Santa Cruz de la Sierra
19 Mayo 2015

Un grupo de parejas homosexuales y de activistas por los derechos de las personas LGTB (lesbianas, gais, trans y bisexuales) protagonizaron una nueva edición del "Besatón", un beso simultáneo frente al Congreso de Paraguay, como forma de protesta ante la discriminación.

Los activistas portaban banderas con los colores del arco iris, el símbolo internacional de la diversidad sexual, y carteles con mensajes en favor del matrimonio entre personas del mismo sexo.

"El matrimonio es un derecho, no un privilegio heterosexual", se leía en una pancarta, y en otra se aludía al "tiro en las bolas" que el hoy presidente de Paraguay, Horacio Cartes, dijo que se pegaría si tuviera un hijo homosexual, cuando en 2013 era candidato a la Presidencia.

El acto tenía también como objetivo hacer visible un derecho que en Paraguay es rechazado socialmente, dijo a Efe Juan Sebastián Cabral, de la organización Somosgay.

Según Cabral, las parejas del mismo sexo en Paraguay "no pueden mostrar su afecto en los espacios públicos" sin ser víctimas del rechazo o del acoso.

Afirmó que tanto los homosexuales, como las personas trans y los bisexuales, padecen en Paraguay "acoso escolar, familiar o laboral motivado por su orientación sexual o identidad de género".

Esta situación, añadió, deriva en algunos casos en "expulsiones del hogar familiar y despidos injustificados del lugar de trabajo", así como en casos de "bullying (acoso) homofóbico" por parte de docentes y alumnos en los centros educativos.

El activista lamentó además que "Paraguay es el único país de América Latina que no cuenta con una ley contra toda forma de discriminación", lo que perjudica que se puedan "formular denuncias por discriminación homófoba, y sancionar a sus responsables".

También criticó la falta de legislación sobre la unión civil entre personas del mismo sexo en Paraguay, que deja a muchas parejas homosexuales que han contraído matrimonio en otros países "privadas del reconocimiento de sus derechos".

La manifestación del colectivo LGTB fue interrumpida por un hombre que dijo ser un predicador cristiano y que, megáfono y Biblia en mano, increpó a los manifestantes llamándolos al "arrepentimiento de la vergüenza y el pecado de la homosexualidad".

Los activistas trataron sin éxito de establecer un diálogo con el predicador.

La protesta se enmarca en la conmemoración del Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia, que se celebra cada 17 de mayo y recuerda la fecha en que la Organización Mundial de la Salud eliminó la homosexualidad del listado de patologías mentales, en 1990.

En Paraguay no existe una legislación que permita el matrimonio homosexual ni las uniones civiles de personas del mismo sexo como en otros países de la región como Argentina, Brasil y Uruguay.

Además, Paraguay evitó adherirse a una resolución de la Organización de Estados Americanos (OEA) que condena la discriminación contra personas por su orientación sexual y que se votó en junio de 2014 durante una cumbre del organismo internacional en Asunción.

Por su parte, las organizaciones de personas trans de Paraguay denunciaron en marzo ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos actos impunes de violencia contra transexuales en Paraguay que, según dijeron, han costado la vida a 54 personas desde 1989.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

11 Mayo 2015

El gobierno de Paraguay no actuó con la debida diligencia en el caso de una niña de 10 años, embarazada tras ser violada, a la cual se le negaron tratamientos, incluyendo el aborto en el momento oportuno, indicaron expertos de la ONU.

El embarazo de 23 semanas de la niña, determinado hace unas tres semanas, fue el resultado de abusos sexuales repetidos presuntamente por un pariente cercano, señaló el grupo de expertos en derechos humanos mediante un comunicado difundido en Ginebra.

La ley sobre aborto en Paraguay es restrictiva y sólo autoriza la interrupción del embarazo cuando la vida de la mujer o de la niña corre un peligro serio, sin prever excepciones, como en casos de violación, incesto o feto inviable.

"La decisión de las autoridades paraguayas resulta en graves violaciones de los derechos a la vida, a la salud, y a la integridad física y mental de la niña, así como sus derechos a la educación, que ponen en peligro sus oportunidades socioeconómicas", advirtieron los expertos.

