Santa Cruz de la Sierra
16 Julio 2018

Tras consagrarse como campeones del Mundial de Rusia frente a Croacia, la selección de Francia aterrizó en el aeropuerto Charles de Gaulle de París con la Copa en sus manos.

El avión, que había despegado en Moscú esta mañana, se posó en el aeropuerto parisiense, donde fue recibido con juegos de agua de la dotación de bomberos del mismo.

Los Bleus tienen previsto recorrer en un autobús descapotable la avenida de los Campos Elíseos, donde les esperan cientos de miles de personas.

En 1998, cuando Francia ganó el Mundial por primera vez, fueron más de un millón y medio de aficionados los que acompañaron el paseo triunfal del equipo encabezado por Zinedine Zidane como una de sus máximas figuras.

Redacción: Leo.com                                                         

Fuente: mundodeportivo

 

 

15 Julio 2018

Francia sumó su segundo título de campeona del mundo. Le ganó bien (4-2) a una cansada Croacia que dio la cara hasta que llegó el 3-1 de Paul Pogba y el 4-1 de Mbappé. Histórico. Los ‘bleus’ que sufrieron en la primera parte y tuvieron la inapreciable apoyo del VAR, tras el descanso tuvieron espacios para que Kylian Mbappé rompiera su zaga, tal como hizo con Argentina. Su velocidad fue básica para decantar el partido, junto al toque de Antoine Griezmann y la entrada, tras el descanso, de Steven Nzonzi que liberó a Paul Pogba y le dio sentido al juego francés que volvió a ser el equipo que era el gran favorito para todos, tras la caída del resto de ‘grandes’. La lástima fue que para llegar a ser campeón del mundo no estaría nada mal jugar un poco más al fútbol. Haciendo muy poco, los ‘bleus’ lo han ganado todo y son campeones. Cada uno tiene su forma de elegir como pasar a la historia de la Copa del Mundo. eso sí, ya tienen dos. Jugarán con dos estrellas en su camiseta azul.

Francia hizo valer su tremendo potencial físico y, a ratitos, el fútbol que tienen en sus botas. Los ‘bleus’ sólo sufrieron mientras los croatas tuvieron fuerzas para jugar su fútbol de control. Les hizo mucho daño anímicamente el gol del penalty dudoso que cometió Iván Perisic, que había sido quien había logrado el 1-1 y era el mejor de los suyos hasta entonces. Llegó en el peor momento, cuando estaban poniendo en apuros a los hombres de Didier Deschamps que estaban desconocidos en defensa y apenas si presionaban con orden.

Didier Deschamps, de paso, confirmó la ’flor’, que quienes le conocen, aseguran que tiene.Se convierte así, junto a Mario Zagalo y Franz Beckenbauer, en el seleccionador que suma un título de campéon del mundo al que ya tenía como futbolista, obtenido con los ‘bleus’.

El VAR determinante

Francia logró irse al descanso con ventaja en el marcador (2-1), que tiene su mérito, porque sólo disparó una vez a puerta, en el penalti dudoso que trasformó Antoine Griezmann. El propio jugador francés había sacado un corner que Blaise Matuidi remató de cabeza y pilló a Ivan Perisic bajando y el balón le dio en el brazo. El colegiado argentino Néstor Pitana,tras consultar repetidamente las imágenes, sancionó con pena máxima una jugada que primero no lo había hecho.

El otro tanto de los ‘bleus’, el primero, fue obra de Mario Mandzukic en su propia meta. El equipo de Didier Deschamps había protagonizado una primera mitad mucho menos seria que lo visto anteriormente en lo que va de Copa del mundo. Mantuvo su fútbol rácano, pero, en cambio, estuvo mucho menos seguro que en otros partidos, con despistes de Benjamin Pavard y Samue Umtiti a los que los croatas, sobre todo, Iván Perisic, les ganaba con facilidad la espalda. Sin que el medio campo ayudara como en otras ocasiones.Hasta Ngolo Kanté que había anulado a Lionel Messi o Eden Hazard, en este mundial, no podía con Luka Modric.

Croacia había empatado el partido en una jugada colectiva en que Iván Perisic remató muy bien dentro del área pequeña, tras controlar el balón con una pierna y disparar con su zurda. Era el 1-1 que igualaba el primer gol de los’bleus’ que llegó tras el gol en propia meta de Mario Mandzukic (28’). En esa acción Antoine Griezmann se tiró primero para forzar la falta, jugada en la que el VAR por normativa no puede entrar al no ser ni expulsión ni gol. En la posterior jugada en que marcó ‘Super Mario’ se pidió fuera de juego de Paul Pogba que, sin embargo, estaba en línea. El francés empujó a un defensa croata, pero el VAR decidió que no lo suficiente como para anular el gol.

