Santa Cruz de la Sierra
11 Octubre 2018

Los astronautas a bordo de un cohete Soyuz que se dirigía a la Estación Espacial Internacional (EEI) sobrevivieron a un aterrizaje de emergencia luego de una falla del propulsor, dijo el jueves un funcionario espacial ruso.

“La tripulación aterrizó”, dijo en Twitter Dmitry Rogozin, director de la agencia espacial rusa Roscosmos. “Todos están vivos”.

El cohete transportaba al astronauta de la NASA Nick Hague y al cosmonauta Alexey Ovchinin de Roscosmos para una estadía de seis meses en la EEI.

La NASA dijo que sus equipos de apoyo habían llegado al lugar donde la tripulación tocó tierra.

“Los equipos de búsqueda y rescate han llegado al sitio de aterrizaje de la nave espacial Soyuz e informan que los dos miembros de la tripulación están en buenas condiciones y están fuera de la cápsula”, escribió la NASA en Twitter.

La pareja será llevada al Centro de Entrenamiento de Cosmonautas Gagarin en Star City, fuera de la capital rusa, Moscú, dijo la NASA.

Imágenes dramáticas mostraron la cápsula que transportaba a la tripulación mientras se lanzaba en paracaídas de regreso a la Tierra antes de caer en una nube de polvo en Kazajistán, a unos 400 kilómetros de distancia de donde despegó.

El cohete se había lanzado minutos antes, a las 4:40 a.m. ET, desde el cosmódromo de Baikonur en un viaje que se esperaba involucrara cuatro órbitas de la Tierra y tomara seis horas.

La nave espacial Soyuz MS-10 fue capaz de separarse del propulsor de cohetes Soyuz-FG después de que surgió el problema, dijo la NASA, y comenzó un descenso balístico.

Un descenso balístico incluye un ángulo de aterrizaje más agudo comparado con lo habitual, dijo la agencia espacial. Esto significa que la nave espacial habría estado viajando más rápido de lo normal a medida que se acercaba a la Tierra.

“Estoy agradecido de que todos estén a salvo”, dijo el administrador de la NASA Jim Bridenstine. “Se llevará a cabo una investigación exhaustiva sobre la causa del incidente”.

Rogozin dijo que Roscosmos estaba formando una comisión de investigación estatal para averiguar qué salió mal. “Se está estudiando la telemetría”, dijo en Twitter. “Los servicios de rescate trabajaron desde el primer segundo del accidente”.

El sistema de rescate de emergencia a bordo de la Soyuz “funcionó normalmente”, agregó Rogozin.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo que esperaba que el presidente ruso, Vladimir Putin, fuera informado sobre el incidente.

Hague, quien solo se unió al cuerpo de astronautas de la NASA en 2013, estaba en su primera misión espacial.

Él y Ovchinin debían unirse al comandante de la Expedición 57, Alexander Gerst, de la Agencia Espacial Europea; a la ingeniera de vuelo de la NASA, Serena Auñón-Chancellor, y al ingeniero de vuelo de Roscosmos, Sergey Prokopyev, en la EEI. Ellos llegaron a la estación en junio.

La tripulación de la Expedición 57 está trabajando en cientos de experimentos en biología, biotecnología, ciencias físicas y ciencias de la Tierra, según la NASA.

Redacción: Leo.com

Fuente: CNN

 

 

18 Septiembre 2018

Siria inadvertidamente derribó un avión militar ruso después de un ataque israelí contra posiciones sirias, matando a 15 personas a bordo, dijo Moscú.

El ejército ruso dijo el martes que el avión de la patrulla marítima rusa fue atacado por la artillería antiaérea del régimen sirio en medio del ataque israelí el lunes, informó la agencia estatal de noticias RIA-Novosti.

Moscú culpó a Israel por poner su avión en la línea de fuego, informó la agencia de noticias estatal RIA-Novosti.

"Como resultado de las acciones irresponsables del ejército israelí, 15 militares rusos fueron asesinados, lo cual no concuerda con el espíritu de la asociación ruso-israelí", dijo el mayor general ruso Igor Konashenkov, portavoz del ejército ruso.

Un funcionario estadounidense con conocimiento del incidente dijo el lunes que los sirios estaban tratando de detener un aluvión de misiles israelíes cuando el avión ruso fue alcanzado. Un segundo funcionario confirmó que Israel era responsable de los ataques con misiles contra Siria.

