Santa Cruz de la Sierra
20 Septiembre 2017

Adriana se muerde los labios de angustia: su hija de siete años estaba perdida este miércoles bajo los escombros de su escuela derrumbada durante el terremoto que el martes azotó a México. Al menos 21 niños murieron aplastados en este lugar y los desaparecidos suman 30.

"No hay poder humano que pueda imaginar el dolor que estoy pasando", dijo en la madrugada a la agencia de noticias AFP Adriana Fargo en un albergue improvisado a la intemperie, mientras espera noticias de su hija desaparecida bajo las ruinas de la escuela Enrique Rebsamen, al sur de Ciudad de México.

Sentada en una silla con los puños apretados y la mirada fija en el suelo, esta mujer traumatizada de cabellos rojizos no alcanzó a pronunciar el nombre de su hija. Cuando se le pregunta por quién espera, solo logra apretar los labios para contener un llanto que sería inconsolable.

Mientras, su esposo trabajaba hombro a hombro con los cientos de soldados, bomberos y rescatistas que, entre la oscuridad de la madrugada, removían cuidadosamente los escombros en busca de señales de vida de los pequeños.

Con picos, palas e incluso a mano limpia, estos hombres -que llevan casi 24 horas sin dormir y mal comer- no escatimaban esfuerzos en la angustiante carrera contrarreloj para encontrar con vida a los al menos 30 niños -según cifras oficiales- que siguen desaparecidos en esta escuela primaria y secundaria.

"¡Silencio por favor! No caminen, no respiren, que tratamos de escuchar las voces" de los pequeños atrapados, clamaba desde el altavoz un policía, mientras un séquito de voluntarios, con linternas en la cabeza, llevaban largas vigas de madera para sostener los techos a punto de derrumbarse, en una zona acordonada por el ejército y casi imposible de penetrar para la prensa y los civiles.

Hasta ahora, 11 niños y al menos una maestra han sido rescatados con vida de entre los escombros; pero 26 personas salieron ya muertas, 21 de las cuales menores, según el oficial José Luis Vergara, coordinador del rescate.

La tarde del martes, el centro de México fue sacudido por un terremoto de 7,1 grados, justo el día que se cumplió el 32° aniversario del devastador terremoto de 1985.

Hasta el momento, el sismo dejaba 217 fallecidos: 86 Ciudad de México, 71 en el vecino estado de Morelos, 43 en Puebla, 12 en el Estado de México, cuatro en Guerrero y uno en Oaxaca, según cifras oficiales.

Llueve sobre mojado

Esta tragedia sucede mientras México no ha superado aún el trauma que le dejó otro terremoto -de 8,2 grados- ocurrido el 7 de septiembre, que dejó una centena de muertos y numerosas casas destruidas, sobre todo en Juchitán, Oaxaca (sur).

Después de ese sismo, las autoridades de México aseguraron que revisaron concienzudamente todas las escuelas del país y verificaron que sus estructuras estaban fuertes.

Pero un puñado de madres envueltas en cobijas, junto a Adriana Fargo, sufren mientras esperan noticias de sus hijos desaparecidos en la escuela Enrique Rebsamen, un edificio de tres pisos que se redujo a uno. Algunas padecen crisis nerviosas, y ninguna pudo articular una palabra a la AFP.

María del Pilar Martí, profesora de la escuela, aseguró que los niños no alcanzaron a salir tras el sismo del martes.

"Nos tuvimos que resguardar en nuestros salones hasta que pasara el temblor (...)  Se vino una nube de polvo cuando se colapsó una parte del edificio totalmente", dijo portando un tapabocas a la cadena Televisa.

"Aparentemente hay otros nueve cadáveres localizados" entre los escombros, y "parece que están a salvo unos veinte niños con una maestra, al interior de un salón", dijo a la AFP uno de los rescatistas, bajo condición de anonimato, tras bajar de la inmensa montaña de ruinas.

Alrededor, tropas de ciudadanos voluntarios se organizaban para transportar, a través de una cadena humana, canastos repletos de botellas de agua hasta los rescatistas. Una vez vaciados, esos canastos regresaban llenos de escombros.

Frente a la escuela, dos personas sentadas en una mesa con una computadora hacían las veces de "centro de control" para llevar una lista de los niños muertos, rescatados y desaparecidos.

