Santa Cruz de la Sierra
04 Diciembre 2019

Tras las aseveraciones de la comitiva de Juan Grabois respecto a Bolivia, el ministro de Justicia, Álvaro Coímbra, manifestó que el activista argentino parece afectado por una sustancia controlada y que juega políticamente para el Socialismo del Siglo XXI.

Coímbra se refirió a las aseveraciones que hicieron miembros de la delegación de Grabois, que en su visita a Bolivia acusaron a militares de cometer necrofilia con cadáveres de manifestantes y lanzar a personas desde helicópteros.

El Ministro calificó de “barbaridades” esas aseveraciones y afirmó que le restan credibilidad a la comitiva de Grabois.

“El sentido común y  la razonabilidad nos hace entender que este señor no es un hombre serio, que hasta pareciera que está siendo afectado por alguna sustancia controlada”, sostuvo la autoridad gubernamental.

Indicó que el Gobierno está abierto a todas las investigaciones serias e imparciales de misiones oficiales, pero le parece irresponsable que algunos sectores lleguen al país a “burlarse de la institucionalidad boliviana”.

Coímbra anunció además que como Estado se está trabajando informes que serán enviados a todas las organizaciones internacionales.

Redacción: Leo.com      

Fuente: Erbol   

03 Diciembre 2019

El informe del grupo argentino radical liderado por Juan Grabois que llegó a Bolivia supuestamente para recoger denuncias de violaciones sobre los derechos humanos se hizo bajo “efecto de drogas”, aseguraron internautas que rechazaron las versiones “inventadas” del grupo radical que abandonó el país el fin de semana.

La presencia del grupo radical a la cabeza de Grabois vinculado al Kirshnerismo causó gran molestia en la mayoría de la población que se enteró de su presencia en La Paz, sobre todo por las redes sociales ya que pocos medios les dieron cobertura dada la poca seriedad de sus acciones.

Las versiones que maneja este grupo argentino sobre presuntos hechos suscitados en Bolivia en los días posteriores a la renuncia de Evo Morales parecen salidas de un guion de ciencia ficción. Estas van desde de “gente que arrojaron desde helicópteros”, hasta “desapariciones forzadas”.

La respuesta de la ciudadanía va desde la indignación total hasta la mofa y la ironía utilizando una serie de adjetivaciones contra el grupo, sobre todo en alusión a sus versiones inventadas bajo influencias de narcóticos.

Visor Bolivia destaca que el equipo argentino que pasó por Bolivia para tomar declaraciones de un solo lado y actuando únicamente bajo el amparo de la defensora del Pueblo interina, Nadia Cruz, declarada afín al proceso de cambio de Evo Morales, dejó seis conclusiones e identificó preliminarmente, doce vulneraciones de derechos humanos.

En resumen, las seis conclusiones siguen el guion del “golpe de Estado” y de llamar “gobierno de facto” a la administración constitucional de la presidenta Jeanine Áñez, en franco desconocimiento de la realidad nacional, normativa constitucional y contexto boliviano.

Sobre las “doce violaciones a los derechos humanos”, supuestamente cometidas en Bolivia, desde la renuncia de Morales, porque nunca se habla de las acciones del régimen del MAS previas y durante las elecciones del 20 de octubre. El resumen establece otra serie de invenciones casi sacadas de un guión de Hollywood.

Se dice que en Senkata, además de las trágicas muertes, hubo “personas desaparecidas”. Se reitera en otro punto, que hay “desapariciones forzadas de personas” y se habla de “violaciones y abusos sexuales graves” cometidos por parte de militares en El Alto y Sacaba.

Se habla de la “destrucción de viviendas particulares, incendios, destrucción de viviendas de familiares, humillación pública y linchamientos” contra los legisladores y funcionarios del MAS, pero jamás se menciona la quema de las casas de Waldo Albarracín ni de Casimira Lema, por ejemplo. Se acusa además a la “Unión Juvenil Cruceñista” de haber cometido esos actos vandálicos.

