Santa Cruz de la Sierra
13 Mayo 2016

El Real Madrid se ha fijado como uno de sus objetivos el fichaje de Riyad Mahrez, la estrella del sorprendente campeón Leicester City y que ha sido elegido como el Mejor Futbolista de la Temporada en la Premier League.

Según informan los medios franceses L’Equipe y France Football, el Real Madrid está preparando ya una oferta en firme e intentará empezar a negociar el fichaje del volante ofensivo argelino en los próximos días.

En las últimas horas se han acrecentado los rumores que señalan la partida de Cristiano Ronaldo del Real Madrid, con rumbo al Paris Saint Germain. Es por ello que, ante la inminente posibilidad de que CR7 deje la Casa Blanca, los dirigentes ya están buscando alternativas para reemplazarlo.

Una de ellas es Mahrez, el talentoso jugador que fue vital para que el equipo de Claudio Ranieri conquistara el título de la liga inglesa.

Sus 17 goles y 10 asistencias en 36 partidos han llamado la atención de los gigantes de Europa. Ahora fue el Real Madrid quien se sumó a la caza del argelino, quien aseguró que quiere seguir en el club inglés pero para quien seguramente será irrechazable una oferta de semejante calibre.

Pero el Real Madrid no estará solo en la puja. Tiempo atrás su futuro se vinculó con el Barcelona e incluso Xavi Hernández hizo unas elogiosas declaraciones avalándole.

Hasta el momento, se había hablado también del interés de cuatro clubes ingleses, el Manchester City, el Manchester United, el Liverpool y el Arsenal y, cómo nó, del París Saint-Germain.

La sección digital de la revista France Football, siempre bien informada en cuestión de mercado, asegura que la oferta madridista es firme y que el club blanco entablará pronto conversaciones con los dirigentes 'foxes' para concretar la oferta y la operación.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: Mundodeportivo.com

11 Mayo 2016

Sólo queda una jornada para que termine la Premier League, pero lo único que queda por definirse es quién desciende a la segunda división del fútbol inglés. El título ya es propiedad del Leicester City, el equipo que sorprendió al consagrarse campeón de una de las mejores ligas del mundo. Ahora, disfruta del cierre del certamen y de las primas.

El magnate tailandés Vichai Srivaddhanaprabha, dueño del equipo, se gastó aproximadamente 1,5 millones de dólares en diferentes regalos para la plantilla que consiguió el primer título de liga en la historia del club.

Según informó el diario británico The Sun, cada uno de los miembros del equipo recibió un Mercedes Benz Clase B eléctrico, un coche de alta gama que está valuado en 50.000 dólares.

Además, el empresario asiático les prometió vacaciones totalmente pagas en Bangkok y en Las Vegas. En esos viajes, los futbolistas contarán con un agasajo de 15.000 dólares en fichas para gastar en el casino.

Y por último, según publicó Mirror, el multimillonario tailandés asistió a un entrenamiento en el que colocó en los bolsillos de cada uno de sus jugadores un sobre con 7.000 dólares, con la frase "a disfrutar de ellos".

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: Mundodeportivo.com

08 Abril 2016

«Este es un club pequeño que está mostrando al mundo lo que se puede lograr con espíritu y determinación. Veintiséis cerebros diferentes, pero solo un corazón.»

El Leicester City, líder de la Premier League, afronta este fin de semana una de las seis «finales» que le faltan para alcanzar el sueño de coronarse campeón de la liga inglesa. El equipo de Claudio Ranieri, que el domingo visita al Sunderland, antepenúltimo clasificado, tiene una ventaja de siete puntos sobre su más inmediato perseguidor (Tottenham) y necesita cuatro triunfos más para levantar el primer campeonato de su historia. Un equipo que estaba llamado a luchar por la permanencia y que ahora causa admiración en todo el mundo.

El veterano Ranieri, fundamental en este éxito, ha desvelado en una emotiva carta, publicada en The Players Tribune, las claves del éxito de un conjunto que ilusiona a la afición del equipo y a toda la ciudad de ciudad. Esta es la misiva:

Nosotros no soñamos

Recuerdo mi primera reunión con el presidente, cuando llegué en verano al Leicester City. Se sentó conmigo y me dijo: «Claudio, este es un año muy importante para el club. Es muy importante para nosotros seguir en la Premier League. Tenemos que salvarnos».Mi respuesta fue: «Desde luego. Trabajaremos duro en los entrenamientos y trataremos de lograrlo». Cuarenta puntos. Ese era el objetivo. Ese era el total que necesitábamos para seguir en primera división para regalar a los aficionados otra temporada en la Premier League.En aquel entonces, no podía ni soñar que abriría el periódico el 4 de abril y vería al Leicester en la cima de la clasificación con 69 puntos. El mismo día del año pasado, el club estaba último.Increíble.Tengo 64 años, así que no salgo mucho. Mi esposa lleva cuarenta años conmigo, así que en mis días libres, intento estar con ella. Salimos al lago que está junto a nuestra casa o, si nos sentimos con ganas, vemos una película. Pero últimamente, no he podido aislarme del ruido que llega de todo el mundo. Es imposible ignorarlo. He oído que incluso tenemos nuevos aficionados en América.Tengo un mensaje para ustedes: bienvenidos al club. Nos complace teneros con nosotros. Quiero que disfruten con la forma en que jugamos a fútbol y quiero que amen a mis jugadores porque su recorrido es increíble.A estas alturas, quizás haya oído sus nombres. Jugadores que fueron considerados demasiado bajos o demasiado lentos para otros grandes clubes. N’Golo Kanté. Jamie Vardy. Wes Morgan. Danny Drinkwater. Riyad Mahrez. Cuando dirigí mi primer entrenamiento y vi la calidad de estos jugadores, supe lo buenos que podían llegar a ser.Sabía que teníamos una oportunidad de sobrevivir en la Premier League. Este jugador, Kanté, corría tanto que pensé que debía llevar un paquete completo de baterías oculto en sus pantalones. Nunca paraba de correr en el entrenamiento.Tuve que decirle: «Hey, N’Golo, afloja. Afloja. No corras detrás de cada balón, ¿vale?»Me respondió: «Sí, jefe. Sí. Vale».Diez segundos después, volví a mirar y estaba corriendo otra vez. Le dije: «Un día, te veré centrar el balón y rematarlo tú mismo».Es increíble pero no es la única clave. Existen muchas claves en esta temporada increíble. Jamie Vardy, por ejemplo. No es un futbolista. Es un caballo fantástico. Necesita sentirse libre cuando está sobre el césped. Le digo: «Eres libre de moverte como quieras pero debes ayudarnos cuando perdemos el balón. Es todo lo que te pido. Si empiezas a presionar al rival, todos tus compañeros te seguirán».Antes de jugar el primer partido de la temporada, le dije a los jugadores: «Quiero que jueguen por sus compañeros. Somos un equipo pequeño, así que tenemos que luchar con todo nuestro corazón, con toda nuestra alma. No me importa el nombre del rival. Todo lo que quiero es que luchen. Si son mejores que nosotros, bueno, felicidades. Pero tienen que demostrarnos que son mejores».Desde el primer día, hubo una electricidad fantástica en Leicester. Comienza con el presidente y llega hasta los jugadores, el personal y los aficionados. Es increíble lo que sentí. En el King Power Stadium, había una energía alucinante. ¿Los aficionados solo cantan cuando tenemos el balón? Oh, no, no, no. Cuando estamos bajo presión, los aficionados comprenden nuestro dolor y cantan al máximo. Comprenden la complejidad del juego y cuando los jugadores están sufriendo. Están muy, muy cerca de nosotros.Comenzamos la temporada muy bien. Pero nuestro objetivo, lo repito, era salvar al club del descenso. Los primeros nueve partidos estábamos ganando pero concedíamos demasiados goles. Teníamos que marcar dos o tres goles para ganar cada partido. Me preocupaba mucho.Antes de cada partido, les decía: «Vamos, chicos, vamos. Hoy dejamos la portería a cero».Pero nada. Intenté motivarles de todas las formas.Así que, finalmente, antes del partido contra el Crystal Palace, dije: «Vamos, chicos, vamos. Si mantenemos la portería a cero, los invito a pizza».Por supuesto, mis jugadores dejaron la portería a cero contra el Crystal Palace. 1-0. Así que mantuve nuestro acuerdo y me llevé a mis jugadores a Peter Pizzeria en Leicester City Square. Pero les había preparado una sorpresa. Les dije: «Tienen que trabajar para lograr cualquier cosa. Así que trabajen también para su pizza. Haremos nuestra propia pizza».Así que fuimos a la cocina con la masa y el queso y la salsa. Hicimos nuestra propia masa. Fue muy buena, además. Me comí muchos trozos. ¿Qué puedo decir? Soy italiano. Me encanta la pizza y la pasta.Ahora dejamos la portería a cero a menudo. Una docena de veces después de la pizza, de hecho. No creo que sea una coincidencia.Nos quedan seis partidos y debemos seguir luchando con nuestro corazón y nuestra alma. Este es un club pequeño que está mostrando al mundo lo que se puede lograr con espíritu y determinación. Veintiséis jugadores. Veintiséis cerebros diferentes. Pero solo un corazón.Hace solo unos años, muchos de mis jugadores estaban en las divisiones inferiores. Vardy trabajaba en una fábrica. Kanté estaba en la tercera división francesa. Y Mahrez en la cuarta.Ahora estamos luchando por un título. Los aficionados del Leicester que me encuentro por la calle me dicen que están soñando. Pero yo les respondo: «Vale, sueñen por nosotros. Nosotros no soñamos. Simplemente trabajamos duro».No importa lo que suceda a final de temporada, creo que nuestra historia es importante para todos los aficionados al fútbol de todo el mundo. Les estamos dando esperanza a todos los jugadores jóvenes a los que alguna vez les han dicho que no eran suficientemente buenos.Ahora pueden decirse a sí mismos: «¿Cómo puedo llegar a la élite? Si Vardy puede hacerlo, si Kanté puede hacerlo, quizás yo también puedo».¿Qué necesitas para llegar?¿Un gran nombre? No.¿Un gran contrato? No.Solo necesitas abrir la mente, abrir el corazón, una batería cargada y correr con libertad.Quién sabe, quizás a final de temporada, los dos estemos comiendo pizza.
Redacción Leo.bo
Fuente: ABC.es

