Santa Cruz de la Sierra
18 Agosto 2015

Se lo conoce con nombres exóticos -K2, Spice, Bizarro o Stoopid- y se vende en pequeños paquetes de aspecto inofensivo, pero el cannabis sintético y su "efecto zombie" alarma a las autoridades sanitarias de Estados Unidos.

El producto de base viene sobre todo de China y los ingredientes que lo componen pueden ser variados y dosificados al infinito para estar siempre un paso adelante de la ley y la reglamentación.

"Lo vemos en todas partes del país", indicó Chuck Rosenberg, director interino de la DEA, la agencia federal encargada de la lucha contra el tráfico de drogas. "Las mezclas varían. Los productos químicos varían. Usted y yo podríamos comprar y usar el mismo paquete y tener reacciones muy diferentes al producto", explicó.

Desde el inicio del año, los centros de desintoxicación de todo el país han recibido 5.200 consultas por incidentes vinculados al cannabis sintético. El incremento es espectacular. En 2014, la cantidad de consultas era de 3.680 y eran solo 2.668 un año antes, según las estadísticas de la asociación nacional de centros de desintoxicación.

"El cannabis sintético puede causar una ansiedad extrema, paranoia, crisis de angustia, disociaciones, un episodio psicótico y alucinaciones", advierte el sitio internet k2zombiedc.com, administrado por la ciudad de Washington y dirigido a los jóvenes. "Estos comportamientos son conocidos como 'el efecto zombie'", subraya el sitio.

Adictivo y mortal

El cannabis sintético puede parecer a primera vista marihuana natural pero puede ser adictivo y mortal debido a la fuerte concentración de productos destinados a imitar el tetrahidrocannabinol (THC), el principio activo de la planta.

El efecto de estos productos químicos sobre los receptores cerebrales puede ser "100 veces más potente que el THC", explicó a la AFP Marilyn Huestis, investigadora del instituto nacional estadounidense sobre el abuso de drogas.

Como la reglamentación nunca se actualiza tan rápido como el producto, éste puede ser encontrado legalmente en los mostradores de pequeñas tiendas de comestibles barriales, estaciones de servicio pero sobre todo en internet. Una rápida búsqueda en la red y una tarjeta de crédito alcanzan.

"Me encanta", dice un cliente en uno de los sitios que venden "Bizarro". "Le doy un puntaje de 9/10. Es un producto muy potente y la entrega es realmente rápida".

Según un sondeo realizado en 2012 por la universidad de Michigan, el cannabis sintético era la segunda droga más consumida por los jóvenes cursando bachillerato, apenas por debajo del cannabis natural. "Es un problema monstruoso", declaró Huestis.

"Todo el mundo piensa que se trata de una sola droga", subrayó Mark Ryan, director del centro de control de envenenamiento de Luisiana. Pero "sabemos que hay más de 300 tipos de droga diferentes que están en circulación en el momento en que estoy hablando", explicó, en una entrevista telefónica.

Difícil de identificar

Otro problema es que es casi imposible identificar los productos químicos con los tests estándar a disposición de las fuerzas del orden. "Hemos realizado 65 arrestos en los últimos dos meses de compradores y vendedores de este producto", explicó la jefa de la policía de Washington DC, Cathy Lanier, en una reunión pública esta semana. "Y no podemos perseguirlos" en la justicia, subrayó.

Washington es una de las ciudades más afectadas por el fenómeno. A inicios de agosto, la policía disparó e hirió a una mujer de 22 años que, bajo la influencia de cannabis sintético, blandía un cuchillo y profería amenazas. En junio, nueve personas fueron hospitalizadas de urgencia tras una sobredosis.

El estado de Nueva York registró por su parte 1.900 visitas a las emergencias vinculadas al consumo de la sustancia, entre abril y junio de este año. El riesgo de adicción es real, como lo demuestran los testimonios reunidos en el sitio SpiceAddictionSupport.org.

"Todo lo que me importaba era fumar 'Spice'", indicó Taylor. "Los efectos de la falta (de la sustancia) eran severos (...) Ya no era yo, vivía acostado planeando mirar pasar mi vida frente a mí como si estuviera en el cine".

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

14 Agosto 2015

“Sacha Mono” se hizo conocido en el valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro como un importante proveedor de pasta básica de cocaína de las mafias de narcotraficantes de Bolivia. Vivió varios años una vida de lujo y excesos, hasta que sus enemigos lo delataron y terminó preso. Al cumplir su condena y recuperar la libertad, nadie lo esperaba. Había perdido todo, incluida su familia.