La primera parte se decidió, una vez más en este Mundial, en sendas jugadas a balón parado. Croacia tuvo más el balón, remató más y jugó mejor. Aunque Francia volvió a confirmar que en esta competición es la reina a balón parado, que aprovechando sus escasas ocasiones, ha llegado al a final de la Copa del mundo.

Croacia no se rinde

Tras e descanso Croacia siguió jugando igual. Pudo marcar en una excelente jugada de Iván Rakitic con gran asistencia a Ante Rebic, que remató fuerte. Hugo Lloris lo salvó con una gran intervención a una mano, especialidad de la casa.Francia contestó con un carrerón de Kylian Mbappé que conjuró Danijel Subasic. Los dos porteros estuvieron providenciales.

Didier Deschamps, consciente de que su media no estaba bien, sacó al otros días Ngolo Kante para poner al sevillista Steven Nzonzi.Quería el técnico francés recomponer su sistema defensivo que no frenaba a los croatas.

El equipo de Zlatko Dalic empezó a notar las tres prórrogas que había disputado para llegar a la final, trataba de imponerse más con corazón que otra cosas.

Y Francia no perdonó. Aprovechó la situación para ampliar su ventaja con un gol de Paul Pogba (59’). El jugador del Manchester United tuvo la suerte de que un rebote en Lovren en su primer disparo le cayó de nuevo a sus pies y no perdonó. Antoine Griezmann había controlado bien el balón tras otra jugada de Kylian Mbappé que con espacio es terrible, letal.El joven crack del PSGA acabó su faena logrando el último gol.

Francia pareció dejar resuelto el partido con el gol de Kylian Mbappé (65’) desde fuera del área, el segundo en el que Danijel Subasic pudo hacer algo más. Pero esta Croacia es increíble, parece muerta y se levanta por la gran fe que tienen en sus propias fuerzas. El habitualmente infalible Hugo Lloris cometió un fallo impropio del mundial que estaba haciendo. Intentó regatear a Mario Mandzukic y el delantero de la Juventus le arrebató el balón y en la misma jugada remató a gol. El 4-2 relanzó el partido aunque sólo fuera un espejismo.

Los ‘bleus’ siguieron a lo suyo, a esperar atrás y buscar el contra golpe. Zlatko Dalic se la jugó a la desesperada colocando una defensa de tres, metiendo en el partido a Marko Pjaca, en busca de una remontada muy complicada.

Los minutos finales sobraron, hubiera sido mejor que el árbitro argentino Néstor Pitana, un desastre, fueron un suplicio para una Croacia desencantada y tampoco lo aprovechó Francia para ampliar el marcador. Los ‘bleus’ son campeones del mundo, otra vez.

Redacción: Leo.com                                                         

Fuente: mundodeportivo

 

10 Julio 2018

Samuel Umtiti ha enviado de cabeza a Francia a la final del Mundial después de lograr el gol de la victoria ante una selección de Bélgica mucho más atrevida, más divertida, menos encorsetada, que merecía mucho más. De nuevo un central - ante Uruguay fue Varane- , de nuevo una jugada a balón parado, un córner servido de forma magistral por Griezmann, de nuevo Francia defendiendo como si Didier Deschamps aún jugase. Una semifinal entretenida, con Mbappé dibujando la sonrisa de los espectadores en pequeñas dosis, con Hazard deslumbrando, De Bruyne haciendo que cada instante pienses que alguna diablura sucederá.

Ganó Francia por oficio, envió a casa a una generación de futbolistas belga que seguirá dando que hablar porque es brillante, Doce años después de la final perdida ante Italia, regresan ‘les bleus’ a la final de un Mundial con un equipo básicamente equilibrado.

Roberto Martínez apostó por un 4-3-3. Dembélé salía como carrilero por la izquierda y Chadli en el lugar del sancionado de Meunier y le daba una vuelta a su pizarra escorando a Hazard por la izquierda, siguiendo el ejemplo de Conte en algunos partidos en el Chelsea, y abriendo a De Bruyne por la derecha aunque con tendencia a perder esa banda y asociarse con Hazard por la izquierda destrozando así a Pavard. La banda derecha de Francia sufría de forma angustiosa porque Mbappé no tiene ese espíritu de sacrificio y solidaridad que requería el partido. Es genial ofensivamente hablando pero le cuesta trabajar para el equipo.

