Santa Cruz de la Sierra
07 Enero 2019

Brasil, México y Colombia son líderes en emprendimientos de la región con un 69 por ciento, le siguen Argentina y Chile con 17 por ciento, mientras que Perú, Ecuador, Uruguay y Venezuela registran 11 por ciento, Bolivia junto a Costa Rica, República Dominicana, Guatemala, Panamá, El Salvador, Paraguay, Honduras y Nicaragua suman 3 por ciento de los 1166 emprendimientos fintech registrados por Finnovista en Latinoamérica.

Según datos del Informe Fintech en América Latina 2018: crecimiento y consolidación, las naciones latinoamericanas líderes en emprendimiento fintech son Brasil, México y Colombia, ecosistemas que muestran muchas similitudes en el crecimiento y el desarrollo de sus segmentos, aunque también algunas diferencias.

De los 1166 emprendimientos identificados por Finnovista y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en la región, Brasil posee 380 (33 por ciento), 273 se encuentran en México (23 puntos porcentuales) y hay 148 en Colombia (13 por ciento); los siguen Argentina en el cuarto lugar, con 116 emprendimientos (10 puntos porcentuales), y Chile en el quinto puesto con 84 startups (7 por ciento); en conjunto estos cinco países reúnen 86 % de la actividad fintech en América Latina.

El documento señala que para el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la innovación y los nuevos emprendimientos tecnológicos en la industria de los servicios financieros representan temas de importancia fundamental para el futuro.

¿Qué es Fintech?

De acuerdo con la página web de bbva.com, Fintech se podría definir como la suma de “financial” y “technology”, un movimiento donde muchas pequeñas empresas quieren cambiar la forma en la que entendemos los servicios financieros utilizando la tecnología.

“En un momento donde todos se preguntan si sigue habiendo innovación para desarrollar nuevos productos y servicios aparece en el horizonte el ‘fintech’”, resalta la entidad financiera.

Redacción: Leo.com                        

Fuente: Radiofides

01 Diciembre 2016

En el día de la Seguridad Informática, celebrado cada 30 de noviembre desde 1988, los especialistas del Laboratorio de Análisis e Investigación de ESET Latinoamérica presentan los resultados de la encuesta realizada a usuarios de la región y que expone los hechos más relevantes en materia de códigos maliciosos del 2016.

Según el estudio realizado por la compañía, el 79% de los encuestados dijo haber sufrido un ataque de seguridad informática durante el 2016. Siendo los Troyanos (55%), la amenaza más propagada y los dispositivos USB (48%), la descarga de aplicaciones (39%) y los buscadores o enlaces maliciosos (27%) los principales medios por los cual los ataques ingresaron al sistema.

En este sentido, las computadoras de escritorio con el 57%, las laptops con el 48% y los dispositivos extraíbles (USB, Memorias, etc.) seleccionados por el 43% de los encuestados, fueron los equipos más afectados por las amenazas informáticas. Dando como resultado la perdida de información, los problemas de conexión a Internet y el tener que formatear los equipos, como las principales consecuencias por la infección por malware.

Además de los resultados de las amenazas, se le consultó al público sobre las medidas de prevención que toman para sus equipos. El 69% mencionó que no protege su smartphone o Tablet y 1 de cada 4 personas no usa ningún antivirus en su computadora. A pesar de esta situación, el 64% de los encuestados cree que el desconocimiento de los usuarios es la principal causa de infección.

Para concluir, Camilo Gutierrez Amaya, Jefe del Laboratorio de ESET Latinoamérica, comenta “Podemos afirmar que en materia de malware el 2016 ha sido un año muy activo, con amenazas para diversas plataformas, familias de códigos maliciosos con técnicas diversas, pero siempre enfocadas en robar dinero o información de los usuarios, así como también la continuidad de algunas amenazas que llevan años en propagación. Esta tendencia nos obliga a continuar con nuestros esfuerzos en informar y educar al usuario para evitar que sea víctima de cualquier tipo de ataque informático".