 “Yo comencé desde abajo. A los 12 años dejé el colegio para dedicarme a recolectar las hojas de coca de mayor calidad.  Cuando los cultivos están en mayor altura son mejores, cuando están al borde del río no son tan buenos. Con esta chamba sacaba al mes unos US$ 300. También cargaba costales con hojas de coca seca que llevaba hasta las pozas de maceración, donde se produce la pasta básica”, relató “Sacha Mono”, quien aceptó dialogar con La República con la condición de no ser identificado.

Este diario acreditó que  había cumplido condena por narcotráfico.

Conforme crecía entre los cultivos de hoja de coca, “Sacha Mono” se dio cuenta de que los cultivadores representaban el último eslabón de la cadena del negocio del narcotráfico y que eran los que menos ganaban. Se enteró de que el dueño de una poza de maceración, por ejemplo, obtenía 6 mil dólares por elaborar 14 kilos de pasta básica cada mes. Por trabajar en la poza “Sacha Mono” y sus siete compañeros recibían por cabeza 400 dólares. El propietario se quedaba con 3 mil 200 dólares.

 “Eso me abrió los ojos. Pero tuve que esperar un tiempo hasta juntar el dinero suficiente para poder financiar mi propia poza de maceración”, expresó: “Cuando ya tuve la plata, contraté a mis amigos de la zona y a campesinos como mano de obra. Entonces comencé a ganar 3 mil 200 dólares mensuales. Al año, por la venta de 160 kilos de pasta básica, lograba obtener 40 mil dólares”.

FORTUNA RÁPIDA

 “Al principio tenía miedo. Miedo de caer preso y dejar sola a mi mujer y a mis pequeños hijos. Miedo de que mi mujer se convirtiera en lo que se conoce en el Vraem como ‘madre soltera’, que abundan en el valle porque sus esposos están metidos como sardinas en cárceles ayacuchanas. Cuando tuve mi poza, los miedos fueron quedando atrás al ver el dinero que sacaba. Pero no bastaba, quería más. Fue así como me enteré de que los ‘nachos’ (narcotraficantes) ganaban cantidades superiores que yo", dijo “Sacha Mono”.

Se refería a los capos que compran grandes cantidades. “Sacha Mono” buscaba transformarse de productor de pasta en proveedor exclusivo de algún capo que le garantizara compras periódicas. Como conocía el circuito, se contactó con un narco de Bolivia, uno de los “nachos” más respetados y temidos de la frontera.

 “Llevaba 100 kilos por viaje. Como yo no podía producir tanto de mi poza de maceración, recurría a otros colegas de la zona o a conocidos en otros distritos. Usaba distintos vehículos para ir hasta la frontera boliviana”, explicó.

 “Mi patrón boliviano me pagaba 1,500 dólares por un kilo de pasta básica de cocaína. Pero tenía que pagarle 150 dólares al dueño del carro y 200 al chofer. Lo que me dejaba 1,150 dólares por kilo. Como llevaba 100 kilos por viaje, yo ganaba 115 mil dólares. Al año viajaba por lo menos seis veces, por lo que sacaba 690 mil dólares al año. O sea, 700 mil dólares”, señaló “Sacha Mono”.

TODO TIENE SU FINAL

Por más de tres años el narcotraficante “Sacha Mono” y su familia vivieron el sueño de las casas propias. "Cambiaba de camionetas 4x4 como de camisa. Como magia mi vida cambió. Por más que me advirtieron de ciertos soplones, el temor era algo demasiado lejano para mí", admitió.

Una tarde elaboraba droga en su poza de maceración, cuando escuchó el ruido de unos helicópteros, pero ni siquiera se molestó en mirarlos. Escuchó silbidos de vecinos que le advertían del peligro, pero no los tomó en cuenta.

"Me cayeron un montón de policías y todo se fue al diablo. Estuve preso un buen tiempo. Me quedé más pobre y mi familia desapareció de mi vida", dijo, resignado.

ENTRAMADO NARCO

Según fuentes policiales a las que accedió La República, la ruta que describió “Sacha Mono” para transportar la droga hacia la frontera con Bolivia, todavía existe.

 “Meten la droga en falsos techos, en los tanques de combustible, en los equipajes o escondites del vehículo, y a veces adherida al cuerpo”, explicaron las fuentes.

