Santa Cruz de la Sierra
30 Septiembre 2015

"El debate anual de la Asamblea General de Naciones Unidas es una locura donde todo el mundo habla, nadie escucha y la audiencia acaba extenuada". Las palabras le pertenecen al presidente ecuatoriano, Rafael Correa, a quien le tocó hablar ante el organismo tras más de 12 horas de discursos.

"Después de la tercera intervención nadie escucha más porque no hay cuerpo que aguante", dijo el mandatario durante una entrevista con The Associated Press. "Ya es heroico estar escuchando a todos y encima con dos horas de retraso", agregó.

Correa dijo que el sistema de discurso tras discurso de cada mandatario o alto funcionario durante los seis días que dura la asamblea es ineficiente y "no tiene sentido". Cuando al presidente le tocó hablar el lunes a las 21:30 (01:30 GMT del martes) empezó su intervención diciendo: "Si en tres minutos no muevo los corazones, voy a mover los asientos porque muchos se van a ir". Aun así admitió que el presidente boliviano Evo Morales lo tenía aún peor, ya que le tocaba hablar justo después de él.

Además de los largos horarios de la ONU, Nueva York se vuelve caótica durante estos días de septiembre, con embotellamientos por todos lados, dijo Correa. El presidente acudió al acontecimiento por primera vez durante su primer año de mandato, en 2007, y no le quedó un buen recuerdo. Dijo que en aquella ocasión cerraron las calles debido a la llegada del entonces presidente estadounidense George W. Bush y a él no lo dejaron salir del edificio donde se encontraba. "Es una falta de respeto total. Dije 'no vengo''', explicó.

Sin embargo, Correa cambió de parecer cuando se reunió con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, en abril en el Vaticano y éste le insistió en que acudiera, dijo el mandatario. Además le pareció importante ir a la cumbre sobre desarrollo sostenible que se celebra justo antes del debate anual.

"Creíamos que teníamos algo que aportar. Y como que se diluyen las malas experiencias ¿no?... Bueno, me las recordaron. Ya no volveré", concluyó.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AP

29 Septiembre 2015

Los presidentes de los Estados Unidos, Barack Obama; y Cuba, Raúl Castro, sostuvieron este martes en la sede de la ONU su segunda reunión tras el anuncio de la normalización de las relaciones bilaterales entre los dos países.

Obama y Castro posaron brevemente ante los fotógrafos antes de la reunión, en la que también participaron el secretario de Estado de los EEUU, John Kerry; y el canciller cubano, Bruno Rodríguez.

Este encuentro sigue al que ambos mantuvieron en Panamá en abril pasado en el marco de la Cumbre de las Américas y que fue el primer encuentro de dos gobernantes de Cuba y los Estados Unidos en más de cinco décadas.

El canciller cubano, Bruno Rodríguez, dio algunos detalles de la reunión entre los presidentes Obama y Castro. En una conferencia de prensa, el diplomático afirmó que el isleño ratificó "la voluntad de Cuba de trabajar para mejorar las relaciones".

También se refirió al embargo contra la isla: "El bloqueo persiste. La normalización va a depender del levantamiento del bloqueo. El bloqueo es una violación a los derechos humanos de todos los cubanos".

Rodríguez detalló que la reunión se desarrolló en un "ambiente respetuoso y constructivo" y que ambos presidentes destacaron la visita del papa Francisco a los dos países.

"El presidente cubano reiteró que para que haya relaciones formales entre ambos países debe ser levantado el bloqueo", insistió. Además, ratificó la voluntad de construir un nuevo tipo de relaciones basadas en el "respeto y la igualdad soberana".

"El bloqueo persiste, no ha sido modificado. El ritmo del proceso hacia la normalización de relaciones dependerá del levantamiento del bloqueo. El 27 de octubre la delegación cubana presentará a la ONU la necesidad de poner fin al bloqueo contra Cuba. Mientras persista el bloqueo presentaremos dicha declaración", agregó.

