Santa Cruz de la Sierra
05 Agosto 2015

“Los empleados que llegaron a River a las 9 de la mañana del día siguiente al empate 1-1 con Belgrano se encontraron con un club arrasado. Kosovo. Fukushima. Al descenso le sumaban la destrucción. Fierros, caños, paraavalanchas, butacas, mangueras, vidrios”. En su libro Ser de River, el periodista y escritor Andrés Burgo describió con tintes dantescos el escenario que presentaba uno de los dos clubes más populares de Argentina el 27 de junio de 2011. 24 horas antes, el equipo que reúne mayor cantidad de títulos locales en el fútbol de su país había descendido de categoría por primera vez en su historia, y sus hinchas habían destrozado todo lo que encontraron a mano.

Justo aquel 26 de junio se cumplían 15 años de la conquista de su última Copa Libertadores, pero la coincidencia de fechas pasó casi inadvertida. Rememorar tiempos mejores en momentos infaustos no hace más que agrandar la herida y muy pocos quisieron recordar los gloriosos 90, cuando los Millonarios encadenaban títulos con el fútbol de Enzo Francescoli, Ariel Ortega, Hernán Crespo, Marcelo Salas, Pablo Aimar o Javier Saviola y nada hacía presagiar lo que vendría.

Lo que vino fue el calvario. Más allá de seguir sumando torneos locales, el cambio de siglo no le sentó bien al orgulloso club de la banda roja. Ya en 2000, River sufriría una humillante eliminación a manos del Boca Juniors, en cuartos de final de la Libertadores (3-0 en La Bombonera, con un último gol de un renqueante Martín Palermo). No fue lo peor. En 2003, el modestísimo Cienciano de Perú lo derrotó en la final de la Copa Sudamericana; en 2004, otra vez Boca lo dejó afuera de la Libertadores; y en 2008, San Lorenzo volvió a hundir los sueños continentales de River remontando en el Monumental un 0-2 en contra con dos jugadores menos. En 2011 llegaría el descenso. “El club se estaba suicidando”, recordó años más tarde Rodolfo D’Onofrio, presidente de la entidad desde diciembre de 2013.

El escritor francés Romain Rolland decía que la vida “es una serie de muertes y resurrecciones”. ¿Cuándo empezó a resucitar River? “El día siguiente a irnos a la B me compré el chaquetón del equipo para salir a la calle”, recuerda con orgullo Matías Finazzi, productor de radio y uno de los tantos protagonistas anónimos de la recuperación. Como explicó en su libro Andrés Burgo: “El descenso provocó una multiplicación bíblica. Los discípulos mantuvieron vivo a River. (…) A mayor adversidad, mayor implicación”.

Los hinchas, incluyendo algunos jugadores como Cavenaghi, Trezeguet, Ponzio o el Chori Domínguez, se abrazaron al club y aun a gatas y trastabillando lo echaron a andar. River padeció 42 interminables jornadas para sellar el regreso a Primera División en la última fecha; sufrió la todavía vigente guerra interna de Los Borrachos del Tablón, su feroz barra brava; y se vio obligado a cuidar como nunca hasta el último peso. En 2013, el club arrastraba un pasivo de 383 millones de pesos (unos 38 millones de euros), que crecerían hasta 654 millones un año más tarde, auditoría mediante. Pero esquivó la convocatoria de acreedores y fue tomando impulso.

La vuelta a Primera conoció un subcampeonato y un 17º puesto, hasta que en 2014 ocurrió el milagro. En mayo, River lograría el título del torneo Final, con Ramón Díaz como entrenador y la base del actual equipo. Tres meses después, el técnico decidió marcharse y el nuevo director general, Enzo Francescoli, fue a buscar al entrenador que quería, Marcelo Gallardo, suplente suyo en aquel equipo de 1996.

El resto ya es historia reciente y más conocida. De la mano de un fútbol ofensivo, fiel a la historia del club, River comenzó a sumar alegrías: campeón de la Copa Sudamericana el año pasado, actual finalista de la Copa Libertadores y, casi lo más importante, doble vencedor de Boca, su acérrimo rival, en ambos torneos continentales. Esta madrugada, en la revancha ante Tigres de México (03.00, hora española, 0-0 en la ida), Gallardo, Francescoli y todo River juegan más que una final de Copa Libertadores. Hoy pueden nada menos que cerrar el círculo, concluir la resurrección y, por fin, recuperar la gloria.

