Santa Cruz de la Sierra
27 Octubre 2015

El presidente del ente rector del fútbol mundial desde 1998 fue suspendido por 90 días de todas sus funciones por el Comité de Ética de la FIFA, pero cuando cumpla el castigo, podrá conducir el congreso en donde se elegirá a su reemplazante.

Su asesor Klaus J. Stöhlker informó: "Él se ofreció a dejar el cargo una vez que se haya elegido a un nuevo presidente. Ahora tenemos que esperar a ver qué pasa. Él está convencido de que dirigirá el congreso del 26 de febrero y de que lo hará bien".

Por otra parte, Stöhlker sostuvo que se ve regularmente con Blatter, quien todavía tiene un número de fans enorme alrededor del mundo.

Mientras tanto, hoy es el último día para presentar los avales necesarios para poder ser candidato a presidente de la FIFA.

Jerome Champagne, quien participó en la organización del Mundial de Francia 1998 y fue miembro de la FIFA entre 1999 y 2010, llegando a ser secretario general adjunto.

Mosima Tokyo Sexwale, empresario sudafricano que estuvo preso junto a Nelson Mandela en Robben Island en la época del Apartheid. Colaboró en la organización de la Copa del Mundo de 2010

Michel Platini, ex futbolista francés y presidente de la UEFA desde 2007. Sin embargo, su candidatura es una incógnita ya que las federaciones europeas le retiraron el apoyo luego de la investigación que pesa sobre su persona por supuestos actos de corrpución.

Mientras tanto, la FIFA está en manos del camerunés Issa Hayatou, quien asumió a la presidencia de forma interina durante la suspensión de Blatter.

Redacción: Leo.bo

Fuente: Marca

26 Octubre 2015

El economista ganó la Alcaldía de Bogotá que durante los últimos doce años estuvo en manos de la izquierda, al obtener el 33,10 % de los votos en las elecciones locales y regionales celebradas ayer en Colombia con el 97,63 % de los votos emitidos.

Peñalosa, del movimiento ciudadano Equipo por Bogotá, respaldado por el partido Cambio Radical, del vicepresidente colombiano, Germán Vargas Lleras, obtuvo 879.263 votos, según el último boletín de la Registraduría Nacional del Estado Civil, responsable de la organización electoral.

En segundo lugar quedó Rafael Pardo, de la Alianza Bogotá Adelante, formada por los partidos Liberal y de la U, del presidente Juan Manuel Santos, con 756.959 votos (28,49 %), según el recuento parcial.

En tercer lugar se situó Clara López, candidata del izquierdista Polo Democrático Alternativo (PDA), que representaba la continuidad de los tres últimos gobiernos bogotanos, y que obtuvo 485.724 votos, que representan un 18,28 %.

El candidato Francisco Santos, del Centro Democrático, partido liderado por el expresidente Álvaro Uribe, obtuvo, según el escrutinio de la Registraduría, 318.827 votos, un 12,0 % del total.

El resultado confirma lo que habían pronosticado las últimas encuestas, que era un duelo cerrado entre Peñalosa y Pardo por la Alcaldía de Bogotá, el segundo cargo de elección popular del país.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

26 Octubre 2015

Valeria Prokopenko es candidata a la alcaldía de la ciudad de Odessa en Ucrania se buscó una manera muy singular de hacer campaña para cumplir con sus aspiraciones.

La joven de 21 años ha escandalizado con su sensual video que se ha vuelto viral en YouTube. En el video se ve a Prokopenko haciendo provocativos movimientos, un striptease, dejando al descubierto su figura.

Sus sugerentes movimientos la han convertido en una de las figuras más deseadas de Ucrania. La aspirante a la alcaldía aseguró que en el video no hay nada que la avergüence, además ese video fue filmado hace un tiempo para un concurso de belleza.

Indicó que es una trampa de sus opositores para evitar que ella gane los comicios, pues tiene mucha simpatía entre los votantes.

Las elecciones en Odessa se llevaron a cabo ayer 25 de octubre, pero los resultados se conocerán este día. "Habrá que ver si el video conquistó muchos votos".

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

26 Octubre 2015

Jimmy Morales se convirtió ayer en el nuevo presidente de Guatemala, confirmaron los resultados brindados por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) de ese país, que reflejaron una abrumadora ventaja para el líder del partido Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación) sobre Sandra Torres, quien representó al partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE).

