Santa Cruz de la Sierra
14 Noviembre 2017

Ducharse, tomar bebidas frías o salir de la casa antes de un mes son actividades que desaconseja la medina tradicional china a quienes acaban de ser madres.

Confinarse dentro de los límites de tu hogar es una práctica muy común en China y en otras partes de Asia donde la maternidad llega con una serie de reglas desconocidas para muchos.

La costumbre se ha extendido ahora a otras partes del planeta por la presencia de migrantes asiáticos en otros países.

“Estar enclaustrado es importante”, aseguró Ching a la BBC desde su departamento de Londres que no abandona desde que fue madre hace un mes.

Para Ching, de origen chino, el enclaustramiento es fundamental para la protección inmunológica del recién nacido.

“Necesitan habituarse a sus padres y sus bacterias”, defendió durante una video llamada con el programa Victoria Derbyshire ya que todavía no permite visitantes en la casa.

“Si no la practicas, es como si de alguna manera te pusieras a ti mismo en desventaja”, argumentó con la convicción de que la madre también debe cuidarse después del parto.

Esta tradición es tan popular en el gigante asiático y otros países del continente que existen hospitales donde las madres permanecen confinadas incluso durante un mes completo viendo a su bebé apenas una vez al día.

En la cultura occidental, el promedio de hospitalización tras un parto normal es de uno a tres días, según el servicio de salud británico (NHS, por su sigla en inglés).

La explicación está en la medicina tradicional china. En ella se indica que las mujeres que dan a luz son más susceptibles al aire frío y, por tanto, se enferman más fácilmente.

Al marido de Ching, de origen británico, las costumbres de su mujer lo agarraron por sorpresa.

“Fue difícil para él porque quería presumir del bebé, pero no se dio cuenta de que la maternidad llega con un montón de normas”, reflexionó.

Tradición

El confinamiento postnatal o zuò yuè zi, como se denomina tradicionalmente, es el mes de postparto y significa literalmente “sentar el mes”.

Está basado en una serie de creencias y prácticas centradas en la recuperación, cuidado y protección de la salud de la madre y no solo en la del bebé, según el Centro de Biotecnología e Información de Estados Unidos (NCBI, por su sigla en inglés).

De acuerdo con el centro, es una práctica habitual tanto en ambientes rurales como urbanos y está compuesta por una serie de reglas bastante estrictas y llamativas.

Sobre la comida, en la tradición china existe la creencia de que la mujer debe comer mucho más tras el parto para ayudar con la lactancia y para recuperar la fuerza. También deben ingerirse productos considerados “calientes” como los huevos o la carne y evitar los fríos como las frutas o las verduras.

En cuanto a higiene, tradicionalmente en el período postnatal, las madres no deben ni lavarse el cabello ni el cuerpo. La creencia dice que después de dar a luz la piel está poco firme y el agua puede penetrar dentro del cuerpo. Esto podría causar que se hinche, artritis y reuma o pasarle un resfrío al bebé.

Lavar el pelo, además, puede provocar fuertes dolores de cabeza según la creencia. Las mujeres acostumbran a lavarse con una toalla húmeda y caliente durante este mes.

Además, hay una serie de reglas sobre el comportamiento que debe tener una madre. Se dice que debe permanecer en la cama, y evitar los trabajos domésticos o la actividad sexual para centrase en su recuperación. Las visitas también deben limitarse al máximo.

Sobre la alimentación del bebé, es preferible dar el pecho que utilizar fórmula y se sugiere la suministración de madreselva para calmar al bebé cuando tiene problemas en la piel o no concilia el sueño.

¿Efectos secundarios?

La doctora Kity Wu, neuróloga en el hospital King’s College de Londres, confirmó que el confinamiento postnatal está tan arraigado en la cultura china que “hasta yo misma lo hice”, confesó.

“Algunas mujeres son tan estrictas que incluso no abandonan la cama durante las primeras dos semanas después de dar a luz”, añadió.

