Santa Cruz de la Sierra
20 Septiembre 2019

Centenares de miles de estudiantes de Asia y de la región del Pacífico iniciaron este viernes una jornada de manifestaciones mundiales que se convertirá en la movilización más importante de la historia para concienciar a los adultos de la importancia de actuar contra el cambio climático.

Los alumnos de grandes ciudades como Sídney, Manila, Bombay o Seúl fueron los primeros en responder masivamente a la convocatoria lanzada por la joven activista sueca Greta Thunberg para dejar las aulas el viernes y participar en esta huelga escolar simbólica.

Más de 300.000 niños, padres y activistas se manifestaron en las principales ciudades australianas, el doble que en una jornada similar celebrada en marzo. En total están programados más de 5.000 eventos en todo el mundo.

El objetivo de los llamados "Viernes por el futuro" (Fridays for Future) es movilizar a niños de todo el planeta para que presionen a quienes toman las decisiones en el mundo y a las grandes empresas, con el fin de que adopten medidas drásticas que frenen el calentamiento global provocado por la mano del hombre.

Tras las manifestaciones en Europa y en las principales ciudades de América Latina, está previsto que la jornada termine en Nueva York, con una enorme manifestación a la que acudirán más de un millón de estudiantes de más de 1.800 escuelas.

Los estudiantes de Vanuatu, en las islas Salomón, fueron los primeros que salieron a las calles.

En Tokio, unas 3.000 personas también protestaron de manera pacífica. "¿Qué queremos?, ¡Justicia climática! ¿Cuándo lo queremos? ¡Ahora!", repetían, mostrando pancartas que decían "No hay planeta B, ¡despierten!".

En Indonesia, varios miles de personas salieron a la calle en varias ciudades. "Greta Thunberg nos ha inspirado, pero todo esto no puede hacerlo una sola persona, todo el mundo debe implicarse", decía Deby Natalia, una de las organizadoras de la manifestación de Yakarta.

Las manifestaciones en Indonesia coinciden con importantes incendios que han asolado miles de hectáreas de bosque y provocado una importante nube de humo tóxico en los últimos días.

"Pedimos al gobierno que tome acciones firmes contra quienes provocaron los incendios", agregó la activista.

"Lo que haces importa"

La víspera de la huelga, "Thunberg una adolescente sueca de 16 años que se convirtió en el emblema de la frustración de una generación ante el tratamiento que se da a la cuestión climática" insistió en que hay soluciones que están siendo "ignoradas", y pidió que los más jóvenes tomen la iniciativa.

"Todo cuenta, lo que tú haces cuenta", dijo en un mensaje en video dirigido a sus seguidores.

Las manifestaciones también fueron importantes en Nueva Delhi, Bombay y Manila. "Mucha gente aquí ya siente los efectos del calentamiento del planeta", señalaron los manifestantes, citando por ejemplo los tifones.

Algunas autoridades locales, escuelas y empresas han impulsado a los jóvenes a participar, pero otras entidades advirtieron que las ausencias deberán ser explicadas. Pese a todo, los jóvenes no parecen dispuestos a ceder.

"Estamos aquí para mandar un mensaje a la gente en el poder y mostrarles que estamos preocupados y que esto es realmente importante para nosotros", dijo a AFP Will Connor, un joven de 16 años en Sídney.

El continente australiano vive a diario los debates por el cambio climático.

Australia es uno de los mayores exportadores de carbón y aún autoriza enormes minas que generan empleos y han apuntalado tres décadas de crecimiento económico ininterrumpido.

Pero también sufre de las consecuencias del cambio climático. En años recientes ha vivido enormes sequías, numerosos incendios forestales, inundaciones devastadoras y la pérdida irremediable de la Gran Barrera de Coral.

El gobierno australiano, de corte conservador, no ha llegado al punto de negar el cambio climático, pero quiere limitar la discusión a elegir entre generar empleos o cumplir metas de emisión de gases de efecto invernadero.

El parlamentario oficialista Craig Kelly incluso emitió un mensaje el jueves a los jóvenes donde afirmó que "todo lo que les han dicho es una mentira".