A pesar de las solicitudes de la madre de la niña y de los médicos para "interrumpir" ese embarazo, "el Estado ha fallado a la hora de tomar medidas para proteger la salud, la integridad física y mental e incluso la vida de la niña de 10 años", dijeron.

Los expertos de la ONU consideraron que "no se hizo una evaluación interdisciplinaria e independiente en vista de asegurar el interés superior de la niña antes de descartar tratamientos para salvar la vida de la niña, incluso el aborto".

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los embarazos precoces son extremadamente peligrosos para la salud de una niña y pueden conducir a complicaciones y a la muerte en algunos casos. Los cuerpos de las niñas y adolescentes no están completamente desarrollados para asumir un embarazo, recordaron los expertos.

En Latinoamérica, el riesgo de muerte materna es cuatro veces mayor entre las adolescentes menores de 16 años. Los embarazos precoces también son peligrosos para el bebé, con una tasa de mortalidad un 50% más alta.

Los expertos de las Naciones Unidas instaron al gobierno paraguayo a respetar el interés superior de la niña y cumplir debidamente con sus obligaciones internacionales tomando medidas urgentes para proteger su vida y su salud, garantizando su acceso a toda la atención médica necesaria, así como a medidas de reparación y rehabilitación adecuadas.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

05 Mayo 2015

El ministro de Salud de Paraguay, Antonio Barrios, se declaró el lunes en contra de una campaña pública que busca presionar a las autoridades para que autoricen el aborto de una niña de 10 años con 23 semanas de gestación, violada por su padrastro.

"Si se debía abortar, tuvo que ser antes de la semana 20. El embarazo no será interrumpido", dijo Barrios, un médico pediatra, en declaraciones a periodistas.

La niña, que se encuentra bajo custodia del hospital de la Cruz Roja de Asunción, fue violada por la pareja de su madre, que vivía con ella y la pequeña.

"Lo del aborto ya lo hemos explicado y descartado por completo. El ministro de Salud está en total desacuerdo", insistió el funcionario.

La campaña pública fue lanzada por la representación local de Amnistía Internacional (AI) bajo el nombre "#NiñaEnPeligro", para advertir que no se puede obligar a la menor a concebir.

La ONG argumentó que para la Organización de Naciones Unidas (ONU), este caso se circunscribe en "tortura y otros malos tratos", como lo establece la Convención contra la Tortura de la entidad multilateral.

La Constitución paraguaya prohíbe el aborto desde la concepción, en cualquier caso, salvo que el embarazo ponga en peligro la vida de la madre.

"El diagnóstico de embarazo de esta niña llegó a nuestras manos a las 21 semanas. Si supuestamente se debería hacer un aborto, se debería haberlo hecho antes de las 20 semanas. Ahora estamos ya en 23 semanas de embarazo", explicó.

Aníbal Peris, decano de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional del Paraguay, dijo que la niña puede tener un alumbramiento normal.

Peris, que también dirige el Hospital de Clínicas, "el hospital de los pobres" como también lo llaman, reveló que en el 2014 en el nosocomio atendieron a 14 embarazadas cuyas edades oscilaron entre 9 y 15 años.

"Todas salieron bien", enfatizó y estimó que la niña dará finalmente a luz por cesárea para evitar complicaciones.

El polémico caso se ventiló el pasado 21 de abril cuando estudios realizados en un hospital materno-infantil de Asunción diagnosticaron que la niña -que ingresó por un supuesto tumor en el vientre- estaba encinta.

La madre fue detenida por haber proporcionado datos falsos de su pareja, que se dio a la fuga. La mujer está acusada de faltar al deber del cuidado y obstrucción a la justicia.

Autoridades del hospital de la Cruz Roja, especializado en nacimientos, informaron que la menor -que este mes de mayo cumplirá 11 años- sigue una dieta especial en base a hierro, calcio y vitaminas y que recibe la ayuda de psicólogos y siquiatras.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AP

30 Abril 2015

Las autoridades de salud de Paraguay rechazaron este jueves un pedido de aborto para una niña de 10 años que está embarazada de 21 semanas, presuntamente por abusos sexuales a los que fue sometida por su padrastro.

