

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

10 Diciembre 2015

El afán de lucrar está cambiando la cultura tradicional de cultivo en Bolivia por el uso de plaguicidas, cuya importación al país se ha sextuplicado en los últimos ocho años, se informó el jueves.

El Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) informó que en los últimos ocho años, "las importaciones de plaguicidas a Bolivia totalizaron 1.237 millones de dólares, por la compra de 228.000 toneladas".

Sólo el año pasado Bolivia importó 242 toneladas de plaguicidas, de las cuales un 39% fueron herbicidas, 34% fungicidas, y un 27% insecticidas. Bolivia importa principalmente de China, Argentina y Brasil, entre otros.

En Bolivia unos 900.000 son pequeños agricultores que básicamente viven de una siembra, cosecha tradicional. Conocidos por tener una agricultura tradicionalmente orgánica.

El director ejecutivo de la Fundación Plagbol, Guido Condarco, en entrevista con The Associated Press, explicó que "los pequeños agricultores con costumbres tradicionales, ahora están recurriendo a estos tóxicos y están usándolos, sin ningún asesoramiento".

Explicó también que son los grandes empresarios agrícolas que usan en mayor cantidad los plaguicidas, la diferencia está que muchos de ellos lo hacen de forma asistida. Sin embargo, el impacto en la tierra por el monocultivo combinado con el uso de plaguicidas, se corre el riesgo de dejar tierras inservibles.

"En nuestro país en vez de desalentar el uso estamos alentando el uso de estos plaguicidas", ya que en Bolivia el arancel es cero para la importación de estos agroquímicos.

Otro factor peligroso en el país que identificó Condarco es el contrabando que se estima es un 30% mayor al de la importación legal. La agroindustria está en la región de Santa Cruz, el sector agrícola ocupa el tercer lugar de las exportaciones.

El presidente Evo Morales es un defensor de la "madre tierra", sin embargo propuso a los agroindustriales bolivianos duplicar la frontera agrícola.

Redacción Leo.bo

Fuente: AP

09 Diciembre 2015

El valor del comercio mundial de alimentos, que casi se ha triplicado en la última década, seguirá creciendo en el futuro a pesar de las posibles perturbaciones derivadas de la situación geopolítica y el clima, informó hoy la FAO.

La Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) difundió un informe sobre el estado de los mercados de los productos básicos agrícolas en el que pronostica que muchas regiones aumentarán su dependencia del comercio, ya sea como exportadores o como importadores netos.

El director general adjunto de esa agencia Jomo Sundaram aseguró en la presentación que el comercio ha crecido muy rápido, aunque su estructura difiere considerablemente en función de los contextos locales y los productos.

Asimismo, pidió superar la polarización entre los defensores y detractores del libre comercio en agricultura, como la que marca actualmente las negociaciones en la Organización Mundial del Comercio, y mover el debate hacia cuestiones en las que haya prioridades y objetivos compartidos.

Según el estudio, Asia ha sido el importador neto de más rápido crecimiento, sobre todo por el gran volumen de compras de China de productos agrícolas desde 2007, mientras que América Latina ha sustituido a Norteamérica como la región más exportadora de alimentos.

A nivel general, el comercio internacional ha contribuido a la redistribución de los recursos y el poder geopolítico, que se está trasladando a un grupo creciente y heterogéneo de países de ingresos medios.

En cuanto a los precios de los alimentos, aunque registraron subidas muy acusadas en 2007, 2008 y 2011, la FAO considera que a largo plazo la tendencia es a la baja.

Esas subidas bruscas pueden tener efectos negativos sobre la seguridad alimentaria y la nutrición, como también pueden influir las incógnitas derivadas de la situación geopolítica y del clima, por lo que -agrega la agencia- cabe esperar episodios de encarecimiento repentino de los alimentos en el futuro y un creciente número de perturbaciones en los flujos comerciales.

Junto a la menor brecha económica relativa entre países desarrollados y en desarrollo, existen otros factores que afectan a la evolución del comercio agrícola como, por ejemplo, los diferentes hábitos de consumo, entre otras cosas por el aumento de los ingresos, la población y la urbanización en los países en desarrollo.

La FAO considera que se ha estancado el consumo per cápita de proteínas de origen animal en los países desarrollados y el de alimentos básicos en los países en desarrollo, pese a que en muchos países sigue habiendo una demanda excesiva de alimentos básicos entre la población pobre.