"Nos vemos en las calles"

Sin embargo, un creciente número de empresas está en total desacuerdo con la visión expresada por Kelly.

"¡Nos vemos en las calles!", fue el desafiante mensaje de la empresa de seguros y pensiones Future Super, que llegó a reunir 2.000 empresas en la campaña en favor de la protesta juvenil.

De igual modo, el máximo responsable de Amazon, Jeff Bezos, se comprometió a alcanzar la neutralidad de carbono para el año 2040, y llamó a otras empresas a hacer lo mismo.

Las protestas del viernes preparan así el terreno para dos semanas de movilización en Nueva York, comenzando por una Cumbre de la Juventud sobre el Clima se celebrará en la ONU del sábado.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, presidirá el lunes una reunión de emergencia en la que pretende pedir a los líderes mundiales que fortalezcan y amplíen los compromisos adoptados en 2015 en el marco de los Acuerdos de París.

Según las últimas cifras publicadas por la ONU, para tener alguna posibilidad de frenar el calentamiento del planeta en un grado y medio centígrado (+1,5°C) por encima a la temperatura del siglo XIX, el mundo tendría que tener cero emisiones de carbono en 2050.

Redacción: Leo.com      

Fuente: Agencias

27 Diciembre 2016

Una investigación internacional publica un estudio en la revista 'Science of the Total Environment' revelando que la región más cálida del continente antártico se ha enfriado en la última década. Los resultados chocan con las tesis científicas más extendidas, que señalan que esta zona del planeta es una de las más castigadas por el calentamiento global.

Son casi 20 años al menos desde 1998, cuando se ha producido un enfriamiento significativo en toda la Península, especialmente en las zonas más septentrionales, donde alcanza en torno a un grado menos de temperatura de media.

Concretamente, los valores medios de temperatura han descendido en casi 1ºC, en la última década (2006-2015) con respecto a la anterior (1996-2005) en las zonas norte y nordeste de la Península, y valores similares en las Islas Shetland del Sur, donde se localizan las bases científicas españolas Juan Carlos I y Gabriel de Castilla. Los cambios observados en el extremo sur de la Península han sido mucho más modestos.

El profesor Oliva de la Universidad de Barcelona y del Instituto de Geografía y Ordenación del Territorio de la Universidad de Lisboa explica:

«Casi 1ºC de cambio es mucho, porque en la Península Antártica las temperaturas se mueven más cerca de los 0ºC en el resto del continente no se sabe lo que está pasando, porque hay muy pocas estaciones, una cada 100 o 200 kilómetros, es una red muy poco densa. Hay datos que apuntan a que el interior del continente también se está enfriando, sobre todo la parte este. Pero esa zona se mueve en una temperatura de -50ºC, por lo que las pequeñas variaciones de temperatura no tienen tanta incidencia. Y además, este descenso de 1ºC se ha producido en un tiempo muy corto, solo 10 años. Si lo proyectáramos a final de siglo, estaríamos hablando de 7-8ºC, estima el investigador».

El geógrafo asturiano Jesús Ruiz de la Universidad de Oviedo narra:

«La idea fue de Marc Oliva, aprovechando que desde 2005 no se había vuelto hacer en la Antártida ningún estudio basado en datos instrumentales; el último fue elaborado por el British Antartic Survey y concluyó que el proceso de calentamiento se estaba acentuando. La investigación de ahora, publicada recientemente da un vuelco a los datos al desvelar que la tendencia se ha invertido».

El hallazgo tiene un impacto directo en la criosfera: una mayor presencia de hielo marino en la región, una ralentización del retroceso de los glaciares y plataformas de hielo, una mayor duración de la cobertura de nieve y una reducción del espesor de la capa activa del permafrost, que tiene unas implicaciones a nivel global. Aún queda pendiente evaluar cómo está repercutiendo el enfriamiento en la Península.

