Santa Cruz de la Sierra
03 Diciembre 2015

El gobierno de Argentina decidió que el traspaso de mando de Cristina Fernández de Kirchner al presidente electo Mauricio Macri será en el Congreso, y asegura que no habrá abucheos en su contra, dijo este jueves el jefe de gabinete en medio de discusiones por las formas y el lugar de la ceremonia.

"Al momento de la jura, los atributos (de mando) van a estar en el Congreso", dijo el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, sobre el traspaso de la banda y bastón presidencial que está previsto para el 10 de diciembre, día de la asunción de Macri a la presidencia de Argentina.

Mauricio Macri reclama una jura y discurso en el Congreso pero que la ceremonia de traspaso se realice en la Casa de Gobierno; a lo que Fernández responde: "si él no los quiere recibir en el Congreso, que no los reciba".

El jefe de gabinete también descartó que Macri sea abucheado en el acto del Congreso, controlado por el kirchnerismo, y donde aún no está claro que permitan el acceso de militantes que desean despedir a la presidenta saliente. Un abucheo, "eso sería imposible, se lo garantizo", aseguró. Macri "puede decir lo que quiera, pero ya se cursaron las invitaciones para que sea en el Congreso de la Nación", sentenció.

Mauricio Macri expresó el miércoles su enojo en una rueda de prensa donde presentó a su gabinete y acusó a la presidenta de estar promoviendo obstáculos en sus últimos días de gestión sobre Argentina.

"En vez de salir por la puerta grande, elige salir por la puerta chica", dijo Macri.

Aníbal Fernández respondió: "La presidenta se retira por una puerta muy grande, con decisiones que satisfacen o que no satisfacen, pero de beneficio directo para los argentinos", dijo.

El traspaso de la banda y bastón presidencial se solía entregar como tradición política en la Casa Rosada - sede gobierno de Argentina-. Pero en 2003, con la asunción del ex presidente Néstor Kirchner se empezó a realizar en el Congreso, en apego a la Constitución.

Macri, un liberal de derecha, ganó las presidenciales en segunda vuelta con 51,34% de los votos frente al candidato oficialista Daniel Scioli (48,66%). En medio de esta división política, Cristina Fernández de Kirchner está abandonando el poder tras dos gobiernos consecutivos con un alto nivel de popularidad.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

02 Diciembre 2015

El presidente electo de derecha Mauricio Macri admitió hoy que mantiene un duro forcejeo sobre cómo y dónde será el traspaso de mando en Argentina con la mandataria de centroizquierda Cristina Kirchner el 10 de diciembre.

Macri se quejó de las dificultades que están teniendo para organizar la ceremonia de asunción como él desea, con un acto simbólico en la Casa Rosada -sede de Gobierno-, mientras Kirchner insiste en que debe hacerse en el Congreso, donde se hicieron los traspasos desde 2003 cuando asumió el expresidente Néstor Kirchner, en apego a lo que establece la Constitución.

Antes de empezar la era kirchnerista los traspasos de mando se realizaron en la Casa Rosada, pero como tradición política.

"Estamos en conversaciones en torno del desarrollo del traspaso de mando, pero hasta ahora siento que no nos hemos podido entender" con Kirchner, admitió Macri al presentar a su gabinete en una rueda de prensa en el Jardín Botánico de la capital.

"Espero que la Presidenta entienda que ésta es la ceremonia que marca la historia", dijo.

Macri indicó que su ceremonia ideal sería jurar en el Congreso con un discurso, y de ahí realizar el recorrido de 3,2 km hasta la Casa Rosada por la céntrica Avenida de Mayo.

En las puertas de la Casa Rosada lo esperaría la mandataria saliente y allí se haría el traspaso con los símbolos propios del caso, bastón de mando y banda presidencial. Pero la disputa está abierta por las formas e incluso los fondos para el acto.

"No va a ser en la Casa de Gobierno", dijo tajante este mismo miércoles el jefe de gabinete de Kirchner, Aníbal Fernández.

Según Fernández, "no tiene ningún sentido cambiar de sede para la entrega de esas tres cosas. Una vez que se juró, se tardan 38 segundos en entregar los atributos. Parece que alguien se está montando en un capricho", criticó.