El incidente le presentó a Moscú un enigma diplomático, ya que el país tiene una fuerte relación tanto con Israel como con el régimen sirio.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo el martes que Moscú estaba "extremadamente preocupado" por el derribo del avión, pero se negó a comentar sobre los pasos adicionales que el gobierno ruso podría tomar en respuesta o sobre cualquier posible impacto en las relaciones entre Rusia e Israel.

Un funcionario de la oficina del ministro de Defensa israelí, Avigdor Liberman, dijo a CNN que hubo una conversación entre Liberman y su homólogo ruso, el general del ejército Sergei Shoigu.

Según un resumen de la conversación del Ministerio de Defensa ruso, Shoigu describió las acciones de la fuerza aérea israelí como irresponsables y le dijo a Liberman que la culpa del avión derribado y la muerte de su tripulación "recae totalmente en el lado israelí".

"Nos reservamos el derecho para otros pasos recíprocos", dijo Shoigu, según el resumen.

Redacción: Leo.com                      

Fuente: CNN

 

19 Junio 2018

La selección de Rusia puso este martes un pie en la fase de octavos de final del Mundial que organiza tras imponerse por 3-1 a un despintado Egipto que se despide de Rusia 2018. El cotejo fue disputado en San Petersburgo por la segunda fecha del grupo A. 

Ante un buen marco de aficionados, el conjunto anfitrión definió el partido en el segundo tiempo a través del autogol de Ahmed Fathi (2’), y los goles de Denis Cheryshev (14’) y Artem Dzyuba (17’). Para Egipto descontó Mohamed Salah (29’ ST).

La clasificación de Rusia a la siguiente fase aún no está del todo definida, ya que debe esperar el resultado del partido entre Uruguay y Arabia Saudí. Por otro lado, Egipto sumó su segunda derrota y el pase a la siguiente instancia está muy lejos.

El siguiente cotejo de Rusia será ante Uruguay el 25 de junio en Samara, mientras que Egipto enfrentará a Arabia Saudí esa misma jornada en Volgogrado.

La crónica

Durante gran parte del primer tiempo Rusia y Egipto prefirieron mantener una sólida propuesta defensiva y apelar a los rápidos contragolpes.  Los rusos empezaron con los primeros ataques, pero carecieron de la precisión para conseguir la ansiada apertura del marcador.

Por su lado, Egipto buscó en Mohamed Salah, su máxima figura, las posibilidades del gol, pero la estrella del Liverpool no pudo con toda la responsabilidad.

Con el paso de los minutos, la escuadra egipcia se encargó de tomar las riendas del cotejo, aunque sus imprecisiones en ataque evitaron que se pongan en ventaja.

En una de las pocas ocasiones de Egipto, Salah tuvo en sus pies la primera conquista del cotejo para su selección, pero su remate salió apenas desviado de la portería de Igor Akinfeev.

La emoción de los goles recién llegó en el segundo tiempo y, para desgracia de los hinchas egipcios, fue en el pórtico de la selección africana.

Así, a los dos minutos de juego, Rusia se puso en ventaja con el autogol del capitán Ahmed Fathi. El gol fue letal porque las ambiciones de Egipto, equipo que, falto de ideas y reacción, resignó ataque y solo optaron por replegarse en su área.

Ello envalentonó a los rusos que aumentaron la presión y, a los 14 minutos, convirtieron el segundo a través de Denis Cheryshev. El asedio ruso no paró y a través de Artem Dzyuba, quien definió con un excelente remate, obtuvo el tercero al minuto 17.

Con el 3-0, Rusia manejó los hilos del encuentro ante el desconcierto de los egipcios que buscaron evitar una goleada. Pese a sus limitaciones, Egipto consiguió el tanto del descuento que llegó a través de la vía del penal, cobrado tras consulta al VAR (video arbitraje).

Salah, de irregular desempeño, fue el encargado de cobrar la pena máxima y no defraudó a los 29 minutos. El gol fue una inyección anímica para Egipto que buscó el empate, pero no le alcanzó y finalmente sumó su segunda derrota en el campeonato mundial.

Redacción: Leo.com                                          

Fuente: mundodeportivo

 

14 Junio 2018

La selección de Rusia aplastó a la de Arabia Saudita en el partido inaugural de la Copa del Mundo. El equipo local derrotó por 5-0 al conjunto asiático que no pudo superar en ningún momento a su rival.