RECHAZAN El SIMPLISMO y ALARMISMO DEL CAMBIO CLIMÁTICO

El investigador ha explicado que el descubrimiento del enfriamiento de la Península Antártica pone de relieve la necesidad de rechazar "enfoques simplistas" sobre el Cambio Climático y señala que, pese a que la concentración de dióxido de carbono en el Ártico y la Antártida "es la misma" las temperaturas "responden de manera diferente".

«Esto lo que nos demuestra es que cuando se habla de Cambio Climático no se puede ser tan directo ni tan simplista como muchas veces se lee en algunos sitios. El sistema climático y el sistema Tierra son más complejos de lo que mucha gente cree», manifiesta Oliva.

Por ello, advierte de que «aunque es muy fácil usar el Cambio Climático como respuesta para todo", los datos de temperaturas en la Península Antártica demuestran que "ni todo es tan lineal ni todo es tan fácil y esquemático como decir que si aumenta el dióxido de carbono aumentan las temperaturas a nivel global". "El sistema tiene sus propios mecanismos para autorregularse a nivel espacial y temporal», asegura Oliva.

Redacción: Leo.com.bo
Fuente: Agencias

 

11 Mayo 2016

Los cambios climáticos, las guerra nucleares y pandemias naturales son algunos de las cuestiones que consideró la Fundación de Retos Globales en su último informe.

nos 25 millones de personas murieron entre los años 541 y 542 como consecuencia de la Plaga de Justiniano, una enfermedad que afectó al Imperio Bizantino, así como a diversas partes de Europa, Asia y África.

Unos 900 años más tarde, alrededor de 50 millones de personas perdieron la vida por causa de la llamada peste negra.

Esta pandemia se extendió por Europa entre 1347 y 1351 y causó una mortandad mayor que cualquier guerra o epidemia conocida hasta la época afectando también China, parte de Medio Oriente y del Norte de África.

Ambos eventos provocaron la muerte de más de 10% de la población mundial de entonces, por lo que entrarían en la categoría de catástrofe global, según la definición utilizada por la Fundación de Retos Globales (GCF, por sus siglas en inglés).

Esta organización, con sede en Estocolmo, se dedica al análisis de las grandes amenazas mundiales.

Ahora, en su informe sobre Riesgos Catastróficos Globales 2016, la GCF destaca que pese a que ningún evento en el siglo XX logró llegar a esa categoría, el riesgo de que una calamidad de este tipo se produzca no debe ser menospreciada.

"Es fácil dejarse confundir por las aparentemente bajas probabilidades de que ocurran eventos catastróficos", apuntan para luego alertar que "las pequeñas probabilidades se combinan significativamente en el largo plazo".

El informe de la GCF hace un análisis de los 7 principales riesgos de una catástrofe global. BBC Mundo te cuenta cuáles son.

Cambio climático

El reporte sobre las amenazas de catástrofes globales aborda el tema del cambio climático y señala que "es imposible saber con exactitud cuál es el nivel de calentamiento de la atmósfera que puede derivar en una catástrofe global".

Sin embargo, citando al Panel Internacional sobre el Cambio Climático, señala: "Los riesgos del cambio climático oscilan entre alto y muy alto con un incremento de la temperatura media de 4ºC por encima de los niveles de la era preindustrial".

En el texto se asegura que, entre las consecuencias esperadas del aumento de la temperatura, se incluye el impacto severo sobre sistemas únicos o amenazados, la extinción sustancial de especies, y amenazas a la seguridad alimentaria.

Advierte que lo que puede parecer como un riesgo bajo en el corto plazo no lo es tanto en el largo.

"El informe Stern sobre los impactos económicos del cambio climático sugiere que cada año hay un 0,1% de probabilidad de que la humanidad se extinga (.) Esto implica una probabilidad de extinción de la humanidad de 9,5%, durante los próximos 100 años", indica.

Guerra nuclear

Durante la crisis de los misiles en 1962, Estados Unidos y la Unión Soviética estuvieron al borde de una guerra nuclear por el despliegue de misiles soviéticos en Cuba.

Hablando de ese episodio, el entonces presidente estadounidense John F. Kennedy, señaló que estimaba que las probabilidades de haber llegado a la guerra atómica eran una de tres.