"En vez de salir por la puerta grande elige salir por la puerta chica", resumió Macri en la rueda de prensa, al ser consultado por uno de los últimos decretos decididos por la presidenta Kirchner sobre una devolución de fondos millonarios a algunas provincias.

Según Macri, "está claro que la Presidenta no quiere colaborar".

Redacción Leo.bo

Fuente: AFP

30 Noviembre 2015

El presidente electo de Argentina, Mauricio Macri, pondrá su fortuna en un fideicomiso tras asumir el cargo, el próximo 10 de diciembre, según anticipó en una entrevista televisiva.

"Estoy buscando un instrumento que le dé mayor transparencia a mi situación patrimonial para poder demostrar realmente que no tomo decisiones ligadas a mi patrimonio personal mientras dure la Presidencia", reveló anoche Macri, de la alianza conservadora Cambiemos, a América TV.

"Voy a intentar generar un instrumento, un fideicomiso para que yo pueda alejarme de toda esa situación", detalló.

El fideicomiso ciego, que pone las inversiones en manos de un administrador independiente e impide que su propietario pueda intervenir en el manejo de los fondos, es una herramienta que ha sido usada por varios presidentes estadounidenses.

Macri, nacido y formado en el seno de la elite empresarial argentina, declaró bienes por un total de 52 millones de pesos (5,3 millones de dólares) en su última declaración jurada presentada en la Oficina Anticorrupción.

El presidente electo de Argentina aseguró también que será riguroso con su equipo de Gobierno y pondrá a disposición de la Justicia a cualquiera de sus funcionarios sospechosos de corrupción.

"Cualquiera que toque un peso que no le pertenece, el primer problema lo va a tener conmigo. Así que este es un tema que no es negociable", indicó Macri.

Mauricio Macri, de 56 años, sucederá a Cristina Fernández en la Presidencia argentina en diez días, tras vencer en las urnas en segunda vuelta el pasado 22 de noviembre al oficialista Daniel Scioli.

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

24 Noviembre 2015

 Tras doce años de kirchnerismo, Argentina comienza este martes la transición política con un encuentro privado entre la presidenta saliente, Cristina Fernández, y su sucesor, el conservador Mauricio Macri, que asumirá el cargo el próximo 10 de diciembre.

"Me dijo que fuera solo, así que allá voy", declaró este martes al diario Perfil el presidente electo sobre la reunión a puerta cerrada que tendrá lugar en las próximas horas en la quinta presidencial de Olivos, a las afueras de Buenos Aires.

Macri expresó su deseo de que sea una "charla constructiva" y anticipó que solicitará a Fernández una "transición ordenada".

"No se conocen cuáles son los temas que se tocarán y no podemos entonces seguir haciendo presagios", se excusó hoy el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, al ser consultado por periodistas sobre el encuentro, que tiene lugar un día después de que la mandataria recibiera al candidato de su espacio político, el peronista Daniel Scioli, derrotado por 2,8 puntos por Macri.

Fernández se ha mantenido en silencio desde la noche electoral, cuando llamó al líder de Cambiemos para felicitarlo por la victoria e invitarlo a la quinta presidencial, en la que ha vivido desde 2003, primero como primera dama, bajo el mandato del fallecido Néstor Kirchner, y después como jefa de Estado por dos periodos consecutivos (2007-2015).

En las menos de tres semanas restantes para el relevo presidencial, la prioridad de Macri es averiguar el estado de las cuentas argentinas y revisar los multimillonarios acuerdos firmados en los últimos años con China y Rusia, dos potencias con excelentes vínculos con el Ejecutivo kirchnerista.

"Hay muchas cosas que queremos saber para ver en qué dirección rumbeamos a partir de diciembre", dijo Macri al diario La Nación. "Les he pedido a los argentinos paciencia, porque milagros no soy capaz de hacer. Pero tengo plena conciencia de que el tiempo cuenta", agregó.

"Voy a gobernar para todos", prometió en su primera rueda de prensa como presidente electo, en la que llamó a los argentinos a dejar atrás los enfrentamientos y centrarse en "las coincidencias".

Macri guarda bajo llave el nombre de los futuros integrantes de su Gobierno, aunque avanzó que la política económica estará en manos de un gabinete integrado por seis ministerios: Hacienda y Finanzas, Energía, Agricultura, Transporte, Producción y Trabajo.