Redacción: Leo.bo        

Fuente: Mundodeportivo.com

03 Agosto 2015

Los Tigres de la UANL del fútbol mexicano viajaron ayer de muy buen ánimo a Buenos Aires, donde enfrentarán el próximo miércoles al River Plate argentino en la final de la Copa Libertadores.

Después de una emotiva despedida por parte de centenares de hinchas en el aeropuerto, poco antes de despegar el avión los jugadores se tomaron fotos y pusieron mensajes de alegría en las redes sociales, confiados en buscar la victoria el miércoles.

“En el avión rumbo a Argentina con la banda de Tigres a preparar la gran final, vamos Tigres”, escribió en su cuenta de twitter el centrocampista uruguayo Egidio Arévalo, integrante de la selección de su país en la pasada Copa Mundial y uno de los posibles titulares del partido de la final.

Tigres empató sin goles como local el pasado miércoles y aunque ahora irá a la casa de River con todo en contra, el entrenador Ricardo Ferretti ha insistido en que a su equipo no se le doblan las piernas y saldrá a tutear a los argentinos.

Los “felinos” de Ferretti llegaron a la capital argentina y en horas de la tarde cumplirán su primer entrenamiento en la cancha del Boca Juniors, rival acérrimo del River. El martes los mexicanos harán una práctica ligera en el mismo lugar y el miércoles jugarán el partido.

Aunque Ferretti no ha divulgado su alineación es probable que juegue con Nahuel Guzmán; Israel Jiménez, Juninho, José Rivas, Jorge Torres; Jurgen Damm, Egidio Arévalo, Guido Pizarro, Damián Álvarez; Rafael Sobis y André Pierre Gignac.

En la fase de grupos, el Tigres empató por 1-1 en casa del River Plate y ahora el equipo tratará de salir con la defensa bien ordenada y a partir de ahí buscar goles, en el peor de los casos, provocar un empate y la decisión en serie de penaltis.

México, que participa en la Libertadores desde 1999, ha alcanzado la final en dos ocasiones, en 2001, cuando Cruz Azul perdió en penaltis con el Boca Juniors, en el 2010 cuando las Chivas de Guadalajara fueron vencidas por el Internacional de Porto Alegre brasileño.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AP

29 Julio 2015

Tigres de México y River Plate de Argentina se enfrentarán hoy en la ida de la final de la Copa Libertadores 2015 en un duelo donde la escuadra azteca, con sus potentes refuerzos como el francés Gignac, tratará de aprovechar el empuje de su afición para vencer a los 'millonarios'.

Las 42.000 entradas del estadio Universitario de la ciudad de Monterrey (noreste) se agotaron desde el lunes para presenciar este partido entre dos clubes que reúnen un gran poder ofensivo.

Si el elenco felino tiene en sus filas a André-Pierre Gignac -segundo máximo goleador de la pasada liga francesa-, al nigeriano Ikechukwu Uche y al brasileño Rafael Sobis, los 'millonarios' cuentan con el uruguayo Rodrigo Mora y los veteranos argentinos Fernando Cavenaghi y Javier Saviola.

River Plate ya tiene en su mano el boleto para el próximo Mundial de Clubes de la FIFA, ya que Tigres juega como invitado el máximo torneo de clubes de la Conmebol.

No obstante, el club argentino aspira a levantar su tercera Copa Libertadores mientras que la escuadra mexicana desea inscribirse como la primera del país en conseguir ese trofeo, después de que Cruz Azul y Guadalajara cayeran en las finales de 2001 y 2010, respectivamente.

Si bien ambos equipos confían en sus posibilidades, de los dos planteles han salido voces que auguran una final muy igualada. Los dos partidos que disputaron en la fase de grupos del torneo se saldaron con sendos empates: 1-1 en Buenos Aires y 2-2 en Monterrey.

"Le tenemos mucho respeto al rival que nos enfrentamos, pero tenemos también una gran confianza de que estamos haciendo bien las cosas y esperamos que vaya bien", dijo Saviola, exdelantero del FC Barcelona y Real Madrid, en la llegada el lunes de River Plate a la ciudad de Monterrey (900 km al noreste de Ciudad de México).