Pero la falta de transporte y los cortes de comunicación y luz eléctrica complicaban las cosas.

"Es un caos... hay niños que salieron heridos de la escuela y están en hospitales solos, sin sus padres. Mientras que aquí en la escuela hay padres desesperados que no encuentran a sus hijos", dijo bajo el anonimato una de las personas que llevaba control de la lista, a la cual la prensa no puede tener acceso.

Redacción: Leo.com.bo               

Fuente: AFP

19 Septiembre 2017

Las autoridades mexicanas elevaron a 79 las víctimas mortales del terremoto de magnitud 7,1 en la escala de Richter que sacudió este martes con violencia el centro del país.

De acuerdo con un balance preliminar de las autoridades estatales, 54 muertes se registran en el estado de Morelos, 13 en Puebla, 8 en Estado de México y al menos cinco en la capital.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, reportó derrumbes y fugas de gas tras el fuerte terremoto. "Hago un respetuoso llamado a la población a mantener la serenidad y estar atentos a las alerta y recomendaciones de Protección Civil", dijo el mandatario en una conexión telefónica retransmitida por radio.

Pidió a los habitantes de los estados afectados por este sismo -que ha dejado numerosos daños en la Ciudad de México, Puebla y Morelos- que eviten regresar a sus hogares si estos están dañados para recuperar sus pertenencias personales. "Pueden darse réplicas y pueden desplomarse", remarcó.

El mandatario pidió no usar la electricidad para evitar posibles explosiones en las zonas afectadas, entre ellas la capital.

"Es importante verificar y cortar el suministro de gas. Hemos tenido registro de varias explosiones en varias casas y viviendas, y en la Ciudad de México", dijo el gobernante.

A punto de sobrevolar la Ciudad de México para valorar desde el aire las afectaciones en la capital, el mandatario también instó a la gente a regresar a sus hogares y no colapsar las vías públicas, a fin de permitir el trabajo de los equipos de rescate.

Sin dar cifras de daños o víctimas, habló de damnificados y de edificios colapsados. Se reportan decenas de construcciones total o parcialmente derruidos en la Ciudad de México, en las colonias (barrios) de La Condesa, Del Valle, Narvarte, Centro, Coyoacán y Xochimilco.

Peña Nieto pidió a la población seguir las indicaciones de Protección Civil y afirmó que ya se ha instalado el mando de acción de este organismo en el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred).

El temblor generó numerosas escenas de pánico en la capital del país y ocurrió dos horas después de que la ciudadanía saliera a las calles de todo el territorio nacional en un simulacro conmemorativo del terremoto de 1985 de magnitud 8,1, que dejó miles de muertos.

Este sismo sigue al del 7 de septiembre, el más poderoso desde 1932 en el país, dejó 98 muertos en el sur del país; 78 en Oaxaca, 16 en Chiapas y 4 en Tabasco.

El mismo día en que se cumplen 32 años del del poderoso terremoto de 1985, que dejó miles de muertos, México sufrió hoy un nuevo temblor de una magnitud de 7 en la escala de Richter que destruyó edificios y provocó un pánico generalizado con miles de personas en las calles temerosas de volver a sus casas.

"Lo sentí muy fuerte, estábamos en el piso siete y el edificio se movió demasiado", explicó a Efe la oficinista Ivonne Solís, quien no pudo salir del inmueble hasta que terminó el temblor con epicentro en el céntrico estado de Morelos, muy cerca de la capital.

La joven, todavía asustada, reflejaba el sentir general de los 20 millones de habitantes del área metropolitana la Ciudad de México, una de las metrópolis más pobladas del mundo.

Más de una hora después del movimiento telúrico que sacudió el país a las 13.14 hora local (18.14 GMT), miles de personas no se atrevían todavía a entrar en sus casas, mientras los equipos de rescate rebuscaban entre los escombros de los edificios derrumbados.

"Ha sido horrible, yo lo he sentido peor que el del otro día (el del 7 de septiembre)", dijo a Efe Ana Bofill, una española residente en México que se tropezó mientras bajaba las escaleras de su edificio, haciéndose una pequeña herida en una pierna.

Redacción: Leo.com.bo           

Fuente: AFP

19 Septiembre 2017

Todo es devastación, pánico y muerte tras el potente terremoto de 7.1 en la escala de Richter que conmovió varios estados de México en la tarde de hoy. Sobre todo Morelos. Sobre todo su gente que desgarrada intentó aferrarse a la vida como pudo durante los minutos que duró el traicionero temblor.