 “Sus rutas son desde Ayacucho las siguientes: Santa Rosa o Palmapampa-Lechemayo-San Antonio-San Miguel-Huamanga-Andahuaylas-Cusco-Puno y, finalmente, Bolivia, donde los narcos convierten la pasta en clorhidrato. Otra ruta desde Ayacucho es: San Francisco-Machente-Huamanga-Andahuaylas-Cusco-Puno y Bolivia.

Desde la zona del Vraem en el Cusco, la ruta es: Pichari- Kimbiri-Lobo-Cielo Punko-Kepashiato-Cusco-Madre de Dios-Puno y Bolivia.

LA FÁBRICA POR DENTRO

 “Sacha Mono” hizo para La República una simulación del procesamiento de pasta básica de cocaína en una poza de maceración. “En un día y medio de trabajo se pueden producir 14 kilos de pasta, usando 200 arrobas de hojas de coca”, dijo.

 “Se necesita habilitar terrenos planos de 15  metros de largo, 5 de ancho y uno de alto para acondicionar las pozas. Se construyen con palos, tablas y mucho plástico. Las pozas están bien camufladas entre la espesa vegetación de los cultivos de hojas de coca, aunque algunos más arriesgados las construyen a pocos metros de la entrada de sus chacras de cocales”, manifestó.

Entonces “Sacha Mono” comenzó a cocinar la droga.  “A la poza principal se vierte agua, ácido sulfúrico, ácido muriático y lejía. Luego se le agregan las 200 arrobas.

Mientras jugamos con los naipes o tomamos cerveza, las hojas se maceran por tres horas. Después golpeamos con mazos de madera la concentración. Hace cinco años esto lo hacíamos con los pies”, siguió.

 “Una vez que el agua se torna color chocolate, con baldes trasladamos el líquido a otra poza pequeña que tiene una medida de dos metros de largo por dos de ancho y uno y medio de altura. Echamos cal y gasolina mientras batimos con unas paletas artesanales.

La gasolina es el ingrediente que extrae el alcaloide de cocaína, obteniendo el sulfato de cocaína. Al sulfato de cocaína le vertimos amoniaco. Finalmente ‘cortamos’ la droga lentamente obteniendo la pasta básica de cocaína en forma de bola”, cuenta el narcotraficante descolgado.

 “Para terminar esta fase, toda la droga elaborada la metemos en una olla con agua y la hervimos con la finalidad de sacar la grasa. Entonces solo queda el líquido con la droga, se espera a que se enfríe y se obtiene la pasta básica lavada. Luego prensamos y así quedan los clásicos ‘ladrillos’ blancos”, concluyó “Sacha Mono”. Para conseguir más ingresos, muchos campesinos cocaleros también cuentan con una poza de maceración.

 “Sacha Mono”, que conoció desde adentro el negocio de la droga, les advierte sin pelos en la lengua: "El narcotráfico es una pesadilla, en algún momento te van a atrapar, tarde o temprano, y tu deseo más fuerte será nunca haber aceptado siquiera cargar una bolsa de hojas de coca".

En cifras

100 kilogramos de pasta básica  de cocaína transportaba en cada viaje a la frontera boliviana.

700 mil dólares al año ganaba narcotraficante "Sacha Mono" con solo seis viajes de droga.

Claves

Debido a la presión de las fuerzas antidrogas en las rutas descritas por el narco arrepentido, los narcos bolivianos ahora prefieren recoger los cargamentos de pasta básica mediante avionetas que aterrizan en pistas clandestinas del Vraem, habilitadas especialmente a orillas de los ríos. Suelen llevar 350 kilos de droga por vuelo.

Las pistas más usadas son las que están en los poblados de Santa Rosa y Mayapo, en el distrito de Llochegua (Huanta, Ayacucho), y Boca Mantaro, en el distrito de Pangoa (Satipo, Junín).  En esos lugares los pobladores protegen las pistas clandestinas y a los mismos narcos.

 

Redacción Leo.bo

Fuente: La República de Perú

 

05 Agosto 2015

La Policía de la ciudad de Nueva York expresó su preocupación por los efectos de la marihuana sintética y el aumento de muertes a causa de su consumo. 

Las autoridades alertaron que esta droga puede provocar letargo, palpitaciones, vómito, agitación, somnolencia y en los casos más extremos, la muerte.

Conocida como ‘Spice’ o ‘K2’, la marihuana sintética ha existido por varios años, pero fue hasta en los últimos años que se ha venido registrando un crecimiento en su uso.

De acuerdo con la información presentada, en 2015 ya ha muerto el triple de personas que las registradas durante el año anterior. 

