Santa Cruz de la Sierra
18 Mayo 2018

La 41ª edición del Rally Dakar, del 6 al 17 de enero de 2019, tendrá un recorrido de diez etapas y se disputará íntegramente en Perú, indicó este viernes Etienne Lavigne, director de la carrera, que busca regresar a África en 2020.

Debido a la retirada en los últimos días de Chile y Bolivia, la prueba, creada en 1978, se desarrollará por primera vez únicamente en un país, con salida y llegada en Lima.

Frente a las dificultades encontradas en Sudamérica, Amaury Sport Organisation (ASO), la empresa que gestiona la carrera, tiene "contactos de alto nivel" con varias naciones africanas, entre ellas Argelia, Namibia y Angola, para posiblemente regresar al continente en el que el Dakar conoció la gloria, reveló Lavigne.

La edición de 2018 salió de Lima y atravesó Bolivia antes de acabar en Córdoba, Argentina.

"Es evidente que es un recorrido menos ambicioso que el que inicialmente habíamos previsto, pero seguirá siendo interesante porque vamos a hacer más densas las etapas en entornos muy bellos, de dunas de arena", explicó Lavigne.

"Vamos a estar al 100% Dakar en términos de navegación, de superación de dunas y de pilotaje en ese maravilloso desierto peruano", añadió.

En consecuencia, "será un Dakar muy comprometido físicamente, que necesitará de una muy buena condición física y de técnicas de superación que no son dominadas por todo el mundo".

Tras la retirada de Peugeot Sport, ASO podría enfrentarse a un descenso en el número de participantes en la próxima edición, especialmente en el nutrido grupo de argentinos.

Sobre el regreso a África, el director de la prueba dijo: "Ya hemos llevado el Dakar a Sudáfrica y a Egipto, lugares verdaderamente mágicos".

"Si no podemos quedarnos en Sudamérica, hay que encontrar países que puedan tener geografías que puedan permitir imaginar diez o doce días de competición", añadió.

El Dakar había abandonado África por razones de seguridad, que provocaron la anulación de la edición de 2008. Desde 2009 se corre en Sudamérica.

Redacción: Leo.com                                          

Fuente: elcomercio

26 Abril 2018

El Tribunal Constitucional (TC) decidió hoy por mayoría revocar la orden de prisión preventiva en contra del ex presidente Ollanta Humala y su esposa, Nadine Heredia, detenidos desde hace nueve meses en el marco de la investigación que afrontan por el presunto delito de lavado de activos por el Caso Odebrecht.

Fuentes de El Comercio indicaron que los cuatro magistrados del TC que votaron a favor de que Humala y Heredia afronten en libertad las pesquisas en su contra fueron Ernesto Blume, Augusto Ferrero, Carlos Ramos Núñez y Eloy Espinosa-Saldaña, quien recién argumentó su posición esta mañana tras retornar de España, donde estaba de vacaciones.

Los tribunos José Luis Sardón, Marianella Ledesma y Manuel Miranda se mostraron en contra de aceptar el recurso de hábeas corpus presentado por el ex mandatario y la ex primera dama.

El Tribunal Constitucional consideró en mayoría, de acuerdo a fuentes de este Diario, que no se ha probado que Ollanta Humala haya realizado una compra de testigos en el Caso Madre Mía, elemento usado por el Ministerio Público para advertir un peligro procesal.

Además, los magistrados recordaron que los audios que demostrarían este hecho no fueron debatidos durante el proceso. Respecto a la prisión preventiva, el colegiado indicó que hubo “un exceso” en su aplicación, a raíz de que no se debatieron los indicios mencionados.

En tanto, Sardón, Ledesma y Miranda, que se opusieron a revocar la prisión preventiva de Ollanta Humala y Nadine Heredia, argumentaron que hay un estándar a nivel jurisprudencial sobre cómo se deben analizar los indicios para el peligro proceso y que el Poder Judicial hizo bien al dictar la medida restrictiva.