El paso de una dieta tradicional basada en cereales a una dieta más diversificada y rica en proteínas ha modificado la composición del comercio mundial, que tiende a orientarse hacia productos de valor añadido como los procesados, consumidos cada vez más por los países en desarrollo.

Esto ha incrementado el consumo de carnes, aceites vegetales y azúcar, lo que suscita preocupaciones en el campo de la nutrición (representan ya el 35 % del aporte calórico per cápita en los países en desarrollo) y se ha visto reflejado en las mayores exportaciones de esas materias, procedentes sobre todo de América.

El informe estima que la evolución comercial también se verá afectada por el surgimiento de nuevas cadenas de valor mundiales, el comercio entre empresas y la proliferación de acuerdos comerciales bilaterales y regionales, que han pasado de una veintena en 1990 a 262 en la actualidad.

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

19 Noviembre 2015

La caída del precio de la quinua, un nutritivo cereal andino que ganó rápida popularidad en el mundo, ha forzado a agricultores pobres a migrar a las ciudades, en tanto que otros están retornando a la cría de llamas y alpacas, informaron productores.

"Con el boom de la quinua mucha gente regresó a sembrar en las tierras de los abuelos; ahora con la caída de precios están volviendo a las ciudades. Otros productores están almacenando quinua a la espera de que el precio suba", comentó a la AP por teléfono Bernabé Choque, alcalde de San Pablo de Lípez, a 370 kilómetros al sur de La Paz.

"Pensamos que duraría toda la vida pero el boom duró tres años. Muchos agricultores están volviendo a comprar camélidos y a sembrar pasto, al menos eso asegura un ingreso", dijo a su vez Magda Arcani, dueña de unas 20 hectáreas de quinua en la región sureña de Oruro.

La cría de llamas y alpacas por milenios aseguró la sobrevivencia en el altiplano boliviano a 4.000 metros sobre el nivel del mar.

Con un alto poder nutritivo y dietético, el diminuto grano quintuplicó su precio por la gran demanda en Estados Unidos y Europa hasta alcanzar un pico de más de 251 dólares el quintal de 50 kilos en Bolivia. Hoy vale el 20% de ese valor, en poco más de un año cayó en cinco veces el precio, según el antropólogo y experto en granos andinos, Pablo Laguna.

No tiene que ver con la desaceleración mundial de la económica. Los agricultores acá culpan a la guerra comercial entre productores de Bolivia y Perú por un lucrativo negocio. El año pasado, Perú desplazó a Bolivia como primer productor mundial con una producción a escala industrial mientras en Bolivia se cultiva artesanalmente en parcelas familiares a costos más elevados.

En la sierra y zonas intermedias agricultores peruanos usan residuos de fertilizantes químicos que emplearon en la papa para producir quinua. Su costo de producción en menor que en Bolivia, dice Laguna Además la codicia llevó a comerciantes a mezclar quinua orgánica boliviana con grano convencional más barato de Perú haciendo perder el mayor valor comercial del grano cultivado sin químicos. También ya se está cultivando todavía en Estados Unidos, Canadá y el mediterráneo aunque no a escala industrial.

La ONU declaró a 2013 el Año Internacional de la Quinua por gestión del presidente Evo Morales. Esa organización dijo que el grano andino puede salvar del hambre al mundo por su cualidad para adaptarse a diferentes condiciones agro-ambientales en un contexto de cambio climático.

En Bolivia se pensó que el llamado "grano de oro de los Andes" sacaría de su condición a la región más pobre del país. Ese año generó 254 millones de dólares en exportación pero casi inmediatamente comenzó a caer. En pleno auge hasta 70.000 agricultores bolivianos se involucraron en la producción.

"Los que se fueron a España, Brasil y Argentina regresaron a recuperar tierras de los abuelos para sembrar quinua", dijo Arcani. "Fue un gran sueño que duró poco", comentó el gerente del Instituto de Comercio Exterior , Gary Rodríguez.

Pero todos coinciden que la crisis está trayendo un beneficio. Los agricultores bolivianos están alternando el cultivo con alfalfa para el ganado y volviendo a criar llamas y alpacas con cuyo estiércol abonan la tierra como lo hicieron por milenios para preservar un ecosistema frágil. Pastizales y ganado habían sido sacrificados para sembrar más quinua, según expertos.

Redacción Leo.bo

Fuente: AP

13 Agosto 2015

Apoyando a los medianos y pequeños productores de la provincia Caballero, la Gobernación de Santa Cruz organiza la quinta versión de la Feria agrícola, gastronómica, turística y cultural de Pulquina, este sábado 15 de agosto desde las 09:00 de la mañana hasta las 15:00.

