Santa Cruz de la Sierra
16 Abril 2019

Aunque en redes sociales hay mensajes de júbilo de fanáticos y miembros del Estado Islámico (ISIS) sobre el incendio masivo que consumió gran parte de la catedral de Notre Dame en París, las autoridades indican que no están tratando el hecho como un “acto deliberado”, sino como un accidente.

Las investigaciones formales del siniestro comenzaron, reportó el New York Times, que indicó que los primeros reportes indican que el histórico inmueble permanece estructuralmente sano, pero la conflagración que destruyó el techo de madera y plomo y la aguja de encaje también dejó tres agujeros en el amplio techo abovedado. Insistieron en que no se indaga un atentado.

“Nada en esta etapa sugiere un acto voluntario”, dijo el fiscal de París, Rémy Heitz, quien señaló que la indagatoria será “larga y compleja”, e insistió que, por el momento, estaban considerando el desastre como un accidente.

El Times indicó que las autoridades destinaron a casi 50 investigadores, quienes se enfocarán en entrevistar a los trabajadores que habían abandonado el sitio, pero que habían participado en la restauración de la catedral poco antes de que se desatara el incendio.

Son varias la preguntas que han surgido, sobre todo si el siniestro pudo haberse evitado, pero es una respuesta difícil de dar, aunada a la incógnita de la verdadera causa.

“Los investigadores enfrentaron la difícil tarea de determinar una causa en la aparente ausencia de evidencia, destruida por las llamas que estallaron en el ‘bosque’ (como se le conocía), el marco de madera de vigas antiguas debajo del techo de plomo”, indicó el diario.

Redacción: Leo.com

Fuente: Agencias

20 Marzo 2019

Nueva Zelanda comenzó hoy a enterrar a las primeras víctimas del atentado supremacista que causó 50 muertos en dos mezquitas en Christchurch y se prepara para arropar a la comunidad musulmana este viernes, cuando se cumple una semana de la tragedia.

 "Tenemos el deseo de mostrar nuestro apoyo a la comunidad musulmana en su regreso a las mezquitas, en particular el viernes", dijo la primera ministra, Jacinda Ardern, en alusión a la Yumu'ah, la oración que congrega a los musulmanes en sus templos para orar poco después del mediodía ese día de la semana.

 El rezo del viernes se producirá bajo fuerte vigilancia policial tras los ataques armados contra las mezquitas Al Noor y Linwood atribuidos al australiano Brenton Tarrant, quien disparó a quemarropa contra los musulmanes que estaban en su interior para la Yumu'ah, matando a 50 personas e hiriendo además a otras 50.

 Pero no será fácil e incluso algunos supervivientes como Tofazzal Alam, quien sobrevivió al tiroteo de Linwood, no acudirán a la mezquita el próximo viernes.

 "Siento mucho miedo, rezaré en casa...sé que es muy importante rezar en la mezquita, pero si voy, no podré concentrarme", comentó Alam a Radio New Zealand al insistir en que no olvidará esos momentos cuando agarró a un adolescente y se tiró con él al suelo "porque los que estaban de pie recibían los balazos".

 Para recordar esa tragedia, la peor masacre de Nueva Zelanda en su historia reciente, "habrá dos minutos de silencio el viernes. También haremos una retransmisión a nivel nacional de la llamada a la oración a través de TVNZ y Radio New Zealand", explicó la primera ministra.

 Ardern, que hoy realizó su segunda visita a Christchurch (sur) desde el atentado terrorista, volvió a reunirse con familiares de las víctimas y miembros de la comunidad musulmana para planear un homenaje público, aunque la fecha no se ha fijado aún.

 Mientras Christchurch comienza a recuperar la normalidad, en el cementerio Memorial Park se registraban los primeros entierros de las víctimas en una zona preparada especialmente para ello.

 El primero fue el de Khaled Mustafa, de 44 años, y su hijo Hamza, de 15, quienes habían huido de Siria y no llevaban ni un año en Nueva Zelanda.

 Entre los deudos estaba Zaid, su hijo de 13 años, en una silla de ruedas. Al mirar la tumba de su padre afirmó: "No debería estar frente a ti, sino echado a tu lado", según el portal de noticias Stuff.

 "Allahu Akbar" ("Dios es grande") cantaba la multitud, entre la que también se encontraba Abdul Aziz, quien se enfrentó al atacante en Linwood y logro evitar más muertes.