Por último, y en sintonía a lo que venía diciendo, Rodríguez afirmó: "El bloqueo afecta y daña a todas las familias cubanas. Es una violación de las reglas universalmente aceptadas del comercio. Es una violación fragante del derecho internacional".

El lunes, en su discurso en la jornada de apertura de la 70.ª Asamblea General de la ONU, Obama pidió el levantamiento del embargo de su país contra La Habana ante la mirada de Castro, presente por primera vez en la gran cita anual de Naciones Unidas.

"Se pueden encarcelar opositores, pero no ideas. Todos tienen que elegir cómo ser gobernados. La fortaleza de las naciones depende del éxito de sus pueblos, las oportunidades, los derechos individuales, la seguridad personal. La represión es un síntoma de que no se construyó esta base", aseguró Obama en lo que fue una crítica feroz a las dictaduras represivas que no respetan los DDHH.

Tras asegurar que los Estados Unidos "no pueden resolver por su cuenta todos los problemas", Obama consideró que "en el mundo de hoy las dictaduras son inestables y son la llama de las revoluciones".

El jefe de Estado cubano afirmó que el "largo proceso de normalización de las relaciones" con EEUU culminará cuando, entre otras medidas, el país norteamericano devuelva la base de Guantánamo y pague compensaciones por el embargo comercial.

Castro intervino por primera vez en el debate anual de alto nivel en la Asamblea General de la ONU, con un discurso en el que expresó su solidaridad con varios gobiernos de la región y se refirió a la decisión de Cuba y EEUU de normalizar sus vínculos.

"Tras 56 años de heroica y abnegada resistencia del pueblo cubano, quedaron restablecidas las relaciones diplomáticas y las embajadas en las respectivas capitales", afirmó Castro.

Esa normalización fue anunciada en diciembre pasado desde los EEUU y Cuba y, como parte del proceso, en agosto último los dos países reabrieron sus respectivas embajadas. Pero la normalización de los vínculos acabará cuando, entre otras medidas, "se ponga fin al bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba".

También "cuando se devuelva a nuestro país el territorio ocupado ilegalmente por la Base Naval de Guantánamo, cesen las transmisiones radiales y televisivas y los programas de subversión y desestabilización contra Cuba y se compense a nuestro pueblo por los daños humanos y económicos que aún sufre", agregó Castro.

Mientras esa situación persista, el líder cubano afirmó que Cuba seguirá presentando un proyecto de resolución ante la Asamblea General de la ONU en el que se pide el fin "al bloqueo económico, comercial y financiero" impuesto por los Estados Unidos contra la isla, y que suele tener un amplio respaldo.

En su discurso, Raúl Castro expresó su solidaridad con Venezuela frente a "los intentos de desestabilizar y subvertir el ordenamiento constitucional", y también con Ecuador, ya que su presidente, Rafael Correa, "se ha convertido en el blanco del mismo guión de desestabilización aplicado contra otros Gobiernos progresistas de la región".

También expresó su convicción de que "el pueblo de Puerto Rico merece ser libre e independiente, luego de más de una centuria sometido a la dominación colonial".

Asimismo, se solidarizó con la Argentina por su "legítimo reclamo de soberanía" sobre las Malvinas y otros enclaves del Atlántico Sur.

Raúl Castro también mencionó el fenómeno de la emigración que se está registrando en el Mediterráneo, que atribuyó a "las acciones de desestabilización que la OTAN promovió y ejecuta en países del Medio Oriente y África del Norte", y al "subdesarrollo y la pobreza imperante en países del continente africano".

"La Unión Europea debe asumir, de manera plena e inmediata, sus responsabilidades con la crisis humanitaria que ayudó a generar", insistió Castro.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

29 Septiembre 2015

Colombia colaborará con hasta 5.000 casos azules para las misiones de Naciones Unidas en los próximos tres años, anunció este lunes el presidente Juan Manuel Santos, durante su presentación en la Cumbre de Líderes de Operaciones para el Mantenimiento de la Paz, que se realiza en paralelo a la 70ª Asamblea General de la ONU.