La encuesta sobre amenazas informáticas en 2016 fue realizada por ESET Latinoamérica. En ella participaron más de 250 usuarios de entre los 13 y 50 años de la región.

Redacción: Leo.com.bo
Fuente: PC

27 Septiembre 2016

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, quien participa en un Seminario Internacional de Transparencia en Buenos Aires (Argentina), resaltó que, según los datos procesados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Bolivia tiene menor incidencia a la inseguridad en la región Latinoamericana.

“Lo que se ha destacado es que nuestra región, pese a representar el 8% de la población, concentra el 30% de la violencia crónica, sin embargo obviamente Bolivia es uno de los países que más bajos niveles de inseguridad presenta, de acuerdo a los materiales introductorios de trabajo que ha procesado la gente del BID”, indicó el ministro.

Romero resaltó que en el país se ha reducido el índice de criminalidad y que solo estaría por debajo de Chile.

Redacción: Leo.com.bo
Fuente: ANF

 

13 Septiembre 2016

Entre 2010 y 2015 el porcentaje de los ingresos económicos que destinan los bolivianos para acceder a la Banda Ancha Fija (BAF) de internet bajó de 84,8% a 9,0%, aunque ese dato aún es alto si se toma en cuenta que el umbral utilizado como referencia por la Comisión Internacional  de Banda Ancha de Naciones Unidas es de 5% del ingreso.

La medición se consigna como “asequibilidad” en el “Estado de la banda ancha de América Latina y el Caribe 2016” de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal). La asequibilidad “al servicio de BAF se mide por el precio promedio ofrecido de 1Mbps como porcentaje del PIB mensual per cápita”, explica el informe.

“El mayor avance se dio en el Estado Plurinacional de Bolivia, donde pasó de 84,8% a 9,0% (de sus ingresos)”, aunque también experimenta el menor nivel de asequibilidad porque los bolivianos deben destinar aún el 9,0% de sus ingresos para acceder a internet de BAF siendo que el referente es 5%, según Naciones Unidas, concluye el informe.

En la región, en 2010 se requería destinar cerca de 18% de los ingresos promedio mensuales para contratar un servicio de BAF de 1Mbps, en tanto que a principios de 2016 esa cifra bajó a solo 2%.

Bolivia también figura con el mayor crecimiento anual de la velocidad promedio de navegación en la BAF con un 60%, pero también con el “menor número de conexiones de alta velocidad”.

El informe registra en el período de estudio “las mayores tasas de crecimiento de número de hogares conectados a internet” y una penetración casi nula en las zonas rurales.

Redacción: Leo.com.bo
Fuente: La Razón

 

25 Agosto 2016

El canciller de Irán, Mohammad Javad Zarif, reconocido mundialmente por haber logrado el acuerdo nuclear con las potencias de occidente, llega este jueves a Santa Cruz, Bolivia, acompañado de una amplia comitiva que incluye empresarios y diplomáticos que arriban con la misión de darle un nuevo enfoque a las relaciones con la región.

La visita de Zarif se produce en el marco de una gira por Latinoamérica, que incluye Cuba, Nicaragua, Ecuador, Chile, Bolivia y Venezuela. Excepto Chile, los demás países visitados forman parte del bloque izquierdista Alternativa Bolivariana para los Pueblos de nuestra América (ALBA).

Zarif llega al finalizar la tarde de este jueves y sostendrá una reunión con el presidente Evo Morales a primera hora de este viernes, también en Santa Cruz. En primera instancia, estaba prevista su llegada a La Paz, pero ésta fue descartada a último momento.

Zarif es reconocido mundialmente por haber logrado lo que ninguno de sus antecesores pudo: un acuerdo con occidente por el que la comunidad internacional levantó todas las sanciones contra su país y éste a su vez se comprometió a un uso exclusivamente pacífico de la energía nuclear.