 Al otro lado del mar de Tasmania, Australia reaccionó a unos comentarios del presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, que el primer ministro australiano, Scott Morrison, consideró "muy ofensivos".

 En un acto electoral en el que se mostraron imágenes del vídeo grabado por el atacante neofascista, Erdogan afirmó que si Nueva Zelanda no castiga al autor del atentado, de nacionalidad australiana, lo hará Turquía.

 Y añadió que quien visite Turquía con actitud antimusulmana será devuelto a su país en un ataúd "como sus abuelos", en alusión a la batalla de Galípoli en la que las tropas australianas y neozelandesas fueron derrotadas en Turquía durante la Primera Guerra Mundial.

 Morrison, quien también se enfrentará a elecciones previsiblemente el próximo mayo, llamó a consultas al embajador turco en Australia, Korhan Karakoç, y le exigió una rectificación pública.

 Ardern, por el contrario, mostró calma y dijo que el ministro de Exteriores, Wintson Peters, viaja esta semana a Turquía donde aclarará los comentarios "cara a cara", al recordar que una delegación oficial de alto nivel de Ankara se encuentra en Nueva Zelanda en solidaridad por la masacre, donde murieron turcos, entre otros musulmanes de varias nacionalidades.

 "(Peters) irá allí para aclarar las cosas. Esa es una oportunidad que se debe aprovechar. Tenemos que asegurarnos de que lo que se refleja es el retrato exacto de Nueva Zelanda y los neozelandeses. Y también de nuestra comunidad musulmana. Esa es su intención", dijo Ardern a la prensa.

Redacción: Leo.com                                     

Fuente: EFE

 

 

18 Enero 2019

En horas de la madrugada se dio la captura de un hombre que estaría involucrado con el atentado ocurrido este jueves en la Escuela de Cadetes General Santander, en donde explosionó un carro bomba cargado con 80 kilos de pentolita. Se trataría de Ricardo Andrés Carvajal, de 39 años, quien es señalado de ser uno de los autores intelectuales del crimen, según lo reveló La FM.

Al parecer, el operativo se habría efectuado en el barrio Los Laches, al sur de Bogotá. Carvajal ya fue conducido a los juzgados de Paloquemao donde se espera que en las próximas horas se de su judicialización. 

En la mañana de este jueves, un hombre, que fue identificado por las autoridades como José Aldemar Rojas, llegó hasta la Escuela General Santander, en el sur de Bogotá, a bordo de una camioneta Nissan Patrol color gris modelo 1993 de placas LAF-565. El vehículo estaba cargado con 80 kilos de pentolita.

Los relatos que se han conocido hasta el momento señalan que en la entrada del lugar se hizo la revisión de rutina y en el momento en el que los caninos percibieron la carga explosiva, el hombre habría acelerado el vehículo e ingresado a la fuerza, estrellándose contra uno de los edificios unos 100 metros más adelante y produciendo la explosión.

La última cifra entregada por la Policía Nacional indica que la cifra de personas fallecidas en el atentado ocurrido en la Escuela de Cadetes General Santander asciende a 21, incluyendo al responsable de los hechos, que fue identificado por la Fiscalía General de la Nación como José Aldemar Rojas Rodríguez.

“Lamentablemente, el saldo preliminar es de 21 personas fallecidas, incluyendo al responsable del hecho, y de 68 heridas, quienes fueron trasladadas a distintos centros asistenciales con el apoyo de organismos de socorro y emergencia del Distrito”, señala la Policía en un comunicado.

De igual forma se informó que de las 68 personas heridas, 58 han sido dadas de alta. “La Institución se solidariza con las respetadas familias de las personas que perdieron la vida y desea la pronta recuperación de quienes resultaron lesionados. Así mismo, de manera conjunta con la Fiscalía General de la Nación y demás autoridades se adelantan las investigaciones tendientes a establecer las causas y los responsables del acto terrorista que enluta a los colombianos”, señaló  la institución.

Redacción: Leo.com                        

Fuente: Elespectador

 

17 Enero 2019

La fiscalía colombiana anunció que identificó plenamente al hombre que hizo detonar este jueves un coche con 80 kilos de explosivo en una academia de policía en Bogotá, causando nueve muertos y 54 heridos.