Según los sufragios escrutados por el TSE guatemalteco, Morales arrasó en las votaciones, superando por más de un millón de votos a Torres.

El ahora mandatario electo logró más de 2.6 millones de votos, que representan más del 68% de los sufragios, mientras que su rival política solo obtuvo poco más de 1.2 millones de votos, con lo que apenas pasó del 30% del total.

Los resultados confirmaron lo que ya las encuestas vaticinaban, una victoria clara por parte de Morales, quien además de político es empresario, comediante, actor y productor.

“Me esforzaré con todo mi corazón y con todas mis fuerzas para no defraudarles con ese voto que me hizo presidente”, expresó Morales al proclamarse presidente, luego de que la tendencia de votos se volvió irreversible una vez escrutados más de 80%, de los cuales el tenía 70%.

Por la noche el TSE confirmó los resultados electorales, a los que acudieron a votar unos cuatro millones de los 7.5 millones de guatemaltecos que estaban habilitados para ejercer el sufragio.

Las elecciones se realizaron en Guatemala en un ambiente de tranquilidad y sin incidentes.

Discurso ganador

“Mi compromiso sigue siendo con Dios y con el pueblo de Guatemala”, dijo Morales, quien en reiteradas ocasiones agradeció el apoyo recibido en las votaciones.

El cómico y empresario tomará posesión de su cargo el próximo 14 de enero.

Relevará a Alejandro Maldonado Aguirre, quien fue nombrado presidente por el Congreso Nacional, tras la renuncia a la presidencia de Otto Pérez Molina el pasado 3 de septiembre, obligado por sus vínculos con el escándalo de corrupción llamado “La Línea”, que era una red criminal que recibía sobornos por parte de importadores para evadir el pago de impuestos de aduana.

Dos meses, antes que Pérez Molina, había renunciado también la vicepresidente Roxana Baldetti.

Ahora ambos están en prisión y enfrentando sendos juicios por corrupción.

Este caso dejó a Guatemala en una situación convulsa y lograr que ese país supere esa difícil etapa y continuar con los golpes a la corrupción es el primer gran reto que asumirá Jimmy Morales como nuevo mandatario guatemalteco.

“Recibí un mandado, el mandato del pueblo es luchar contra la corrupción que nos ha carcomido”, declaró el Presidente electo.

Reconoce la derrota

La exprimera dama Sandra Torres, quien en estas elecciones buscó por segunda vez la presidencia de Guatemala, reconoció la victoria obtenida por el representante del partido FCN-Nación.

“Reconocemos el triunfo de Morales y le deseamos éxitos por el bien de Guatemala”, expresó Torres, quien perdió por segunda vez seguida las elecciones presidenciales definitivas.

La candidata afirmó que respeta la decisión que tomaron los guatemaltecos y recordó que el país tiene ahora muchos problemas pendientes por resolver.

“Dios bendiga a Guatemala”, indicó Torres, quien ayer no se refirió a si nuevamente buscará en unas próximas elecciones la presidencia.

Para estas elecciones presidenciales se instalaron en Guatemala 2,700 centros de votación.

Habían 7.5 millones, pero la afluencia de votantes fue de unos cuatro millones.

Esto significa que del total de votantes inscritos, 53.58% participaron y hubo 46.42% de abstencionismo.

La fuerte lluvia que cayó en algunos municipios de Guatemala, pudo ser uno de los factores que influyó para reducir la cantidad de votantes que acudieron a las urnas a ejercer el sufragio.

Un aspecto que destacaron las autoridades fue que en las votaciones de ayer no se presentaron incidentes violentos, como pasó en la primera ronda del 6 de septiembre.

La de ayer fue la segunda y definitiva ronda de las elecciones presidenciales, luego de que el pasado 6 de septiembre se realizara la primera ronda en las que Morales y Torres fueron los más votados.

Ya en esa primera ronda había quedado claro que Jimmy Morales era el favorito para ganar la presidencia, pues fue quien más votos logró.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

26 Octubre 2015

Más de 32 millones de argentinos regresarán a las urnas el próximo 22 de noviembre para definir quien se convertirá en el sucesor de Cristina Fernández de Kirchner, en una segunda vuelta luego de que ninguno de los candidatos alcanzara ayer el 45% necesario para declararse ganador.

El candidato oficialista Daniel Scioli y el opositor Mauricio Macri, son los elegidos para disputarse la presidencia en un histórico balotaje.