Combatir la elevada inflación, próxima al 25 % según estimaciones privadas y eliminar las restricciones cambiarias vigentes figurarán entre las prioridades económicas del nuevo Ejecutivo.

La transición comenzó a fraguarse también hoy en el Congreso, de mayoría oficialista, donde legisladores opositores solicitaron al presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, que no se trate ningún tema sin consenso entre bloques parlamentarios hasta el cambio de Gobierno.

La petición del bloque Cambiemos, integrado por Propuesta Republicana (Pro), la Unión Cívica Radical (UCR) y Coalición Cívica, busca impedir que el jueves se debata en la Cámara Baja la creación de la sociedad estatal Yacimientos Carboníferos Fiscales.

"Nos parece un despropósito avanzar con proyectos trascendentes que están en comisión, a tres semanas que asuma un nuevo Gobierno", dijo a los medios el diputado radical Mario Negri.

En el Poder Judicial se mueven ya los hilos para cubrir dos vacantes de la Corte Suprema de Justicia a partir del próximo 10 de diciembre, cuando la renuncia de su miembro más veterano, Carlos Fayt, dejará al máximo tribunal del país con solo tres integrantes.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

23 Noviembre 2015

Así se expresó el Gobernador cruceño y líder de la oposición en Bolivia, tras conocer los resultados de las elecciones presidenciales del vecino país argentino.

“Nadie puede ser impunemente poderoso y más que la victoria de Mauricio Macri, estamos celebrando la victoria de la democracia del pueblo argentino que ha decidido hacer un cambio de verdad y volver por los caminos de progreso, prosperidad y de abundancia, para sacar a los más de 20 millones de personas de la pobreza en Argentina”, señaló el Gobernador cruceño Rubén Costas, sobre la victoria de Mauricio Macri y el fin del "kirchnerismo" luego de 12 años de gobierno en el país vecino.

También afirmó que estos resultados marcarán a toda la región latinoamericana. “Hoy se empieza en Argentina, el 6 de diciembre en Venezuela y cada vez estamos más convencidos de que en febrero del 2016, el pueblo boliviano también dirá que quiere democracia y votará para que se acabe la concentración absoluta del poder y la soberbia”, dijo la autoridad cruceña.

Asimismo indicó que para los Demócratas, esto es una ráfaga de renovación y esperanza. “Creo que el tiempo nos está dando la razón y los grandes cambios que se están dando hoy, están en el "centro", para que no vuelvan esos fundamentalismos de izquierda y esos privilegios y radicalismos de derecha”, enfatizó.

Redacción Leo.bo

Fuente: GAD

23 Noviembre 2015

El presidente Evo Morales felicitó este lunes a Mauricio Macri, quien fue elegido el domingo como el nuevo presidente de Argentina al imponerse ante Daniel Scioli. El mandatario boliviano explicó que una de sus intenciones es que las relaciones bilaterales   continúen fortaleciéndose mediante un trabajo conjunto.

“A nombre del pueblo boliviano, como también a nombre del gobierno, en particular del presidente Evo, expresar nuestras felicitaciones al Presidente ganador y electo (Mauricio) Macri de Argentina”, aseguró.

Morales destacó que trabajar en la integración de ambos países es primordial debido a que la presencia de la comunidad boliviana en Argentina es importante como también la participación de empresas argentinas en el Estado Plurinacional.

“Por tanto, desear mucha suerte al Presidente electo y tener un trabajo conjunto por el bien de nuestros pueblos”, aseguró.

El candidato a Presidente por el Frente Para la Victoria (FPV) de Argentina, Daniel Scioli, contó con el apoyo del presidente Evo Morales durante la campaña presidencial ante la de Macri de la agrupación Cambiémos.

Sin embargo, esta organización política argentina, liderada por Cristina Fernández de Kirchner, no logró conquistar el voto mayoritario de los argentinos. La situación dio fin a una época marcada por el liderazgo de los Kirchner, quienes mantenían una relación muy cercana en lo político con el gobierno de Morales.

“Esperamos seguir trabajando por la patria grande como hicimos con la expresidenta de Argentina, esperamos seguir trabajando de manera conjunta las relaciones bilaterales entre Bolivia y Argentina, somos países vecinos, hermanos”, dijo Morales, quien destacó que la decisión democrática del pueblo argentino debe ser respetada.