"En el corto plazo vamos a contribuir con 58 hombres y mujeres de la Policía Nacional, debidamente certificados por Naciones Unidas, que podrán participar en misiones como Haití o Guinea Bissau; el segundo año contribuiremos con 500 hombres como contingente militar y a partir del tercer año con tres batallones de hasta 5.000 hombres", dijo el mandatario.

Según explicó Santos, el aporte de los cascos azules "será gradual", teniendo en cuenta el "avance del proceso de paz" entre el Gobierno y las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia), y destacó que, en todo caso, dependerá de la aprobación en el Congreso del convenio con las Naciones Unidas, que luego pasará a revisión de la Corte Constitucional de ese país.

Para el presidente colombiano, esta contribución surge de la exitosa experiencia de Colombia en la lucha contra el terrorismo, el narcotráfico y la delincuencia, que este país está listo a compartir con el mundo.

El 23 de septiembre, el presidente Santos y el líder de las FARC, Rodrigo Londoño Echeverri, alias 'Timochenko', firmaron en La Habana un acuerdo sobre justicia transicional.

Se espera que en seis meses ambas partes firmen un acuerdo de paz definitivo, que ponga fin al conflicto armado que se desarrolla en el país desde hace más de 50 años.

Redacción: Leo.bo

Fuente: Reuters

29 Septiembre 2015

El presidente de Bolivia, Evo Morales, en su intervención ante la Asamblea General de las Naciones Unidas dijo que su país "tarde o temprano volverá al Pacífico con soberanía", en relación al conflicto centenario que lo enfrenta con su vecino Chile.

"Hace 136 años, no por culpa del pueblo chileno, un grupo de oligarquías, apoyados por las trasnacionales inglesas, nos han invadido por razones económicas", dijo el mandatario quien lamento que Chile no haya honrado sus compromisos para resolver la mediterraneidad boliviana, razón por la que acudió a la Corte Internacional de Justicia de la Haya.

Morales reconoció que su país es pacífico por constitución y que no busca "ganadores y perdedores".

"Aquí queremos resolver mediante el dialogo (…) no queremos enfrentar. Somos hermanos vecinos. Nuestro deseo que se cumplan los compromisos", añadió.

En su intervención durante las sesiones que se celebran en Nueva York, el mandatario indígena hizo mención a otros conflictos regionales como el que enfrenta a Argentina y Gran Bretaña.

"Malvinas, yo siento que no son argentinas, sino de América Latina", dijo al tiempo de exhortar a los Estados Unidos a devolver Guantánamo a Cuba y acabar con el bloqueo tras el restablecimiento de relaciones diplomáticas.

Evo Morales, un campesino de origen aymara, fustigó fuertemente la política migratoria del país anfitrión.

"Se expulsa a los migrantes, puedo hablar como habitante del Aby Ayala, ahora llamado América. Hace 500 años los europeos nos invaden, ¿acaso han criminalizado a los que nos han invadido?", se preguntó al tiempo de sugerir la creación de una "ciudadanía universal".

En su más de media hora de alocución, Morales criticó al sistema capitalista y dijo que el dinero que genera tiene "sus paraísos fiscales y los seres humanos el infierno de la miseria. La expulsión a los migrantes".

El presidente boliviano lamento que a 70 años de creadas las Naciones Unidas continúen las guerras e invasiones y culpó de esto al sistema capitalista y los intereses sectarios.

"Todos buscamos paz, pero quiero decirles hermanas y el hermanos (…) No habrá paz sin justicia social".

Morales resaltó los logros de casi una década de gestión en la lucha contra el narcotráfico que ha disminuido los cultivos netos de 30.000 a 20.400 hectáreas, según las Naciones Unidas, y sostuvo que "no puede haber cero de coca, pero tampoco puede haber libre cultivo de coca".

Al finalizar agradeció el apoyo permanente del papa Francisco cuya actuación y postura le hace sentir hoy "más católico" que antes.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

28 Septiembre 2015

Los presidentes de EE.UU., Barack Obama, y Cuba, Raúl Castro, mantendrán el martes su segunda reunión tras el anuncio de la normalización de las relaciones bilaterales, que se ha profundizado desde el encuentro entre ambos de abril con la reapertura de embajadas y menos impedimentos a viajes y comercio.