Al cierre de esta edición, el expresidente del Boca Juniors, Macri, lideraba las votaciones con un 36.24% sobre un 34.70% de Scioli, con un 60% de los votos escrutados.

“Lo que ha sucedido el día de hoy, cambia la política de este país”, afirmó el candidato de Cambiemos.

“Esto que está pasando acá se extiende por todo el país, voy a trabajar duro para ganarme su confianza y demostrarles que tomaron la decisión correcta”, agregó Macri, recibido con una ovación por los militantes al grito de “Se siente, Mauricio presidente”.

En tanto, Scioli, que se declaró ganador de la primera vuelta antes de la publicación de los resultados oficiales, instaló anoche la reapertura de la campaña de cara al balotaje.

Adiós a los Kirchner. “Cumplimos la promesa y dejamos un país normal”, dijo una distendida Kirchner (62) al emitir su voto. Impedida por ley de presentarse a un tercer mandato. Con una inflación extraoficial del 20% al 30%, el país dejó de crecer a tasas del 8% como en épocas doradas de los Kirchner. El consumo aún es alto pero el nivel real de la pobreza es motivo de polémica con la oposición.

La era que cierran estas elecciones se inició con el fallecido marido de la presidenta, Néstor Kirchner (2003-2007). El matrimonio emergió con tinte izquierdista del ‘default’ y la peor crisis histórica en 2001.

Los electores también renovaron un tercio del Senado, la mitad de los diputados y 11 de las 25 gobernaciones. Ninguna fuerza podrá tener la mayoría del Congreso, según analistas.

Política de cuna

Scioli, gobernador de la provincia de Buenos Aires, la más poblada del país, con 16 millones de habitantes. Pactó con Kirchner, pero ya se diferenció al anticipar un gabinete de centroderecha.

Macri, por su parte, cosechó el voto antikirchnerista de clases medias. Lo respalda el ‘lobby’ de grandes grupos empresarios y medios de comunicación.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

23 Octubre 2015

Los argentinos decidirán el domingo si dan vuelta la página y dejan atrás 12 años de kirchnerismo o apuestan por un continuismo diluido, con un candidato oficialista que promete cambios de forma más que de fondo.

El peronista Daniel Scioli, del Frente para la Victoria (FPV), lidera las encuestas y tiene como principal rival a Mauricio Macri, del frente opositor Cambiemos. Se da por descontado que Scioli cosechará la mayor cantidad de votos, aunque es incierto si obtendrá los suficientes como para ser ganador en una primera vuelta electoral.

Para ganar en primera vuelta, Scioli debe obtener el 45% de los votos o el 40% y una diferencia de 10 puntos o más sobre el segundo, que sería el conservador Macri, según las encuestas. De ser necesaria una segunda vuelta, que sería la primera en Argentina, se realizaría el 22 de noviembre.

En los comicios en los que participarán otros cuatro candidatos será elegido el sucesor de la presidenta Cristina Fernández, líder del movimiento de centroizquierda que creó dentro del peronismo junto a su predecesor y fallecido marido Néstor Kirchner (2003-2007).

La etapa kirchnerista que comenzó tras la devastadora crisis de 2001 se caracterizó por políticas de inclusión para los más desfavorecidos, impulsó juicios por los crímenes de lesa humanidad durante la última dictadura militar (1976-1983) y la ampliación de derechos civiles. También llevó adelante un proceso de desendeudamiento externo inédito.

Un excesivo intervencionismo estatal en la economía, una inflación de alrededor de 27% anual, la manipulación de las estadísticas, el debilitamiento de las instituciones y la corrupción aparecen entre los aspectos negativos del período, al igual que un estilo personalista de ejercer el poder que generó divisiones en la sociedad.

Scioli, que perdió un brazo en 1989 cuando competía en una carrera de motonáutica y ha hecho del afán de superación su carta de presentación en el mundo de la política, dijo durante la campaña que no propone “una revolución”.

El también gobernador de la provincia de Buenos Aires, bendecido por Fernández, afirmó que ofrece “cuidar lo que haya que cuidar, cambiar lo que haya que cambiar, corregir lo que haya que corregir”.

Scioli busca diferenciarse de la mandataria con un estilo más dialoguista, que busca el voto de los independientes que miran con recelo al kirchnerismo.

Mariel Fornoni, directora de la encuestadora Management & Fit, dijo a los corresponsales extranjeros que Scioli es el favorito porque los argentinos, aunque se dan cuenta que hay “problemas en la macroeconomía”, perciben que “las cosas van ir mejor”, que este gobierno sacó al país de la crisis de 2001 y que pueden seguir teniendo “acceso al consumo”. “La gente aboga por continuidad con un cambio de estilo”, acotó.