El informe del GCF señala que un conflicto de este tipo generaría dos tipos de daño:

El causado directamente por las explosiones, el fuego y la radiación

El llamado invierno nuclear, derivado del humo que llenaría la atmósfera como consecuencia del incendio de ciudades, fábricas y materiales inflamables.

El texto cita un informe del gobierno de Estados Unidos de 1979 en el que se estimaba que en un conflicto nuclear entre las dos superpotencias de la Guerra Fría habría fallecido entre 35% y 77% de la población estadounidense; y entre 20% y 40% de la población soviética durante los primeros 30 días de enfrentamientos.

En la actualidad, la GCF considera que los efectos serían menores por cuanto el arsenal nuclear actual en manos de Washington y Moscú es una quinta parte de lo que llegó a ser en su punto máximo en 1986.

Sin embargo, el informe advierte que, por improbable que parezcan, los riesgos de una guerra nuclear son demasiado altos como para ser obviados.

Una pandemia natural

En los últimos 300 años se han registrado unas 10 pandemias de influenza en el mundo y ninguna ha causado la muerte de más de 5% de la población mundial.

Según el reporte de la GCF, las facilidades para que este tipo de enfermedades se distribuyan por el planeta han crecido por efecto de la globalización y del consiguiente incremento de la interacción entre los humanos y los animales.

Sin embargo, las mejoras en las prácticas sanitarias y de salud disminuyen su impacto.

El informe señala que, según estimaciones de las autoridades británicas, hay una probabilidad que oscila entre 1 de 20 y 1 de 2 de que se produzca en los próximos cinco años una pandemia que mate a 1% de la población de Reino Unido.

Las probabilidades de que se produzca una pandemia catastrófica que tenga efectos globales, sin embargo, son menores.

Una encuesta entre expertos señala que hay 15% de probabilidades de que ocurra una pandemia de H5N1, conocida como gripe aviar, en los próximos tres años.

Supervolcanes

Algunos expertos consideran que la erupción del volcán Toba en Indonesia, hace unos 70.000 años, puso a la humanidad al borde de la extinción.

Toba es considerado como un "supervolcán", por ser capaz de producir una gran cantidad de material fragmentado.

Se cree que el gran volumen de polvo y sulfatos arrojados a la atmósfera causó un enfriamiento de las temperaturas globales de entre 3ºC y 5ºC que duró varios años y derivó en una pérdida considerable de vida animal y vegetal.

El informe de la GCF señala que algunos expertos estiman que el efecto de la erupción de Toba redujo la población humana de unas 100.000 a unas 4.000 personas.

El texto cita un informe de la Sociedad Geológica de Londres, según el cual, basta con una capa de cenizas de un centímetro de espesor para acabar con la producción agrícola de un lugar.

No obstante, indica que es muy difícil hacer estimaciones sobre la posible erupción de un supervolcán, aunque de acuerdo con algunas estimaciones se producen en promedio una vez cada 30.000 a 50.000 años.

Asteroides y cometas

Los científicos creen que hace unos 66 millones de años un asteroide de unos 10 kilómetros de diámetro cayó sobre una parte del territorio de México, en un lugar llamado Chicxulub, causando una masiva extinción de vida sobre la tierra y poniendo fin a la era de los dinosaurios.

Según el informe del GCF, el impacto de un asteroide o de un cometa con un diámetro superior a 1,5 kilómetros podría matar a millones de personas. En gran medida, debido al enfriamiento de las temperaturas que causaría y a los daños sobre la agricultura.

El texto cita una investigación de 2015 que estima que la probabilidad de que durante los próximos 100 años un asteroide choque con la tierra y tenga un efecto global significativo es de aproximadamente 1 entre 1.250.

Conscientes de este peligro, la Agencia Espacial de Estados Unidos (NASA, por sus siglas en inglés) dispone de un sistema de vigilancia que ya tiene ubicado a más del 90% de los asteroides con un diámetro superior a un kilómetro.