La directora de la oficina Programas de Salud, Lida Sosa informó que "la solicitud es imposible de cumplir porque el embarazo tiene un desarrollo de cinco meses. Además, el código penal prohíbe esa práctica".

La petición fue apoyada por la oficina local de Amnistía Internacional "para salvarle la vida" a la menor, que no fue identificada.

La investigación de la Fiscalía indicó que el 21 de abril la niña fue conducida por su madre hasta un hospital público de Asunción debido a las molestias permanentes en el abdomen y que la inspección médica se confirmó un embarazo de 22 semanas, pero como la atención se hizo en horario nocturno las autoridades del hospital esperaron hasta el día siguiente para informar a la secretaría de la niñez y la adolescencia.

La fiscal Monalisa Muñoz informó que actuó de oficio y abrió una investigación, presentó imputaciones contra el padrastro por coacción sexual a una menor y contra la madre por falta al deber del cuidado y obstrucción a la justicia.

La madre, cuya identidad se mantiene en reserva junto a la de la niña, fue enviada a la cárcel de mujeres de Asunción con prisión preventiva mientras duren las investigaciones hasta el llamado a juicio oral y público.

El padrastro, en tanto, se encuentra prófugo pero con orden de captura.

Desde la cárcel la madre envió un escrito al hospital pidiendo el aborto. No recibió respuestas.

La solicitud fue acompañada por la oficina local de Amnistía Internacional cuya directora Rosalía Vega envió el jueves a la agencia The Associated Press copias del apoyo al pedido de la madre para el aborto, al ministerio de Salud Pública y a la Fiscalía General.

"Instamos a las autoridades paraguayas a conceder el aborto solicitado por la madre y salvarle así la vida", señaló una parte de la misiva.

Amnistía agregó que "según los organismos de la ONU, un embarazo entraña riesgos específicos y posibles secuelas a largo plazo para la salud física y mental de las niñas".

El abogado del ministerio de Salud, Ricardo Rojas, dijo que la iniciativa de Amnistía "es respetable pero desde el punto de vista legal nuestro ministerio no puede emitir un dictamen sin antes colectar informes precisos de los médicos acerca de la salud de la niña y de la misma justicia porque este caso se judicializó".

"No obstante, la directora Sosa aclaró que el embarazo no puede ser frenado y el aborto no está autorizado por la ley", acotó.

Dolores Castellanos, jefa del área niñez y adolescencia del hospital Cruz Roja, de Asunción, informó a los periodistas que la niña está ingresada en la institución "y goza de buena salud física y psicológica".

"Está llevando un embarazo riesgoso pero tomamos todas las medidas preventivas. En año anteriores tuvimos pacientes como ella que llegaron hasta el final de la gestación", indicó.

La dirección de estadísticas del ministerio de Salud informó que en el 2014 hubo 680 niñas entre 10 y 14 años de edad que tuvieron su bebé.

Karina Pérez, directora de psicología de la unidad Victimología de la fiscalía general, explicó que "anualmente atendemos unos 4.000 casos de violencia contra mujeres y el 50% corresponde a abuso sexual de menores de 14 años de edad".

Redacción: Leo.bo      

Fuente: AP

28 Abril 2015

Una niña de 10 años fue hospitalizada en Asunción tras descubrirse que está embarazada de cinco meses, en tanto su padrastro es buscado por abuso sexual y su madre fue detenida por posible complicidad, informaron fuentes judiciales.

"La niña fue puesta al cuidado de médicos de (el hospital de) la Cruz Roja. El embarazo puede poner en riesgo su vida y la del bebé, debido a que el útero no está lo suficientemente desarrollado", señaló la fiscal Monalisa Muñoz.

La menor está a cargo de una tía y bajo el amparo de una jueza.

La representante del ministerio público pidió la prisión del padrastro, Gilberto Benítez Núñez, de 42 años, acusado de abuso sexual. El implicado está prófugo.

Muñoz dispuso también la detención de la madre de la niña, acusada de complicidad y de proveer datos falsos sobre su pareja obstruyendo la acción judicial.

Benítez Núñez "es peligroso por su 'modus operandi' y puede causar daño a otras niñas", dijo la fiscal.