Tanto Obama, que llegó a Nueva York, como Castro, quien lleva varios días en la ciudad, hablarán hoy ante la Asamblea General de la ONU y celebrarán el martes su reunión bilateral, anunció la Casa Blanca.

Hasta hoy ninguno de los dos Gobiernos había confirmado la cita bilateral, pero sí habían anticipado que, al menos, Obama y Castro tenían intención de verse en Nueva York y poder hablar unos minutos.

Finalmente los dos líderes celebrarán una reunión bilateral formal, al estilo de la que mantuvieron en Panamá en abril pasado en el marco de la Cumbre de las Américas y que fue el primer encuentro de dos gobernantes de Cuba y EE.UU. en más de cinco décadas.

La de este martes será la primera desde el restablecimiento de las relaciones diplomáticas, rotas desde 1961, con la reapertura en julio de las respectivas embajadas en Washington y La Habana.

Además, el pasado 17 de septiembre el hasta ahora jefe de negocios de la embajada de Cuba en Washington, José Cabañas, entregó sus cartas credenciales como embajador a Obama, que todavía no ha nombrado a nadie para encabezar la legación diplomática estadounidense en La Habana.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

28 Septiembre 2015

El consejero delegado de Facebook, Mark Zuckerberg, dijo hoy que está trabajando con las Naciones Unidas para tratar de facilitar el acceso a internet en los campos de refugiados.

Internet es hoy "el principal motor del progreso social y económico", sostuvo Zuckerberg en un discurso en un foro sobre el sector privado organizado en el marco de la cumbre sobre desarrollo que acoge estos días la ONU.

Según el sitio web CNET, especializado en información tecnológica, el CEO de Facebook explicó que facilitar el acceso a internet en esos campos ayudaría a los refugiados a comunicarse mejor con sus familiares y a gestionar la ayuda de la comunidad internacional.

"Conectar al mundo es uno de los desafíos fundamentales de nuestra generación", subrayó el cofundador de Facebook en un artículo publicado en la red social al anotar que más de 4.000 millones de personas en todo el mundo siguen sin tener "voz" en internet.

También hoy, dentro de la nueva agenda de desarrollo pactada en la ONU y cuyo objetivo último es erradicar la extrema pobreza para 2030, Zuckerberg lanzó una campaña en compañía del cofundador de Microsoft, Bill Gates, que busca lograr el acceso universal a internet en 2020.

"Internet pertenece a todo el mundo. Debería ser accesible a todo el mundo", explica la campaña, apoyada también por Bono, el líder de la banda U2, entre otros.

De acuerdo con la campaña, "internet es crucial para pelear contra la injusticia, compartir nuevas ideas y ayudar a los emprendedores a crear empleos. Pero la mitad de los habitantes del planeta no tiene acceso, especialmente mujeres y niñas".

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

28 Septiembre 2015

Cuando jefes de Estado de todo el mundo se reúnan para la Asamblea General de la ONU esta semana, habrá pasado un año desde que el mandatario estadounidense anunció la creación una coalición internacional para "degradar y destruir en última instancia" al grupo Estado Islámico. A pesar de miles de millones de dólares gastados y miles de ataques aéreos, esa campaña parece haber tenido poco impacto.

La organización extremista quizás controle un poco menos territorio que hace un año, pero continúa lanzando ataques y mantiene bastiones clave en Siria e Irak. El alcance de los milicianos se ha expandido a otros países, como Libia, la península del Sinaí en Egipto y Afganistán.

Los ataques aéreos liderados por Estados Unidos ayudaron en enero a los curdos sirios a retener la estratégica ciudad fronteriza de Kobani y a apoderarse en el verano de otra ciudad fronteriza clave, Tal Abyad, pero la ofensiva para expulsar a los extremistas de la ciudad iraquí de Ramadi sigue estancada y se han producido pérdidas graves entre los pocos rebeldes sirios entrenados por Estados Unidos para que luchen contra el Estado Islámico.

