Santa Cruz de la Sierra
22 Febrero 2017

Este martes, y sin anuncio previo, el servicio de mensajería instantánea WhatsApp ha incorporado las menciones a los integrantes de las conversaciones grupales, tanto en la versión que funciona con el sistema operativo iOs como en Android.

Para utilizar esta nueva característica hay que escribir la arroba (@) y elegir a la persona que se desea mencionar en un listado en el que aparecen todos los miembros del chat. También resulta posible etiquetar a las personas que comparten la conversación y cuyo contacto aún no está guardado en el celular del usuario.

Todos los integrantes del grupo podrán leer tanto el mensaje como el nombre con el que el usuario tenga guardada a esa persona en su agenda de contactos.

En los últimos meses, esta filial de Facebook ha incorporado nuevas prestaciones, como el 'zoom' en los videos o las imágenes animadas.

Redacción: Leo.com.bo                                              

 

Fuente: Rt.com

22 Febrero 2017

A partir de ahora, los estados de WhatsApp no serán permanentes.

La compañía acaba de anunciar que, coincidiendo con su octavo aniversario -el 24 de febrero- ha decidido "reinventarse".

Para ello, ha lanzado una herramienta que permite añadir imágenes estáticas y animadas a los estados, las frases que añaden los usuarios en su perfil para definir si están disponibles u ocupados, o expresar estados de ánimo.

Los mensajes desparece rá n a las 24 horas, al estilo de Snapchat o "Historias" de Instagram.

La actualización se instalará por defecto en los dispositivos de los usuarios que cuenten con la última versión de la aplicación, aunque de momento es una versión beta.

Según explicó Jan Koum, cofundador y director ejecutivo de WhatsApp, en el blog de la compañía, "la idea original (en 2009) era desarrollar una aplicación para saber qué estaban haciendo tus contactos".

Meses después llegó la mensajería, "pero mantuvimos la función básica de estados de sólo texto".

Koum asegura que el nuevo sistema, que ofrece un servicio "cifrado de extremo a extremo" (con alta seguridad y datos encriptados), "te permitirá mantener informados a tus contactos de WhatsApp de una forma divertida y sencilla".

El sistema permite compartir mensajes adornando los textos con imágenes y GIFs animados durante un máximo de 24 horas (el usuario puede borrarlos antes).

Pero la idea no es nueva.

¿Un clon de Snapchat?

WhatsApp describe la nueva opción como una "mejora" y una "evolución" de su servicio , y recuerda que ya contaba con un "Estado" sólo en texto.

Sin embargo, para algunos expertos del sector se trata de una imitación de Snapchat, la red social que permite publicar videos y fotos que sólo permanecen visibles durante 24 horas.

"Ahora que WhatsApp tiene 1.200 millones de usuarios mensuales que envían 60.000 millones de mensajes al día -incluidos 3.300 millones de fotos, 760 millones de videos y 80 millones de GIFs animados- WhatsApp está rentabilizado este éxito en mensajería de redes sociales de una manera que podría causarle problemas a Snapchat", sostiene el periodista tecnológico y editor de TechCrunch, Josh Constine.

"Si los 'Estados' de WhatsApp tienen éxito, podrían obstaculizar la oportunidad de crecimiento global de Snap (la empresa detrás de Snapchat) en la generación de contenido, obligándole a que tenga que invertir más dinero en sus usuarios o ganar ingresos de hardware o contenido profesional", agrega el especialista.

WhatsApp está, de alguna manera, siguiendo los pasos de Instagram, que el pasado mes de agosto lanzó "Historias" para compartir momentos personalizados con contenido multimedia.

Ambas compañías pertenecen a Facebook.

En el caso de WhatsApp, la empresa no mencionó a Snapchat en el comunicado que difundió en su blog este lunes.

Pero Instagram sí lo hizo cuando lanzó "Historias": "Snapchat m erece todo el crédito", dijo el director ejecutivo de Instagram, Kevin Systroma a la pregunta de un periodista sobre el parecido con aquella red social.

Por el momento, Snapchat no se ha pronunciado al respecto.

Sin embargo, la modelo Miranda Kerr -prometida con el creador de Snapchat Evan Spiegel- sí hizo comentarios en una entrevista con el diario británico The Times en febrero.