Pero esta costumbre tan popular puede empeorar una posible depresión postparto, en opinión de la doctora Wu.

“Quienes acaban de ser madres acaban por quedarse aisladas y les resulta difícil lidiar con eso”, aseguró, explicando que en muchas ocasiones rechazan buscar ayuda médica porque en la comunidad china la maternidad se ve y debe vivirse como un momento de felicidad.

Redacción: Leo.com.bo                               

Fuente: BBCMundo

03 Octubre 2017

En China hay un nombre para los hombres solteros de más de 30 años y no es muy positivo: shengnan.

Significa "hombres sobrantes", que son aquellos que todavía no han encontrado una esposa. En un país en el que hay muchos más hombres que mujeres, eso es un gran problema.

Ello es consecuencia de la política del gobierno chino de "un solo hijo", eliminada en 2015, aunque sus efectos se dejarán sentir durante décadas.

Para 2020 se calcula que habrá 30 millones más de hombres que mujeres en busca de pareja en China.

En su libro The Demographic Future, el economista político estadounidense Nicholas Eberstadt cita proyecciones que señalan que para 2030 más de la cuarta parte de los chinos mayores de 30 años no se habrá casado.

Tácticas creativas

Ahora, con muchas menos mujeres que hombres, la carrera para encontrar una pareja adecuada -y conquistarla antes que otro- ha llevado a algunos hombres a hacer grandes esfuerzos. Están gastando enormes sumas en tácticas creativas, a veces sin éxito, para hacerse con una mujer.

En 2015, se informó que un empresario chino de unos 40 años demandó a una agencia de citas de Shanghái por no encontrarle esposa, después de haberle pagado a la compañía 7 millones de yuanes (US$1 millón) para realizar una búsqueda exhaustiva.

En otro caso, un programador de la ciudad sureña de Guangzhou compró 99 iPhones como parte de una elaborada propuesta de matrimonio a su novia.

Por desgracia fue rechazado y su humillación exacerbada por fotos del evento, que fueron compartidas en las redes sociales.

Parte del problema es que las viejas -y nuevas- formas de conocer a la gente no siempre funcionan.

El Año Nuevo Chino ha sido durante mucho tiempo una oportunidad para que las personas solteras hallen una pareja.

La mayoría visita las casas de familiares y amigos durante la festividad que ocurre entre finales de enero y mediados de febrero, por lo que los solteros tienen muchas oportunidades de encontrarse con parejas potenciales.

Pero esa larga tradición ha dado paso a la modernidad.

Las citas por internet están creciendo rápidamente, y las aplicaciones de mensajería como WeChat son formas cada vez más populares de conocer gente.

"Las citas en China son cada vez más abiertas y más parecidas a las de los países occidentales en los últimos años", dice Jun Li.

"Las generaciones jóvenes tienen más opciones y están siguiendo sus corazones en lugar de a sus padres".

"Economía de la suegra"

La gran cantidad de maneras de comunicarse ha alterado la forma en que la gente se reúne y corteja en China.

Jun Li, de Suzhou, en la provincia de Jiangsu, en la costa este de China, es soltera y tiene unos 20 años. Ella ha notado un número creciente de hombres solteros "organizándose en equipos" y contratando lugares de entretenimiento público para eventos de citas.

Otros hombres están recurriendo a psicólogos y estilistas para hacerse más atractivos.

Y para evitar preguntas curiosas de padres inquisitivos, algunos incluso recurren a la contratación de novias "falsas" para presentar a sus padres mediante aplicaciones como Hire Me Plz.

Los informes sugieren que la contratación de una novia puede costar hasta 10.000 yuanes (US$1.450) diarios.

Los problemas que enfrentan los hombres para encontrar pareja son más agudos en las zonas rurales más pobres, agravados por antiguas tradiciones de que el marido debe poder ofrecer un nivel decente de seguridad financiera antes de conseguir una esposa.

Hong Yang, que ahora está casada y en sus 30 años, describe esto como la "economía de la suegra" de China.