Tampoco se ha podido materializar una zona libre de la influencia del Estado Islámico, anunciada por Turquía y Estados Unidos.

Al mismo tiempo, la creciente preocupación por la crisis de los refugiados sirios y los informes de que el Estado Islámico estaría planeando ataques contra objetivos europeos, podría acabar de persuadir a algunos gobiernos a involucrarse más en la lucha contra el grupo extremista.

El presidente Francois Hollande anunció el domingo que cazas franceses realizaron sus primeros ataques aéreos contra objetivos del Estado Islámico en Siria. Hasta ahora Francia había limitado su campaña aérea a objetivos de los milicianos en Irak.

Sin embargo, es probable que persista el estancamiento en la guerra contra el Estado Islámico: los países occidentales no parecen dispuestos todavía a enviar fuerzas terrestres.

"En pocas palabras, los países mejor situados para contribuir significativamente a la lucha contra el Estado Islámico no comparten los mismos intereses en Siria", opinó Faysal Itani, un residente miembro de la organización Atlantic Council.

El aumento de la presencia militar rusa —aviones, misiles, tanques y otros equipos— está complicando la lucha contra los militantes de Estado Islámico en Siria.

El propósito declarado de Rusia es ayudar al gobierno del presidente Bashar Assad a combatir a los extremistas islámicos y Moscú ha instado a Occidente a que se les una. En una entrevista transmitida antes de su reunión del lunes con el presidente Barack Obama, el presidente ruso, Vladimir Putin, criticó duramente el apoyo militar norteamericano a los rebeldes sirios, describiéndolo como ilegal e inútil.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AP

28 Septiembre 2015

El presidente ruso, Vladímir Putin, se reunirá este lunes con su homólogo estadounidense, Barack Obama; con el líder cubano, Raúl Castro, y también con el mandatario iraní, Hasán Rouhaní, durante la Asamblea General de la ONU que se celebra en Nueva York.

Putin, que llega hoy a la Gran Manzana para intervenir ante la Asamblea, también mantendrá reuniones este lunes con el primer ministro japonés, Shinzo Abe, y con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, según ha informado el Kremlin.

El presidente ruso ha decidido no pernoctar en Nueva York tras su maratoniana agenda y volverá esta misma noche a Moscú.

La intervención del Putin ante la Asamblea de Naciones Unidas, la primera en una década del líder ruso, se centrará en la lucha contra el Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés), los conflictos de Siria y Ucrania, y las sanciones económicas que sufre Rusia por su papel en la crisis ucraniana.

Todos los expertos dan por hecho que el presidente ruso se dirigirá a la comunidad internacional con la propuesta de formar una amplia coalición que incluya a Irán y al régimen del presidente sirio, Bashar al Assad, para luchar contra los yihadistas del ISIS sobre el terreno.

En una entrevista concedida a la televisión estadounidense CBS en vísperas de su viaje a Nueva York, Putin reconoció que la presencia militar rusa en Siria tiene como objetivo sostener al régimen de Al Assad, al que considera una pieza clave para frenar la hasta ahora imparable expansión de los yihadistas.

Rusia, que ha sellado una alianza militar con Irán, Irak y Siria para luchar contra el ISIS-materializada ya en un centro analítico en Bagdad- espera lograr que EE. UU. y otras potencias occidentales atiendan a sus argumentos y se sumen a esa coalición.

Por eso, más allá de su discurso ante el pleno de las Naciones Unidas, la verdad es que lo que genera mayor expectativa es el resultado de su diálogo con Obama. Rusia, mientras tanto, continúa enviando al menos un avión por día con armamento y tropas a Damasco para apoyar al Ejército gubernamental.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

Últimas Noticias

Prev Next

Holanda

Holanda

“Ya se fue el año”, le digo a mi amigo Teo, el viejo vendedor de...

La Paz

La Paz

El cineasta Tony Peredo, mi hijito Sebastián y yo estamos sentados en el patio trasero...

La pared

La pared

Tapo a mi hijito Sebastián. Seguimos con fiebre los dos. Sebastián me dice: “Estoy mareado”...