Virus de laboratorio

En el año 2001, un grupo de investigadores en Australia que quería crear una vacuna anticonceptiva para los ratones, que sirviera para control de plagas, terminó creando un virus de laboratorio que mataba a cada una de sus víctimas al despojarlas de parte de su sistema inmunológico.

Este descubrimiento accidental recordó a la comunidad científica los riesgos de que los avances de la ciencia pudieran terminar siendo usados para fines destructivos.

"Existe una posibilidad real de que un peligroso patógeno de laboratorio podría ser liberado por accidente", señala en informe de la GCF, que recuerda las versiones según las cuales la cepa del virus H1N1, responsable de un número importante de enfermos y muertos entre 1977 y 2009, era el producto de un accidente de laboratorio.

El texto indica que hasta 2012 había al menos 42 laboratorios dedicados a la investigación con patógenos con potencial para causar pandemias.

"En el largo plazo, si la biotecnología madura lo suficiente y la síntesis genética no es bien regulada, va a ser cada vez más fácil para los estados y los grupos pequeños sintetizar y modificar patógenos peligrosos. Esto genera un riesgo grave de una catástrofe global", advierten.

Inteligencia artificial

Aunque parezca un tema de ciencia ficción, la posibilidad de que el desarrollo de sistemas de inteligencia artificial (IA) que tengan efectos negativos está incluido en la lista de riesgos con potencial para causar catástrofes globales.

El informe de la GCF se hace eco de previsiones de expertos acerca de cuándo se producirá un sistema que sea capaz de realizar sus tareas tan bien como un humano, lo que -según los expertos consultados para elaborar el informe- tiene 50% de probabilidades de ocurrir para el año 2050.

Una vez que eso ocurra, los expertos creen que hay 5% de probabilidades de desarrollar un súper sistema de IA en los dos años siguientes y de 50% en los 30 años posteriores.

"Asumiendo que logre desarrollarse un sistema de inteligencia artificial que se equipare a los humanos, su impacto social a largo plazo es desconocido", señala el texto.

"Según la opinión promedio de los expertos consultados, hay en torno a 7% de probabilidades de que sería 'extremadamente malo'".

Sin embargo, "la enorme incertidumbre que envuelve estas estimaciones debe ser destacada", indica.

Redacción Leo.com.bo

Fuente: BBC Mundo

22 Abril 2016

El Día Internacional de la Madre Tierra encuentra al país con múltiples desafíos y graves impactos pero también con una gran capacidad de resiliencia ante el cambio climático por parte  de las familias indígenas y campesinas aseguró Lorenzo Solìz director del Centro de Investigación y Promoción del Campesinado (CIPCA).

Dijo que desde que en el 2009 la  ONU instituyó esta conmemoración, a nivel internacional se han generado  importantes compromisos orientados a cuidar, proteger y convivir con la madre tierra “pero a nivel nacional todavía falta mucho por hacer para cumplir con los propósitos planteados hace siete años”.

Según los reportes de CIPCA a nivel nacional “la perspectiva no es tan alentadora porque estamos viviendo las consecuencias del fenómeno de El Niño con sequías, granizadas y heladas que han provocado situaciones dramáticas en todo el país, pero la gente y las comunidades han demostrado una gran capacidad de resistencia e iniciativa para controlar esos impactos”.

En la presente gestión El Niño en algunas zonas retrasó las lluvias y en otras provocó sequías extremas, pero en todos los casos “lo positivo es que se han activado múltiples iniciativas de cosecha de agua, sistemas de riego, carpas solares, etc. que han permitido a las  familias campesinas encarar la escasez de lluvia”, explicó Solíz.

Según el director de CIPCA, la escasez de agua es uno de los problemas más serios, “un ejemplo de ello es que hace pocos días  han cerrado las compuertas de la represa de la Angostura, que virtualmente se ha vaciado por falta de lluvias, y ha provocado enfrentamientos y disputas entre las familias campesinas por la poca agua que queda para el suministro”. 

Por tanto, el tema del riego es considerado estratégico si se quiere fortalecer la capacidad de gestión de la tierra y potenciar las iniciativas de las familias campesinas. “Entre las metas que se plantea el Plan de Desarrollo Económico y Social, en los próximos cuatro años se espera concretar una cobertura de riego de hasta 700 mil hectáreas, eso es positivo porque  en la actualidad,  sólo 332 mil hectáreas de cultivos cuentan con sistemas de riego”.

