Santa Cruz de la Sierra
16 Agosto 2015

 Las consignas contra la triple crisis económica, política e institucional que sacude al país coparon las calles, donde los presentes avanzaron vestidos de verde y amarillo en honor a la bandera nacional. Esta es la tercera gran protesta contra el gobierno en seis meses.

Los manifestantes agitaban banderas de Brasil y también cantaron el himno nacional y levantaron pancartas que decían "No a la corrupción", a raíz del colosal escándalo de sobornos que ha costado más de 3.000 millones de dólares a la petrolera estatal Petrobras.

"Vamos a marchar hasta el fin. Hasta que la presidente salga del gobierno. Tiene que irse definitivamente y dejar este país en paz y libre de esa mafia del Partido de los Trabajadores", dijo a la AFP Patricia Soares, una funcionaria pública de 43 años que marchaba en la capital brasileña.

"¡Fuera Dilma!, "¡Fuera Dilma!", coreaba la multitud en Brasilia a una sola voz, mientras desplegaba una enorme bandera de Brasil de decenas de metros. Allí, los organizadores calculan que asistieron unas 45.000 personas.

En Río de Janeiro, sede de los Juegos Olímpicos de 2016 y donde se disputa este domingo el evento test olímpico de ciclismo de pista, decenas de miles colmaron la avenida Atlántica frente a la célebre playa de Copacabana en un perfecto día de sol, mientras otros en bikini y pequeños shorts de baño preferían tomar sol y se bañaban en el Atlántico.

"Estoy aquí por la situación complicada de Brasil, económica, y por la corrupción y mala gestión del PT", dijo el médico carioca Camilo Lins, de 60 años.

Los manifestantes piden la renuncia o el "impeachment" (destitución tras juicio político en el Congreso) de la presidente de la séptima economía mundial, de 64 años, que comenzó su segundo mandato hace apenas siete meses.

La popularidad de la mandataria ha caído a cifras de un dígito tras cuatro años de frágil o nulo crecimiento económico y el colosal escándalo de corrupción en Petrobras que ha salpicado a su PT, en el poder hace más de 12 años, así como a otros partidos de la coalición de gobierno.

Decenas de políticos -incluidos los presidentes de la Cámara de Diputados y del Senado- y algunos de los principales empresarios de Brasil son investigados en este escándalo que ya ha llevado a la cárcel a varios ex jerarcas de Petrobras, a José Dirceu, quien fuera mano derecha del presidente Luiz Inacio Lula da Silva (2003-2010), y al tesorero del PT, Joao Vaccari Neto.

Por primera vez, las protestas tuvieron el respaldo explícito del PSDB, cuyo líder, el senador Aécio Neves, que perdió en octubre el ballottage contra Rousseff por un margen de apenas 3%, participó este domingo en las protestas en Belo Horizonte, la capital del estado de Minas Gerais (sureste), vestido con una camiseta polo amarilla.

Los manifestantes, convocados sobre todo a través de las redes sociales, esperan superar la cifra de las protestas contra el gobierno de abril (600.000 personas) y marzo (entre un millón y tres millones, según diferentes cálculos).

Los manifestantes lamentan la debacle de la economía que según todo pronóstico cerrará el año en recesión y ha puesto en riesgo el sello de buen pagador del país -su grado de inversión bajó al último escalón de las agencias de calificación-.

Con Rousseff debilitada -tiene el menor apoyo a un jefe de Estado desde el fin de la dictadura militar hace 30 años-, algunos legisladores han agitado el fantasma del "impeachment", que requiere la aprobación de dos tercios de la Cámara de Diputados y un proceso especial en el Senado.

Este año, la Cámara de Diputados recibió cerca de 20 pedidos para apartar a la mandataria del cargo, algunos de los cuales aún están bajo análisis. En caso de juicio político, quien asumiría el gobierno es el vicepresidente Michel Temer, del PMDB, el mayor aliado del PT en la coalición.