Redacción: Leo.bo        

Fuente: Ntn24.com

22 Julio 2015

En una declaración de hace 10 años develada esta semana, Cosby dijo que ofrecía la droga "del mismo modo en que una persona diría 'ten un trago'''. Nunca intentó escabullirla a escondidas en la bebida de nadie, agregó, como muchos otros hacían por esos días. Pero cuando se le preguntó si una mujer que lo acusó de haberla drogado y violado en 1976 pudo haberse resistido a él bajo los efectos de la metacualona, su respuesta fue: "No lo sé".

Lo cierto es que esta droga, ilegal en Estados Unidos desde 1982, era ampliamente popular hace 40 años. La gente la consumía con regularidad con sus bebidas en clubes nocturnos de costa a costa.

La niña de 13 años con la que Roman Polanski admitió que tuvo relaciones sexuales ilícitas en 1977 dijo que el director ganador del Oscar la atiborró de champaña y media pastilla de metacualona antes de violarla en la casa de Jack Nicholson. Polanski escapó a Francia en 1978 para evitar una larga sentencia en prisión y continúa viviendo allí como un fugitivo.

Holly Madison, en su libro de memorias recientemente publicado Down the Rabbit Hole: Curious Adventures and Cautionary Tales of a Former Playboy Bunny, escribe que Hugh Hefner una vez le ofreció un puñado de pastillas de metacualona, o Quaaludes, como se la conoce por su marca comercial en Estados Unidos.

"Usualmente no apruebo drogas, pero tú sabes, en los 70 solían llamar a estas píldoras las abrepiernas'', escribió que Heffner le dijo. Hefner se ha negado a hacer comentarios sobre el libro de Madison.

Durante su testimonio por una demanda que terminó por resolverse fuera de la corte, Cosby dijo que tenía siete recetas distintas de metacualona. Las consiguió pidiéndole algunas a su médico, dijo. El doctor le preguntó si le dolía la espalda o algo y Cosby le dijo que sí.

Pero Cosby declaró en la deposición que las quería por razones no médicas. "El Quaalude es la droga que los chicos, la gente joven, usan para ir de fiesta y había momentos en los que quería tenerla sólo por si acaso", sostuvo.

La droga, sintetizada en la década de 1950, se creó originalmente como un tratamiento contra la malaria, dijo James Adams, profesor adjunto de la Escuela de Farmacia de la Universidad del Sur de California. Cuando los médicos descubrieron que parecía ser un muy buen analgésico y somnífero, lo recetaron en vez para eso.

Pronto, la gente descubrió que también servía para desinhibirse sexualmente, particularmente a los hombres, y que si se mezclaba con alcohol producía una suave euforia. También dificultaba, o imposibilitaba, que una mujer bajo sus efectos se resistiera a las insinuaciones de un hombre.

Mientras se diseminaba por la cultura hippie y entraba en los bares y las fiestas privadas de aquellos "en la onda", versiones de contrabando conocidas como "ludes" comenzaron a invadir las calles. Los doctores que las recetaban empezaron a ser vistos como parias.

"La metacualona representaba menos del 2% de nuestras ventas pero creó el 98% de nuestros dolores de cabeza", dijo el presidente de la compañía farmacéutica William H. Rorer a The Associated Press en 1981, tres años después que la empresa vendiera los derechos para fabricar la droga. Al año siguiente la Administración de Alimentos y Medicamentos la prohibió en Estados Unidos.

Todavía es legal con una receta en México, pero hasta el testimonio de Cosby parecía haberse convertido en la droga de fiestas olvidada por la generación estadounidense del milenio. Salvo por los admiradores de la película de 2013 The Wolf of Wall Street (El lobo de Wall Street), cuyo antihéroe Jordan Belfort, interpretado por Leonardo DiCaprio, era adicto a este fármaco.

"Las drogas de fiesta se ponen y pasan de moda", dijo Adams. "Vienen y van en ondas. La MDMA es otra droga de los años 60 que solía ser realmente popular y pasó de moda y luego volvió".

Redacción: Leo.bo

Fuente: AP

15 Julio 2015

Durante el primer semestre de 2015, la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) secuestró 24 avionetas detectadas en tareas de tráfico de drogas, informó el director nacional de esta repartición policial, coronel Santiago Delgadillo.

En total, la fuerza antidroga realizó 5.972 operativos a nivel nacional en seis meses. En este tiempo logró aprender a 1.875 personas relacionadas con el narcotráfico.