Redacción: Leo.com                                          

Fuente: elcomercio

13 Abril 2018

Cuando los gobernantes de un continente se reúnen, se supone que cada detalle es atendido para atenuar el riesgo de contrasentidos. Pero la Cumbre de las Américas que comienza en Perú ya presenta grandes paradojas.

Tanto en el tema central elegido para evento, como en el retiro de la invitación a Venezuela o la ausencia del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, diversos analistas ven contradicciones flagrantes.

En total hay 34 jefes de Estado y de gobierno del continente invitados al encuentro a desarrollarse este viernes y sábado en Lima, la octava cita de este tipo que se celebra desde 1994.

“Esperamos que esta cumbre sea muy auspiciosa”, dijo esta semana el presidente peruano, Martín Vizcarra.

Sin embargo, la antesala del evento estuvo marcada por varios giros sorpresivos que plantean dudas sobre el resultado final.

A continuación, tres aparentes absurdos del cónclave continental:

1. Corrupción como tema

El tema central elegido para la cumbre es la “gobernabilidad democrática frente a la corrupción”, pero el encuentro tendrá lugar en un país donde acaba de caer el presidente por… un escándalo de corrupción.

El presidente que renunció, Pedro Pablo Kuczynski, se disponía a recibir a sus pares continentales hasta fines de marzo, cuando dejó el cargo debilitado por su presunta implicación en pagos de la constructora brasileña Odebrecht.

Vizcarra, que era el vicepresidente peruano y en el pasado también fue acusado de corrupción por opositores sin que le pudieran probar delitos, asumió en lugar de Kuczynski y por eso será el anfitrión.

Vizcarra sostuvo esta semana que la “participación masiva” que tendrá la cumbre demuestra el compromiso de trabajo por Perú, tras los difíciles momentos que ha vivido el país.

Odebrecht está acusada de pagar sobornos y financiar de forma oculta campañas de políticos en varios países de América Latina, donde otros presidentes también fueron salpicados directa o indirectamente por este escándalo.

“Es la paradoja de Latinoamérica que vemos en los últimos meses o años“, señala Paulo Velasco, profesor de relaciones internacionales en la Universidad Estatal de Río de Janeiro (UERJ), a BBC Mundo.

“Aunque haya gobiernos o políticos importantes de los países involucrados en escándalos de corrupción, con resultados impresionantes como vimos en Perú, se intenta demostrar que se vive una normalidad institucional, diciendo que fiscales están investigando y las instituciones del Estado trabajan normalmente”, agrega.

Un documento divulgado esta semana por la Americas Society/Consejo de las Américas, con sede en Nueva York, señala que nuevos escándalos que estallan en la región sugieren que “muchas prácticas antiguas permanecen obstinadamente en su lugar“.

Un funcionario pasa frente al cartel de "Gobernabilidad democrática frente a la corrupción" para la Cumbre de las Américas en Lima, Perú.

 “Con algunas excepciones, los gobiernos de América Latina no han instituido reformas que reduzcan significativamente las oportunidades o los incentivos para el soborno”, advirtió.

Son los líderes de esos gobiernos quienes viajan ahora a Perú para hablar sobre corrupción y gobernabilidad.

2. Venezuela afuera; Cuba adentro

El gobierno peruano retiró en febrero la invitación a Venezuela para asistir al encuentro, al advertir que “la ruptura de la democracia constituye un obstáculo insuperable para la participación de un Estado en la Cumbre de las Américas”.

La paradoja es que esto ocurre después que la cumbre previa en Panamá en 2015 incluyera a Cuba, que hasta entonces estuvo ausente de estos foros porque su gobierno marxista-leninista era considerado incompatible con la democracia y el sistema interamericano.

El presidente cubano, Raúl Castro, saluda al entonces mandatario de EE.UU., Barack Obama, en la cumbre de las Américas de Panamá 2015.