"Si un hombre quiere casarse, la futura suegra le pedirá que primero compre una casa antes de discutir el siguiente paso. Es una de las razones por las que los precios de la vivienda han estado tan altos en los últimos años", dice.

Pero esta carga financiera para los hombres también les dificulta a muchas mujeres encontrar pareja.

Diferencias de edad

Eso se suma al problema de que un gran número de hombres, en parte debido a los costos financieros del matrimonio, están optando por casarse más tarde.

Y cuando sientan cabeza, a menudo buscan mujeres más jóvenes. Las diferencias de 10 a 20 años o más son comunes en los matrimonios chinos.

"Es difícil para las mujeres encontrar hombres adecuados después de cumplir los 32 años", comenta Hong Yang.

"Muchos quieren casarse con chicas más jóvenes y bonitas". Las mujeres, a su vez, buscan la estabilidad financiera, que se inclina hacia los hombres mayores, dicen los expertos.

Las mujeres bien educadas y económicamente independientes que permanecen solteras son llamadas "niñas no deseadas", dice Heather Ma, quien está casada, tiene unos 30 años y vive en Shanghái.

La trampa de los padres

Los padres son una gran fuente de presión para encontrar pareja rápido. Y están siempre presentes, dice Roger Zhou, de 39 años, casado y residente en Suzhou.

"Los padres piensan que son responsables de ayudar a su hijo adulto a formar una familia", señala.

Eso ha llevado a otro problema: los padres se involucran mucho.

"La cita a ciegas, que es arreglada por los padres, sigue siendo muy popular", dice Melinda Hu, soltera de 32 años.

"Los padres se enfrentan a grandes críticas sociales si su hija o hijo no se casan, de modo que están ansiosos porque tengan citas a ciegas y se casen antes de llegar a 30".

Luego están los mercados de matrimonio al aire libre.

En uno de los más grandes del país en Shanghái, la "esquina de casamenteros" se llena de padres que publican anuncios escritos a mano para sus hijos solteros con detalles tales como sus ingresos, educación y personalidad.

Algunos padres visitan el mercado cada semana durante años sin éxito.

El cambio en la forma en que la gente se reúne y en cómo los hombres atraen a sus parejas se está viendo, sobre todo, en un mayor énfasis en el amor en lugar de en consideraciones prácticas, como la seguridad financiera.

Jun Li, por ejemplo, dice que no tiene prisa por casarse. Prefiere esperar al hombre que se gane su "corazón y alma".

En China, al igual que el resto del mundo, las reglas universales del romance todavía se aplican.

Redacción: Leo.com.bo              

Fuente: BBCMundo

28 Septiembre 2017

El gobierno de China ordenó el cierre este jueves de la mayoría de las empresas de Corea del Norte en el país y de los negocios en sociedad con empresarios chinos para adecuarse a las recientes sanciones impuestas por las Naciones Unidas al régimen comunista por su programa nuclear y de misiles.

El ministerio de Comercio informó que estas compañías e individuos tendrán 120 días para cumplir con la orden, que comenzaron a contarse el 11 de septiembre, cuando las sanciones se aprobaron en el Consejo de Seguridad de la ONU, según reportaron diversos medios chinos. Este plazo se cumplirá en enero de 2018, confirmó el portavoz de la cartera Gao Feng.

China es, actualmente, el principal socio comercial de Corea del Norte, y este intercambio se ha convertido prácticamente en el único contacto con el mundo y medio para obtener divisas extranjeras para el régimen de Kim Jong Un.

Las sanciones apuntan a reducir los fondos para el programa nuclear y de misiles de Pyongyang, cuya principal fuente de recursos es el comercio con China

En especial las empresas norcoreanas en el país se dedican al comercio, pero el régimen también opera en restaurantes y otros negocios.

Por esa razón, la cooperación de Beijing con las medidas de la ONU es esencial para que surtan el efecto de reducir los fondos destinados por el régimen al desarrollo de armas nucleares y misiles balísticos.