Sumado a ello están otros desafíos como la gestión del entorno del  bosque,  la fertilidad de la tierra, la dinamización de  los conocimientos y  saberes, la preservación de biodiversidad, la reforestación, la diversificación de suelos “ese sería un camino de celebración del día internacional de la Madre Tierra”. 

Empero, Solíz recordó que justo hace un año, un 22 de abril, en el día de la Madre Tierra concluyó la Cumbre Productiva con una  agenda para potenciar al sector agroindustrial y algunas metas que aseguran el desbosque y la ampliación de la frontera, en al menos 2,5 millones de hectáreas en el corto plazo y “estamos ante el riesgo de que la alimentación provenga de la agroindustria, de la importación y del contrabando…, para evitarlo, la única opción es potenciar la capacidad productiva del sector indígena campesino”.

“Estamos en un momento de resistencia” aseguró el director de CIPCA y dijo que la disyuntiva es optar por el modelo productivo alternativo con gestión territorial y manejo de bosques y de otros recursos naturales o por la producción industrial y la extranjerización de la tierra que presionan sobre los territorios, los recursos naturales y las comunidades indígenas, campesinas e interculturales.

Según Solíz, la tarea inmediata es avanzar hacia las metas del Plan de Desarrollo Económico y Social 2016-2020 que se plantea superar la pobreza y eso será posible “no solamente en base a la distribución de bonos sino potenciando  las capacidades productivas del área rural, especialmente de los productores campesinos e indígenas”.

Redacción: Leo.bo

Fuente: ANF

17 Marzo 2016

El viceministro de Planificación y Coordinación, Diego Pacheco, aseguró el jueves que el acuerdo del clima de París, que será firmado el próximo 22 de marzo, en Nueva York, estableció las responsabilidades que tienen los países desarrollados en el cambio climático y el calentamiento global.

Pacheco confirmó que el presidente Evo Morales viajará a Nueva York  para suscribir el acuerdo de París, que es el resultado de la vigésima primera Conferencia de las Partes sobre el Cambio Climático (COP21) de las Naciones Unidas, que se realizó en Francia, en diciembre de 2015.

"Frente a una fuerte tendencia de los países desarrollado de eximirse de responsabilidades frente al cambio climático, finalmente en el acuerdo se logra que los países desarrollados tienen responsabilidades frente al cambio climático", remarcó Pacheco a la Red Patria Nueva.

Según la autoridad, el acuerdo que se firmará el 22 de abril, Día Internacional de la Madre Tierra, incorpora el compromiso de los países desarrollados de proveer alrededor de 100.000 millones de dólares anuales para financiar las acciones contra el calentamiento global.

"Ese acuerdo es el resultado de un arduo proceso de negociaciones sobre cambio climático en Naciones Unidas, para encontrar respuestas al cambio climático", remarcó.

Agregó que otro logro del acuerdo es mantener la temperatura media mundial por debajo de 2 grados centígrados respecto a los niveles preindustriales, y hacer un esfuerzo por limitar ese incremento, en lo posible, en menos de 1,56 grados.

Destacó la importancia de suscribir el acuerdo de París, porque "también se pretende lograr en la segunda mitad de este siglo, que exista un equilibrio entre lo que es la emisión de carbono y la absorción de carbono".

Redacción: Leo.bo

Fuente: ABI

26 Enero 2016

Quince muertos y 21.541 familias afectadas es el saldo provisorio de las riadas y el mal tiempo provocados desde noviembre por el fenómeno de El Niño, informó hoy el Gobierno.

"Hay que lamentar quince personas fallecidas, la mayoría de ellas afectadas por el impacto de rayos o por riadas", dijo el ministro de Defensa, Remy Ferreira.

Los departamentos más afectados son Chuquisaca (sureste) con 5.926 familias afectadas, Cochabamba (centro) con 5.769, Oruro (sur) con 3.542, Potosí con (suroeste) 2.779 y La Paz (oeste) con 2.121.