Aleksandr Golovin, autor del último gol, fue la figura del partido después de ser protagonista de dos asistencias. Dos tantos de Cherysev, uno de Artem Dzyuba y otro de Yuri Gazinskiy completaron el marcador.

La adrenalina dominó los primeros minutos de los 45′ iniciales del partido inaugural. Los rusos intentaron imponer su juego por sobre el de los dirigidos por Juan Antonio Pizzi. La banda izquierda fue la preferida de los locales por la que llegaron dos veces en menos de 10 minutos.

A los 11:38 minutos llegó el primer gol del Mundial.Tras un tiro de esquina fallido desde la izquierda se produjo una segunda jugada, Aleksandr Golovin tiró el centro y Yuri Gazinskiy conectó de cabeza. Nada pudo hacer Abdullah Al-Mayouf tras el remate cruzado.

A los 20 minutos, Rusia sufrió una baja importante en el equipo,el delantero Alan Dzagoev sintió un dolor en la parte trasera del muslo izquierdo y debió ser sustituido. La lesión podría dejarlo fuera de los próximos encuentros.

Arabia Saudita intentó responder con llegadas que no generaron gran peligro para el conjunto de Stanislav Cherchésov. Tiros lejanos y centros que no terminaron en el destino esperado fueron sus escasas armas de ataque.

A tres minutos del final del primer tiempo Rusia estiró el marcador y demostró la superioridad en goles. Denis Cheryshev, que entró por el lesionado Dzagoev, superó a dos rivales que estaban en el suelo y convirtió el primer gol de su carrera en la selección.

El inicio del segundo tiempo se desarrolló de la misma forma que el primero, con Rusia dominando ante un Arabia Saudita que no puede jugar la pelota en limpio.

Recién a los 55 minutos se produjo la primera llegada de peligro del equipo asiático sobre el arco de Ígor Akinféyev, tras una buena jugada colectiva y un centro por la derecha que pasó muy cerca del segundo palo.

Con poco, Rusia se adueñó del partido. El cansancio y las falencias defensivas invitaron al conjunto local a atacar y distribuir el balón a lo largo del campo, hasta que a los 71 minutos Aleksandr Golovin volvió a asistir a un compañero para que defina de cabeza. Artem Dzyuba sentenció el encuentro a falta de 20 minutos para el cierre.

A un minuto del final, Denis Cheryshev y Aleksandr Golovin cerraron la goleada con dos goles espectaculares. Mientras que el del jugador del Villareal convirtió con la cara externa del pie,después de ingresar al área por el sector izquierdo, el hombre del CSKA Moscú fue protagonista de un exquisito tiro libre.

Redacción: Leo.com                                          

Fuente: Marcas

 

13 Junio 2018

El gobierno ruso expresó su interés en conocer más sobre el proyecto del Tren Bioceánico para eventualmente sumarse al él, además de ratificar su interés de compra de varios productos bolivianos, para lo que enviará al país un equipo técnico fitosanitario.

La información fue proporcionada este miércoles por el presidente Evo Morales, durante una primera evaluación del encuentro que sostuvo en la mañana con su homólogo de Rusia, Vladimir Putin.

“El presidente Putin tiene interés de recibir mayor información sobre el Tren Bioceánico y,  quien sabe, sumarse a este proyecto”, afirmó.

Dijo que el interés nace tras que otros países, como Alemania, Suiza, España e Inglaterra, pusieran sus ojos en esta iniciativa, que beneficiará “a la mitad de los países de Suramérica”  porque integra a dos océanos.

Además, informó que el gobierno ruso ratificó su interés en abrir puertas para algunos productos bolivianos, como la carne bovina, porcina y avícula, la quinua, el café, la chía, la almendra, el cacao y la soya.

Para avanzar en ello, anunció que próximamente llegará al país un equipo técnico fitosanitario que verificará los productos de interés del gobierno ruso. “Tienen mucho interés de comprarnos estos productos”, insistió.

Morales reveló además que en el encuentro bilateral hizo saber a Putin que Bolivia se encuentra interesada en formar parte de la Comunidad Euro-Asiática, que Rusia alienta junto Bielorrusia, Uzbekistán, Kirguistán y Kazajistán.

Redacción: Leo.com                                          

Fuente: ABI

 

12 Junio 2018

El presidente Evo Morales partió este martes  a Moscú para cumplir una gira internacional que comprende los países de Rusia, China y Holanda.