El padrastro, mecánico de neumáticos en Luque, ciudad vecina a Asunción, había sido denunciado hace poco más de un año por violación. Un fiscal desestimó entonces la denuncia, basado en un informe de una psicóloga.

Otro fiscal, Juan Carlos Ruiz Díaz, anunció que reabrirá aquel caso, paralelo al actual.

"La madre ha sido participante activo de esta violación", aseguró Ruiz Díaz a la AFP. "Ella pudo haber cortado de raiz esta situación", enfatizó.

La niña había llegado con su madre al Hospital Materno Infantil del barrio asunceño de Trinidad hace una semana con un diagnóstico primario de "tumor abdominal", relató a la AFP el director de la institución, Ricardo Oviedo.

Una ecografía determinó el embarazo. La menor, que permaneció en silencio hasta que se comprobó su estado de gestación, confesó que el autor del abuso fue su padrastro.

La madre es ayudante de una cantina (restaurante) escolar de Luque. Tiene tres hijos de padres diferentes: un adolescente de 13, la embarazada de 10 y un niño de 8.

En Paraguay no se puede interrumpir el embarazo por ninguna razón salvo riesgo de vida de la mujer.

El profesional admitió que es la primera vez que en su centro médico, con unos 2.000 partos al año, se presenta un caso de este tipo.

"Ya tuvimos casos de niñas que alumbraron a los 12 años. A medida que pasan los años aumenta la proporción. De 13 años tuvimos cuatro partos en un año. De 14 años tuvimos 12 y con niñas de 15 aproximadamente 30", reveló.

Según cifras oficiales, con una población nacional de siete millones, el porcentaje de alumbramientos de menores de 18 años es de 19% y los embarazos de niñas menores de 15 años es de 4%.

Oviedo dijo que el Ministerio de Salud es el último eslabón que detecta estos casos de abusos y que debería estar controlado por la policía y la fiscalía.

"Es un caso que denigra a nuestra sociedad, indigna, pero que nos tiene que obligar a a todos a tomar una participacion más activa para combatirlo. Cada ciudadano debe denunciar para que los niños sean protegidos", manifestó.

Recordó que una vecina fue la que denunció el manoseo que sufría la criatura por su padrastro.

Redacción: Leo.bo      

Fuente: AFP

27 Abril 2015

Este concurso rompe esquemas en Paraguay donde el 57,6 % de la población sufre de sobrepeso u obesidad. El premio a la ganadora de Miss Gordita es un tratamiento con uno de los mejores nutricionistas de Paraguay.

Raquel Jiménez, de 24 años fue la ganadora del concurso de este año. Tendrá acceso a un programa de un año de ejercicio en un buen gimnasio de Asunción. Las 13 seleccionadas fueron jóvenes que pesan entre 70 y 130 kilos.

Durante varios meses, estas jóvenes recibieron clases de belleza, además de charlas de un nutricionista y una psicóloga. "Queremos elevar el autoestima de las chicas, generar un cambio de actitud, de postura más fuerte y de vida más saludable, con ejercicio y buena alimentación", explicó a Efe el creador del concurso, Mike Beras. El concurso 'Miss Gordita' busca terminar con ese tipo de discriminación.

"Nosotros abogamos por la inclusión de la mujer independientemente de su cómo es su cuerpo, pero además promocionamos un modo de vida saludable, con una buena alimentación y ejercicio para concienciar a la gente a que cuide su salud", añadió el creador del concurso.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

23 Abril 2015

Una niña paraguaya de 10 años de edad está siendo atendida en un hospital de Asunción tras descubrirse que está embarazada de casi cinco meses, un caso que ya ha sido denunciado ante la Defensoría de la Niñez y la Adolescencia, informó hoy el Ministerio de Salud Pública.

La madre de la niña fue la que llevó a ese mismo centro a la menor el miércoles, tras notar un aumento del tamaño de su vientre y creer que podía tratarse de un tumor en el abdomen.

Tras diagnosticarse que estaba embarazada de 21 semanas, la menor fue conducida a la sala materno infantil del hospital público de Trinidad, el nombre del centro, donde está también atendida por una psicóloga.