 “Hay una evidente contradicción” entre invitar a Cuba y excluir a Venezuela, dice Fernando Rospigliosi, un exministro peruano de Interior y analista político, a BBC Mundo.

“La explicación es que lo que está ocurriendo con Venezuela en el último tiempo es extraordinario en Sudamérica: la represión, más de un centenar de muertos, la violación de las normas legales y constitucionales de parte del gobierno de (Nicolás) Maduro… eso no ocurría desde hace mucho tiempo en la región“, agrega.

La idea de Perú y otros 11 países del Grupo de Lima, así como de EEUU, es que la presión internacional puede contribuir a mejorar las cosas en Venezuela.

“En el caso de Cuba, está clarísimo que no: ya han habido todas las presiones del mundo y eso no ha funcionado, porque es una dictadura consolidada”, sostiene Rospigliosi.

Para la cumbre previa de Panamá, varios países latinoamericanos condicionaron su participación a que Cuba fuera invitada, pero semejante presión no se ha visto ahora para exigir la asistencia de Venezuela.

Esto, según analistas, refleja el giro hacia la centro-derecha que hubo en distintos países de la región y la pérdida de influencia de Caracas, incluso entre sus aliados del ALBA.

“Venezuela ya no tiene los instrumentos que tenía para influenciar con apoyos económicos o petróleo”, sostiene Velasco.

3. Sin Trump, ¿mejor cumbre?

La Casa Blanca anunció esta semana que Donald Trump canceló su asistencia a la cumbre de Perú y permanecerá en Estados Unidos para supervisar la respuesta a la crisis en Siria y “el desarrollo de eventos en el mundo”.

Esta noticia sorpresiva fue vista por analistas como una confirmación del desinterés de Trump por Latinoamérica, pese a que funcionarios de su gobierno suelan decir lo contrario.

De hecho, será la primera vez que un presidente de EEUU falte a esta cita hemisférica, que fue impulsada en 1994 por un antecesor de Trump, Bill Clinton, justamente para afianzar lazos con la región.

Otro dato curioso es que Washington es uno de los que más interés había expresado por presionar al gobierno de Maduro, pero la ausencia de Trump también parece contradecir esa estrategia.

El propio Maduro aprovechó la ocasión para afirmar que Trump ve a Lima como “el patio trasero” y a los presidentes de México, Argentina o Colombia “los desprecia, los usa y los desusa”.

Pero otra paradoja es que, según diversos analistas, la ausencia de Trump puede dejar más espacio para el diálogo en la cumbre, aunque le reste peso.

Por EEUU viajará a Lima el vicepresidente Mike Pence, quien ya ha visitado la región y es considerado un político más profesional, previsible y preparado que Trump.

“Es una representación de menor impacto”, dice a BBC Mundo Michael Camilleri, un exdiplomático de EEUU que viajó a la cumbre de Lima y dirige el programa de Estado de derecho en Diálogo Interamericano, un centro de análisis regional en Washington.

“Pero si la idea es sacar algo constructivo de la cumbre”, razona, “quizás termine siendo un hecho positivo”.

Redacción: Leo.com                                          

Fuente: BBCMundo

10 Abril 2018

El presidente Martín Vizcarra reafirmó este martes en conferencia de prensa, la no invitación del presidente venezolano Nicolás Maduro a la Cumbre de las Américas.

"Cualquier ciudadano venezolano puede ingresar al país, pero Nicolás Maduro no está invitado a la Cumbre de las Américas. No se trata de impedirle el ingreso al país, solo no está invitado", señaló el mandatario.

El expresidente Pedro Pablo Kuczynski inicialmente lo invitó pero luego la retiró porque de acuerdo a la Carta Constitutiva, los países de romper el orden democrático no son bienvenidos al encuentro subregional.

Maduro insistió en llegar pero inmediatamente la gestión de PPK saltó a decir que Maduro no puede pisar territorio ni cruzar cielo peruano.