“Como es de conocimiento nacional e internacional este viaje a Rusia, Holanda y China se preparó con mucha anticipación para cumplir como siempre una gestión internacional para bien de nuestra querida Bolivia”, manifestó Morales antes se abordar el avión presidencial.

El Mandatario estará miércoles 13 y 14 de junio con su homólogo ruso Vladímir Putín. El 14 se inaugura el Mundial de Fútbol, en el que seguramente estará presente Morales.

Después de Rusia partirá la ciudad holandesa de La Haya, para reunirse con el equipo jurídico boliviano que prepara los alegatos en el proceso del Silala el 16 y 17.

En la parte final del viaje irá  a China donde espera cerrar un acuerdo comercial para exportación de cinco productos bolivianos al país asiático.

En Rusia es casi un hecho su participación en la inauguración de Mundial de Fútbol que se realizará el jueves 14 en Moscú.

Según denuncias de la oposición política el costo del este “tour” presidencial superaría los 400 mil dólares.

Morales entregó el mando en el Hangar Presidencial del  aeropuerto militar de El Alto a Álvaro García Linera, para que asuma las funciones de presidente en ejercicio.

Redacción: Leo.com                                          

Fuente:  radiofides

 

07 Junio 2018

El presidente Evo Morales justificó este jueves el viaje que realizará a Rusia, coincidentemente con el Mundial de fútbol, bajo el argumento de firmará una inversión de mil millones de dólares para el sector hidrocarburífero.

La explicación de Morales surgió después de que el opositor Samuel Doria Medina afirmó que el viaje del presidente a Rusia costará más de dos millones de bolivianos al Estado.         

“El día martes estoy viajando a Rusia. Está diciendo (la derecha) va a gastar un millón, dos millones de bolivianos. Saben hermanas y hermanos, vamos a firmar una inversión de mil millones de dólares, para el tema hidrocarburos”, dijo el primer durante un acto en el Chapare.

La Cancillería informó que Morales se reunirá con Vladimir Putin el 14 de junio, el mismo día que se inaugura el Mundial en Rusia. Para Doria Medina, el encuentro con el presidente ruso es sólo un pretexto para estar en el evento futbolístico.

Morales acusó a la derecha de no tener programas y sólo acudir a la mentira para atacarlo. Dijo que no le molestan esas “ofensas” porque pasó peores momentos, cuando lo tildaban de asesino, narcotraficante y hasta “Bin Laden andino”.

Agregó que después de Rusia viajará a China, donde consolidará la exportación de café, soya y quinua. Afirmó que se tratan de acuerdos que se programan con años de antelación.

Redacción: Leo.com                                          

Fuente:  erbol

 

 

 

07 Mayo 2018

Vladimir Putin, que controla el poder en Rusia desde 2000, ha tomado este lunes por cuarta vez posesión de su cargo de presidente del Estado en una solemne ceremonia en el Gran Palacio del Kremlin, que evoca una coronación imperial.

La fiesta a la que han acudido 6.000 invitados de este dirigente de 65 años, procedente de los servicios de seguridad soviéticos (el KGB) y decidido a devolver a Rusia el papel de gran potencia que desempeñaba la Unión Soviética, ha sido precedida por protestas ciudadanas. Aunque minoritarias, estas protestas cubren una amplia geografía e incorporan a jóvenes y muy jóvenes y también a sectores altamente cualificados, inquietos por las crecientes trabas impuestas en nombre de la seguridad a la modernización del país en un mundo global.

Putin, que ha llegado al acto en una limusina de fabricación rusa, fue reelegido presidente el pasado 18 de marzo con el 76,6% de los votos. Entre la ceremonia de hoy y la de toma de posesión de mayo de 2012 se produjeron la intervención militar de Rusia en Ucrania en apoyo de los secesionistas de aquel país y la anexión de la península de Crimea, sucesos estos que marcan un antes y un después en la evolución postsoviética de Rusia y de su posicionamiento en el sistema de relaciones internacionales.

A partir de 2014, las relaciones entre Moscú y los países occidentales se han caracterizado por una escalada de sanciones y contrasanciones así como por la ruptura de múltiples lazos institucionales (las dos cumbres anuales entre la Unión Europea y Rusia, por ejemplo), la desconfianza y el distanciamiento.