Este evento, que se realizará en la unidad educativa Pulquina, albergará a 120 productores entre agricultores, Mujeres Emprendedoras y artesanos de las provincias Caballero y Vallegrande que durante la muestra ofrecerán lo mejor de su producción.

Juan Carlos Añez, director de Conservación del Patrimonio Natural de la Gobernación, señaló que el objetivo de la muestra, además de promocionar el área protegida “Jardín de Cactáceas de Bolivia” que se encuentra en el cantón Pulquina, es dar un incentivo y brindar una vitrina a los productores para que puedan comercializar sus productos y a su vez seguir trabajando por la seguridad alimentaria del departamento.

Redacción Leo.bo

Fuente: GAD

24 Julio 2015

Hallazgos localizados en un asentamiento neolítico de Galilea, en el norte de Israel, arrojan luz sobre los albores de la agricultura hace 23.000 años, 11.000 años antes de la fecha en que se datan los descubrimientos de los primeros intentos del ser humano de practicar esta técnica.

La región de Oriente Medio o el Creciente Fértil es considerada la Cuna de la Civilización porque fue donde nuestros antepasados nómadas se convirtieron en sedentarios y se establecieron en comunidades agrícolas, en lo que supuso una revolución datada por los investigadores hace unos 12.000 años.

Pero un grupo multidisciplinar que aglutina a arqueólogos, botánicos y ecologistas de las universidades israelíes de Bar-Ilán, Haifa y Tel Aviv, en colaboración con la estadounidense de Harvard, publica esta semana un estudio en la revista científica "PlosOne", que echa por tierra la fecha aceptada del comienzo del cultivo.

"Lo más increíble de nuestra investigación es que, por primera vez, hemos encontrado cebada y trigo de 23.000 años en un asentamiento de cazadores-recolectores en el Mar de Galilea y descubrimos que ya habían comenzado a cultivarlo", explica el profesor Ehud Weiss, del Departamento de Estudios de la Tierra de Israel y Arqueología de la Universidad Bar-Ilán.

El emplazamiento donde se localizaron se conoce como Ohalo II, un enclave de cazadores, pescadores y recolectores que vivieron en la costa del lago Genesaret o Mar de Galilea, durante el Epipaleolítico, donde se encontraron seis chozas, una tumba, restos bien conservados de animales y plantas, así como collares de perlas del Mediterráneo y utensilios de piedra.

El sitio está situado nueve kilómetros al sur de la moderna ciudad de Tiberíades y fue descubierto en 1989 cuando las aguas del lago retrocedieron debido a una sequía.

Las conclusiones de la investigación se basan en tres aspectos.

El primero es la presencia de una mayor cantidad de trigo y cebada plantados que del tipo salvaje.

"Tenemos un porcentaje de cerca del 40% de restos de plantas más ásperas que las salvajes, que suelen ser más blandas, lo que significa que genéticamente hubo alguna modificación", refiere Weiss.

Según los investigadores, esto demostraría que el plantado y cultivo de cereales en esta comunidad antigua pudo prolongarse durante años.

En segundo lugar, se vio mayor volumen del esperado de "proto-rastrojos", aquellos que proliferan junto a las cosechas, y que sólo habían sido descubiertos 11.000 años después, en la fecha tradicionalmente aceptada del inicio de la agricultura.

Por último, los análisis de las herramientas encontradas revelaron la existencia de hoces y raspadores de sílex, empleados para cortar y cosechar cereales y se cree que son los más antiguos jamás hallados.

Otros aspectos que refuerzan el estudio son los cerca de 150.000 restos de plantas que aparecieron en algunos habitáculos, lo que muestra que los pobladores del enclave llegaron a reunir más de 140 especies de plantas del entorno.

Entre estas muestras se identificaron cereales comestibles como cebada y avena silvestres mezcladas con 13 especies de "proto-rastrojos", aquellos ancestros de las indeseables malas hierbas que florecen junto a los cultivos, lo que indicaría que se mezclaban con la cosecha de forma no intencional.

También hubo cambios morfológicos en valles del entorno y se encontró una herramienta rudimentaria para moler cereal, así como piedras aplastadas con zonas quemadas sobre las que pudo cocerse una masa primigenia de pan, similar a la pita, apunta el investigador.