En la fase de grupos de la Copa Libertadores 2015, Tigres y River Plate igualaron 2-2 en México.

En la concentración de Tigres son conscientes de la necesidad de afrontar con un buen resultado la complicada visita del 5 de agosto al estadio Monumental de Buenos Aires, en el choque de vuelta de la final.

"Allá el partido va a ser complicado, el rival, la cancha pesan. Lo importante es llevarte una ventaja, ya sea uno o dos goles", reconoció el extremo mexicano Jürgen Damm.

Esta joven promesa es uno de los fichajes con los que Tigres sorprendió al fútbol mexicano y expresó su firme propósito de alcanzar su primer trofeo internacional.

Además de Damm, el equipo del gigante cementero Cemex reclutó al volante Javier Aquino del Rayo Vallecano español, a Uche del Villarreal español y a Gignac, del Olympique de Marsella francés.

El ariete europeo, mundialista en Sudáfrica-2010, se está adaptando rápidamente al fútbol latinoamericano y fue el jugador más peligroso de Tigres en el partido de vuelta de las semifinales ante el Internacional de Brasil, en el que anotó el gol que abrió la victoria mexicana por 3-1.

Del lado argentino, el River Plate también se ha reforzado para levantar de nuevo la Copa Libertadores, como hizo en las lejanas ediciones de 1986 y 1996.

La escuadra dirigida por Marcelo Gallardo ha incorporado recientemente a Saviola, al también veterano 'Lucho' González y al uruguayo Tabaré Viudez, aunque perdió al delantero colombiano Teófilo Gutiérrez, transferido al Sporting de Portugal.

Precisamente Viudez, que anotó un gol el pasado fin de semana en el triunfo 3-1 ante Colón, trata de convencer al "Muñeco" Gallardo de que le alinee el miércoles en la banda izquierda del mediocampo, donde el técnico tiene su única duda del once inicial, ya que también podría situar allí a González o incluso a Gonzalo "Pity" Martínez.

El choque, dirigido por el árbitro paraguayo Antonio Arias, iniciará a las 20H00 locales (01H00 GMT del jueves) en el estadio Universitario.

Alineaciones probables:

Tigres: Nahuel Guzmán - Israel Jiménez, Juninho, Hugo Ayala, Jorge Torres Nilo - Javier Aquino, Egidio Arévalo Ríos, Guido Pizarro, Jürgen Damm - Rafael Sobis y André-Pierre Gignac. DT: Ricardo Ferretti.

River Plate: Marcelo Barovero - Gabriel Mercado, Jonatan Maidana, Ramiro Funes Mori, Leonel Vangioni - Carlos Sánchez, Matías Kranevitter, Leonardo Ponzio y Lucho González (o Tabaré Viudez) - Rodrigo Mora y Lucas Alario. DT: Marcelo Gallardo.

Redacción: Leo.bo

Fuente: AFP

24 Julio 2015

Las tapas de los diarios mexicanos dividieron sus focos entre el escándalo arbitral de la Copa de Oro en la semifinal ante Panamá que le dio a los aztecas el pase a la final, ante Jamaica, y la gran victoria de Tigres como local frente a Inter de Porto Alegre para llegar a los choques decisivos por la Copa Libertadores, frente a River. Los de Monterrey pueden transformarse en el primer equipo mexicano en levantar el trofeo de clubes más importante del continente y no quieren dejar pasar esta oportunidad histórica.

Es por eso que la expectativa crece. Y nadie quiere perderse la primera final, el miércoles en el estadio Universitario, con capacidad para 42 mil espectadores que, al parecer, serán todos locales. Así lo anunció el presidente de Tigres, Alejandro Rodríguez, quien afirmó que no venderán entradas para los hinchas de River.

"Nosotros llevamos una extraordinaria relación con River desde el primer juego. Siempre nos intercambiamos necesidades, pero cuando la hinchada quiere ir de visitante, nosotros no intervenimos y les decimos que deben buscar por sus medios. El estadio está pre vendido y no hay duda de que va a estar todo lleno", advirtió.