Redacción: Leo.com                                          

Fuente: Elcomercio

28 Marzo 2018

El nuevo gobierno de Perú tomó la decisión de no invitar al presidente de Venezuela Nicolás Maduro a la Cumbre de las Américas que se logró el mes de abril en Lima, dijo un funcionario peruano.

Nada ha cambiado en Venezuela para la decisión tomada por el gobierno del expresidente Pedro Pablo Kuczynski, dijo a The Associated Press un funcionario de la cancillería peruana con conocimiento del tema que habló bajo condición de anonimato por no estar autorizado para declarar.

Horas antes, el presidente Martín Vizcarra había dicho que el tema de invitar a Maduro a la cita regional “es un tema tan delicado que hay que dejarlo en la mano de los especialistas, y es el Ministerio de Relaciones Exteriores quien está tomando las decisiones al respecto y nosotros respaldaremos “.

Vizcarra recordó además que los 14 países integrantes del Grupo de Lima respaldaron la decisión del gobierno de Kuczynski de no invitar a Maduro, y que esa acción se basó en la Declaración de la Cumbre de Quebec de 2001, que expresa que la alteración del orden democrático de un Estado constituye “un obstáculo insuperable para la participación de su gobierno” en el proceso de cumbres americanas.

Maduro ha afirmado que asistirá a la cita de un invitado.

Redacción: Leo.com

Fuente: Agencias

19 Febrero 2018

Luego de que Perú retirara la invitación a Nicolás Maduro a la Cumbre de Lima, Venezuela reiteró que Maduro irá a la capital peruana y aseguró que el gobierno de Pedro Pablo Kuczynski carece de facultades para vetar la participación del mandatario bolivariano.

“No está atribuida en modo alguno a la República del Perú, ni a ningún otro Estado, la facultad de decidir sobre la participación de ningún Estado miembro y fundador en las reuniones de la Cumbre de las Américas”, advirtió el canciller Jorge Arreaza en un comunicado enviado a su homóloga peruana, Cayetana Aljovín.

Por tanto, añadió el ministro, “no existe impedimento de ninguna naturaleza para que Venezuela” forme parte de la Cumbre que se desarrollará el próximo 13 y 14 de abril.

“Confirmamos que el presidente Nicolás Maduro Moros asistirá puntualmente (…) a la ciudad de Lima como representante del Pueblo Bolivariano de Venezuela”, subrayó el texto, en respuesta a una carta de la canciller peruana indicando que el presidente venezolano no es bienvenido a la Cumbre.

Según Arreaza, a Perú, como anfitrión, “solo le corresponde extender la cortesía de invitación a los dignatarios, organizar la reunión y brindar las facilidades logísticas de seguridad y resguardo a los participantes, además de garantizar las inmunidades y privilegios respectivos”.

Sin embargo, Aljovín reiteró que Perú tiene los mecanismos para impedir el ingreso de Maduro. “Todo Estado tiene facultades y procedimientos administrativos para establecer medidas de diferente tipo cuando una persona no es bienvenida”, sostuvo en una entrevista con el diario La República publicada este domingo.

Para el régimen chavista, el gobierno peruano, con “evidentes motivaciones políticas/ideológicas”, está incurriendo en un “irrespeto a los principios elementales del derecho internacional público”.

El pasado martes, tras una reunión de los 14 países del llamado Grupo de Lima, Aljovín pidió a Maduro que desistiera de acudir a la Cumbre a raíz de su insistencia en realizar elecciones presidenciales adelantadas sin garantías para la oposición.

Pero Maduro advirtió que “llueva, truene o relampaguee, por aire, tierra o mar”, llegará a la Cumbre “con la verdad de Venezuela”.

El mandatario chavista aspira a ser reelegido en los comicios del 22 de abril, convocados por la oficialista Asamblea Nacional Constituyente luego de fracasar una negociación entre su gobierno y la oposición para acordar las condiciones del proceso.