Zarif es un hombre de confianza del presidente iraní Hassan Rohani, quien es percibido como moderado, a diferencia de sus antecesores que mantuvieron un duro enfrentamiento con las potencias de occidente por el programa nuclear.

Zarif, luego de lograr los acuerdos con las potencias occidentales, fue recibido en su país como héroe el 2015 e, incluso, fue recomendado como candidato al Premio Nobel de La Paz 2016.

Mohammad Javad Zarif, según reseña el diario El Mundo de España, nació en el seno de una familia acomodada de Teherán, a los 15 años emigró a estudiar a Estados Unidos, donde se doctoró en Derecho y Relaciones Internacionales.

En 2013 fue nombrado Ministro de Relaciones Exteriores de Irán, lo que fue recibido con beneplácito tanto en Estados Unidos como en Europa, porque su designación fue interpretada como una intención de tender puentes con los enemigos de siempre.

Antes de asumir este reto, Zarif fue representante de Irán en las Naciones Unidas entre 2002 y 2007, donde sostuvo reuniones con el entonces senador Joe Biden, actual vicepresidente estadounidense.

Durante los años de negociaciones, Zarif pasó muchas horas junto a líderes de las seis grandes potencias mundiales (China, EE.UU., Francia, Inglaterra, Rusia y Alemania) ideando el que después sería conocido como el "Plan de Acción Conjunta".

En 2015 finalmente se llegó al histórico acuerdo donde el país de Medio Oriente se comprometió a realizar un uso "exclusivamente pacífico" de la energía nuclear y las potencias acordaron un levantamiento de todas las sanciones de Naciones Unidas, nacionales y de organismos multilaterales.

Antes de emprender la gira hacia Latinoamérica, Zarif escribió en su cuenta de Twitter: “El domingo iniciaré una gira por seis países de América Latina junto a un grupo de empresarios para fortalecer lazos políticos y económicos”.

El viceministro de Relaciones Exteriores iraní, Mayid Tajte Ravanchi, dijo que esta gira “es el comienzo de una nueva etapa en los lazos entre Irán y Latinoamérica” porque no sólo se tenderán puentes políticos, sino también económicos.

De hecho, según la Cancillería boliviana, la comitiva es numerosa y llega en dos aviones, donde no sólo hay políticos, sino también empresarios y periodistas.

Redacción: Leo.com.bo
Fuente: ANF 

 

14 Julio 2016

En Latinoamérica existe mayor proporción de mujeres en situación de pobreza que de hombres, a pesar del crecimiento económico de la última década, dijo este jueves en entrevista con Efe Corina Rodríguez, experta del Centro Interdisciplinario para el Estudio de Políticas Públicas de Argentina.

Rodríguez participó este jueves en Asunción de un conversatorio organizado junto con ONU Mujeres, la Secretaría de Acceso a Derechos y Equidad, y la Comisión Interamericana de Mujeres de la Organización de Estados Americanos (OEA), en el marco de la reunión de ministros de Desarrollo Social de las Américas sobre pobreza y equidad, que concluye el jueves.

La experta aseguró que una de las causas del avance de la feminización de la pobreza es la brecha en los ingresos, ya que las mujeres perciben en promedio ingresos más bajos que los varones.

De igual forma, también influye la distribución de las tareas de cuidados de niños, enfermos y personas dependientes, que tradicionalmente se asignan a las mujeres.

"El peso del trabajo de cuidados no remunerado recae sobre las mujeres. Es un obstáculo para que accedan a recursos económicos y mejoren sus condiciones de vida. Además, se hace invisible el aporte que estas tareas tienen a la economía regional", afirmó Rodríguez.

La investigadora propuso que los países latinoamericanos implanten sistemas públicos de cuidados que garanticen un acceso "universal y de calidad" a estos servicios, y no "mediado por el mercado y segmentado en función de los ingresos de los hogares".