Históricamente China ha sido el más férreo defensor diplomático de Pyongyang, pero en los últimos meses ha aceptado la estrategia de la comunidad internacional de aumentar las presiones sobre el país, aunque reduciendo su severidad y apelando también al diálogo.

Redacción: Leo.com.bo              

Fuente: Emol

24 Agosto 2017

Con el argumento de garantizar la salud de sus nuevos integrantes, el Ejército chino ha prohibido la masturbación para sus postulantes.

Ello, luego de que cada vez sean más los aspirantes que no pasan las pruebas físicas del EPL (Ejército Popular de Liberación), y el diario oficial de la guardia enumerara los 10 motivos que podrían explicarlo.

Entre ellos se encuentran el tener una "vena testicular hipertrofiada", una particularidad anatómica que podría derivarse de un exceso de masturbación, la dedicación a los videojuegos o una alta actividad física, según se lee en la gaceta.

Sin embargo, también fallan aquellos que sufren de sobrepeso, los que lucen tatuajes fácilmente visibles, consumen alcohol con frecuencia o sufren del hígado.

"El proceso de reclutamiento se lleva a cabo en virtud de procedimientos y reglas estrictos", se defendió el Ministerio de Defensa en un comunicado.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: sdpnoticias.com

15 Agosto 2017

El Ministerio de Comercio de China anunció  la prohibición total, a partir de este 15 de agosto, de la importación desde Corea del Norte de carbón, hierro, plomo y pescado, en aplicación de las sanciones aprobadas por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas el 5 de agosto.

La prohibición estipula algunas excepciones, como las importaciones tramitadas antes de la fecha, que podrán entrar en territorio chino hasta el 5 de septiembre, o aquellas procedentes de terceros países y que hagan escala en el puerto norcoreano de Rason, siempre que cuenten con el beneplácito del Consejo de Seguridad.

China, miembro permanente y con derecho a veto en ese consejo, votó a favor de la Resolución 2371, que contempla sanciones económicas contra Corea del Norte, lo cual fue duramente criticado por el régimen de Kim Jong-un, que aseguró en un comunicado que Pekín “pagaría caro por ello”.

Por su parte, el Gobierno de EEUU ha manifestado en repetidas ocasiones sus dudas sobre el cumplimiento por parte china de las sanciones comerciales dictadas por la ONU, ante lo que Pekín aseguró que apoyaba totalmente estas medidas, aunque resaltando la necesidad de que no afectaran en exceso a la economía norcoreana.

“Deben evitar negativos efectos contra actividades económicas y cooperación que no estén prohibidas”, como la ayuda humanitaria o el intercambio de alimentos, subrayó la semana pasada el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino Geng Shuang.

El presidente chino, Xi Jinping, pidió el sábado a su homólogo estadounidense, Donald Trump, “contención” para evitar más tensiones en la península de Corea, después de varios días de cruce de amenazas entre Washington y Pyongyang.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: EFE      

 

21 Julio 2017

El gigante asiático acaba de lanzar un ambicioso plan para liderar el mundo a punta del desarrollo de inteligencia artificial.

El plan presentado por el Consejo de Estado pretende que China se convierta para el 2030 en el líder mundial de la inteligencia artificial (IA).  El objetivo es relegar tecnológicamente a todos los rivales de Beijing así como construir una industria nacional de IA por un valor de $150 mil millones de dólares.

El plan prevé que China prepare una iniciativa de inversión nacional multimillonaria para apoyar proyectos de start-ups e investigación académica de inteligencia artificial la cual coordine esfuerzo entre el gobierno y científicos expertos en el tema, según conoció el New York Times.

Este proyecto informático por parte de China es extremadamente ambicioso. Se pretende usar la Inteligencia Artificial para mejorar y dinamizar sus procesos agrícolas así como la fabricación a escala de medicinas.

También se espera por parte de Beijing que esta tecnología mejore los esfuerzos del gobierno en la recolección de material de vigilancia aérea, terrestre y digital en todo el país.