Macri, alcalde de Buenos Aires, trata de erigirse en el abanderado de quienes exigen un freno al alza de los precios, la inseguridad y la corrupción. Promete usar un estilo muy diferente al de Fernández, a la que acusa de haber avasallado las instituciones con su conducción personalista.

El dirigente opositor, el favorito entre los empresarios, prometió que si sale elegido levantará el cepo cambiario que restringe desde hace cuatro años la adquisición de dólares y solucionará el litigio que Argentina mantiene con fondos de cobertura especuladores que exigen al país el pago de al menos 1.600 millones de dólares por bonos en cese de pagos desde 2001.

También propone una política exterior distante de otros gobiernos populistas de la región, como Venezuela con los cuales el kirchnerismo forjó una sólida alianza.

Sin embargo, algunos logros del kirchnerismo serían intocables para Macri, como el subsidio por hijo que cobran las familias sin empleo. También se comprometió a mantener bajo control estatal a la petrolera YPF y a la aerolínea de bandera, a cuya nacionalización se había opuesto.

Scioli acusó a su rival de buscar un ajuste que perjudicará a los más humildes. Dijo además que un eventual arreglo con los llamados “fondos buitre” no es una prioridad, aunque subrayó que Argentina tiene voluntad de pago siempre que no perjudique a sus compatriotas.

El tercero en las encuestas es el peronista disidente Sergio Massa, de Unidos por una Nueva Argentina (UNA), que ha logrado que la votación no se polarizara entre los dos principales rivales.

Los otros candidatos, muy lejos en los sondeos, son la centroizquierdista Margarita Stolbizer (Progresistas); Nicolás del Caño (Frente de Izquierda) y el peronista disidente Adolfo Rodríguez Saá (Compromiso federal).

En los comicios en los que están llamados a votar 32.064.323 ciudadanos también se elegirá al vicepresidente, 24 senadores nacionales de un Senado de 72 miembros, 130 diputados nacionales de una cámara baja de 257 integrantes, 43 parlamentarios del Mercosur y los gobernadores de once provincias.

Redacción Leo.bo

Fuente: AP

23 Octubre 2015

El comediante guatemalteco Jimmy Morales cambió el maquillaje y los disfraces para incursionar en la política. Ahora podría convertirse en presidente aglutinando el voto de un país indignado por la corrupción en el sistema político tradicional.

Morales (46) es un comediante de la televisión que dio la gran sorpresa el pasado 6 de septiembre en los elecciones generales, al obtener la mayor votación (23,99%) entre 14 candidatos a la presidencia.

Las elecciones, a las que acudieron el 70% de los 4,8 millones de electores, se dieron en medio de la crisis que desató la renuncia y detención del entonces presidente Otto Pérez, vinculado por la Fiscalía a una millonaria estafa al fisco desde el sistema de aduanas.

Según una encuesta publicada el miércoles, Morales ha aumentado en la intención de voto para la segunda vuelta y se ubica en un cómodo 67,9% de apoyo, frente un 32,1% de Sandra Torres, también aspirante a la presidencia.

El escándalo de corrupción, que involucró también a la exvicepresidenta Roxana Baldetti, coincidió con el crecimiento de Morales, a quien los guatemaltecos vieron como una opción ante los políticos tradicionales. Al inicio de la campaña en abril pasado apenas captaba el 0,5% de la intención de voto. Para aprovechar la coyuntura, Morales acuñó el eslogan “ni corrupto ni ladrón” para definirse a sí mismo frente a otros aspirantes.

Enfrenta una serie de críticas por el pasado del partido Frente de Convergencia Nacional (FCN), que lo postula, fundado en 2008 por militares retirados que grupos de derechos humanos vinculan a vejámenes cometidos durante la guerra civil guatemalteca (1960-1996). Morales niega la presencia de militares en sus filas, aunque uno de los militares cuestionados por violaciones a los derechos humanos, Edgar Ovalle, resultó electo diputado por el FCN en la primera vuelta de los comicios en septiembre.

La exprimera dama de Guatemala, Sandra Torres, acusada de guerrillera durante la guerra civil (1960-1996), es una política de carácter fuerte que aspira a convertirse en la primera mujer en gobernar hastiado de la corrupción. Torres, de 60 años, busca ocupar la silla presidencial al amparo del partido socialdemócrata Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), el mismo que llevó al poder a su exesposo Álvaro Colom (2008-2012).