Rousseff, una ex guerrillera que luchó contra la dictadura, promete que revertirá la crisis, descarta renunciar y asegura una y otra vez: "No voy a caer". "Así es Brasil. La votan, luego quieren que salga. Es como un casamiento, cuando uno se enamora luego debe aguantar. Debe finalizar su mandato y luego puede irse", dijo a la AFP José Levino, un vendedor de camisetas en Copacabana a quien faltan la mitad de sus dientes: "Lo único que yo sé es que si trabajo, como, y si no trabajo, no como".

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

14 Agosto 2015

Brasil se prepara este domingo para vivir otra tumultuosa jornada de protesta contra el Gobierno, convocada en 240 ciudades para pedir la salida de la presidenta Dilma Rousseff, que se debate entre la crisis económica y el escándalo de Petrobras.

La manifestación se extenderá en 26 estados y el Distrito Federal y se espera que tenga su epicentro en la megalópolis de Sao Paulo, la más populosa del país que ha sido el corazón de otras dos gigantescas marchas que este año reunieron casi tres millones de personas.

“Sea parte de la historia (…)¡Fuera Dilma!, sea ‘impeachment’, anulación de mandato o renuncia”, reclama el colectivo Vem Pra Rua, uno de los organizadores de la convocatoria en un video producido para las marchas.

Su principal referente, Rodrigo Chequer, un empresario de Sao Paulo, había advertido durante una reunión con parlamentarios en Brasilia que si la elite política no atendía los reclamos habría nuevas protestas: “Ni los brasileños ni sus calles van a quedarse quietas”, dijo a la AFP en aquella ocasión.

Las manifestaciones tendrán por primera vez el respaldo explícito del PSDB (centro-izquierda), cuyo líder, el senador y excandidato presidencial Aecio Neves, cuestionó esta semana el resultado de las elecciones de 2014 al acusar al Gobierno de usar “algunos instrumentos lícitos y otros no, para vencer”.

Neves dijo que quería participar personalmente en las protestas, lo que les otorgaría un color partidario que no tuvieron en sus dos ediciones previas de este año.

“Esperamos que sea más grande que nuestra marcha anterior (…) es un momento político mucho mejor”, dijo Kim Kataguiri, un dirigente de 19 años del Movimiento Brasil Libre, que saltó a la fama por sus críticas sarcásticas al gobernante Partido de los Trabajadores (PT, izquierda) en videos de Youtube.

“También es la primera vez que los tres mayores grupos (Movimiento Brasil Libre, Revoltados Online y Vem Pra Rua) convocamos juntos una manifestación. Y es la primera vez que se hace convocatoria por TV y que el senador Aecio Neves participa”, añadió.

Chequer y Kataguiri son parte de una clase media que pretenden erigir una derecha moderna, democrática, que pugna por un Estado chico y por la aplicación de políticas liberales. Sus organizaciones están ancladas y son hiperactivas en las redes sociales.

Sus apariciones son una muestra del contexto en el que Rousseff ha debido moverse, sorteando crisis que han paralizado su segundo gobierno, que comenzó en enero tras vencer a Neves por apenas 3 puntos.

La debacle de la economía que puso en riesgo el sello de buen pagador del país -su grado de inversión bajó al último escalón de las agencias de calificación-, las revelaciones del fraude a la estatal Petrobras y la tensión política entre el PT y sus aliados han mermado la fuerza del Gobierno para encaminar su programa.

“El Gobierno gasta mal, los políticos roban y desvían cantidades enormes de dinero ¿y la población debe pagar el pato? No. La cuenta de todos estos años llegó y no es nuestra”, afirma un pasaje del manifiesto de Vem Pra Rua.

La ola negativa barrió la popularidad de Rousseff hasta niveles de un dígito y la convirtió en la jefa de Estado con menos apoyo desde la vuelta de la democracia 30 años atrás.

Esa debilidad llevó a algunos legisladores a agitar el fantasma del “impeachment” (juicio de destitución) y este año la Cámara de Diputados recibió cerca de 20 pedidos para apartarla del cargo, algunos de los cuales aún están bajo análisis.