Redacción Leo.bo

Fuente: oxigeno.bo

23 Noviembre 2015

Mauricio Macri fue elegido nuevo presidente de la Argentina. El alcalde de la Ciudad de Buenos Aires se impuso por un claro margen en el ballotage que lo enfrentó contra Daniel Scioli, el hombre designado por la mandataria Cristina Kirchner para intentar retener el poder. Asumirá la primera magistratura el próximo 10 de diciembre.

Macri, quien representó a la coalición opositora Cambiemos, ganó en la segunda vuelta electoral y desterró de la primera magistratura al Frente para la Victoria (FPV), el partido político fundado por el matrimonio de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner, quien mantuvo el poder durante doce años, luego de una crisis política y económica severísima, que conmovió al país en los primeros años del siglo.

Bajo ese sello, FPV, la mandataria argentina impuso a Scioli, el gobernador de la Provincia de Buenos Aires, como su propio candidato. Sin embargo, el apoyo dado por la presidente y por todo el aparato político de ese distrito -el más importante en votos y en presupuesto- no fueron suficientes para contrarrestar el malestar generado en la sociedad durante los cuatro últimos años.

Ese malestar no pudo ser disuadido por el candidato oficialista, quien bajo la sombra de Cristina Kirchner, no logró conquistar a una masa de electores defraudados por una corrupción descontrolada, falta de respuesta en materia de seguridad, un dramático crecimiento del narcotráfico en los distritos más populosos, una economía desordenada e índices de inflación alarmantes que golpearon el salario de los trabajadores y de la clase media argentina durante gran parte de la administración saliente.

En 2015, los argentinos debieron sufragar tres veces para conocer quién sería el nuevo presidente por los próximos cuatro años. El inicio de ese camino fue el pasado 9 de agosto en lo que se denomina por ley Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO). En esa instancia el frente Cambiemos conformado por Macri, Elisa Carrió y Ernesto Sanz consiguió un 30.12 por ciento de los votos. El FPV alcanzó lo que sería su victoria más amplia en el proceso electoral, aunque insuficiente: 38.67 por ciento.

En octubre pasado, los números sorprendieron a ambos partidos. Con la elección ya en su recta final, el electorado equilibró la balanza. Scioli cosechó el 37.08%, en tanto que Macri superó las expectativas de propios y extraños: 34.15 por ciento. Ambos debían volver a enfrentarse en un histórico e inédito ballotage. Pero la percepción que flotaba en el aire era que el "cambio" era inevitable. "Cambio" fue justamente el eslogan que inundó la campaña del jefe de Gobierno porteño.

Ese día, y pese al estrecho triunfo del FPV, la jornada estuvo marcada por la victoria de Cambiemos en la Provincia de Buenos Aires, el bastión gobernado por Scioli e históricamente simpatizante del partido oficialista. Esa derrota configuró un golpe imposible de asimilar para Cristina Kirchner y para el propio candidato presidencial oficialista.

Las cuatro semanas que separaron esa primera vuelta del ballotage descubrieron a un Scioli diferente y apartado de la imagen que había proyectado durante toda su carrera política, iniciada allá por los años noventa de la mano del ex presidente Carlos Saúl Menem. El ex vice de Néstor Kirchner desnudó un perfil más agresivo con el cual pretendió propagar miedo a la ciudadanía. No le alcanzó y Macri lo dejó en evidencia durante el debate electoral: "¿En qué te has transformado, Daniel? ¿En qué te han transformado?", le recriminó públicamente el ahora presidente electo.

Los desafíos de un país dividido

Con el triunfo de este domingo, Macri tiene por delante no sólo el objetivo de emprolijar la economía, profesionalizar y hacer más eficiente el estado, desterrar el narcotráfico y reducir los índices de inseguridad. Quizás la mayor de esas metas sea poder barrer con una política que pretendió dividir a una sociedad fácil de enojar, a la que durante doce años se le inculcó que existían dos veredas: no estar con el gobierno implicaba estar contra él.

El esperado "cambio" repetido como un karma por el candidato y sus seguidores deberá también tener en cuenta ese "cambio" y transformar un país dividido en un bloque único, sin diferencias irreconciliables.