"A mí nadie me ha pedido entradas ni tampoco nosotros hemos pedido, porque en los estadios cambian los precios y por eso dejamos que la hinchada se mueva por su propia voluntad", agregó el presidente.

El estadio de Tigres fue construido en 1967 y se encuentra en el corazón del campus de la Universidad Autónoma de Nuevo León, en el municipio metropolitano de San Nicolás de los Garza. Allí se hizo por primera vez la famosa "ola" que luego recorrió el mundo. Fue en 1984 en un amistoso entre México y Argentina, que terminó 1-1 con goles de Manuel Negrete y Jorge Burruchaga.

Redacción: Leo.bo

Fuente. Mundodeportivo.com

04 Mayo 2015

El Tigres mexicano, vencedor 1-2 del juego de ida, recibirá mañana martes al boliviano Universitario de Sucre en la vuelta para definir al primer clasificado a los cuartos de final de la Copa Libertadores de América.

El triunfo de visita de hace una semana fue un gran paso para los Tigres que además del marcador global tendrán la ventaja de cerrar la serie en su estadio de Monterrey, el Universitario, con capacidad para 42.000 aficionados.

El vencedor de esta serie se instalará en los cuartos de final de la Libertadores para esperar al ganador del duelo que tendrán el Emelec y el Atlético Nacional, que jugarán el miércoles 7 de mayo el primero de su serie.

El Tigres, que dirige el brasileño Ricardo Ferretti, pasa un gran momento futbolístico como uno de los dos invictos en la Libertadores junto con el Boca Juniors y además haber sido el segundo mejor equipo en la fase de grupos.

En la Liga mexicana, el Tigres marcha en segundo lugar y ya aseguró su pase para la liguilla por el título y eso le permite concentrarse en el Universitario de Sucre y la meta de instalarse en los cuartos de final del torneo continental.

El equipo felino no ha perdido en sus últimos diez juegos como local, tres en Libertadores y siete de liga local; el River Plate argentino fue el único que se llevó puntos de su visita al cubil Tigre.

El brasileño Rafael Sobis ha destacado con siete goles para el Tigres, y el equipo tiene buen manejo de pelota con Damián Álvarez,. Egidio Aréval y Guido Pizarro, además de los mexicanos Edgar Lugo y Jesús Dueñas.

El Universitario de Sucre llegará a México una reconfortante victoria en su liga, un 2-0 sobre el Sport Boys, para pensar en remontar el adverso marcador que le impuso hace una semana el Tigres mexicano.

El equipo que dirige Julio César Baldivieso, llegó este domingo por la noche a Monterrey, norte de México, y este lunes cumplirá con el reconocimiento de la cancha tras dedicarle varias horas a la recuperación del viaje.

El argentino Martín Palavicini, goleador del Universitario de Sucre en la liga boliviana, será la punta de lanza de sus aspiraciones para remontar el marcador ante el equipo mexicano.

- Alineaciones probables.

Tigres: Nahuel Guzmán; José Arturo Rivas, Hugo Ayala, Jorge Torres Nilo, Israel Jiménez; Egidio Arévalo, Guido Pizarro, Jesús Dueñas, Damián Álvarez; Joffre Guerrón y Rafael Sobis.

Entrenador: Ricardo Ferretti

Universitario: Juan Carlos Robles; Ezequiel Fillipetto, Ignacio Gonzáles, Jorge Cuéllar, Enrique Flores; Rolando Ribera, Federico Silvestre, Rubén de la Cuesta, Mauricio Baldivieso; Martín Palavicini y Leonardo Castro.

Entrenador: Julio César Baldivieso.

Arbitro: El chileno Julio Bascuñán.

Estadio: Universitario con capacidad para 42.000 aficionados.

Hora: 21,00 (02,00 GMT).

Redacción Leo.bo

Fuente: EFE

28 Abril 2015

Universitario de Sucre perdió esta noche contra los Tigres de México por la cuenta de dos goles a uno, cotejo válido por la Copa Libertadores de América que deja abierta la posibilidad de la clasificación para los visitantes.

El gol de los rojos, a los dos minutos del encuentro, logrado por González, dio la pauta de un buen rendimiento del equipo local, pero contrariamente a ello representó una distracción y un perjuicio posterior.