Fellaini impedía a Pogba moverse y eso posibilitaba desde el primer momento un dominio de las ocasiones de gol. Hazard cruzaba desde la izquierda un disparo peligrosísimo en el minuto 5 y volvía sólo cuatro después con una combinación de locos con De Bruyne que salvaba Varane.

En el 21, Hugo Lloris se lucía con un paradón espectacular a un disparo con la zurda de Alderweireld. Hazard se divertía con De Bruyne por la izquierda, se gustaba, dominaba el escenario, dominando la escena.

Sólo en la recta final de esta primera mitad, la ayuda de Griezmann a Pogba, ponía una marcha más a la selección bleu y llegaba la mejor ocasión para los franceses con una jugada de Mbappé que cedía a Pavard y Courtois paraba con el pie de forma prodigiosa.

La segunda parte iniciaba con el primer balón peligroso tocado por Lukaku como delantero centro a pase de Witsel, que Varene arruinaba de nuevo. Pero aunque dominaba la selección belga, en el minuto 51 un córner servido por Griezmann al área pequeña encontraba la cabeza del azulgrana Umtiti que superaba a Fellaini con Courtois un tanto lento.

Se desmoronaba por momentos Bélgica a medida que se crecía Mbappé, de tacón, con un sentido del espectáculo, de la genialidad que es lo que le hace diferente. Mbappé te arranca la sonrisa, te la dibuja y te la fija.

Martínez movía el banquillo: Mertens por un perdido Dembélé, retrasando la posición de De Bruyne y el cambio rápidamente surgía efecto, primero con una manos de Lloris a un disparo de Mertens y poco después con un remate de Fellaini. Francia se defendía, Bélgica atacaba.

Martínez arriesgaba aún más dando entrada a Carrasco faltando diez minutos para el final del partido. Witsel hacia lucirse a Lloris con un disparo desde fuera del área durísimo. Francia se mostraba como una selección sobria en defensa, bien estructurada, no arriesgaba porque no lo necesitaba, una selección gala que tomaba el espíritu de su entrenador para italianizar el partido, Giroud dejaba el terreno de juego después de hacer un partido excelente, de un desgaste y de una solidaridad de equipo única. Cero goles lleva el delantero francés pero en su caso no es lo más importante porque trabaja para el bien común francés.

Hazard lo intentaba todo pero en el partido más importante, en el que más necesitaba el gol la selección que más goles había marcador en este Mundial (12), no encontraba la conexión con su delantero Lukaku. Ganaba Francia, con una jugada de pizarra, de táctica pura.

Redacción: Leo.com                                          

Fuente: mundodeportivo

09 Julio 2018

La primera batalla por un cupo en la final de la Copa del Mundo Rusia 2018 se disputa este martes desde las 14.00 en el estadio de San Petersburgo entre Francia y Bélgica. Dos selecciones de rendimientos parejos y plagadas de figuras chocarán por la mitad de gloria en un lance que será dirigido por el juez uruguayo Andrés Cunha asistido desde las líneas por sus compatriotas Nicolás Tarán y Mauricio Espinosa, César Ramos de México será el cuarto árbitro.

La selección gala llega después de 12 años a una semifinal tras la imborrable campaña en el Mundial de 1998, llevada a cabo en su propio territorio, y que le dio a la postre la única corona que ostenta.

El seleccionado dirigido por Didier Deschamps, integrante de aquel equipo, se metió entre los cuatro mejores del actual certamen tras dejar en el camino a Uruguay el viernes 6 de julio en Nizhni con un indiscutido 2-0.

Redacción: Leo.com                                          

Fuente: mundodeportivo

09 Julio 2018

El delantero Kylian Mbappé no participó en el último entrenamiento de la selección de Francia, previo a la semifinal de Rusia 2018 que el conjunto de Didier Deschamps disputará contra Bélgica en San Petersburgo.

La sesión en el escenario del encuentro contó con el resto de integrantes del combinado ‘bleu’ incluidos el defensa Samuel Umtiti, N’Golo Kanté y Benjamin Pavard, que no participaron el la práctica del domingo. También estuvo Benjamin Mendy, que llevaba varios días de baja.

Aun así, el seleccionador de Francia Didier Deschamps destacó antes del entrenamiento que “todos los jugadores están disponibles”.

“Puede que alguno tenga una sesión distinta por precaución pero todos estarán en condiciones para el partido contra Bélgica”, indicó Deschamps antes de comenzar la sesión preparatoria en la que no saltó al campo Mbappé, al menos en el cuarto de hora inicial abierto a los medios de comunicación.