El Grupo de Lima exigió al gobierno venezolano que cambie el calendario electoral y permita que se abra un “corredor humanitario” para enfrentar el desabastecimiento de alimentos y medicinas.

Redacción: Leo.com                   

Fuente: AFP

 

14 Febrero 2018

La presencia del presidente venezolano Nicolás Maduro en la VIII Cumbre de las Américas, que se celebrará en Lima los próximos 13 y 14 de abril, “no será bienvenida” por el Gobierno de Perú, afirmó la canciller Cayetana Aljovín.

La ministra se expresó así a la salida de una reunión del Grupo de Lima en la capital peruana, en la que cancilleres y representantes de doce países americanos debatieron medidas por tomar tras la convocatoria de elecciones presidenciales anticipadas en Venezuela para el 22 de abril.

“Quiero informar que el Gobierno de Perú, con el respaldo del Grupo de Lima (…), y según la declaración de Quebec de 2001 —que señala que la ruptura de la democracia constituye un obstáculo insuperable para la participación de un Estado en la Cumbre de las Américas—, (…) (que) sobre esta base, (…) (y) respecto a la invitación (de Maduro) a la Cumbre, que su presencia no será bienvenida en dicho encuentro”, afirmó Aljovín.

La declaración de Aljovín, que fue respaldada por los países presentes en la reunión, implica que el dictador venezolano no podrá asistir a la reunión, a la que las autoridades del país caribeño habían anunciado que acudiría.

El ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, anunció el pasado 6 de febrero que Maduro “asistirá puntualmente (a la Cumbre de las Américas) para defender la soberanía” de “América Latina y Caribeña, y para reunirse con el combativo pueblo del Perú”.

La VIII Cumbre de las Américas tiene como tema central la corrupción, si bien la tensión creciente respecto a la situación en Venezuela y el rechazo que la figura de Maduro genera en gran parte de los países de la región ha hecho de la visita del presidente a Lima uno de los aspectos más destacados del  encuentro.

En Perú, políticos de todos los sectores apoyaron en el Parlamento un pedido para que se rechazara la entrada del presidente venezolano al país y se lo declarara persona non grata.

Redacción: Leo.com                   

Fuente: AFP

05 Febrero 2018

El 53 por ciento de los peruanos quiere que el presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczysnki, renuncie a la Presidencia del Perú cuando apenas lleva en el cargo un año y medio de los cinco que tiene su mandato, según una encuesta publicada hoy.

El sondeo de la encuestadora Datum para el diario Perú21 indicó que el 43 por ciento de los peruanos prefiere que Kuczynski continúe como presidente de la república, mientras que un 4 por ciento no emitió opinión al respecto.

El 51 por ciento de los encuestados consideró que la situación política de Perú empeorará si Kuczynski continúa como presidente, mientras que un 39 por ciento también opina que esa circunstancia repercutirá en la situación social y un 33 % piensa lo mismo respecto a la economía.

La misma encuesta reflejó que la desaprobación del gobernante peruano es del 73 por ciento, dos puntos porcentuales menos que en el pasado mes de enero, los mismos que aumentó en su aprobación para subir al 22 por ciento.

La encuesta se realizó entre el 26 y 30 de enero a 1.200 personas de entre 18 y 70 años de las áreas urbanas y rurales de Perú, con un margen de error del 2,8 % y un nivel de confianza del 95 %.

Redacción: Leo.com

Fuente: AFP

Últimas Noticias

Prev Next

Combatir la especulación capitalista

Este es el dilema en que se encuentran los habitantes del planeta Tierra, comenzando la...

A pesar de la situación de los países ve…

A pesar de la situación de los países vecinos Bolivia sostendrá su estabilidad económica

Mantener la estabilidad económica de Bolivia es el objetivo principal de las autoridades nacionales, tomando...

Buenas perspectivas

Bolivia se está convirtiendo en un punto de referencia comercial para el mundo. Existen países...