En lo militar China quiere integrar la inteligencia artificial con sus programas de misiles guiados, así como usarlos para rastrear a personas en cámaras de circuito cerrado, censurar el Internet e incluso predecir crímenes.

El interés de Beijing por el IA ha prendido las alarmas dentro el departamento de defensa de los Estados Unidos que por el momento conserva su liderazgo en este tipo de  tecnología. Sin embargo teniendo en cuenta los fuertes recortes del presidente Trump para la investigación y desarrollo en este tipo de tecnología no es descabellado pensar, indican los analistas, que si para el 2030 China lidera la arena de la inteligencia artificial, fácilmente para el 2050 gobernará al mundo.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: Notimex

18 Julio 2017

Winnie the Pooh es un tierno e inocuo osito amarillo, nacido de la pluma del escritor Alan A. Milne. Al parecer, sin embargo, es también un peligroso símbolo político, al menos según el régimen chino, que ha desplegado todo el poder de su censura online contra el personaje de ficción. A lo largo del fin de semana, han desaparecido de la Red o han sido bloqueados todos los mensajes que citaban al oso en Sina Weibo, algo así como el Twitter chino, así como cualquier vídeo que reprodujera su imagen en la aplicación de mensajería instantánea WeChat, según informa el Financial Times.

La guerra de China contra el osito, en realidad, viene de lejos. Pero, ¿por qué el gigante asiático censura a Winnie the Pooh? El diario británico relata que no ha habido ninguna explicación oficial por parte de las autoridades del país. Pero varios expertos atribuyen la censura a la misma razón por la que el personaje se ha convertido en un enemigo público para China desde 2013, cuando el Gobierno tumbó varios blogs que hablaban de él: las posibles comparaciones entre Winnie the Pooh y el presidente del país, Xi Jinping. La cercanía del congreso del partido comunista, previsto para el otoño y donde es probable que el mandatario reconfirme su liderazgo, han endurecido además la censura. De ahí que el oso amarillo haya sido víctima de los esfuerzos del régimen por proteger de la imagen de Xi.

Hace cuatro años, el entonces presidente de EE UU, Barack Obama, visitó China y se reunió con Xi. Una de las fotos del encuentro inmortalizó a ambos durante un paseo, y en las redes sociales la imagen fue comparada enseguida con la del osito y su amigo Tigger. El régimen reaccionó entonces tratando de prohibir en la Red una broma que amenazaba con volverse viral. Aunque varios usuarios lograron esquivar la censura y, pocos meses después, hasta idearon un segundo chiste: una reunión entre Xi y el primer ministro japonés, Shinzo Abe, fue comparada con una ilustración de Winnie the Pooh junto con Ígor, el célebre burro tristón que protagoniza muchas aventuras del oso.

"Históricamente, dos cosas no han sido permitidas en China: organizaciones políticas y acciones políticas. Este año ha sido añadida una tercera a la lista: hablar del presidente", asegura al Financial Times Qiao Mu, profesor de medios en la Universidad de Estudios Extranjeros de Pekín. El diario británico recuerda que la consultora política Global Risk Insights nombró “imagen más censurada de 2015 en China” la mezcla de una foto de Xi, de pie en un coche, durante una parada oficial, con un dibujo del osito en un vehículo de juguete. Y explica que los intentos, estos días, de publicar cualquier texto en Sina Weibo donde se nombre a Winnie the Pooh devuelven el mensaje “este contenido es ilegal”.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: AFP

13 Julio 2017

 “Hay que creer en los testigos dispuestos a morir”, decía Pascal. Liu Xiaobo, premio Nobel de la Paz, autor, crítico literario, pensador y disidente chino, ha sido uno de ellos. Este jueves, el Ayuntamiento de Shenyang, la ciudad donde se encontraba ingresado en un hospital, ha anunciado la muerte a los 61 años del disidente que reclamó más alto y más claro que nadie la democracia para China. El cáncer de hígado diagnosticado tarde, demasiado tarde, en la cárcel donde cumplía once años de prisión por “subversión” finalmente le ha vencido. La silla vacía que le representó en la ceremonia de concesión del galardón pacifista en Oslo en 2010 mantendrá su hueco para siempre.