Al grupo se incorporó Mendy y Kanté y Pavard tuvieron sesión con los fisioterapeutas. Umtiti, dañado en la rodilla izquierda desde que comenzó Rusia 2018, está en condiciones, según el seleccionador, a pesar de sufrir un golpe en la zona en el encuentro de cuartos de final contra Uruguay.

Redacción: Leo.com                                          

Fuente: EFE

04 Julio 2018

El atacante uruguayo Edinson Cavani no podrá jugar el próximo viernes el partido de cuartos de final del Mundial de Rusia contra Francia al sufrir una elongación del gemelo derecho con lesión edematosa, según una radio francesa.

La emisora RMC, que asegura tener fuentes del París Saint-Germain, club del jugador, indicó que el parte que ha publicado la Federación Uruguaya es incompleto.

Según sus informaciones, la lesión que tiene el delantero precisa de varios días de recuperación, lo que hace imposible que salte al césped de Nizhny el próximo viernes ante Francia.

La Federación Uruguaya había señalado en un comunicado que Cavani se produjo un desgarro muscular en el partido de octavos contra Portugal, sin descartar su presencia ante Francia.

Redacción: Leo.com                                          

Fuente: EFE

26 Junio 2018

Francia y Dinamarca se enfrentaron, es un decir, por ver quien quedaba primero del Grupo C. Si antes del inicio del partido existían sospechas de un pacto de no agresión, durante la mayor parte del encuentro se confirmaron, más cuando ambos equipos supieron que Australia iba perdiendo ante Perú que se despidió del Mundial con un triunfo merecido.

Futbolísticamente el partido fue un tostón, no se salvó casi nadie. Hubo excesiva pasividad por ambas partes, cuando lo cierto es que no corrían riesgo alguno. Fue una falta de deportividad notable que encrespó al público que había pagado una entrada para ver un partido entre dos selecciones que participantes en la fase final de la Copa del Mundo.

El único que pareció no enterarse del pacto de no agresión fue Nabil Fekir que en los minutos que dispuso hizo méritos para que Didier Deschamps cuente con él. Le pasó por delante al azulgrana Ousmane Dembélé, muy gris todo el partido. Fekir casi marca al final, obligando a Kasper Schmeichel a hacer un paradón. Entre Nabil y Kylian Mbappé, que también entró al terreno de juego en la parte final, animaron algo a los ‘bleus’.

¿’Biscotto’?

Es difícil saber si hubo acuerdo de ‘biscotto’ o no entre Dinamarca y Francia, pero lo cierto es que, al menos, durante la primera parte, sí que firmaron un pacto de no agresión. Y, si faltaba, algo, Perú se adelantó frente a Australia con gol de Carrillo, por lo que el empate les iba requetebien a los dos. Los ’bleus’ acaban primeros de grupo y la ‘dinamita roja’ lograba su acceso a octavos como segundos de grupo.

En los primeros 45 minutos sólo hubo tres jugadas resaltables y una fue anulada por fuera de juego de Antoine Griezmann. La primera fue un remate de Olivier Giroud que obligó a emplearse a fondo a Kasper Schmeichel. La segunda un veloz contra ataque danés en que Christian Eriksen encaró a Steve Mandanda y el portero del Olympique de Marsella llegó tarde y le arrolló ayudado por Lucas Hernández. El caso es que el peculiar árbitro brasileño que es Sandro Ricci (alérgico a lo que pasa dentro de las áreas) no pitó nada. La mejor, con todo, fue un tremendo pase de Thomas Lemar a ‘Grizzi’ que éste devolvió a Olivier Giroud, pero estaba en posición irregular.

El partido sirvió para ver en acción a hombres que Didier Deschamps no considera como titulares. De todos ellos, sólamente Thomas Lemar demostró poder luchar por un puesto con los teóricos titulares y eso que el seleccionador francés le hizo jugar más centrado de lo que hacía habitualmente en el Mónaco. Y es que en los ’bleus’ está Lucas Hernández que es como Jordi Alba en la Roja, sube constantemente por la banda izquierda. Y es un excelente jugador, no se equivocó Robert Fernández cuando le echó el ojo para el Barça. El seleccionador francés no falló a su tradición de que cuando su equipo está clasificado al término del segundo partido, cambia media docena de hombres en el tercero.

Por parte danesa se vio a un Christian Eriksen que sufre el mismo problema que Lionel Messi con Argentina, le faltan socios a su lado para expresar todo su juego. No es el mismo que de deleita con Mauricio Pochettino en el Tottenham y, encima, ayer jugó mucho más adelantado que de costumbre en busca del gol que necesitaba Dinamarca. Pero es un pedazo de jugador.