Pero entre medio de tanta muerte y desesperación, médicos demostraron todo su profesionalismo y humanidad al traer vida en un contexto desfavorable. Es que en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS, como es conocido en todo el país) de esa ciudad se produjo lo que muchos llamaron "milagro".

Los profesionales de la salud del sistema público de Morelos cuando comenzaron a sentir el temblor y notaron que era más pronunciado de lo habitual decidieron continuar con el parto, pero en otro lado. Siguiendo los protocolos de seguridad, los médicos condujeron en camilla a la paciente al exterior de la clínica donde finalmente pudo dar a luz.

"Bebé nace en la calle minutos después del sismo en IMSS de Morelos", informó el Diario de Morelos que ilustró con la fotografía de los "héroes" su cuenta de Twitter.

Morelos es uno de los estados más afectados por el terremoto que sacudió el país. Hasta el momento del cierre de esta crónica el gobernador había informado sobre la muerte de 54 personas y graves daños en las estructuras de los principales edificios de las ciudades que conforman la provincia.

El epicentro del sismo de magnitud 7.1 se registró a 12 kilómetros al sureste de Graco Ramírez, Morelos. Pero se sintió en Ciudad de México, Guajaca, Guadalajara, Colima y Puebla. Los reportes oficiales sobre muertes y heridos se actualizan a cada minuto.

Redacción: Leo.com.bo           

Fuente: Agencias

24 Septiembre 2017

Hace algún tiempo, Mayra Rosales, originaria de Texas, en Estados Unidos, fue nombrada como “la mujer más obesa del mundo”, ya que por distintas situaciones y complicaciones en su vida, llegó a pesar casi 500 kilos.

Tantas libras de más provocó que Mayra no pudiera valerse por sí misma. No podía moverse, ni ir al baño; tenían que bañarla a cubetadas y vivía postrada en su cama. Durante 10 largos años estuvo sin poder caminar y llegó a tal estado que lo único que esperaba es que en cualquier momento, la muerte llegara por ella.

A esto, habría que agregarle que vivió un momento sumamente duro cuando fue acusada de haber asesinado a uno de sus sobrinos. De hecho, ella se declaró culpable de la muerte del chico, argumentando que lo había aplastado sin que ella se diera cuenta, para así salvar a su hermana de ir a la cárcel, ya que ella fue quien acabó con la vida de su propio hijo, pues Mayra estaba dispuesta a ir a la cárcel, ya que creía que su vida no tenía futuro ni esperanza alguna.

Por fortuna, un día cambió ese pensamiento negativo y decidió pedir ayuda profesional. Se sometió a las manos de distintos especialistas médicos, quienes le practicaron un bypass gástrico y 11 operaciones más para remover el exceso de piel de su cuerpo.

Con esto, más dieta y ejercicio constante, hoy a sus 37 años, Mayra es completamente otra persona. Hoy pesa 96 kilos, encontró al amor de su vida y trabaja en un hospital apoyando a personas que sufren de obesidad como ella, para que puedan superarla y cambiar por completo sus vidas.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: Tvnws

19 Septiembre 2017

Un terremoto de magnitud 7,1 ha sacudido este martes el centro de México, ha informado el Servicio Geológico de Estados Unidos, que ha indicado que el seísmo se ha producido a una profundidad de 51 kilómetros. El Servicio Sismológico Nacional ha informado a través de Twitter de un movimiento telúrico de magnitud 7,1, al hacer una actualización de su primer reporte, en el que había fijado la magnitud en 6,8. El sismo ha provocado derrumbes de edificios en la capital mexicana, cortes en el servicio eléctrico y en el servicio de telefonía, sin que se hayan reportado daños personales, por el momento.

El potente seísmo se ha sentido fuertemente en la capital del país, donde se han vivido numerosas escenas de pánico solo dos horas después de que la ciudadanía saliera a las calles de todo México en un simulacro conmemorativo del violento terremoto de 1985, que devastó la capital y dejó más de 10.000 muertos.

El epicentro del sismo, registrado a las 13.14 horas locales (18.14 GMT), se ha localizado a 12 kilómetros al sureste de Axochiapan, en el central estado de Morelos, a una profundidad 57 kilómetros, según el Servicio Sismológico Nacional.