Putin no es aislacionista y lo que desea es alterar las reglas de juego vigentes para devolver a Rusia el coprotagonismo en grandes decisiones del mundo. A su exclusión del G 8 (el club internacional tan valorado en época de Borís Yeltsin y al inicio de la época de Putin), el jefe del Estado respondió afirmándose en otros entornos y con otros socios, como los países Brics (el club de los emergentes), China, en sus fronteras Orientales, y Turquía e Irán en el Sur. Con estos dos últimos países, Rusia coordina su intervención en Siria y su retorno como potencia militar en Oriente Próximo. A las discrepancias con Occidente causadas por la política del Kremlin en Ucrania se han sumado las diferencias por el apoyo de Moscú al presidente sirio Bachar el Asad y las acusaciones de interferir en las elecciones norteamericanas.

Alimentada con retórica nacionalista (Rusia estaba “de rodillas y se ha levantado”), la política exterior de Putin tiene costes económicos y sociales para el empresariado y la población, aunque la sociedad no siempre percibe la relación entre ambas cosas. Una encuesta del centro Levada indicaba que un 82% de los rusos apoyaban a Putin en abril (frente a un 17% que no aprueba). El jefe del gobierno, Dmitri Medvédev, sin embargo gozaba de una aprobación del 42% (frente a un 57% en contra) en el mismo periodo. Pero, según el centro de encuestas TSIOM, la confianza en Putin se ha reducido desde las elecciones y ha pasado del 58,9% en enero a 47,1% en abril.

Putin, con la mano derecha sobre la Carta Magna, juró en la ceremonia "respetar y defender los derechos y las libertades de las personas y los ciudadanos; cumplir y defender la Constitución de la Federación de Rusia; defender la soberanía y la independencia, la seguridad y la integridad territorial del Estado, y servir al pueblo con lealtad".

En la valoración de su último mandato, el 45% de los ciudadanos afirmaban en abril que Putin no había asegurado una justa distribución de los ingresos en interés de los ciudadanos de a pie y un 39% opinaba-- en una encuesta realizada por el centro Levada-- que no se habían restituido a la población los recursos perdidos durante las reformas. Según la misma encuesta, la lista de los deseos para el nuevo mandato va encabezada por el incremento de sueldos y pensiones (39%), seguida de una sanidad y educación accesible (25%), desarrollo económico, estabilidad de la divisa, menor dependencia de los precios del petróleo. En cuarto lugar, se sitúa la lucha contra la corrupción.

Tras la toma de posesión, en presencia del patriarca de la Iglesia Ortodoxa rusa, Kiril, Putin propondrá su candidatura para el puesto de jefe del gobierno. La mayoría de los analistas creen que su elección recaerá de nuevo en Medvédev, un hombre que ha demostrado su lealtad al actual jefe del Estado al haber ejercido como presidente entre 2008 y 2012, después de que Putin hubiera agotado los dos mandatos presidenciales de cuatro años que por entonces le permitía la constitución rusa.

Siendo Medvédev presidente, la constitución se modificó para ampliar el mandato del jefe del Estado de cuatro a seis años y para permitir que una misma persona fuera presidente más de dos veces, siempre que los mandatos no fueran continuados. Si la ley fundamental no cambia de nuevo, Putin inicia hoy su último mandato presidencial. Si se tiene en cuenta que su llegada a los puestos claves del Estado se produjo en el verano de 1999 cuando Borís Yeltsin le nombró primer ministro sobre el telón de fondo de la guerra contra los separatistas del Cáucaso, Putin ya hoy lleva en el poder 19 años y por la duración de su permanencia en el poder se coloca en tercer lugar en los últimos 125 años de historia de Rusia y la URSS, después de Nicolás II (1894-1917) y Stalin (1922-1952), por delante de Leonid Breznev que dirigió el país de 1964 a 1982. Nicolás I (zar desde 1825 a 1855) y Alejandro II (de 1855 a 1881) se llevaron los récords en el siglo XIX. No obstante, ya hoy muchos dudan que Putin esté pensando en retirarse realmente.