"Hemos logrado establecer la autoría material de este execrable crimen, de este acto terrorista, en cabeza del señor José Aldemar Rojas Rodríguez", dijo el jefe del organismo investigador, Néstor Humberto Martínez.   La autoridad no reveló de momento su vinculación con algún grupo armado, aunque aseguró que "en las próximas horas" dará más información sobre los "determinadores o autores intelectuales de este acto terrorista".

Aunque todo parece indicar que el hombre murió en el ataque, las autoridades no han confirmado su deceso.

Martínez aseguró que Rojas Rodríguez ingresó a las 9H30 locales (14H30 GMT) en una camioneta gris Nissan Patrol modelo 1993 a la Escuela de Oficiales General Francisco de Paula Santander, en el sur de la capital colombiana.

Aunque el fiscal no ahondó sobre la detonación, un reportero de AFP en la zona escuchó a varios policías hablar en detalle sobre el suceso.

Los agentes, que no hablaron ante las grabadoras, indicaron que un perro antiexplosivo detectó la carga en el automóvil. Al verse descubierto, el conductor aceleró y atropelló a un policía.

Tres uniformados siguieron detrás del vehículo, que a los segundos explotó y habría acabado con la vida de Rojas Rodríguez y de los perseguidores.

El fiscal Martínez señaló que el "último acto" de la camioneta ante las autoridades de tránsito fue la revisión técnico-mecánica el 27 de julio de 2018 en el departamento de Arauca, fronterizo con Venezuela.

Arauca es una zona con presencia histórica del Ejército de Liberación Nacional (ELN), la última guerrilla del país tras el desarme y transformación en partido de las FARC en 2017.

Los diálogos de paz entre el ELN y el gobierno están en punto muerto desde agosto, luego de que el presidente Iván Duque exigiera a la organización liberar a todos los secuestrados en su poder y cesar las actividades criminales.

Los rebeldes consideran las exigencias de Duque "condiciones unilaterales inaceptables", pues con el gobierno del expresidente Juan Manuel Santos (2010-18) pactaron desarrollar las conversaciones en Cuba en medio de la conflagración en Colombia.

De momento ningún grupo armado se ha atribuido el ataque de este jueves, el peor sucedido en Bogotá desde el coche bomba activado por las FARC en febrero de 2003 en El Nogal, un exclusivo club social en el norte de la capital en el que murieron 36 personas.

Aquella bomba fue el mayor atentado urbano de la otrora guerrilla comunista en más de medio siglo de alzamiento armado.

Aunque aliviado por la firma del pacto con las FARC, Colombia vive un conflicto armado que en medio siglo ha enfrentado a guerrillas, paramilitares, agentes estatales y narcos, con saldo de ocho millones de víctimas entre muertos, desaparecidos y desplazados.

Redacción: Leo.com                        

Fuente: AFP

 

17 Enero 2019

Nueve personas muertas y 54 más heridas dejó la explosión este jueves en la mañana de un carro bomba en el campo de paradas de la Escuela de Cadetes General Santander, en el sur de Bogotá. Las personas heridas han sido trasladadas a diferentes centros asistenciales: ocho al Hospital El Tunal, tres al Centro Policlínico del Olaya, dos al Hospital de Kennedy, 28 al Hospital de la Policía, dos al Hospital Militar y 11 a la Clínica de Occidente.

En el lugar se presenta caos vial y conmoción entre los vecinos del sector, a consecuencia del impacto de la detonación. Hasta el momento, no se tiene información sobre los responsables. La hipótesis principal que se maneja es que se trató de un atentado terrorista en el que la persona que conducía el vehículo ingresó abruptamente por la entrada sur, violando los protocolos de seguridad de la guardia, y se estrelló contra uno de los bloques del campo de paradas dentro de la escuela. El choque causó la explosión, por lo que el conductor del vehículo habría muerto en ese instante.

El presidente Iván Duque, quien se encontraba en Quibdó (Chocó) para liderar un consejo de seguridad junto a la cúpula militar, canceló el evento y ya llegó al Comando Aéreo de Transporte Militar (Catam) en Bogotá. Tras el atentado, el mandatario anunció su regreso inmediato a la capital del país a través de Twitter, para hacerle frente a la emergencia que calificó como un "miserable acto terrorista".

La Fiscalía anunció que asumirá la investigación, con ayuda de la Sijín de la Policía, y el Ministerio de Defensa dijo que ya se pusieron en marcha los protocolos de investigación para dar con los responsables.