“Un ‘impeachment’ forzado podría resultar en un clima social difícil de predecir; sería necesario privilegiar algún entendimiento, un pacto político”, dijo Fabio Reis, analista y ex profesor de la Universidad de Minas Gerais.

Rousseff, una exguerrillera que luchó contra la dictadura, dejó en claro que buscará revertir la crisis: “No voy a caer”, dijo en julio; y este miércoles barrió versiones sobre su estado de ánimo al afirmar que no contemplaba renunciar.

Citas como estas se han transformado en algo habitual, pese a que apenas se han consumido siete meses del mandato presidencial que vence en 2018.

Las propagandas para convocar a manifestarse lucen como un compendio del momento que vive la séptima economía del mundo, hasta hace poco preocupada por asegurarse un lugar entre las potencias ascendentes de la comunidad internacional.

Allí se mezclan citas del célebre primer ministro inglés Winston Churchill -“Si está cruzando el infierno, continúe caminando”-, con muestras de apoyo al juez Sergio Moro, que conduce el proceso de Petrobras y ataques al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

“El ambiente político se ha deteriorado mucho”, resumió el exasesor de la jefatura de Gabinete, Gabriel Meheb Petrus.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

14 Agosto 2015

Las fuertes protestas del jueves contra el presidente Rafael Correa en Ecuador dejaron 67 policías heridos y 47 manifestantes detenidos, informó el viceministro de Seguridad Interna, Diego Fuentes.

Indígenas, organizaciones sindicales y políticas protagonizaron una intensa jornada de protesta que incluyó el bloqueo de vías, para exigir, entre otros, el archivo de un paquete de enmiendas constitucionales, incluida una que permitiría a Correa, en el poder desde 2007, ser candidato en las elecciones de 2017.

"Tenemos como saldo 67 policías heridos a nivel nacional", señaló Fuentes en una entrevista con el canal público EcuadorTV.

La mayoría de uniformados heridos (25) están en Quito, donde los manifestantes se enfrentaron con palos y piedras contra la policía, cuando intentaban romper un cerco en dirección a la sede de gobierno, en cuyos alrededores se concentraron cientos de simpatizantes de Correa.

El viceministro agregó que la jornada se registraron "47 personas detenidas a nivel nacional, 25 de ellas en la capital", que fue el epicentro de las manifestaciones.

En seis de las 24 provincias los indígenas bloquearon carreteras, mientras que en la ciudad de Guayaquil, al suroeste, hubo movilizaciones y quema de neumáticos.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

14 Agosto 2015

Guadalupe Cajías, presidenta de la Asociación de Periodistas de La Paz (APLP), aseguró que el Gobierno no logrará detener el descontento de la población al buscar el silencio de los periodistas, a través de la restricción en la otorgación de publicidad estatal.

 “El Gobierno está equivocado si piensa que acallando periodistas, acallará las protestas, el descontento de la población no se va a detener. Por ejemplo en Venezuela, están prohibidas las publicaciones de manifestaciones o asaltos a supermercados, pero al día siguiente se duplica el número de asaltos o manifestaciones y en Ecuador ocurre lo mismo. El periodista es sólo es el mensajero de una situación, el hecho es el hecho y aunque un periodista sea obligado a callar, la gente buscará otros conductos para manifestar su descontento”, indicó en entrevista con ERBOL. 

Esta semana, el vicepresidente Álvaro García Linera, admitió que el Gobierno restringe el acceso a la publicidad estatal a los medios que, según su criterio, hacen política.

En las últimas semanas, se conoció la renuncia de los periodistas Amalia Pando y Jhon Arandia de la emisora ERBOL y del canal Cadena A, respectivamente, por supuestas presiones del Gobierno.

Diferentes organismos representantes del gremio periodístico manifestaron su apoyo a ambos comunicadores.

 “Hay preocupación en determinados organismos internacionales, en Europa, por esta situación. Les vamos a mantener al día, puesto que van a haber futuras reuniones y se va a plantear esta situación”, aseguró.