Los medios de comunicación locales muestran imágenes de edificios parcialmente destruidos en las céntricas colonias de la Condesa, la Roma y la del Valle, así como fugas de gas e incendios en varias zonas de la capital del país. Las operaciones aéreas están suspendidas en el aeropuerto de Ciudad de México.

En el central estado de Puebla se ha informado de la caída de las torres de la Iglesia de Cholula, según la agencia Efe. En el estado de Morelos también se han reportado daños, y el gobernador Graco Ramírez ha anunciado la activación de los servicios de emergencia.

El presidente del país, Enrique Peña Nieto, vuela de regreso a la capital y ha informado a través de Twitter de que ha convocado al Comité Nacional de Emergencias para evaluar la situación y coordinar las acciones.

"Estoy consternada, no puedo contener el llanto, es la misma pesadilla que en 1985", ha afirmado a la agencia France Presse, entre lágrimas, Georgina Sánchez, de 52 años, en una plaza de Ciudad de México.

Por el momento, las autoridades no han dado un reporte de daños o víctimas. Funcionarios de Protección civil advierten a la población que hay fugas de gas. "¡No fumen! ¡Hay fugas de gas!", gritaban los socorristas mientras corrían por las calles en el sector de Roma Norte.

El seísmo de este martes se produce, además, apenas diez días después de que otro fuerte terremoto provocara decenas de muertos en la misma zona.

El sismo se ha sentido con más fuerza que el registrado el 7 de septiembre, de magnitud 8,2, dado que el epicentro está localizado a menor profundidad. El del pasado 7 de septiembre, el más poderoso desde 1932 en México, causó 98 muertos en el sur del país: 78 en Oaxaca, 16 en Chiapas y cuatro en Tabasco.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: AFP

18 Septiembre 2017

Regiones de México y Chile fueron sacudidas este lunes por sendos terremotos de magnitud 5,6 y 5,5 grados en la escala de Richter, respectivamente, sin que por ahora se reporten víctimas, heridos o daños materiales.

El Servicio Geológico de EEUU (USGS, por su sigla en inglés), indicó que en México el sismo de magnitud 5,6 se registró en las costas del estado de Oaxaca, en el sudeste del país.

El sismo ocurrió a las 09:19 hora local (14:19 GMT), a 115 kilómetros al sur del municipio San Francisco del Mar, con una profundidad de 11,7 kilómetros, consignó el organismo en su sitio web.

Mientras tanto, en Chile el sismo de magnitud 5,5 se percibió entre las regiones de Coquimbo y O’Higgins, de acuerdo con el reporte del Centro Sismológico Nacional.

El epicentro del movimiento telúrico se registró a 45 kilómetros al oeste de Los Vilos, a las 10.46 de este lunes.

El SHOA descartó la ocurrencia de un tsunami en las costas chilenas, reseña el diario El Mercurio.

La Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), por su parte, explicó que el suceso fue percibido en las regiones de Coquimbo, Valparaíso, Metropolitana y O’Higgins.

Preliminarmente, no se reportan daños a personas, alteraciones a servicios básicos o infraestructura producto del sismo.

Asimismo, el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armanda (SHOA) aclaró que las características del movimiento no reúnen las condiciones para generar un tsunami en las costas del país.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: AFP

 

 

20 Septiembre 2017

Ofrece un servicio discreto, respetuoso, con instalaciones higiénicas, pero también un sin fin de diversión y fiestas temáticas para todos aquellos que tengan la mente abierta a vivir nuevas experiencias sexuales.

Se trata del llamado "Crucero erótico o del sexo", organizado por la empresa estadounidense Couple Cruises, que en su próximo viaje incluirá a las playas de Ensenada, México, donde permanecerá cinco días y cuatro noches.

El crucero partirá de Los Ángeles, en California, el 3 de octubre y de ahí emprenderá la travesía a las costas de Baja California donde ofrecerá una serie de actividades basadas en la recreación sexual, como 24 horas al desnudo, espectáculos eróticos al estilo Cirque Du Soleil, calabozos y mazmorras para quienes buscan emociones sadomasoquistas, sesiones de body painting y fiestas temáticas alrededor de la alberca.