El responsable de la sala de maternidad, el doctor Ricardo Oviedo, explicó que se trata de un embarazo de alto riesgo, ya que la pequeña no tiene aún desarrolladas todas las características de una mujer adulta, al encontrarse en edad de desarrollo y crecimiento a esta edad.

“El embarazo cursa como uno cualquiera, solamente que se trata de una niña todavía en proceso de desarrollo y que puede desencadenar, eventualmente, en alguna complicación en el transcurso de la gestación”, dijo el médico.

Añadió que la niña, cuya identidad no ha sido revelada para salvaguardar su integridad, no da pistas sobre el hecho, mientras que la madre, separada del padre de la menor, desconoce lo ocurrido.

“La nena no da ninguna respuesta sobre quién la lastimó. La madre está desconcertada, ella sale a trabajar de mañana temprano y vuelve a la tarde, quedando la niña a cargo de una tía, según refiere la madre. El padre está separado de la mamá, o sea, no vive con ella”, apuntó Oviedo

El profesional señaló que el miércoles se efectuó una denuncia ante la Defensoría de la Niñez y la Adolescencia, que ya está realizando la investigación pertinente.

Añadió que en sus 25 años como ginecólogo, nunca antes había atendido un caso similar.

“Nos sensibilizó mucho el caso. Es la primera vez que me toca atender a una niña de esta edad con un embarazo ya avanzado, de 21 semanas, es decir, pasado los cuatro meses y medio de gestación”, finalizó.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

15 Abril 2015

La expectativa por la llegada del papa Francisco a Paraguay es cada vez mayor. Según versiones de prensa, el Sumo Pontífice arribará a Asunción el 10 de julio y oficiará dos misas: una en la ciudad de Caacupé, a 54 kilómetros al este de la capital; y otra en un terreno de la fuerza aérea, en las proximidades del aeropuerto internacional.

Es por ese motivo que los preparativos se aceleran, para que todo esté en óptimas condiciones. Uno de los detalles que los organizadores no pierden de vista es el vehículo que trasladará al Papa por las calles de Paraguay.

De acuerdo a lo que publica Última Hora, el móvil en que estará Francisco durante su gira por Paraguay se encuentra en pleno trabajo de ajuste. Las informaciones extraoficiales indican que el transporte que se utilizará sería de la marca Isuzu, proveído por la empresa Automotor SA.

El hermetismo en cuanto al vehículo de Francisco es tal que Automotor SA decidió que se darán más informaciones al respecto recién en las próximas semanas, por ser una cuestión de carácter "delicado", por tratarse del móvil que trasladará al máximo líder de la Iglesia Católica.

Hasta el momento, se sabe que el papa Francisco recorrerá en el papamóvil un tramo de 6 kilómetros en Caacupé. El vehículo especial se trasladará desde el kilómetro 48, de la ruta 2, hasta el Santuario de Caacupé. Este recorrido permitirá el encuentro cercano de los fieles con el devoto más famoso de la Virgencita.

Los sitios de esta agenda fueron verificados en los últimos días por Alberto Gasbarri, director de la oficina viajes papales, del Vaticano, quien no hizo declaraciones. En los próximos días, será revelada la agenda completa.

Juan Pablo II fue el primer papa en visitar Paraguay, en mayo de 1988, un año antes del derrocamiento del entonces dictador Alfredo Stroessner (1954-1989).

Redacción Leo.bo

Fuente: Abc.py

Últimas Noticias

Prev Next

Pumari tilda de “cobarde” la filtración …

Pumari tilda de “cobarde” la filtración del audio: “cómo desconfiar de una persona que habla de Dios”

El presidente cívico de Potosí, Marco Antonio Pumari, calificó de “cobarde” la filtración del audio...

Pumari tilda de “cobarde” la filtración …

Pumari tilda de “cobarde” la filtración del audio: “cómo desconfiar de una persona que habla de Dios”

El presidente cívico de Potosí, Marco Antonio Pumari, calificó de “cobarde” la filtración del audio...

El TAS reduce la sanción al Chelsea, aut…

El TAS reduce la sanción al Chelsea, autorizado a fichar jugadores en enero

 El Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) redujo hoy la sanción al Chelsea, suspendido de incorporar...