Queda la duda de si el tumor no se descubrió a tiempo por las malas condiciones médicas generalizadas en las cárceles chinas o se trató, como sospechan algunos disidentes y defensores de los derechos humanos, de una negligencia voluntaria para deshacerse del hombre que en su juicio en 2009 declaró “no tengo enemigos ni odio”, pero al que Pekín consideraba su principal adversario político interno.

Sea resultado voluntario o involuntario, con su muerte el Gobierno chino se deshace para siempre de una voz que, de otro modo, hubiera quedado libre dentro de tres años. Una figura con la altura moral del Dalai Lama o la birmana Aung San Suu Kyi en sus años de arresto domiciliario. Una figura que, directa o indirectamente, hubiera servido de referente para quienes se oponen al mandato del partido único, el Comunista.

Liu pasó sus últimos días en el hospital universitario número uno de Shenyang, en el noreste de China, a donde fue trasladado después de que se le descubriera el cáncer, el 23 de mayo. Ni siquiera en su agonía fue libre. China quiso silenciarle hasta el final. Escasísimos allegados pudieron visitarle, incluida su esposa, la poetisa Liu Xia, ella misma desde 2010 en arresto domiciliario aunque nunca se ha presentado ningún cargo en su contra. El establecimiento estaba vigilado por fuerzas de seguridad; las habitaciones cercanas a la suya se habían vaciado. El acceso de personal no autorizado estaba completamente prohibido. Amigos de la pareja se vieron impedidos de acercarse, o siquiera viajar, al hospital.

La familia dejó claro que su última voluntad era recibir tratamiento médico en el extranjero. Pekín lo rechazó tajantemente. Su argumento, que Liu ya estaba demasiado enfermo para plantearse ningún traslado. Un argumento que sostuvo pese a la opinión contraria de dos médicos extranjeros, uno alemán y otro estadounidense, a los que permitió visitar al enfermo en un aparente gesto conciliador. Los dos arguyeron que la evacuación era posible , pero el tiempo apremiaba.

Sus últimos días estuvieron rodeados de la polémica entre China, que insistía en la gravedad de su estado y reclamaba la no injerencia extranjera, y Alemania, cuya canciller, Angela Merkel, imploraba “un gesto de humanidad” para dejarle marchar. La Embajada alemana en Pekín denunciaba la filtración interesada de vídeos de la consulta con los galenos extranjeros.

Es el primer premio Nobel de la Paz que muere en cautiverio desde 1938, cuando el pacifista Carl von Ossietzky murió en el hospital mientras le retenía el régimen nazi en Alemania.

Liu nació en el noreste de China en 1955, en plena efervescencia del mandato de Mao. Demasiado joven para participar en la Revolución Cultural (1966-1976), opinaba que ese movimiento acabó beneficiándole: trasladado, junto con sus padres, al campo, no recibió en aquellos años una educación formal. En cambio, leyó cuanto pudo, vorazmente, de todo lo que hubiera a mano. Eso, contaba después, le enseñó a pensar por sí mismo.

En 1977, una vez reabrieron las universidades, fue uno de los primeros estudiantes readmitidos. Estudió literatura china en la Universidad Normal de Pekín, donde pasaría a ser profesor. En los años ochenta, durante la breve primavera intelectual de China, se convirtió en uno de sus intelectuales más destacados. Brillante crítico literario, con un sentido del humor mordaz y de ideas mucho más liberales que su entorno, recibía con frecuencia solicitudes para dar clase en el extranjero. Aunque una vez en el exterior, se desilusionaría también con el modelo político occidental.