Asimismo, expresó su solidaridad con la emisora ERBOL, la cual hace tres años que no recibe publicidad del Estado. Aseguró que los medios de comunicación, no son las únicas instituciones que son atacadas constantemente con el Gobierno, puesto que las Organizaciones No Gubernamentales (ONG’s), la Iglesia Católica, y otras instancias también son acusadas de seguir una línea opositora al Gobierno de turno.

 “Por medio del mandato de la APLP, quiero expresar una vez más el pleno apoyo, la absoluta solidaridad con Amalia Pando y todo el sistema de ERBOL. Es un medio que llega a las grandes ciudades y que representa al conjunto de la nación, que llega, con una comunicación horizontal, a los últimos rincones del país donde no llega ni el Vicepresidente ni el Estado”, aseveró.

Redacción Leo.bo

Fuente: Erbol

14 Agosto 2015

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, advirtió en un encendido discurso ante sus simpatizantes que no se "someterá al chantaje" de las fuerzas opositoras que protestaron este jueves contra el gobierno con violentas marchas y el bloqueo de vías.

"Lo que no lograron en las urnas, lo quieren lograr con piedras, palos, chantajes (y nos dicen): o te sometes Correa o te cerramos las carreteras. ¡No atemorizan a nadie, vayan a ordenar a su casa, señores!", afirmó el mandatario.

Correa señaló que no "se puede hablar" con dirigentes sindicales e indígenas que asumen "esas posturas", en alusión a los cortes de carreteras y enfrentamientos que se produjeron durante la jornada de protesta, una de las más fuertes que ha enfrentado el mandatario en ocho años de gobierno.

"No es arrogancia, no es falta de oídos, pero someterse a esa prepotencia sería la peor de las claudicaciones", advirtió el presidente.

Los grupos de oposición habían convocado a una huelga para este jueves en rechazo a las políticas del gobierno y a una enmienda constitucional que le permitiría a Correa ser reelegido en 2017.

Pese al llamado al paro, los servicios de transporte, educación, salud y justicia se prestaron con regularidad en las principales ciudades, aunque muchas personas se abstuvieron de salir o interrumpieron sus actividades a causa de las movilizaciones.

En seis de las 24 provincias los indígenas bloquearon carreteras.

Sobre el final de la tarde, manifestantes también enfrentaron a puñetazos y a palazos con la policía cuando intentaron romper un cerco en dirección a la sede de gobierno, en el corazón histórico de Quito y en cuyos alrededores se concentraron cientos de simpatizantes del oficialismo.

El Ministerio del Interior informó que 12 uniformados resultaron heridos durante el despeje de las carreteras, principalmente.

"Hoy se juntaron todos los posibles, y no han logrado absolutamente nada, nuevamente han fracasado, y seguirán fracasando porque no tienen el apoyo popular, la legalidad, la legitimidad", dijo Correa.

Los reclamos contra el gobierno son de toda índole, pero confluyen principalmente en la exigencia de que se retire un paquete de enmiendas constitucionales que debe ser aprobado en diciembre por el Congreso de mayoría oficialista.

Entre las enmiendas está una que permitiría a Correa presentarse a un nuevo mandato de cuatro años en las elecciones de 2017.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

13 Agosto 2015

Ecuador vive este jueves una jornada de protesta con el bloqueo de varias vías en rechazo al gobierno izquierdista de Rafael Correa, que tildó de "fracaso" la huelga convocada por fuerzas indígenas y sindicales de oposición.

Los servicios de transporte, educación, salud y justicia se prestaban con regularidad en las principales ciudades. Sin embargo, varías vías en seis de las 24 provincias estaban interrumpidas por manifestantes indígenas, según los servicios integrados de seguridad ECU-911.

"Total normalidad en principales ciudades. Lamentablemente, el viejo país, utilizando a indígenas, bloquearon" algunas carreteras, escribió Correa en su cuenta de Twitter.