Macri también podría marcar un rumbo diferente en la región. O al menos, intentarlo. Es por eso que buscará la expulsión del régimen venezolano como miembro del Mercosur, por no respetar la cláusula democrática. Si lograra este movimiento en el tablero latinoamericano, el gobierno de Nicolás Maduro podría quedar más aislado aún, sólo con el acompañamiento de Evo Morales (Bolivia) y Rafael Correa (Ecuador).

Sin embargo, para lograr eso, Macri deberá convencer a otros presidentes. Restará saber qué opinarán sus pares continentales: la brasileña, Dilma Rousseff, el uruguayo Tabaré Vázquez y el paraguayo Horacio Cartes. El flamante mandatario electo tiene buen vínculo con éste último, lo que podría derivar en una acción coordinada para expulsar a Nicolás Maduro de ese bloque económico del Cono Sur. Ese también sería un gesto importante hacia el mundo y un verdadero "cambio" de rumbo.

Redacción: Leo.bo

Fuente: Infobae.com

19 Noviembre 2015

El candidato oficialista a la Presidencia de Argentina, Daniel Scioli, afirmó hoy que en la segunda vuelta electoral que se realizará este domingo se elige entre un "trabajador del pueblo" y un "creído" de un barrio rico de Buenos Aires, en referencia al conservador Mauricio Macri.

"Me hago eco de lo que me dijo un joven por acá: 'Daniel, tenés que decirlo, acá se vota entre un creído de Barrio Parque (donde reside Macri) o un trabajador del pueblo como vos'", lanzó.

En Mar del Plata (provincia de Buenos Aires), durante el primero de los dos actos de cierre de campaña que encabezará hoy, Scioli se presentó como el candidato que entiende "mejor que nadie" los "dolores y las preocupaciones" del pueblo.

"¿A quién confían: a quien ha sido coherente, previsible, responsable o aquellos que se unen en contra?", prosiguió, en alusión a Cambiemos, la coalición opositora que lidera Macri.

"Que no nos engañen" porque "bajo la palabra 'cambio', digan lo que digan, hay una mentira, hay un ajuste, hay un pacto con el Fondo Monetario Internacional, con los fondos buitre", dijo Daniel Scioli. Además, acusó a Macri de "oportunismo electoral".

"Represento la garantía que sobre lo que hemos avanzado, vamos a mejorar las cosas cada vez más, con prioridades", sostuvo. Entre ellas mencionó "cuidar el trabajo", el "salario" y la "familia", además de darle "a los jóvenes oportunidades".

"Nada fue fácil, fue un esfuerzo muy grande caerme, levantarme, sufrir, luchar", aseveró el candidato oficialista al recordar su pasado como motonauta y el accidente que en 1989 le costó un brazo.

"En Mar del Plata, después de aquel duro accidente, pude llegar a poner la bandera argentina en lo más alto del podio, con aquella lancha que se llamaba 'La gran Argentina', hoy tengo ese sueño de llevar a la gran Argentina al éxito del desarrollo nacional", finalizó.

Daniel Scioli pondrá el broche final a la campaña para el balotaje del domingo con un acto esta tarde en el distrito bonaerense de La Matanza, histórico bastión peronista, mientras que Macri hará lo propio en la localidad de Humacahua, en la norteña provincia de Jujuy.

Argentina entrará mañana, viernes, oficialmente en periodo de reflexión para decidir quién sucederá a Cristina Fernández en la Presidencia argentina a partir del 10 de diciembre.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

Últimas Noticias

Prev Next

FFAA dicen que en “vándalos” usaron expl…

FFAA dicen que en “vándalos” usaron explosivos de alto poder en Senkata

Tras el enfrentamiento de este martes en la ciudad de El Alto que dejó saldo...

Clausura se reanudará este fin de semana…

Clausura se reanudará este fin de semana si hasta el jueves frenan conflictos en el país

El torneo Clausura de la División Profesional del Fútbol Boliviano (DPFB) podría volver este fin...

Gobierno colombiano cerrará fronteras an…

Gobierno colombiano cerrará fronteras ante jornada de protestas sociales

El Gobierno colombiano tomará una serie de medidas, que incluyen el cierre de las fronteras...