Santa Cruz de la Sierra
19 Septiembre 2014

El proceso por la independencia catalana y el camino hacia un referéndum en noviembre siguen firmes a pesar del No en Escocia. Así lo dejó en claro hoy el jefe del gobierno regional de Cataluña, Artur Mas, que pretende celebrar la consulta secesionista contra viento y marea. Es el "único camino", dijo.

Desde la vereda de enfrente, el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, que se ha dispuesto impedir a toda costa que Cataluña celebre su referéndum, felicitó hoy a los escoceses por haber evitado "las graves consecuencias" de una separación del Reino Unido.

"Todos estamos muy felices de que Escocia siga con nosotros", manifestó Rajoy. "Los escoceses han evitado las graves consecuencias económicas, sociales, institucionales y políticas que habría supuesto su separación del Reino Unido y de Europa", dijo en un mensaje más dirigido a los catalanes que a los vecinos del norte.

Rajoy y su gobierno lo consideran ilegal y recurrirán la ley ante el Tribunal Constitucional, lo que supondrá su suspensión inmediata.

Para Artur Mas, que mantiene un pulso con el gobierno español, "lo que hemos visto en Escocia hoy (...) es el buen camino, el único camino para resolver los conflictos y las diferencias".

Con los ojos de Europa clavados en Escocia, los independentistas catalanes se preparan hoy para dar un nuevo paso hacia la consulta que quieren organizar el 9 de noviembre, aprobando una ley en el parlamento regional para autorizar la votación.

Cuando la ley entre en vigor, Artur Mas, podrá convocar a los ciudadanos a una consulta no vinculante con una doble pregunta: "¿Quiere que Cataluña sea un Estado? ¿Quiere que sea un Estado independiente?".

Redacción: Leo.bo               

Fuente: AFP

 

 

19 Septiembre 2014

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, felicitó a los escoceses por el resultado del referéndum celebrado el jueves y por haber protagonizado un "escrupuloso respeto a la legalidad" que les ha llevado a evitar las "graves consecuencias" que habría supuesto la independencia.

Rajoy valoró de esta forma el resultado de esa consulta en una declaración distribuida en video por el Ejecutivo español.

La declaración de Rajoy se produce además en la jornada en la que el Parlamento de Cataluña tiene previsto aprobar una ley que permita convocar una consulta soberanista en la región, que el Gobierno español rechaza por inconstitucional.

El jefe del Ejecutivo subrayó que los escoceses han decidido "de manera clara e inequívoca" seguir formando parte del Reino Unido y, por extensión, de la Unión Europea. Y recalcó que lo han hecho "de forma masiva, pacífica y con un escrupuloso respeto a la legalidad de su país".

"Con su decisión, los escoceses han evitado las graves consecuencias económicas, sociales, institucionales y políticas que habría supuesto su separación del Reino Unido y de Europa", aseguró Rajoy.

Para el presidente del Gobierno español, los escoceses eligieron "entre la segregación y la integración, entre el aislamiento y la apertura, entre la estabilidad y la incertidumbre, entre la seguridad y el riesgo cierto".

"Y han elegido la opción más favorable para todos, para ellos, para el resto de ciudadanos británicos y para Europa", insistió Rajoy, quien celebró que Escocia siga siendo parte del Reino Unido y contribuyendo a su grandeza, a su cohesión y a su desarrollo.

"Como ciudadanos europeos, nos felicitamos de que sigan con nosotros, colaborando y participando con hechos relevantes en el gran proyecto político que es la Unión Europea", ha recalcado.

En esa línea, subrayó que cree profundamente en la integración de la Unión Europea porque ese es el camino que ha llevado a superar "las tragedias en nuestra historia" y permite afrontar con éxito los retos del futuro.

También el líder de la oposición española, el socialista Pedro Sánchez, afirmó que la decisión de Escocia de continuar en el Reino Unido es "una buena noticia para Europa" y destacó que los escoceses han elegido el autogobierno "juntos".