Al respecto, el viceministro de Seguridad Ciudadana, Wilson Santamaria, dijo que dicho informe, falta a la verdad y a la inteligencia de los bolivianos.

“En el caso de estos ciudadanos argentinos hemos leído su primer informe que realmente falta a la verdad, a la inteligencia de la ciudadanía y del pueblo boliviano en general, para pretender alterar la realidad y generar solidaridad y pena con la situación de Evo Morales”, dijo en una entrevista con la radio Panamericana.

Santamaria calificó como “tremendamente irresponsable” la emisión de ese primer informe y dijo que como Gobierno se aguardarán las valoraciones correspondientes de la Oficina de Derechos Humanos y la Defensoría del Pueblo.

Redacción: Leo.com      

Fuente: Eldiario              

29 Noviembre 2019

“No tenemos miedo”. Así la delegación que llegó de Argentina respondió a la advertencia del ministro de Gobierno, Arturo Murillo, de que se está haciendo seguimiento a extranjeros en caso de que pretendan hacer actos de sedición.

“Decirle al Ministro de Gobierno de facto que también ha dicho que nos iba a seguir la Policía: no tenemos nada que ocultar, no vamos a hacer ningún delito, pero fundamentalmente no tenemos miedo. Nosotros no tenemos miedo y esperamos que la población en Bolivia pueda sacudirse ese miedo que le han puesto que le impide denunciar, que le impide manifestarse libremente”, manifestó Juan Grabois, portavoz de la delegación.

Grabois, quien es un dirigente social argentino vinculado con el kirchnerismo, se pronunció en una conferencia de prensa realizada en El Alto, donde con su delegación se aprestaba a reunirse con víctimas y sus familiares de los hechos de Senkata. Aseguró que su intención es sólo recolectar información para hacer informes de la situación de los derechos humanos en el país.

Momentos antes se había pronunciado el ministro Murillo, advirtiendo a extranjeros que llegan “hechos a las mansas palomitas” que no se permitirá hechos de sedición y que se cuiden si incurren en esos actos.

Para el argentino, la posición de Murillo “atenta contra derechos universales”. Recalcó que no tienen miedo y rechazo que se use el termino como forma para dañar la libertad de los seres humanos.

Discriminación

Cuando la delegación llegó a Bolivia, a través de Santa Cruz la noche del jueves, fue increpada por ciudadanos que los acusaban de buscar convulsionar el país.

Grabois señaló que la delegación se sintió víctima de discriminación. Argumentó que les llamaban “gauchos”.

“Gaucho es un personaje entrañable, pero lo decían con un ánimo discriminatorio y nosotros trabajamos mucho con migrantes bolivianos y son nuestros compañeros”, aseveró.

“Golpe”

El dirigente afirmó que para la delegación lo que ocurrió en Bolivia fue un “golpe de Estado” de carácter militar, pero aclaró que eso no es necesariamente esa es la misma opinión de sus huéspedes o las personas que vayan a contactar.

Cuestionado acerca de los pronunciamientos de sectores como mineros y la Central Obrera, que sugirieron la renuncia de Morales antes que los militares, Grabois dijo que los sectores tienen el derecho a su opinión.

Explicó su posición con un ejemplo. Señaló que si él y mil personas pidieran la renuncia de Macri no sería un “golpe de Estado”, pero sí lo sería en caso de que esa solicitud se hiciera al lado de militares.

 Redacción: Leo.com     

Fuente: Erbol   

Últimas Noticias

Prev Next

La llegada

La llegada

Mientras la pandemia no da muestras de debilidad, me llama mi amigo Tony Peredo, un...

¿Quién soy?

¿Quién soy?

Subo la escalera en nuestra casa y sé que estoy soñando porque no tengo idea...

Fantasía

Fantasía

Gente que conozco bien pero también numerosas personas que conozco sólo superficialmente me han hecho...