"Todos los descubrimientos de este sitio reflejan lo inteligentes que eran sus pobladores hace 23.000 años y que sabían emplear los recursos del entorno de manera eficiente", explica.

Con todo, se muestra cauto a la hora de poner una nueva fecha al comienzo de la agricultura y califica el hallazgo de un "intento de cultivo".

"Según las evidencias podemos asegurar que comenzaron a cultivar cereales, pero aparentemente no fue un evento que se prolongara en el tiempo y existe un agujero de más de 10.000 años tras el cual todo comenzó de cero y entonces sí resultó exitoso", subraya Weiss.

La revolución agrícola no sólo cambio la sociedad sino el planeta y se cree que precedió a los asentamientos humanos y pudo promover el desarrollo y aparición de la propiedad y la civilización tal y como la concebimos hoy.

Weiss subraya que la agricultura supuso un cambio en las relaciones entre hombres y mujeres, pues en la etapa de recolección era más igualitaria, pero el hombre se hizo dominante con el incremento de los recursos y supo utilizar esa influencia.

"Tanto en la familia como en la sociedad el hecho de que comenzara la agricultura supuso un gran cambio y conformó la sociedad y en esta influyó en la aparición de la tecnología porque el ser humano dispuso de más tiempo libre", concluye.

Redacción: Leo.bo

Fuente. EFE

25 Junio 2015

La presidenta de la Federación Nacional de Cooperativas Arroceras, Salomé Tupa, pidió el jueves al Gobierno prohibir la importación de ese producto para evitar pérdidas económicas al sector nacional.

"Si bien la Aduana está trabajando para frenar el contrabando, el arroz que entra por importación no se puede decomisar porque está entrando legalmente. Lo que estamos pidiendo al Gobierno es que decrete cero importación para que así podamos vender el producto que está estoqueado en los ingenios", dijo.

De acuerdo con Tupa, el precio del quintal de arroz nacional con respecto al importando varía de entre 30 a 40 bolivianos menos.

El arroz proveniente de la Argentina tiene un precio de 110 bolivianos, mientras que el producto nacional está sobre los 150 bolivianos, apuntó.

Tupa explicó que el valor de la zafra de arroz bajo a menos de 15 dólares la fanega (200 kilos de arroz en chala), que en condiciones normales tiene un costo de 55 a 60 dólares, lo que implicaría -dijo-una pérdida de unos 45 millones de dólares para los arroceros.

La cosecha de arroz en la campaña 2014-2015 en todo el país sobrepasa las 140.000 hectáreas en todo el país, de las que al menos dos tercios corresponden al departamento de Santa Cruz, según datos del sector productor.

Redacción Leo.bo

Fuente: ABI

22 Junio 2015

La producción de cítricos en el país alcanza a 220.738 toneladas métricas, de las que, 125.989 toneladas corresponden a la variedad de naranjas, que significa un 57,1%, según los resultados del Censo Agropecuario 2013, que realizó el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El Censo Agropecuario reveló que si bien la producción de naranja es mayor en relación con otros cítricos, la superficie de cultivo de esa fruta es menor a la de la mandarina.

En ese contexto, la encuesta señala que la superficie cultivada de cítricos en Bolivia asciende a 51.211 hectáreas: 48,75 son de mandarina; 42,2% de naranja; 6,5% de limón; 1,8% de lima y 0,8% de toronja.

Otro dato mostrado por ese censo es que en el país se contabilizaron 3.158.246 árboles dispersos de cítricos, de los que, 1.218.460 corresponden a naranjas; 1.148.316 a mandarinas; 302.643 a limones; 280.174 a toronjas y 208.653 a limas.

En Bolivia existen 43.568 unidades productivas agropecuarias (UPA) que cuentan con al menos un cultivo de cítrico. Cochabamba es el departamento con mayor número de unidades, con 17.727; le sigue La Paz con 13.809 y Santa Cruz con 6.684.

Redacción Leo.bo

Fuente: ABI

Últimas Noticias

Prev Next

América blanca

Las silenciosas calles de Massachusetts se ordenan mediante una sucesión de casas familiares que parecen...

Cuidar a nuestra gente

Pasó la campaña de vacunación canina en el municipio de Santa Cruz de la Sierra...

Sus obras son apreciadas por los turista…

Sus obras son apreciadas por los turistas-Los artesanos solicitan nuevo espacio para exhibir productos

Artesanos quienes a través de sus obras buscan conservar la cultura cruceña, solicitan nuevos espacios...