Santa Cruz de la Sierra
16 Octubre 2019

El presidente de Turquía, el islamista Recep Tayyip Erdogan, sí se reunirá mañana jueves con el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, y el secretario de Estado, Mike Pompeo, a pesar de que pocas horas antes había asegurado que no hablaría con ellos.

"Está fuera de toda discusión que vaya a reunirme con otros que no sean Pence y Pompeo", dijo Erdogan en declaraciones a periodistas publicadas en un tuit por el jefe del Directorio de Prensa turco, Fahrettin Altun.

Poco antes el presidente turco había afirmado que no iba a hablar con Pence ni Pompeo, porque no son sus homólogos.

Esta tarde llegó a Ankara parte de la delegación estadounidense que integran también el asesor de Seguridad Nacional, Robert O'Brien, y el enviado especial para Siria, James Jeffrey.

"No voy a hablar con ellos (los miembros de la delegación de Washington que se esperan hoy en Ankara). Hablarán con sus homólogos. Hablaré cuando venga (el presidente de EEUU, Donald) Trump", había dicho Erdogan al salir de una reunión parlamentaria en Ankara.

Previamente, Anadolu, la agencia oficial turca, había adelantado que el presidente se reuniría mañana con Pence y Pompeo, una agenda que ahora ha confirmado explícitamente Altun en Twitter.

Hoy, más temprano, el presidente dijo a Sky News que no iba a recibir a la delegación de Estados Unidos que visita Ankara hoy.

"Planea recibir a la delegación de EEUU liderada por mañana, tal y como está confirmado en la declaración a la prensa turca siguiente", indica el alto funcionario turco al publicar la filmación de la nueva declaración de Erdogan.

Previo a esta confusión de noticias, el presidente turco se mostró contrario a negociar con las milicias kurdas un alto el fuego en el noreste de Siria, tal y como ha propuesto Trump.

"Estamos pidiendo un alto el fuego", dijo el jefe de la Casa Blanca al anunciar ayer el envío de una delegación para mediar en la búsqueda de una solución al conflicto entre Turquía y las milicias kurdas Unidades de Protección del Pueblo (YPG), que Ankara considera terroristas y el ejército turco combate en el norte de Siria.

"No parece apropiado" que Estados Unidos intente mediar entre "la República turca y una organización terrorista", dijo Erdogan a un grupo de periodistas que lo acompañaban en un viaje de regreso a su país.

Trump anunció un día antes de que comenzara la ofensiva turca que el 13 de noviembre recibirá a Erdogan en la Casa Blanca.

O'Brien se reunirá esta tarde con el ministro de Exteriores turco, Mevlüt Çavusoglu, y con el portavoz de la presidencia, Ibrahim Kalin, según medios turcos.

Luego se espera que reciba también a Pence y a Pompeo, aunque no hay confirmación oficial ni agenda detallada.

Esta visita estadounidense de alto nivel se produce en medio de una situación muy confusa, después de que Trump anunciara primero su retirada militar de Turquía, lo que se interpretó como una luz verde al ataque turco, para pasar luego a imponer sanciones económicas a Ankara para forzarle a un alto el fuego.

Redacción: Leo.com      

Fuente: EFE

11 Agosto 2016

Si casi uno de cada dos turcos desaprobaba su gestión en los últimos cuatro años, esa cifra ha caído ahora al 27%.

La popularidad del presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, alcanzó en julio el 67,6% el máximo en los últimos cuatro años y 20 puntos más que antes del fallido golpe de Estado, según una encuesta publicada este jueves por el diario Habertürk.

El sondeo, realizado por la compañía Metropoll dos semanas después del fallido golpe militar del 15 de julio pasado, muestra un llamativo incremento de aprobación, desde el 47% registrado en junio.

La popularidad de Erdogan está a sólo tres puntos del 71% alcanzado en diciembre de 2011, cuando Erdogan era aún primer ministro, y es muy superior al nivel de aceptación alcanzado desde entonces, que oscilaba entre el 37 y el 49%.

Si aproximadamente el 50% de la población desaprobaba la gestión de Erdogan en los últimos cuatro años, esa cifra ha caído ahora al 27%. 

El segundo líder mejor valorado es el primer ministro, Binali Yildirim, con el 58%, y, el tercero, el ultranacionalista Devlet Bahçeli, con un 40%, mientras que el jefe de la oposición socialdemócrata, Kemal Kiliçdaroglu, se queda en el 26% y el izquierdista Selahattin Demirtas no supera el 15%. 

Desde el fallido golpe, 76.000 funcionarios y profesores de la enseñanza privada han sido apartados de sus puestos como forma de purgar la Administración de simpatizantes de la cofradía de Fethullah Gülen, al que Ankara acusa de instigar el golpe.

Un total de 21.000 personas se hallan detenidas para investigar sus relaciones con Gülen.

Redacción Leo.com.bo

Fuente: EFE

22 Julio 2016

El fallido levantamiento militar ha tensado las relaciones entre Washington y Ankara.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, negó cualquier implicación o conocimiento previo de su país sobre el fallido golpe de Estado en Turquía, al reiterar su condena al levantamiento militar contra el Gobierno de Ankara.

Obama habló al respecto durante una conferencia de prensa conjunta con el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, desde la Casa Blanca y tildó de "completamente falsas" las teorías acerca de una posible implicación o conocimiento previo de EE.UU. sobre el intento de golpe.

Esas teorías y rumores "ponen en peligro" a los estadounidenses en Turquía, así como a la "crucial" alianza y colaboración bilateral, según Obama.

"Por eso quiero ser tan claro e inequívoco como sea posible. Deploramos el intento de golpe", insistió el presidente.