El mandatario agregó que "ante el fracaso del paro", sus adversarios recurrieron al "cierre de vías" y llamó a los transportistas - un sector aliado del gobierno - a "indignarse".

La policía, que solo en Quito desplegó a 5.000 efectivos para acompañar las manifestaciones organizadas al término de la jornada laboral, no informó de momento sobre enfrentamientos con los indígenas que interrumpen el paso de vehículos, incluido el tráfico por la Panamericana que conecta con Perú.

Sindicatos, indígenas, políticos de derecha y otros grupos sociales organizaron para este miércoles una jornada de paralización en rechazo a las políticas y estilo de gobierno de Correa, que tildan de autoritario.

Los reclamos son de toda índole, pero confluyen principalmente en el retiro de un paquete de enmiendas constitucionales que tramita el Congreso que domina el oficialismo.

Entre las enmiendas está una que permitiría a Rafael Correa, en el poder desde 2007, presentarse a un nuevo mandato en las elecciones de 2017.

"Nos hemos declarado en levantamiento, para nosotros Correa está caído, ya no nos representa", dijo a la prensa Carlos Pérez, un dirigente de los sectores indígenas de la sierra opuestos al gobierno.

Pérez, que junto a decenas de nativos realizó un recorrido de 800 km a pie y en auto hasta Quito, agregó que sólo cesarán en su protesta cuando Rafael Correa archive las enmiendas que están en el Congreso.

"No queremos reelección indefinida, porque vamos a caer en la dictadura", enfatizó.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

11 Agosto 2015

La tensión imperaba el martes en Ferguson, donde se desataron violentos disturbios pese a la declaración el lunes de un estado de emergencia tras la imputación de un adolescente negro luego de un tiroteo con la policía.

La violencia se desencadenó tras una marcha pacífica el domingo en esta ciudad de Misuri, en el centro de Estados Unidos, para conmemorar el primer año de la muerte de Michael Brown, un joven negro desarmado, a manos de un policía blanco, tras la cual se produjeron saqueos y tiroteos.

La policía enfrentó la noche del lunes y la madrugada del martes a iracundos a manifestantes que golpeaban tambores mientras arrojaban piedras y botellas contra los agentes del orden que intentaban contenerlos con gas pimienta para proceder a su arresto.

"Los agentes están siendo golpeados con piedras y botellas. Seguimos apoyando la libre expresión, pero los agitadores que ignoren la orden de dispersarse arriesgan ser arrestados", tuiteó el departamento de policía de St. Louis, la mayor ciudad de Misuri y condado al que pertenece Ferguson.

"Vista la violencia de anoche (domingo) y los disturbios en la ciudad de Ferguson, y el riesgo de causar daño a personas e inmuebles, estoy ejerciendo mi poder como autoridad del condado para proclamar el estado de emergencia, que entra en efecto de inmediato", dijo Steve Stenger, a la cabeza del gobierno local.

La declaración del Stenger se produjo en momentos en que Tyron Harris, un joven negro de 18 años, era imputado por un tiroteo con la policía que se produjo la noche del domingo, tras la marcha pacífica por el aniversario de la muerte de Brown.

Harris, que permanecía internado tras resultar gravemente herido en el tiroteo, fue acusado de asalto en primer grado contra un oficial de policía, acción criminal armada y disparos.

El jefe de policía del condado de St. Louis, Jon Belmar, dijo que el tiroteo en el que Harris resultó herido comenzó cuando cuatro detectives vestidos de paisano que se encontraban en un vehículo fueron blanco de disparos.

Un video tomado por la AFP mostraba a un hombre negro tendido boca abajo y esposado, sangrando profusamente. Belmar declinó hacer comentarios sobre la raza de los detectives.

Mientras tanto, en el centro de St. Louis, más de 50 manifestantes fueron detenidos tras pasar el vallado instalado alrededor de la corte federal de justicia durante una protesta al mediodía del lunes, informaron medios locales.

Asimismo, los medios locales informaban en la noche que los manifestantes habían bloqueado la ruta interestatal 70, en las afueras de Ferguson.