El cero a cero con que se llegó a la media parte estaba anunciado, aunque podían haber disimulado con algo más de juego. Por más que dijeran los franceses en la víspera que estaban picados por las declaraciones del técnico Age Hareide que menospreció a los ‘bleus’, los cierto es que debieron olvidarlo o no estaban tan ofendidos como dijeron.

Paso a Mendy

Didier Deschamps aprovechó aún más la segunda parte para seguir con sus pruebas. Dio entrada a Benjamin Mendy, teórico titular, que ha llegado justito al mundial por lesión y le dio descanso a Lucas Hernández.

El partido lo animó con una falta que tiró Eriksen y Mandanda no blocó. Poco más. Los muchos rusos que había en la grada lo aprovecharon para vitorear a su selección y calentar el partido ante España del próximo domingo en este mismo estadio. Y encima, Perú lograba su segundo gol por medio de Paolo Guerrero.

Quedaba eso sí ver quien quedaba primero de grupo, aunque caso de meterse la Argentina de Lionel Messi, se cruzaran con la Albiceleste en octavos. Dinamarca podía liberarse porque con la derrota de Australia ante Perú, ya estaba clasificada pasara lo que pasara. No se entendía tampoco porque, si se cumplían los pronósticos, quien quedara segundo del grupo se las vería con Croacia que vapuleó a los argentinos. Hubo algo más de emoción, pero no de fútbol.Encima, hacía mucho calor en el Luzhniki Stadium y los futbolistas lo acusaban.

La gente empezó a mosquearse y silbaron constantemente a los dos equipos por la sospecha de ‘biscotto’, lo hubiera o no.

Deschamps dio más descanso a un Griezmann que no mejoró ante Dinamarca su flojo rendimiento de los dos primeros partido. Entró por él Nabi Fekir, el interesante delantero del Olympique de Lyon que quiere media Europa con el Liverpool ala cabeza. Y sólo saltar al terreno de juego, casi marca, de un cañonazo que se fue fuera por poco.

Al menos quedó el consuelo de ver en acción unos minutos a Kasper Dolberg, el prometedor ‘nueve’ del Ajaxque estuvo en la lista del Barça hace tiempo.

Redacción: Leo.com                                          

Fuente: mundodeportivo

 

04 Mayo 2018

El presidente francés, Emmanuel Macron, se tomó a risa el jueves la sorna general que provocó la víspera al calificar de “deliciosa” a la esposa del primer ministro australiano, Malcolm Turnbull.

La metedura de pata -“delicious” en inglés quiere decir “sabroso” o “excitante”- provocó numerosas bromas: un tabloide de Sídney publicó una foto a página completa de Macron con la cara de Pepe Le Pew, también conocido como “Zorrillo”, la enamoradiza mofeta francesa de Loonely Tunes.

 “Un diario se divirtió y me hizo reír mucho, sobre todo porque en el dibujo animado original el personaje tiene acento francés”, dijo Macron a los periodistas poco antes de partir de Sídney al término de una visita de dos días.

El desliz ocurrió al final de una rueda de prensa conjunta el miércoles, cuando Macron se giró hacia Turnbull y le dijo: “Gracias a usted y a su deliciosa esposa por este cálido recibimiento”.

En una cena privada más tarde ese día con Turnbull y su esposa Lucy, el alboroto mediático provocado por sus comentarios “les hizo reír mucho”, afirmó.

Turnbull también comentó la pifia, asegurando que su esposa “está muy alagada” por los comentarios del joven presidente de Francia.

“Me pidió que diga que encontró el halago del presidente tan encantador como memorable”, afirmó.

Algunos medios australianos y comentarios en Twitter no fueron tan elegantes, sino que optaron por insistir en la reputación de los franceses como propensos al amor.

Así, el Sydney Daily Telegraph tituló en portada “Presidente Pepe le Pew”, en referencia al personaje de Warner Brothers que pasa la mayor parte de su tiempo persiguiendo sin éxito a una gata.  

Redacción: Leo.com                                          

Fuente: AFP

Últimas Noticias

Prev Next

El secreto es su genética y manejo Cindy…

El secreto es su genética y manejo Cindy y Tinaja, las más lecheras de la Expocruz

Después de cuatro días de intensas ordeñas, Cindy Supersire FIV Santa Ana (girolando) y Tinaja...

La zafra tiene un avance del 84% Ingenio…

La zafra tiene un avance del 84% Ingenios garantizan azúcar para el mercado interno

Una buena zafra es la que están llevando adelante los productores de caña y los...

En Texas Levantan muro para frenar inmig…

En Texas Levantan muro para frenar inmigración

La construcción de un muro de más de 5 metros de altura en la frontera...