Como anuncia en su página web, también ofrece experiencias "culturales", como seminarios de educación sexual, de BDSM (Bondage y Disciplina; Dominación y Sumisión; Sadismo y Masoquismo) y clases de yoga tántrico.

El crucero emprendió su primer viaje en el año 2004 y desde entonces zarpa de Los Ángeles a diferentes destinos. Las reglas de etiqueta son simples: no tener sexo en áreas públicas, no ejercer la prostitución y no entrar desnudos a los restaurantes.

También cuenta con un código de vestuario: "Entre más 'kinky' (perverso) mejor".

Su capacidad es para 2.100 pasajeros. Antes de iniciar la travesía hay un encuentro previo para conocer a los compañeros de viaje.

"Bob", el presidente de la compañía dijo recientemente al tabloide británico The Sun que en sus viajes muchas parejas han encontrado nuevamente la pasión, principalmente porque en "nuestros barcos hay mucho sexo".

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: Tvnws

08 Septiembre 2017

En declaraciones a Televisa, el gobernador del sureño estado de Oaxaca, Alejandro Murat, actualizó la cifra de muertos en su región a 45 personas y detalló que hay numerosos heridos, aunque a nivel de infraestructuras los daños parecen ser menores, según las evaluaciones realizadas hasta el momento.

Solo en Juchitán de Zaragoza, en el Istmo de Tehuantepec (en Oaxaca), se cayó una parte del palacio municipal y hay daños en muchas viviendas, que ocasionaron la muerte de 17 personas.

Por su parte, el secretario de Protección Civil del Gobierno de Chiapas, Luis Manuel García Moreno, elevó de tres a 10 las víctimas en Chiapas. Además, otras tres personas, menores de edad, murieron en el sureño estado de Tabasco.

Así, hasta el momento, el número total de fallecidos a raíz de este sismo de magnitud de 8,2 en la escala de Richter, con epicentro frente a las costas de Chiapas, en el sureste de México, se eleva a 58, al tiempo que se han registrado numerosos derrumbes de viviendas y cortes en el suministro eléctrico.

En cuanto a los heridos, el coordinador de Protección Civil, Luis Felipe Puente, señaló que la Secretaría de Salud aún está realizando un recuento en los hospitales de las personas que ingresan por heridas causadas por el seísmo.

Indicó que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes informa de deslizamientos en algunas carreteras y "pequeños daños", aunque diversos sistemas de transporte del país, así como todo tipo de infraestructuras públicas y las escuelas de once estados permanecen cerradas para ser sometidas a una revisión.

"La red carretera federal opera en todo el país. Los estados de Chiapas, Oaxaca y Tabasco registran algunos daños sin afectar conectividad", explicó en un comunicado el secretario de Comunicaciones y Transportes de México, Gerardo Ruiz Esparza.

Previamente, en un mensaje a los medios desde el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), el presidente de México, Enrique Peña Nieto, indicó que este sismo tiene una magnitud similar a uno registrado en 1932 y fue mayor que el de 1985, de 8,1 y que dejó miles de muertos y desaparecidos en Ciudad de México.

El mandatario pidió no bajar la guardia porque se pueden producir fuertes réplicas, aunque menores. Hasta el momento, tras el terremoto se han producido 266 réplicas, la mayor de ellas de 6,1 grados en la escala de Richter.

El terremoto impactó en al menos una decena de estados del sur y centro de México, por lo que hasta 50 millones de personas -casi la mitad de la población del país- pudo sentirlo, estimó Peña Nieto.

A raíz de este suceso, Protección Civil aprovechaba para llamar a la participación en el simulacro que está previsto que tenga lugar en todo el país el próximo 19 de septiembre, coincidiendo con el aniversario del devastador sismo de 1985.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: AFP

Últimas Noticias

Prev Next

Los bebés detectan las caras de miedo de…

Los bebés detectan las caras de miedo desde los tres meses

Las expresiones faciales de miedo, reflejadas en ojos grandes, cejas levantadas y boca abierta, representan...

"Star Wars: The Last Jedi" ya …

"Star Wars: The Last Jedi" ya tiene fecha para su premiere mundial

La premiere mundial de "Star Wars: The Last Jedi" se realizará el próximo 8 de...

Harry Potter vs Percy Jackson, el éxito …

Harry Potter vs Percy Jackson, el éxito no se repite

Es un hecho que los jóvenes cada día leen más. Es normal ver que las...