Pasada la medianoche del lunes, unos 100 manifestantes seguían en las calles de Ferguson chocando con la policía, aunque horas más tarde la situación se había calmado.

El tiroteo del domingo se produjo tras el saqueo de al menos dos negocios en una zona comercial de Ferguson cercana al lugar donde fue abatido Brown.

"Creo que es una pena que un bonito día acabe así", dijo Dellena Jones, dueña de una peluquería que quedó "en ruinas" por los disturbios.

"Alguna gente entró en algunos de nuestros negocios, así que estamos todos ayudándonos unos a otros", dijo a la AFP.

La secretaria de Justicia, Loretta Lynch, condenó con dureza la violencia desatada el domingo tras la marcha en honor a Brown, al hablar el lunes en un congreso del sindicato de policía en Pittsburg (Pennsylvania, este).

"La violencia no solo oscurece cualquier mensaje de protesta pacífica, sino que pone en peligro a la comunidad y a los agentes que tratan de protegerla", dijo.

La muerte de Michael Brown hace un año y de otros negros desarmados a manos de la policía en otros lugares de Estados Unidos ha provocado una ola de indignación que se ha canalizado en un movimiento nacional y en las redes sociales con el hashtag #BlackLivesMatter.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

10 Agosto 2015

El jefe del condado de Saint Louis, Missouri, Estados Unidos, donde se encuentra la localidad de Ferguson, declaró hoy el estado de emergencia en la zona por el riesgo "potencial de daños a personas y propiedades" tras una noche de disturbios, lo que cambia de mando el control policial de la ciudad con el objetivo de contener las tensiones.

"A la luz de la última noche de violencia e inquietud en la ciudad de Ferguson, y el potencial de daños a personas y propiedades, ejerzo mi autoridad para declarar un estado de emergencia, que entra en vigor de inmediato", dijo en un comunicado el jefe del condado, Steve Stenger.

A raíz de esa orden, el jefe de Policía del condado de Saint Louis, Jon Belmar, "tomará inmediatamente el control de las operaciones de emergencia de la policía en la ciudad de Ferguson y las áreas circundantes", indicó Stenger.

"El jefe Belmar debe ejercer todos los poderes necesarios para preservar el orden, prevenir los crímenes y proteger la vida y propiedades de nuestros ciudadanos", continuó.

"Los recientes actos de violencia no serán tolerados en una comunidad que ha trabajado de forma tan incansable durante el último año para reconstruir y volverse más fuerte", subrayó Stenger.

Un joven identificado como Tyrone Harris Jr., de 18 años, se encuentra hospitalizado en estado crítico tras resultar herido este domingo en un intercambio de disparos con la Policía local, después de una jornada de protestas pacíficas en Ferguson por el primer aniversario de la muerte del joven negro Michael Brown.

Las autoridades locales acusaron hoy a Harris de cuatro cargos de asalto en primer grado a agentes de seguridad, cinco cargos de acción criminal armada y un cargo por descargar un arma de fuego contra un vehículo, y establecieron una fianza por valor de 250.000 dólares.

Mientras, alrededor de cien personas marcharon hoy por Ferguson como parte de una jornada de desobediencia civil que resultó en el arresto de varios manifestantes frente al juzgado federal, según el diario local "Saint Louis Post-Dispatch".

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

Últimas Noticias

Prev Next

Los ministros de Áñez comienzan a renunc…

Los ministros de Áñez comienzan a renunciar; Iván Arias presentó su carta

El ministro de Obras Públicas, Iván Arias, presentó esta mañana su carta de renuncia al...

ICO: Exdirectora declara por presuntas i…

ICO: Exdirectora declara por presuntas ilegalidades

Los supuestos hechos irregulares se relacionan con el recojo de medicamentos de donación de Cochabamba...

Aún se investigan casos de supuesta corr…

Aún se investigan casos de supuesta corrupción

Al menos cuatro casos de supuesta corrupción que involucran a autoridades y funcionarios judiciales aún...