También abogó por conceder mejoras que permitan conciliar mejor la vida laboral y la familiar, ya que en muchos países de la región "las licencias por maternidad no llegan a los estándares de la Organización Internacional del Trabajo (OIT); por paternidad, son insignificantes, y por crianza de los hijos, inexistentes".

Agregó que los mayores avances en políticas de cuidados en la región están relacionados con la crianza de niños y niñas, pero hay pocos esfuerzos hacia las personas con enfermedades crónicas o discapacidades que generen dependencia, así como hacia los adultos mayores.

"La región está atravesando un cambio demográfico, y los países están envejeciendo de manera acelerada. La ausencia de políticas públicas para el cuidado de adultos mayores es un problema a la vuelta de la esquina", enfatizó Rodríguez.

También advirtió que, en el caso de las personas que realizan tareas de cuidados de forma remunerada, por ejemplo en casas de terceros, sus condiciones laborales suelen ser "muy precarias", lo que genera unos servicios "de mala calidad".

Además de esta división por sexos de las tareas de cuidados, Rodríguez alertó que el avance de las actividades económicas extractivas, vinculadas a la explotación de recursos naturales, precariza la situación económica de las mujeres.

"América Latina vive un proceso de reprimarización de sus economías. Se ha retrasado su proceso de industrialización, en favor de la explotación y venta al exterior de materias primas. Estas actividades, como la minería o la explotación agrícola intensiva, generan pocos empleos, menos aún para las mujeres", expuso.

El extractivismo impulsa además la expulsión de poblaciones rurales e indígenas de sus territorios "con el aval de los Estados, que impulsan políticas fuertemente represivas contra quienes resisten" este modelo económico.

La expulsión conlleva además, para muchas mujeres campesinas, la migración hacia ciudades o países donde tienen condiciones de vida precarias, e implica el riesgo de ser captadas por redes de trata de personas para la explotación laboral o sexual.

Según Naciones Unidas, la inversión en el empoderamiento económico de la mujer es esencial para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible, pero pese a los avances hacia la igualdad de género, la erradicación de la pobreza, y el crecimiento económico, persisten las brechas de género y de oportunidades económicas.

Redacción Leo.com.bo

Fuente: EFE

10 Marzo 2016

 América Latina compite con África por el título de la región más desigual. La base de datos del Banco Mundial, actualizada el pasado diciembre, muestra que los primeros cinco países en el ranking de la desigualdad son africanos, seguidos por cinco latinoamericanos.

Entre los 14 más desiguales a nivel mundial figuran Honduras (en el puesto 6), Colombia (7), Brasil (8), Guatemala (9), Panamá (10) y Chile (14).

El Banco Mundial utilizó el coeficiente Gini para medir la desigualdad con base en dos variables absolutas: el cero (todos tienen el mismo ingreso o perfecta igualdad) y el 1 (una persona concentra todo el ingreso y el resto no tiene nada o desigualdad absoluta).

Una de las sorpresas es que países de ingreso mediano bajo, normalmente identificados como pobres (Honduras, Guatemala), tienen prácticamente el mismo nivel de desigualdad que otros de ingresos medio-altos o altos (Chile).

La ausencia de Venezuela en este listado podría deberse a que, desde hace al menos un año, el gobierno de Nicolás Maduro no publica datos estadísticos oficiales sobre diversas materias.

Según el Banco Mundial, Honduras tiene un 64,5% de la población en situación de pobreza y un 42,6% en extrema pobreza (menos de 2,5 dólares al día). En términos del coeficiente Gini, la desigualdad es del 53,7.

"Este coeficiente hay que ubicarlo en la serie de países para darse una idea. El país más igualitario, Noruega, tiene un índice de 25,9 y el más desigual, Sudáfrica, un 63,4", indicó a la cadena BBC Mundo el economista argentino Germán Herrera Bartis.