En 2011, Torres intentó por primera vez postularse a la presidencia y se divorció de Colom para evadir una disposición constitucional que prohíbe la postulación presidencial a los familiares del gobernante de turno. No obstante, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) rechazó su inscripción por considerar que el divorcio había sido una maniobra para eludir la prohibición.

Sus detractores, en especial de la derecha, la acusan de haber integrado la guerrilla durante la guerra interna de 36 años, que dejó 200,000 muertos o desaparecidos, algo que ella ha negado, aunque siempre ha reconocido su simpatía por la revolución.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

23 Octubre 2015

El primer día de veda electoral ha puesto fin a un mes de campaña para las elecciones presidenciales en Argentina, previstas para este domingo 25 de octubre. Los argentinos deberán elegir entre seis candidatos de extracción ideológica dispar. El favorito en los sondeos es el oficialista Daniel Scioli, actual gobernador de la poderosa provincia de Buenos Aires. En segundo lugar está el alcalde de la ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, ex presidente de Boca Juniors y líder de Cambiemos, una coalición de centro.

La gran duda es si el lunes habrá presidente electo en primera vuelta o si los argentinos deberán esperar hasta el 22 de noviembre, cuando está previsto un ballotage. En Argentina se necesita el 45% de los votos o 40% y 10 de diferencia sobre el segundo para ganar en el primer turno. En ese filo se encuentran tanto Scioli, con el 38%, como Macri, con 28 puntos, según los últimos sondeos. En un escenario de segunda vuelta la oposición tendría una oportunidad, sobre todo si logra atraer para sí al 60% de los argentinos que, se espera, no votarán por el candidato del Gobierno.

Por eso toda la atención está puesta en Scioli, Macri y un tercer candidato que podría convertirse en árbitro de la segunda vuelta. Sergio Massa, ex jefe de Ministros de Cristina Kirchner, llega a las urnas con el 20% de intención de votos.

"Estamos listos para llevar la antorcha del cambio. Pero les queremos pedir por favor que confíen en nosotros y nos voten", dijo Macri en su cierre de campaña en Lanús, al sur de la provincia de Buenos Aires. Mientras tanto, su equipo llamó a saturar las redes sociales con mensajes pidiendo el voto para Macri, al que consideran "el candidato más popular en Facebook", con 2,3 millones de seguidores.

El discurso de campaña de Macri ha apostado por llamados a la unidad y el diálogo, en un claro intento por distanciarse del estilo confrontativo que, según dicen la oposición, ha caracterizado al actual Gobierno. En materia económica, el alcalde ha prometido que combatirá la inflación, principal preocupación de los argentinos, y ordenará las cuentas públicas. También ha dicho que mantendrá activos los planes sociales creados por el krichnerismo.

Scioli, en tanto, ha optado por la estrategia de "mantener lo que está bien y cambiar lo que está mal". Su posición como candidato no ha sido del todo cómoda, sobre todo porque el kirchnerismo lo ha considerado siempre un opositor, pese a ser peronista y liderar una provincia que, por sí sola, representa el 37% de todo el padrón electoral nacional.

Cuando Cristina avaló finalmente su candidatura por el Frente para la Victoria (FpV), rendida ante la evidencia de las encuestas, lo hizo sin darle un cheque en blanco: el compañero de Scioli en la fórmula presidencial es Carlos Zannini, hombre de máxima confianza de la mandataria.

Lejos en los sondeos, y sin posibilidades, hay está el resto de los candidatos: la ex radical Margarita Stolbizer (Progresistas), el trotskista Nicolás del Caño (Frente de Izquierda y de los Trabajadores) y Adolfo Rodríguez Saa (Compromiso Federal), ex gobernador de la provincia de San Luis (centro) y fugaz presidente peronista durante la crisis de 2001.

Redacción: Leo.bo

Fuente: Infobae.com

Últimas Noticias

Prev Next

La llegada

La llegada

Mientras la pandemia no da muestras de debilidad, me llama mi amigo Tony Peredo, un...

¿Quién soy?

¿Quién soy?

Subo la escalera en nuestra casa y sé que estoy soñando porque no tengo idea...

Fantasía

Fantasía

Gente que conozco bien pero también numerosas personas que conozco sólo superficialmente me han hecho...