El fenómeno climático afectó además en diversa magnitud a 12.024 hectáreas de cultivos y a 902 cabezas de ganado, además de 221 viviendas en todo el país.

Apoyándose en datos de la oficina de Defensa Civil, Ferreira reportó que "cinco departamentos (de los nueve de Bolivia) han tenido cifras récord en cuanto a alza de temperatura", como en la ciudad de La Paz, que alcanzó recientemente casi 27°C, cuando comúnmente ronda los 22°C en épocas de calor.

El funcionario alertó además sobre "la amenaza, en el altiplano sur, de perder el 70 por ciento de los cultivos por sequía" y heladas, apuntó.

En Bolivia, fenómeno de El Niño se ha manifestado hasta ahora con episodios de sequía, granizo y exceso de calor y lluvia.

Según las previsiones, las condiciones climáticas se acentuarán en los meses venideros, que comprende el período de lluvias, que suele extenderse desde noviembre a marzo.

Redacción Leo.bo

Fuente: AFP

29 Diciembre 2015

El Viceministro de Defensa Civil informó que el Gobierno tiene un presupuesto de 149 millones de bolivianos para responder a las contingencias. Hay ocho muertos hasta la fecha.

En el país hay más de 13.000 familias afectadas y ocho personas fallecidas a consecuencia del fenómeno de El Niño, el Gobierno tiene un presupuesto de 149 millones de bolivianos para enfrentar los efectos climatológicos, informó el viceministro de Defensa Civil, Oscar Cabrera.

La autoridad manifestó que Chuquisaca y Potosí son los departamentos que más han sufrido las consecuencias de las granizadas y sequías. Con la pérdida de aproximadamente 3.500 hectáreas de diversos cultivos.

Cabrera precisó que de acuerdo a los reportes se tiene “13 mil familias (afectadas)”, principalmente por las granizadas y sequías, además existe un saldo de "ocho personas fallecidas" a causa de las riadas y descargas eléctricas. “Y las consecuencias posiblemente sean mayores a partir de enero”.

Redacción Leo.bo

Fuente: ANF

23 Diciembre 2015

La declaratoria implica limitar la circulación de vehículos, cerrar las obras y suspender las clases en las escuelas.

Casi 50 ciudades y dos provincias del norte y el este de China se declararon este miércoles en situación de alerta por los elevados niveles de contaminación atmosférica, después de que este martes la capital levantase su alerta.

Según informa la agencia oficial Xinhua varias ciudades de la provincia de Shandong (este) emitieron hoy alertas rojas (las máxima) y también el Gobierno de la provincia de Anhui (este) lanzó una alerta azul (la más baja) para toda la región.

La provincia de Hebei (noreste), que rodea a la capital, y la ciudad de Tianjin (noreste) están desde este martes en alerta roja, lo que les que obliga a limitar la circulación de vehículos, a cerrar las obras y a suspender las clases en las escuelas.

Pekín retiró este martes la alerta roja que sus autoridades habían decretado el pasado sábado, pero la ciudad sigue cubierta por una densa capa de niebla tóxica.

Aunque la concentración de partículas sólidas PM2,5 (las más pequeñas y perjudiciales para la salud) en Pekín ha bajado durante algunas horas de 200 microgramos por metro cúbico, en otros momentos del día han superado los 350 microgramos por metro cúbico, según las mediciones de la embajada de Estados Unidos en China.

La contaminación ha sido una constante en el noreste del país a lo largo de los últimos 15 días y en la ciudad de Tianjin se acumulan ya 25 días en esa situación.

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

Últimas Noticias

Prev Next

Holanda

Holanda

“Ya se fue el año”, le digo a mi amigo Teo, el viejo vendedor de...

La Paz

La Paz

El cineasta Tony Peredo, mi hijito Sebastián y yo estamos sentados en el patio trasero...

La pared

La pared

Tapo a mi hijito Sebastián. Seguimos con fiebre los dos. Sebastián me dice: “Estoy mareado”...