El Banco Mundial comparó ingresos, pero una desigualdad similar se percibe en términos de acceso a la salud o a la educación. En el Índice de Desarrollo Humano de Naciones Unidas, que mide conjuntamente ingreso, expectativa de vida y de educación de un país, Honduras pierde siete puntos cuando se pondera el impacto de la desigualdad en las mediciones.

La disparidad es tal que los niños más pobres sólo acceden a cuatro años promedio de educación mientras que los más ricos tienen 10 años o más, cifras que se profundizan cuando se compara la desigualdad en zonas rurales y urbanas.

El otro país con ingreso mediano-bajo es Guatemala, noveno a nivel mundial y cuarto en la región. Según el Banco Mundial, consiguió una reducción de la pobreza del 5% a principios de este siglo, pero para 2011 los índices volvieron a subir hasta llegar al 53,7%, con una situación particularmente difícil en casi la mitad de los municipios rurales, donde ocho de cada 10 personas son pobres.

Esta situación no se puede achacar a la falta de crecimiento. Con el paréntesis del estallido financiero 2008-2009, Guatemala aumentó su producto interno bruto (PIB) más de un 3% anual en lo que va del siglo. A pesar de esto, la desigualdad sigue siendo una de las más elevadas de la región: 52,4, apenas unos puntos por detrás de Honduras.

Según el Banco Mundial, uno de los problemas más graves es la escasa recaudación fiscal, "el menor porcentaje de ingresos públicos en el mundo en relación con el tamaño de su economía".

Entre los países latinoamericanos de ingresos medio y altos, Colombia se encuentra en primer lugar en niveles de desigualdad, apenas por debajo de Honduras, a pesar de que, en términos de PIB, los colombianos están 74 puestos por encima de los hondureños.

En Colombia el 10% de la población más rica del país gana cuatro veces más que el 40% más pobre. A pesar de que la pobreza ha caído desde 2002 en adelante, la desigualdad se mantiene constante. En el Índice de Desarrollo Humano de la ONU, Colombia pierde diez puntos una vez que se lo pondera en términos de desigualdad de acceso a la salud, la educación y bajos salarios.

Según una investigación de Ana María Ibáñez, decana de Economía de la Universidad de Los Andes, en 2010 un 77,6% de la tierra estaba en manos del 13,7% de los propietarios. Aplicando el coeficiente Gini a la distribución de la tierra, esta proporción da uno de los índices más altos de desigualdad: un 0,86.

Octava a nivel mundial, tercera en la región, la mayor economía de América Latina es uno de los casos más flagrantes de convivencia entre una reducción de la pobreza y un aumento de la desigualdad.

Si en 2006 el 5% más rico de Brasil acaparaba el 40% del ingreso total, en 2012 había aumentado esta participación hasta llegar al 44% a pesar de las políticas sociales del Gobierno y el impacto del plan Fome Cero (Hambre Cero), que sacó a 40 millones de personas de la pobreza.

Esta desigualdad sería más abismal aún si se contara toda la riqueza no declarada en un país que tiene una evasión fiscal del 13,4% y una economía en la sombra del 39 por ciento. Mucho más difícil de ocultar, es la disparidad de acceso a salud y educación, algo que se visibilizó a nivel global en las protestas que precedieron a la Copa del Mundo 2014.

No sorprende que, una vez que se incorpora la desigualdad en la evaluación de sus indicadores de ingreso, salud y educación, Brasil registre una caída de 20 puntos en términos de desarrollo humano de la ONU. Si se toma en cuenta que el año pasado el PIB se desplomó un 3,8%, la situación no luce promisoria.

En términos de caída o desaceleración económica, Panamá es una de las excepciones de la región. Con un crecimiento promedio del 7% en los últimos 10 años, no se vio afectada por la caída de los precios de las materias primas: su PIB aumentó más del 6% en 2015.