Por su parte, el presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, afirmó que el resultado del referéndum de Escocia en contra de su independencia del Reino Unido es "bueno" y favorece una "Europa más unida y fuerte".

"Doy la bienvenida a la decisión del pueblo escocés de mantener su unidad con el Reino Unido", dijo Barroso, que afirmó que "este resultado es bueno para la Europa unida, abierta y fuerte que la Comisión Europea apoya".

Barroso subrayó que "la Comisión Europea se felicita por el hecho de que durante el debate habido en los últimos años, el Gobierno escocés y los escoceses han reafirmado repetidamente su compromiso europeo".

Asimismo subraya que el Ejecutivo comunitario "seguirá comprometido en un diálogo constructivo con el Gobierno escocés en las áreas que quedan bajo su responsabilidad, y que son importantes para el futuro de Escocia".

En esas áreas, el presidente saliente de la CE incluye "el trabajo y el empleo, la energía, el cambio climático y el medioambiente y la regulación inteligente".

Con anterioridad, el comisario europeo de Comercio, el belga Karel De Gucht, se congratuló del resultado del referéndum en Escocia y dijo que el sí escocés hubiera sido "un terremoto político de la naturaleza del imperio soviético", en declaraciones a la radio nacional belga Radio1 y según recoge el diario De Staandard.

Barroso ha señalado reiteradas veces que si una parte de un Estado miembro alcanzase la independencia pasaría a ser un "tercer país" con respecto a la Unión y dejaría de pertenecer a ella.

En tanto, el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, consideró que si Escocia desarrolla ahora una mayor autonomía cultural y económica bajo el paraguas del Reino Unido podría convertirse en "un modelo" para el resto de países con movimientos independentistas.

En una entrevista en la radio pública alemana, Schulz realizó este análisis al ser preguntado por la posibilidad de que el resultado del referéndum escocés haya puesto freno al temido "efecto dominó" que habría generado el "sí" en países como España, que afronta un debate soberanista en Cataluña.

"Creo que si ahora se llega a un autogobierno razonable en el ámbito cultural, económico y de las infraestructuras, pero, al mismo tiempo, se permanece bajo el techo del Reino Unido, puede ser un modelo satisfactorio también para otras regiones", manifestó.

Schulz se mostró "contento" con la victoria del "No" y con el desarrollo de la consulta, "un proceso interno y democrático en el Reino Unido, donde el referéndum había sido reconocido por el Gobierno en Londres".

"Me alivia el resultado (...) la próxima vez que vea a David Cameron le diré que me parece bien un Reino Unido en una Europa unida", añadió.

Según apuntó, la UE no tenía un plan B porque no cuenta con un plan A, ya que los tratados no prevén qué ocurre en el caso de que una región se independice de un estado miembro.

Por su parte, el primer ministro checo, Bohuslav Sobotka, acogió el resultado del referéndum sobre la independencia de Escocia con satisfacción y lo vio como muestra de que "el mundo aún no ha enloquecido totalmente".

"El resultado del referendo me ha hecho muy feliz", señaló el socialdemócrata, cuyo país se separó de la vecina Eslovaquia en 1993 mediante un acuerdo político entre ambas partes.

De haber tenido éxito la iniciativa secesionista se habría desatado una "ola de nacionalismo", agregó el mandatario checo, para quien "el mejor futuro de Europa es la integración y no más desgarrones".

"Está bien que, en vez de dedicarnos a afrontar los resultados del separatismo escocés, podemos ahora concentrarnos en Europa a fortalecer la economía y la estabilidad en los países que nos rodean", concluyó Sobotka en alusión a la crisis en Ucrania.

En una declaración ante la residencia oficial de Downing Street, David Cameron dijo que los partidos británicos cumplirán con el traspaso de más poderes a Escocia en materia fiscal y del Estado del bienestar y confió en contar para el próximo enero con la legislación correspondiente.