Pasado el golpe inicial desde lo anímico, los Tigres manejaron el balón, lo hicieron de forma preferente con un toque a ras del piso; mientras que los locales apelaron al pelotazo, que la defensa visitante agradeció.

Con el uno a cero se llegó al final del primer tiempo, pero al mismo tiempo dejó la sensación de que algo más pudo haber hecho Universitario.

En el segundo periodo, Tigres ratificó su intención de aprovechar al flanco izquierdo, que mostraba enormes falencias en la marca. Esqueda, a los diez minutos, logró el tanto de la igualdad, mientras los defensores se quedaban pidiendo posición adelantada.

A los 17, Álvarez, el mejor jugador del partido, anotó el segundo de la visita, que terminaba por garantizar el triunfo de los mexicanos.

El resto del encuentro de dividió entre aciertos y errores que no cambiaron los guarismos finales, que ahora le dan una notoria ventaja a los Tigres, en la definición de esta serie, la semana venidera en México.

Redacción: Leo.bo      

Fuente: Erbol

20 Noviembre 2014

Con tres lugares para la liguilla aún disponibles, este fin de semana se disputará la decimoséptima y última jornada del torneo Apertura-2014 del fútbol mexicano en la que siete equipos todavía aspiran a clasificarse.

Tras 16 fechas de la liga azteca, cinco equipos lograron asegurar su lugar en las finales con anticipación y ahora buscarán mejorar su posición en la tabla general: América, Toluca, Tigres, Atlas y Monterrey.

En contraste, los equipos que ya no tienen posibilidades de meterse a los cuartos de final son Tijuana, Leones Negros, Puebla, Veracruz, Guadalajara y Morelia.

En esta lucha por entrar a la liguilla, los Jaguares de Chiapas son el equipo con la situación más sencilla: cuentan con 25 puntos y les bastaría un empate ante el Querétaro para avanzar a las finales sin depender de otros resultados.

Los 'Gallos Blancos' queretanos del brasileño Ronaldinho tienen posibilidades de meterse a la liguilla pero, además de vencer o empatar con el Chiapas, necesitan que dos de estos tres equipos no ganen o pierdan: León, Pachuca y Santos, además de que Pumas y Cruz Azul no lo rebasen en la tabla.

Empatados con 22 puntos, León, Pachuca y Santos estarán pendientes de lo que pase en sus respectivos partidos pues la diferencia de goles podría ser determinante en sus aspiraciones a meterse a la fase final del torneo.

Los Pumas también llegaron a la última jornada de la etapa regular del campeonato con ilusiones de pelear por el título en la liguilla pero, al tener 21 puntos, además de resolver su compromiso ante Monterrey, deben estar al pendiente de lo que suceda con Querétaro, León, Pachuca y Santos.

Aunque sólo tiene 20 unidades, Cruz Azul también podría asegurar un lugar en los cuartos de final, pero su situación es la más compleja de los siete sobrevivientes pues, además de vencer a los Leones Negros por un amplio marcador, debe esperar que no ganen Pumas, Querétaro, León, Pachuca y Santos.

Obtener el liderato general con la ventaja de cerrar las eliminatorias como local sólo estará al alcance de América, que lo ostenta con 31 puntos, además de Toluca (29) y Tigres (28) que se enfrentarán entre sí y el Atlas (28).

Jornada completa. Viernes: Morelia-Guadalajara, Tijuana-León. Sábado: Puebla-Santos, América-Atlas, Leones Negros-Cruz Azul, Tigres-Toluca, Pachuca-Veracruz, Chiapas-Querétaro. Domingo: Pumas-Monterrey.

Redacción Leo.bo

Fuente: AFP

Últimas Noticias

Prev Next

Destinan Bs 49 millones para atender los…

Destinan Bs 49 millones para atender los efectos del fenómeno de El Niño

El ministro de Defensa, Javier Zavaleta, informó que el Gobierno destinó 49 millones de bolivianos...

Para el papa Francisco, "los chismo…

Para el papa Francisco, "los chismosos y chismosas son terroristas"

El papa Francisco afirmó este miércoles que los "chismes matan" y que "los chismosos y...

Campesinos saldrán de Tucabaca si empres…

Campesinos saldrán de Tucabaca si empresarios lo hacen

El ejecutivo de la Federación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Santa Cruz, Adolfo León...