La protesta estudiantil de 1989 llegó cuando él estaba en la Universidad de Columbia, en Estados Unidos. No dudó en tomar un avión y volar a Pekín y solidarizarse con los estudiantes. Organizó una huelga de hambre en su apoyo, y cuando se proclamó la ley marcial y todo tocaba a su fin, negoció un acuerdo con los militares para que se permitiera a los alumnos regresar ilesos a sus centros de estudio. Fueron los jóvenes, recordaría más tarde, quienes se negaron a abandonar la plaza. A ellos les dedicaría en 2010 su Nobel de la Paz.

Tras la matanza, cuyo número exacto de víctimas China nunca ha dejado conocer, Liu fue condenado a dos años de prisión por “incitación y propósitos contrarrevolucionarios”. Sería la primera de una larga serie de encarcelamientos: la segunda entrega, una pena de tres años, llegaría en 1996.

Se le había prohibido enseñar y publicar en China. Pero sí podía hacerlo en el extranjero, y lo hizo en abundancia, en Hong Kong, en Taiwán y el resto del mundo. En 2004, escribió que Internet “es el regalo de Dios al pueblo chino”, un instrumento perfecto para distribuir sus ideas y su activismo político. Entonces, la Red no había sufrido aún las diversas y cada vez más férreas campañas oficiales para su control.

Tuvo múltiples ocasiones para exiliarse y empezar una nueva vida en otro lugar. Las rechazó todas. Temía que su voz perdiera potencia fuera de China. Quería ser un elemento activo dentro de su país.

En 2008 promovió y redactó la Carta 08, un osado documento inspirado en la Carta-77 que Vaclav Havel y otros disidentes checoslovacos habían redactado en 1977 contra el régimen comunista. El texto, de 303 firmantes iniciales, pedía el reconocimiento de la libertad, la igualdad y los derechos humanos como valores universales; la división de poderes, un poder judicial independiente o la libertad de información eran otras de las peticiones.

El 8 de diciembre de 2008, un día antes de la fecha prevista para la distribución del documento, Liu era detenido. Su arresto formal se anunciaba seis meses después. Fue finalmente condenado a once años el día de Navidad de 2009.

“No tengo enemigos ni odio. Ninguno de los policías que me vigilaron, detuvieron o interrogaron, ninguno de los fiscales que presentaron cargos contra mí, ni ninguno de los jueces que me juzgaron son mis enemigos”, declaraba entonces en su discurso de defensa. “El odio puede pudrir la inteligencia y la conciencia de una persona. La mentalidad de ver enemigos envenenará el espíritu de una nación, incitará luchas crueles y mortales, destruirá la humanidad y tolerancia de una sociedad y perjudicará el progreso de una nación hacia la libertad y la democracia”.

“Por eso  —añadía— espero poder trascender mis experiencias personales al mirar el desarrollo y el cambio social, contrarrestar la hostilidad del régimen con la mejor de las buenas voluntades, y dispersar el odio mediante el amor”.

Este jueves ha muerto uno de los intelectuales y mentes políticas más brillantes con que contaba China. Para Pekín, ha desaparecido un criminal. Para sus admiradores se ha ido “el hombre que contó la verdad sobre la tiranía china”. Para los defensores de los derechos humanos, la esperanza de lo que podía ser se ha hecho mucho más pequeña.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente:  AFP

Últimas Noticias

Prev Next

EN SU 175 ANIVERSARIO: Presidente Evo Mo…

EN SU 175 ANIVERSARIO: Presidente Evo Morales realza fundación del Beni

El presidente Evo Morales, en conmemoración al 175 aniversario de la fundación del departamento amazónico...

No recibió el pago acordado: Sicario del…

No recibió el pago acordado: Sicario delató a sujeto que quería matar a su padre

Tras una discusión por el incumplimiento de un pago, un sicario delató a su cliente...

Fue condenado a 15 años de cárcel: Usaba…

Fue condenado a 15 años de cárcel: Usaba a hijastra de carnada para atraer niñas y abusarlas

Un sujeto de 37 años fue condenado a 15 años en Palmasola por utilizar a...