El jefe del Gobierno expresó también su satisfacción por la decisión de Escocia de mantener juntas a las "cuatro naciones" -Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte- tras la victoria del "No" a la independencia en el referéndum del jueves.

Cameron afirmó que el "resultado ha sido claro" y es una "oportunidad" de cambiar la forma en que el país es gobernado.

"Ahora es el momento de que nuestro Reino Unido se una y siga adelante. Una parte vital de eso es un acuerdo equilibrado, justo para la población de Escocia y, lo que es importante, para todos en Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte también", añadió.

Redacción: Leo.bo               

Fuente: AFP

 

 

18 Septiembre 2014

Los escoceses participan desde hoy muy temprano de la jornada histórica en la que deciden en un referéndum si continúan perteneciendo al Reino Unido o si rompen esta unión que existe desde hace 307 años y son independientes.

En un día gris y con niebla baja en Edimburgo y Glasgow, los colegios electorales abrieron a las siete de la mañana (hora local) y permanecerán abiertos hasta las 22. Una gran cantidad de votantes salieron a la calle y en los centros de votación se veían largas colas de gente que aguardaba para votar. En total, unos 4,3 millones de residentes escoceses están llamados a responder "Sí" o "No" a la pregunta "¿Cree que Escocia debería ser un Estado independiente?".

Hasta ahora no se puede hablar de un probable ganador con certeza. Las encuestas del último día oscilan entre el Sí y el No pero mantienen entre un 8 y un 16% de indecisos. El último sondeo de Daily Telegraph le dio un 52% al No, un 48% al Sí, el 8% no sabe y el 1% no ira a votar. Otro sondeo de IPS Mori otorga 51% al No y 49 al Sí.

"He votado 'sí' porque creo que Escocia debería gobernarse a sí misma", explicó en Edimburgo Sarah Rowell, de 36 años, administrativa. "Amo a mí país, no quiero verlo arruinado", dijo, sin revelar su voto, Charlotte Farish, una madre de dos hijos de 34 años.

Pero el Reino Unido no volverá a ser el mismo y la decisión tendrá un enorme impacto político, económico y social. Si gana el Sí, no solo Escocia será independiente. Puede costarle la cabeza al premier británico David Cameron y sumergir a Londres en una crisis política, que hasta podría adelantar las elecciones. Si triunfa el No, la situación será igualmente inconfortable para el primer ministro independentista escocés Alex Salmond y la libra esterlina será la moneda del reino, sin discusiones. Europa, la economía y las armas nucleares jugarán un gran rol en el voto.

Redacción: Leo.bo               

Fuente: AFP

 

 

17 Septiembre 2014

Escocia vive este miércoles su último día de campaña para el referéndum de independencia con unas encuestas que dan una ligera ventaja al "no".

Tres sondeos publicados por distintos medios de prensa coinciden en darle una mayoría mínima al "no" a la separación, con un 52 por ciento, frente al 48 por ciento del "Sí". Con una estimación de 16% de indecisos -no contemplados en estos cálculos- nadie puede aventurar en realidad qué pasará.

Los sondeos son de la firma Opinium para el periódico británico The Daily Telegraph, otro de ICM para el diario escocés The Scotsman y un tercero de Survation para al tabloide Daily Mail. Y todos otorgan la victoria del "no" a la escisión, pero por poco margen.

El debate sobre la independencia se ha intensificado en los últimos días, pero especialmente después de que un sondeo publicado el pasado día 7 diera por primera vez el triunfo al "sí".

Cuando faltan pocas horas para el comienzo de esta votación histórica, el ministro principal escocés, el nacionalista Alex Salmond, ha pedido a los votantes que dejen atrás los argumentos políticos y acudan mañana a las urnas para apoyar la independencia.

En una carta dirigida a los votantes y divulgada hoy por los medios británicos, Salmond afirma que las discusiones están llegando casi a su fin y es hora de tomar una decisión. "Quedamos ahora nosotros, la gente que vive y trabaja aquí. Los únicos que van a votar. La gente que importa, la gente que por unas valiosas horas durante el día de la votación tendrá la soberanía, el poder, la autoridad en sus manos", subrayó. Y calificó de "gran momento" la votación de mañana porque el futuro de Escocia "está en nuestras manos".