 

15 Marzo 2016

Seguidores del líder de la Premier League atribuyen su brillante campaña a la bendición budista de un monje tailandés.

La espectacular epopeya del Leicester, líder destacado de la Premier League, se explica por su rendimiento en el campo, pero también por la bendición que hace habitualmente al equipo un monje budista tailandés que ha visitado a los jugadores en varias ocasiones en la ciudad inglesa.

Desde que los Foxes fueron adquiridos por Vichai Srivaddhanaprabha, discreto millonario tailandés, el monje budista Phra Prommangkalachan ha viajado una decena de veces a Leicester.

Además el equipo visitó en dos ocasiones su templo, situado cerca del barrio chino de Bangkok.

"Colgué de sus cuellos amuletos sagrados que les proporcionarán buena suerte", explica Phra Prommangkalachan, que recibió a la AFP en una pequeña sala detrás de su inmenso templo de mármol blanco, por donde desfila su legión de seguidores.

"No estoy seguro de que hayan comprendido todo lo que les expliqué, pero saben que les traerá buena suerte", añade este monje budista de 64 años, vestido con una túnica naranja.

Los amuletos, que llevan el escudo del club e inscripciones sagradas, les permitirán "ser resistentes y fuertes mentalmente" y "no temer a sus adversarios, incluyendo los grandes equipos".

"El propietario nos ha pedido rezar para atraer la suerte a la dirección del club y a los jugadores", explica Phra Prommangkalachan, rodeado de muchos autorretratos, al lado de fotografías del rey y del príncipe de Tailandia.

La última visita

El próximo mes el monje regresará a Leicester para completar una última visita antes de la recta final de la competición, decisiva para las aspiraciones del Leicester de convertirse en el campeón más sorprendente de la Premier League desde su creación en 1992.

Tras 30 jornadas, cuando restan 8 por disputarse, el Leicester es líder con cinco puntos de ventaja sobre el Tottenham.

Hace siete años el Leicester jugaba en tercera división y varias de sus actuales estrellas deambulaban por las categorías inferiores del fútbol inglés en equipos poco reconocidos.

"Los jugadores están contentos de ver a los monjes. A pesar de la lengua y aunque no tenemos la misma religión, somos ahora amigos próximos", señala Phra Prommangkalachan.

Más del 90% de los ciudadanos tailandeses son budistas pero en el país las tradiciones hinduistas y animistas están normalmente mezcladas: La planta 13ª en un edificio está prohibida, los dirigentes políticos recurren a la numerología o a los consejos de los videntes, mientras que los fantasmas y los amuletos forman parte de la vida cotidiana.

"Serán campeones de la Premier League, estoy seguro", se despide Phra Prommangkalachan con una enorme sonrisa.

Redacción Leo.bo

Fuente: AFP

Últimas Noticias

Prev Next

El TAS reduce la sanción al Chelsea, aut…

El TAS reduce la sanción al Chelsea, autorizado a fichar jugadores en enero

 El Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) redujo hoy la sanción al Chelsea, suspendido de incorporar...

Diputado mexicano solicita a sus colegas…

Diputado mexicano solicita a sus colegas aporte mensual para Evo

El diputado mexicano Gerardo Fernández Noroña, de tendencia de izquierda, solicitó por escrito a sus...

Mercosur: Argentina y Brasil respaldan t…

Mercosur: Argentina y Brasil respaldan transición a cargo de Áñez

En la última reunión del Mercosur (Mercado Común del Sur) en Brasil, los actuales gobiernos...