Asimismo, destruyó 38 laboratorios de cristalización, 34 laboratorios de reciclaje y 1.644 fábricas de estupefacientes.

Delgadillo indicó que las fábricas se hallaron en los departamentos de Santa Cruz, La Paz, Cochabamba y Beni.       

Además, la FELCN incautó 6,7 toneladas de pasta base y 7,4 toneladas de clorhidrato de cocaína. En cuanto a marihuana, se decomisó 56 toneladas.

Redacción: Leo.bo

Fuente: Erbol

07 Julio 2015

Seis ciudadanos bolivianos, cinco hombres y una mujer, fueron detenidos por la Policía chilena en el paso fronterizo de Colchane, cuando intentaron ingresar al vecino país 480 cápsulas con cocaína base al interior de sus abdómenes, informó hoy el portal Soy Chile.

Los detectives notaron actitudes sospechosas de los bolivianos, que se trasladaban en un bus desde Cochabamba hasta Iquique, por lo que de inmediato le aplicaron la tecnología “Body Scan”, que mostró la droga que contenían en sus estómagos.

Los detenidos fueron trasladados inmediatamente hasta el hospital Ernesto Torres Galdames de Iquique, donde quedaron detenidos..

Redacción: Leo.bo

Fuente: Erbol

02 Julio 2015

La Policía colombiana incautó 2.170 kilogramos de cocaína en el aeropuerto de Rionegro, departamento de Antioquia (noroeste), que iba a ser enviada a Panamá, informó hoy esa institución.

La cocaína iba a ser enviada a través de un sistema de correo internacional y estaba oculta entre dos piezas metálicas, conocidas como ejes dentados, pero fue localizado gracias a las unidades caninas especializadas, según un comunicado de la Policía.            

El material decomisado fue puesto a disposición de las autoridades judiciales, si bien hasta el momento no se ha realizado ninguna detención, agregó la información.  

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

26 Junio 2015

Más de 13 toneladas de marihuana fueron decomisadas por agentes antinarcóticos en dos operativos realizados en el norte de Paraguay en los que fueron detenidas 6 personas, una de ellas menor de edad, informó hoy la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad).

El último de los operativos, denominado "Cobra II", se desarrolló en dos fincas rurales separadas por un kilómetro de distancia y ubicadas en el distrito de Capitán Bado, en el departamento de Amambay, frontera con Brasil.

Agentes de la Senad detuvieron en una de esas propiedades a cuatro personas, una de ellas de 17 años, tras descubrir en el interior de la finca 1.350 kilos de marihuana prensada y 628 kilos de marihuana picada, además de 5 gatos hidráulicos y 4 prensas.

En la otra finca fue arrestado un varón y se incautaron 1.098 kilos de marihuana prensada, 782 kilos de marihuana picada, tres escopetas y una pistola.

La Senad, que posteriormente incineró la droga, que sumó un total de 3.858 kilos, considera que desactivó una misma estructura fronteriza dedicada a la producción y exportación de marihuana a Brasil.

Según su cálculo, la droga incautada habría alcanzado un valor de 116.000 dólares en el mercado negro.

El departamento de Concepción fue el escenario de otro operativo diferente y destinado a erradicar cultivos ilícitos, el cual estuvo centrado en dos estancias agrícolas cercanas a la localidad de Azotey.

En una de ellas se arrestó a una persona y se decomisaron 1.200 kilos de marihuana picada y 3.250 kilos plantas en fase de secado que estaban en seis campamentos.

En la segunda la Senad descubrió 2.675 kilos de hierba picada alojadas en 80 bolsas, 1.050 kilos de marihuana esparcidos para el secado y 1.070 kilos de plantas.

Paraguay es el mayor productor de marihuana de Sudamérica y Brasil el principal destino de esa droga.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

Últimas Noticias

Prev Next

El TAS reduce la sanción al Chelsea, aut…

El TAS reduce la sanción al Chelsea, autorizado a fichar jugadores en enero

 El Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) redujo hoy la sanción al Chelsea, suspendido de incorporar...

Diputado mexicano solicita a sus colegas…

Diputado mexicano solicita a sus colegas aporte mensual para Evo

El diputado mexicano Gerardo Fernández Noroña, de tendencia de izquierda, solicitó por escrito a sus...

Mercosur: Argentina y Brasil respaldan t…

Mercosur: Argentina y Brasil respaldan transición a cargo de Áñez

En la última reunión del Mercosur (Mercado Común del Sur) en Brasil, los actuales gobiernos...