Los políticos laboristas Gordon Brown (ex primer ministro) y Alistair Darling (antiguo titular de Economía) harán hoy un último esfuerzo en Glasgow para pedir a los escoceses que apoyen el "no".

Los mayores de 16 años están llamados mañana a las urnas para contestar con un "sí" o un "no" a la pregunta de si quieren que Escocia sea independiente del Reino Unido.

En caso de que este jueves más de la mitad de los escoceses se pronuncie a favor de separarse de Reino Unido después de más de 300 años, el país se convertiría en independiente en marzo de 2016.

Redacción: Leo.bo               

Fuente: AP

15 Septiembre 2014

En Inglaterra las campañas llega a su fin y todos juegan sus últimos mensajes antes del referéndum del 18 de septiembre

Redacción Leo.bo

Fuente: AFP

12 Septiembre 2014

Una nueva encuesta de la empresa YouGov, que la semana pasada fue la única en otorgar mayoría a la independencia escocesa en el referéndum del día 18, dio anoche mayoría  al "No" a la secesión con un 52 % frente al 48 %.

Ello supondría que la campaña que se opone a la separación de Escocia del Reino Unido habría recuperado tres puntos con respecto al pasado domingo, los mismos que habría perdido la causa independentista.

El sondeo, encargado por los diarios "The Times" y "The Sun" del magnate Rupert Murdoch, supone la primera vez que la causa del "no" habría recuperado terreno desde comienzos de agosto, según esa empresa, que el domingo otorgó un 51 % a favor de la independencia frente a un 49 % en contra.

Los datos no incluyen el aproximadamente 6 % de escoceses que confiesan que no saben qué votarán en el histórico referéndum de independencia del 18 de septiembre.

Esta encuesta fue realizada en internet sobre un muestreo de 1.268 electores residentes en Escocia, entre este martes y jueves.

Una encuesta de YouGov divulgada el domingo por el "Sunday Times", que daba la mayoría a la causa independentista del ministro principal de Escocia, Alex Salmond, causó la caída de la libra y pérdidas a las principales empresas escocesas en la Bolsa de Londres. Y movilizó al establishment político británico -desde el primer ministro hasta el líder de la oposición laborista- para literalmente rogar a los escoceses que se queden en el reino.

Los residentes en Escocia mayores de 16 años votarán el próximo jueves 18, en un referéndum histórico y vinculante, si desean que su nación se convierta en un país independiente del Reino Unido, lo que pondría fin a una unión de 307 años.

Redacción: Leo.bo               

Fuente: Clarin.com

11 Septiembre 2014

El respaldo para que Escocia siga integrando Gran Bretaña ha recuperado terreno y supera a quienes apoyan el separatismo, mostró el jueves una encuesta de YouGov a una semana del referendo que decidirá la independencia escocesa.

El sondeo de YouGov para los diarios The Times y Sun muestra que el respaldo para que Escocia no se escinda es del 52 por ciento, contra un 48 por ciento de apoyo para la opción independentista, excluyendo a aquellos que dijeron que no saben cómo van a votar.

"Esta es la primera vez que el NO gana terreno desde comienzos de agosto", dijo el presidente de YouGov, Peter Kellner, en un comentario.

YouGov, una de las encuestadoras británicas más respetadas, consultó a 1.268 personas entre el 9 y el 11 de septiembre. La votación en Escocia será el 18 de septiembre.

El sondeo previo de YouGov, conocido el fin de semana pasado, mostró un 51 por ciento de respaldo para la independencia escocesa.

Redacción Leo.bo

Fuente: Reuters

08 Septiembre 2014

El peor escenario político para el primer ministro David Cameron y la élite conservadora y laborista de la Cámara de los Comunes en Westminster comienza a avizorarse. A diez días del referéndum donde los escoceses deben votar por el Sí o el No a la independencia y separación de Gran Bretaña, las encuestas dieron por primera vez ayer ganadores a los proindependentistas. Es altamente probable que Cameron será forzado a renunciar a su cargo si los separaristas se imponen en Escocia.