El fallido levantamiento militar ha tensado las relaciones entre Washington y Ankara, dado que el Gobierno turco responsabiliza del golpe al predicador islamista Fethullah Gülen, exiliado desde 1999 en Estados Unidos y que cuenta con muchos seguidores en la Policía, la judicatura turca y parte de la Administración.

Dos ministros turcos viajarán la próxima semana a EE.UU. para negociar una eventual extradición de Gülen.

Cuando se cumple una semana de la intentona, la cifra de fallecidos ha sido actualizada a 270, de los que 24 fueron participantes activos en el golpe.

En la operación para eliminar a supuestos elementos "gülenistas" de la Administración, un total de 44.600 funcionarios (la mayoría de Educación) y más de 20.000 profesores de centros privados han sido suspendidos.

También han sido arrestadas 10.410 personas, entre ellas un tercio de todos los generales de las Fuerzas Armadas.

Al respecto, Obama subrayó hoy que EE.UU. espera que no haya por parte del Gobierno del primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, una "reacción exagerada" al fallido golpe que desemboque de alguna manera en "una restricción de las libertades civiles o un debilitamiento de la capacidad de oposición legítima".

En la misma línea, este jueves el vicepresidente de Estados Unidos, Joseph Biden, urgió al primer ministro turco, Binali Yildirim, a que se respeten los debidos procesos democráticos en contra de los responsables del fallido golpe.

Redacción Leo.com.bo

Fuente: EFE

20 Julio 2016

El mandatario confirmó 10.937 detenidos por el levantamiento militar que dejó más de 350 muertos el viernes pasado. Prometió que “la democracia no se verá comprometida” por esta nueva maniobra nacional.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, anunció el miércoles por la noche la instauración del estado de emergencia durante tres meses en Turquía, tras el levantamiento militar frustrado la semana pasada.

"Nuestro consejo de ministros decidió instaurar el estado de emergencia durante tres meses", anunció el jefe de Estado en una rueda de prensa. Esto era "necesario para erradicar rápidamente todos los elementos de la organización terrorista implicada en el intento de golpe de Estado".

Según el presidente turco, la democracia no se verá comprometida en Turquía por el estado de emergencia, ya que este último "busca proteger y reforzar" los valores de "la democracia, la ley y las libertades".

En la noche del 15 al 16 de julio, un intento de golpe de Estado militar dejó más de 300 muertos, 100 de los cuales eran golpistas. Cerca de 55.000 personas, especialmente policías, profesores o militares, fueron suspendidas o despedidas. Más de 9.000 fueron arrestadas.

Antes de la rueda de prensa, en una entrevista de la cadena Al Jazeera, Erdogan consideró que el golpe de Estado "puede que no haya terminado, podría haber otros planes".

"Puede que otros países estén implicados" en el golpe frustrado, agregó Erdogan, sin citarlos.

El presidente turco aprovechó su entrevista televisada para cargar contra las críticas por las purgas de las autoridades turcas. Y, especialmente, llamó al canciller francés, Jean-Marc Ayrault, quien advirtió contra la represión en el país, a "ocuparse de sus asuntos". "Él debería ocuparse de sus asuntos. ¿Tiene la autoridad para hacer esas declaraciones sobre mi persona? No, no la tiene. Si quiere una lección de democracia, puede tener fácilmente una lección de democracia de nosotros", aseguró Erdogan.

Por otro lado, el mandatario turco aseguró que un total de 10.937 personas han sido arrestadas en el país por la rebelión. Aseguró también que los dos pilotos que derribaron un cazabombardero ruso en la frontera turco-siria hace siete meses están detenidos y la Justicia los está investigando por su supuesta pertenencia a la "organización terrorista" del clérigo turco Fetullah Gülen, exiliado en EEUU.

Gülen ha sido acusado por el gobierno turco de estar detrás de la intentona, apoyado por sus seguidores infiltrados en la administración pública, la Policía, la Judicatura y el Ejército.

Consultado por la posibilidad de reintroducir la pena de muerte en Turquía, abolida desde 2004, Erdogan aseguró que si el Parlamento turco respalda esa decisión, no dudará en firmar esa norma "de forma inmediata".

Las medidas adoptadas por Erdogan y la posibilidad de restaurar la pena de muerte han alarmado a la comunidad internacional, y varios gobiernos e instituciones han urgido a Turquía a mantener el respeto de la legalidad y la defensa de los derechos humanos.

"Todas las medidas que estamos tomando son legales y no vamos a violar nunca el Estado de derecho, pero al mismo tiempo no vamos a dejar de cumplir con el deber que tenemos de cara al país", declaró Erdogan en la cadena de televisión qatarí.

Asimismo, aseguró que la propia OTAN le ha expresado su apoyo en estos días y ha confirmado que Turquía ha pedido la extradición de Gülen a EEUU.

Hasta el momento, Ankara ha suspendido de sus empleos a unas 55.000 personas, desde maestros y arquitectos a jueces, policías y funcionarios de distintos departamentos, acusados de ser seguidores de Gülen, quien ha negado cualquier implicación en la asonada.

Redacción Leo.com.bo

Fuente: Infobae

 
 
 
 

Últimas Noticias

Prev Next

Violencia y saqueos en Chile: suman 11 l…

Violencia y saqueos en Chile: suman 11 los muertos y 2.151 los detenidos

La Fiscalía de Chile anunció hoy que hay un total de 2.151 detenidos en todo...

Codelcam descarta una segunda vuelta y c…

Codelcam descarta una segunda vuelta y convoca a una concentración “en defensa del voto”

Tras sostener una reunión con el presidente y candidato a la reelección por el Movimiento...

Militantes del MAS y de CC se enfrentan …

Militantes del MAS y de CC se enfrentan en la ciudad de La Paz

Una creciente tensión se vive en la ciudad de La Paz, específicamente en puertas del...