El analista Konstantin Gaaze, del centro Carnegie de Moscú, escribe que “en los próximos años el presidente Putin intentará convencernos (y convencerse a si mismo) de que está dispuesto a marcharse en 2024 y que busca un sucesor. Pero por desgracia todos estos conversaciones, rumores, insinuaciones significativas no serán más que una cortina de humo. Esto ya se entiende por la forma en el que el presidente se comporta con los miembros del gobierno durante los debates de la reforma y las variantes de desarrollo del país”. A la orden del día están aumentos y nuevos impuestos y también prolongación de la edad de jubilación (ahora de 55 años para las mujeres y 60 para los hombres) con el fin de aumentar los ingresos del presupuesto, que ha sufrido por el descenso de los precios del petróleo respecto a la época durada en que superó los 100 dólares por barril y que sufre también de la dificultades de pedir prestado en los mercados internacionales (debido a las sanciones occidentales) y la necesidad de apoyar y satisfacer al empresariado patriótico también afectado por las sanciones.

Según Gaaze, el presidente prefiere hablar con los ministros fuertes dentro de un gobierno dirigido por un personaje débil y si esto continua “esto llevará a la descomposición del nivel superior del ejecutivo y parte de las funciones reales del gobierno pasarán a los servicios de seguridad. Estos servicios tienen ya hoy un peso hiperatrofiado en la política rusa, por ejemplo en la restricciones y control del ciberespacio. La decisión judicial de bloquear el servicio de mensajería instantáneo Telegram sin embargo no ha podido ser llevada a cabo hasta ahora y ha sido el objeto de una manifestación de protesta el pasado 30 de abril que reclutó más participantes que la del 5 de mayo convocada por el opositor Navalni en contra de la toma de posesión de Putin en Moscú en el marco de una acción que sacó a la calle a 20.000 personas aproximadamente en distintas ciudades de Rusia. Entre los rasgos de la manifestación en contra del bloqueo de Telegram estaban las reivindicaciones de los derechos ciudadanos a la libertad de información y la indignación por el carácter arcaíco de la decisión y la torpeza de las autoridades al ponerla en práctica.

Hace seis años, una oleada de protestas precedió a la toma de posesión de Putin. En Moscú, sus integrantes entonces eran más numerosos que en en la jornada del pasado 5 de mayo y su acción en la capital concluyó con severos juicios que impusieron penas de carcel a varias decenas de personas. Ahora, los manifestantes son más jóvenes e incluyen escolares. Las fotos de los chicos y chicas arrestados o golepados durante las manifestaciones han empañado la fiesta de la toma de posesión, pero esta vez no habrá el contraste entre la caravana que traslada a Putin al Kremlin por las calles vacías de la capital. Lo más preocupante de las manifestaciones del 5 de mayo en Moscú es el papel desempeñado en la represión por gente que se presentan como cosacos y defensores del régimen y que zarandearon, maltrataron y pegaron con sus fustas a los manifestantes. Entre los presentes en la manifestación en la que Navalni fue arrestado había miembros del Tsentralnoe Lazachie Voisko” (destacamento de cosacos central), que habían recibido apoyo financiero de la alcaldía de Moscú para entrenarse para disolver mitines. Lo dijo el canal Chudesa OSINT de Telegram.

Según esta fuente, de 2016 a 2018, esa organización recibió del departamento de política nacional y relaciones interregionales de la alcaldía de Moscú tres contratos para entrenarse con objeto de mantener el orden público, garantizar la seguridad en concentraciones masivas en la ciudad. Se trata de una “nueva tecnología” que las autoridades están rodando y que es análoga a los “titushki” de Ucrania, según dijo el politólogo Gleb Pavlovski a una corresponsal del servicio informativo “The Bell” que investigó el caso. Los “titushki” es el nombre que recibieron los civiles ucranianos que colaboraban con los órganos de seguridad en contra de los manifestantes que protestaban contra el régimen, normalmente mediante algun tipo de relación jerárquica o de pago. En época soviética personajes de paisano que colaboraban con el KGB disolvían los mitines de disidentes.

Redacción: Leo.com                                          

Fuente: Elpais

Últimas Noticias

Prev Next

La venganza de Casandra (II)

Seguimos cenando y charlando en el restaurante chino ‘Hua Yuan’ y, para mi propia sorpresa...

País a construir

De a poco se van definiendo las candidaturas que se tendrán en las elecciones de...

Renuncia irrevocable Segunda renuncia en…

Renuncia irrevocable Segunda renuncia en el TSE, se va la presidenta

De manera sorpresiva, Katia Uriona presentó ayer lunes su renuncia irrevocable al Tribunal Supremo Electoral...