Una encuesta del dominical británico The Sunday Times, realizada por el muy poco proindependentista instituto de sondeos YouGov, revela que se impone el Sí a la independencia por el 51% contra el 49% del No. Un crecimiento de 22 puntos a favor del “Sí” en un solo mes. La ventaja se consiguió después de que el premier nacionalista escocés, Alex Salmond, se impusiera en el debate sobre el Chancellor de las finanzas británico, el laborista Alistair Darling, que reúne a los del No en la alianza “Mejor juntos”. El sondeo no tiene en cuenta a los indecisos.

La diferencia a favor del Sí determinó una reunión de crisis entre Cameron y la reina Isabel, que lo convocó a su castillo de Balmoral, donde pasa sus vacaciones de verano. La soberana jamás se expresa sobre cuestiones políticas como jefe de Estado. Pero está preocupada ante la partición de su reino porque es una unionista en su corazón. Según dijo a The Sunday Times una fuente de Westminster, “la reiná esta inquieta” frente a una probable secesión porque continuará siendo la reina de Escocia, según el proyecto de los independentistas, tiene una fluida relación con Salmond y es la jefa de la Iglesia anglicana. La reina y Cameron van a hacer una aparición conjunta en una iglesia, con la excusa de la visita anual del premier y su esposa Samantha como invitados de la soberana a Balmoral.

Para los aliados de Cameron, los sondeos proindependentistas son inquietantes. Muchos de los diputados conservadores están listos a pedirle la renuncia públicamente al primer ministro si gana el Sí. Dos ministros torys le han dicho a sus colegas que un Sí los forzaría a ellos a renunciar a sus cargos. La crisis podría generar la renuncia de Cameron y un desafío parlamentario, que podría acelerar el entronizamiento de Boris Johnson, actual y excéntrico alcalde de Londres, como líder de los conservadores. Pero antes deberá ser reelegido diputado. Podría aprovechar que una banca ha quedado libre, ante la muerte de uno de los legisladores este fin de semana, y la inevitable elección para reemplazarlo.

Todos los que tienen menos de 40 años, la clase trabajadora y las mujeres apoyan el Sí.

Un mes atrás, apenas alcanzaba el 18%.

Sólo uno de cada tres votantes creen los argumentos de Alistair Darling o el ex premier laborista Gordon Brown, la mayor autoridad a favor del No a la independencia, a cambio de una mayor devolución de poderes de Londres a Escocia.

¿Cómo se produjo este impensado milagro? El premier escocés Salmond logró vincular el No a la política de austeridad de Gran Bretaña. Diseñó en su campaña el sueño escocés de una sociedad más humana, más solidaria, más parecida a un país nórdico que a la mentalidad de la City londinense. Más europea, aunque Cameron anunció que Escocia no podrá ser parte de la Unión Europea ni usar la libra esterlina. El poder escocés es el gas y el petróleo, que hasta ahora comparten los británicos. Dos recursos que lo vuelven uno de los países más ricos del mundo. Si gana el Sí, comenzará otro camino y otra discusión pragmática sobre los cuantiosos recursos de Escocia.

Redacción: Leo.bo               

Fuente: Clarin.com

Últimas Noticias

Prev Next

Accidente: Carretera Trinidad-Santa Cruz…

Accidente: Carretera Trinidad-Santa Cruz se tiñe de muerte

Tres personas fallecidas y seis heridos dejaron este miércoles un accidente de tránsito registrado cerca...

Por un golpe santo

Por un golpe santo

En medio de una crisis económica e institucional, San José debuta hoy (18:15 HB) en...

Liga boliviana en el puesto 38

Liga boliviana en el puesto 38

La Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol (IFFHS, por sus siglas en inglés)...