A través de Twitter, la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez y otros líderes políticos rechazaron lo ocurrido y se solidarizaron con las víctimas

Redacción: Leo.com                        

Fuente: Elespectador

 

26 Octubre 2018

El FBI detuvo hoy en Florida a un hombre relacionado con el envío de paquetes sospechosos, que han sido dirigidos principalmente a figuras demócratas y a críticos del presidente, Donald Trump, informó la cadena CNN.

El arresto del presunto autor llega después de que 12 personalidades hayan recibido artefactos sospechosos en los últimos días, incluyendo al expresidente Barack Obama (2009-2017) y la excandidata presidencial Hillary Clinton, entre otros.

El arresto del sujeto, que no ha sido identificado, ocurrió luego de que las autoridades detectaran este viernes dos paquetes enviados al senador demócrata Cory Booker y al exdirector nacional de Inteligencia, James Clapper, aunque todavía no se ha confirmado si contenían explosivos.

Redacción: Leo.com       

Fuente: EFE

11 Febrero 2017

Sarah, 16 años, estaba dispuesta a marcharse a vivir a Siria. La Policía había detectado sus intenciones en las redes sociales, especialmente a través del uso de la aplicación de mensajería codificada Telegram. Antes, proyectaba casarse con Thomas, de 21 años, y después de la boda, éste debía cometer un atentado en Francia. Estos son los proyectos de la joven truncados ayer por las Fuerzas de Seguridad. Sarah, Thomas y otro hombre de 33 años –que ejercía como tutor de la pareja y tenía contactos en Siria– fueron detenidos en Montpellier, Clapiers y Marseillan por los agentes de la Subdirección Antiterrorista (SDAT) y la Brigada de Intervención de la Policía (RAID) como sospechosos de preparar «un ataque inminente» en Francia. Otro joven, de 27 años, también fue arrestado en el marco de la misma operación antiterrorista.

La historia de Sarah se asemeja a la de Hayat Boumeddiene, la pareja y cómplice del autor del atentado del Hyper Cacher en 2015. Hayat dejó París rumbo a Siria, a través de Madrid y Estambul el 1 de enero de 2015, y el 8 de enero, su compañero, Amedy Coulibaly, atacaba un supermercado, matando a cuatro personas y manteniendo al resto secuestradas. Todo ello en coordinación con los autores del atentado contra «Charlie Hebdo». Hayat, que sigue viviendo en Siria, participó en la preparación de los atentados. En esta ocasión, los presuntos terroristas no han podido pasar a la acción, pero Sarah habría jugado un papel central. Según BFMTV, era «el motor de este proyecto de atentado».

Con sólo 16 años, había decidido casarse religiosamente y marcharse a Siria donde debía ser acogida como la viuda de un mártir porque, entre tanto, Thomas, debía haber pasado a la acción. La joven grabó el viernes un vídeo prestando obediencia al Estado Islámico. En el apartamento que ocupaba Thomas, la Policía descubrió diversos productos que permiten la fabricación de explosivos, acetona, agua oxigenada, ácido sulfúrico, jeringuillas y guantes de protección, así como 71 gramos de TATP, un explosivo de fabricación artesanal, muy inestable, y utilizado en otras ocasiones por los yihadistas, como en el atentado contra el aeropuerto de Bruselas en marzo del año pasado.

El dueño del apartamento manifestaba ayer su perplejidad ante los medios: «Quise echarle una mano y se ha servido de mí para hacer atentados». Explicó que, su hermana Myriam, que trabaja limpiando la mezquita, conocía a Sarah y le había pedido que prestara unos días su piso a Thomas. El joven había abandonado la casa de sus padres, que viven en el norte de Francia porque éstos no aceptaban su conversión al islam, y había estado viviendo en los sótanos del edificio donde vive la familia de Sarah, que tampoco estaba dispuesta a aceptar la relación entre los dos jóvenes. Según Myriam, la madre de Sarah es de origen griego y el padre francés, y desde que se había convertido al islam llevaba siempre un velo negro. Juntas limpiaban la mezquita y la joven era «muy amable y piadosa», pero «no parecía escuchar, tenía sus propias ideas».

El ministro del Interior, Bruno Le Roux, confirmó ayer que la Policía había desbaratado los planes de un «proyecto de atentado inminente», después de dos semanas de investigación. Su antecesor en el cargo y hoy «premier», Bernard Cazeneuve recordó que Francia está «frente a una amenaza terrorista extremadamente elevada».