Pero una cosa es la vida en esa opulenta "Little Manhattan" que puede ser la Ciudad de Panamá y otra la de las barriadas o el interior del país. Los ingresos reflejan el abismo que separa a los rascacielos y las casas de precarios techos de chapa: el coeficiente Gini alcanza el 51,7.

Pero no son el único factor. Un 25% de la población panameña no tiene servicios sanitarios, un 5% no tiene agua potable, un 11% sufre de desnutrición y otro 11% vive en casas con pisos de tierra. En el Índice de Desarrollo Humano de la ONU, Panamá pierde 20 puntos cuando se incluye el impacto de la desigualdad en la medición.

Es la economía regional que más ha crecido desde los años 80 y suele ser encomiada como modelo virtuoso para el resto de la región. Sin embargo, el informe de 2015 de la OCDE, que agrupa a 34 naciones de altos ingresos, subraya los niveles de desigualdad en la sociedad chilena.

"Chile sigue siendo una sociedad altamente desigual en términos de ingresos, educación y bienestar. El mercado laboral muestra una dualidad que redunda en una distribución salarial muy desigual", señala el informe. En efecto, el 10% más rico tiene un ingreso 27 veces superior al del 10% más pobre.

Así, en la medición de desigualdad del Banco Mundial, Chile aparece en el decimocuarto lugar a nivel mundial y en el sexto de las economías de la región. Debido a la limitada intervención estatal, la situación empeora cuando se considera también el acceso a la salud y la educación. En el Índice de Desarrollo Humano de la ONU, Chile pierde 13 puntos una vez que se suma la desigualdad conjunta de ingresos, acceso a salud y educación.

Redacción: Leo.bo

 

Fuente: AFP 

19 Enero 2016

El presidente Evo Morales recordó el martes en la región de Caigua, departamento de Tarija, que la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC) debe cuidar la paz social, porque es el patrimonio de la región.

En un acto en el que inauguró dos pozos gasíferos, el Jefe de Estado dijo que los países que conforman ese organismo deben evitar actos terroristas y enfrentamientos para continuar gozando de la paz.

"Yo siento que nuestro continente, especialmente CELAC, tiene que cuidar el patrimonio que es la paz social en Sudamérica y Latinoamérica y del Caribe, ya que en otros países hay llamados terroristas, hay enfrentamientos", sostuvo.

Indicó que esa paz debe primar pese a las diferencias encontradas con el Gobierno de Estados Unidos, además de garantizar el respeto entre mandatarios de Estado, para la estabilidad democrática.

"Lo que sí hay que seguir trabajando es en la justicia social para que la paz sea duradera en Bolivia y Sudamérica y en todo el continente", afirmó.

La CELAC está constituida por 33 países y es una organización regional intergubernamental que reúne a los países de América Latina y el Caribe, sin injerencia de Estados Unidos y Canadá, con el objetivo de complementar la arquitectura regional ya existente sobre la base de la no duplicidad de esfuerzos.

Fue constituida el 23 de febrero de 2010 en ocasión de la celebración de la Cumbre de la Unidad de América Latina y el Caribe en Rivera Maya, México, y entró en funcionamiento el 3 de diciembre del 2011 durante la cumbre de Caracas.

Redacción: Leo.bo

Fuente: ABI 

Últimas Noticias

Prev Next

Informe-Comisión pide paralizar carreter…

Informe-Comisión pide paralizar carretera que va al Tipnis

La comisión del Tribunal Internacional de Derechos de la Naturaleza, que analizó el caso del...

La Paz-Caso Anapol: aprehenden a 2 repre…

La Paz-Caso Anapol: aprehenden a 2 representantes de empresas

Dos representantes de empresas que se adjudicaron la evaluación del ingreso de los postulantes a...

En Bolivia-Prefieren los vehículos entre…

En Bolivia-Prefieren los vehículos entre $us 18 mil y 30 mil

Los bolivianos demandan vehículos cuyos precios oscilan entre los 18 mil a 30 mil dólares...