Redacción: Leo.com.bo
Fuente: larazon.es

 

10 Febrero 2017

Las autoridades francesas aseguraron este viernes haber desarticulado un proyecto de "atentado inminente" en su territorio, tras el arresto de cuatro personas en Montpellier (sur), incluida una menor de 16 años.

La detención de los cuatro individuos "permitió desbaratar un proyecto de atentado inminente en suelo francés", afirmó el ministro del Interior, Bruno Le Roux, en un comunicado.

Una fuente conocedora de la investigación indicó que la policía aún no había podido determinar el objetivo del ataque. "La voluntad de actuar y de confeccionar varios artefactos explosivos parece haberse materializado", precisó una fuente policial.

"Los cuatro sospechosos, de 16, 20, 26 y 33 años, fueron detenidos después de comprar acetona", un líquido que se puede utilizar para fabricar artefactos explosivos, explicó otra fuente policial.

Entre los arrestados, una joven de 16 años había sido localizada en las redes sociales tras expresar su voluntad de viajar a Siria o Irak o de cometer un ataque en Francia. "Uno de sus mentores era uno de los objetivos de la Dirección General de la Seguridad Interior (DGSI)", los servicios de inteligencia franceses, añadió esta fuente.

Según los primeros elementos recogidos por los investigadores, este hombre, que está entre los cuatro detenidos, planeaba "hacerse explotar".

Durante sus registros, la policía encontró TATP, un explosivo artesanal potente pero altamente inestable y muy apreciado por los yihadistas, así como acetona, agua oxigenada, jeringas y guantes de protección.

Las mujeres jóvenes, a las que los servicios de inteligencia solían pasar por alto, se consideran ahora potencialmente tan peligrosas como los hombres, sobre todo desde el arresto en septiembre de 2016 de un comando femenino en la región parisina.

Francia está en estado de emergencia desde los atentados yihadistas de 2015 y 2016, que causaron 238 muertos. El país es un objetivo para los yihadistas, en parte porque forma parte de la coalición que lucha contra el grupo Estado Islámico (ISIS) en Siria. 

El primer ministro, Bernard Cazeneuve, recordó este viernes el "nivel de amenaza terrorista extremadamente alto" que afronta su país.

El 3 de febrero, un egipcio de 29 años atacó, con un machete en cada mano, a militares en la muy turística galería del carrusel del museo del Louvre en París, al grito de "Allahu Akbar" (Alá es el más grande, en árabe). Los disparos de los soldados lo dejaron gravemente herido.

En sus declaraciones, el sospechoso explicó haber querido "atacar un símbolo de Francia como reacción contra los bombardeos de la coalición internacional" en Siria, y aseguró que sólo quería deteriorar obras en el museo del Louvre, el más visitado del mundo.

Tras el ataque, el presidente François Hollande volvió a pedir a Francia que afrontara la amenaza terrorista. "Está aquí, continúa y debemos afrontarla", "ese es el motivo por el que movilizamos tantos medios y seguiremos haciéndolo mientras sea necesario", declaró.

Francia ha frustrado numerosos atentados o proyectos de atentado en los últimos meses. El 13 de diciembre, el ministro del Interior dijo que las fuerzas de seguridad habían evitado "al menos 13 intentos que implicaban a más de 30 individuos", entre ellos mujeres y menores, desde el atentado que dejó 86 muertos en Niza, el 14 de julio de 2016.

A finales de noviembre, la policía detuvo a cuatro franceses y un marroquí que habían jurado lealtad al ISIS y eran sospechosos de planear un atentado en la región parisina.

Redacción: Leo.com.bo                                              

 

Fuente: AFP

Últimas Noticias

Prev Next

Detención preventiva para dos policías p…

Detención preventiva para dos policías por la liberación de presuntos asesinos

El Juzgado Tercero de Instrucción en lo Penal determinó la detención preventiva de Luís Quintín...

Justicia deniega acción de libertad al e…

Justicia deniega acción de libertad al exjuez de Cotoca acusado por prevaricato

El juez tercero de Instrucción en lo Penal de Sucre, José Emilio Pinto, denegó acción...

Blanco: “La segunda fecha está programad…

Blanco: “La segunda fecha está programada, hay que ver qué dicen los clubes”

El vicepresidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Robert Blanco, señaló hoy que la...