"¿No pueden innovar?", dijo, refiriéndose a Facebook.

"¿Tienen que robarle todas las ideas a mi novio? Me parece asombroso".

Aunque WhatsApp insiste en su blog en que está "reinventando" la opción del "Estado" que ya tenía en un formato rudimentario (sólo texto).

Redacción: Leo.com.bo                                              

Fuente: BBCMundo

 

 

06 Febrero 2017

Llegaron nuevos emojis a la versión 2.17.44 de WhatsApp. En el catálogo se incluyen nuevas profesiones, como la de científico, chef, astronauta y docente.

A su vez, las mujeres profesionales cobran más protagonismo y se suma el gesto de encogerse de hombros, así como el de la mano tapándose el rostro.

También se incorporaron nuevos alimentos, como palta, panqueques, whisky y ensalada.

Todas estas opciones, que forman parte de Unicode 9, ya están habilitadas en iOS 10.2 y Android Nougat.

La novedad es que ahora llegarán a todos los equipos con Android, sin importar cuál sea su versión.

Por ahora, esta nueva actualización de WhatsApp —que ya cuenta con 1.200 millones de usuarios en todo el mundo— está en beta.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: Tvnws

03 Febrero 2017

Es usual entrar en un establecimiento de comida y que se encuentren parejas que no logran entablar una conversación profunda debido a que uno de ellos no puede despegar los ojos de la pantalla de su smartphone mientras trata de conversar. Esto se llama 'ningufoneo' y es causado por WhatsApp y otras redes sociales. Según estudios podría ser letal en las relaciones de pareja.

A pesar de que pareciera un término inventado, es en realidad una adaptación del término "phubbing", que  es el acrónimo de "phone snubbing" (ningunear con el teléfono móvil). Según la Fundéu, la forma de traducir este anglicismo es usando el término 'ningufoneo'. Esto usualmente sucede cuando WhatsApp tiene mayor preponderancia que la conversación que se tiene en frente.

Según un estudio realizado por el profesor James A. Roberts de la Universidad Baylor, el 46,3% de los 453 entrevistados afirmó haber sido ningufoneado por su pareja, mientras que el 22,6% señaló que a raíz de este comportamiento se generaban peleas.

En el estudio también se detectó que existen dos motivos por los que esta práctica es el detonante de muchas peleas en pareja. El primero tiene que ver con el tiempo en que las personas pasan en WhastApp y otras redes sociales; es tiempo que no se está pasando realmente con la pareja, ya que no se hace nada significativo para ambos. El segundo tiene que ver con la inevitable pelea que la desatención produce, lo cual deteriora cualquier relación.

"En realidad el problema se da cuando existe una descoordinación en la pareja y una de las partes experimenta una sensación de falta de atención. Hay otros casos en los que ambos utilizan mucho el móvil en compañía del otro o que solo se comunican por WhatsApp, pero no sienten agravio alguno porque están en igualdad. Existe un consenso", señaló a El País el psicólogo Enrique García Huete, director de Quality Psicólogos y profesor de la Universidad Cisneros.

El psicólogo también explicó que centrarse mucho en la comunicación mediante los smartphone, puede extinguir la comunicación no verbal. "Cuando nos comunicamos, es tan importante lo verbal como lo gestual. Si no nos sentimos atendidos, la sensación de frustración puede ser muy fuerte. Al centrarnos en lo virtual se va extinguiendo una impronta de la comunicación muy importante que solo se produce en persona, cara a cara", añadió.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: Tvnws

10 Octubre 2016

Si eres de los que usas con frecuencia Whatsapp debes estar pendiente a lo siguiente ya que podrías estar expuesto a peligros sin darte cuenta.

Resulta que el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) de España publicó recientemente un informe sobre las amenazas y los riesgos que presenta el uso de la famosa aplicación de mensajería instantánea.

Según publicó RT en Español, el documento revela cuáles son las principales debilidades del programa y cómo los “cyber piratas” pueden utilizarlas para usurpar la identidad del usuario, robar información y conocer datos personales.

Aquí algunos de los detalles más sobresalientes de las fallas de Whatsapp.

Seguridad frágil al momento de abrir el app por primera vez: Hay un gran problema de seguridad en el proceso de inscripción y verificación de los usuarios.

 “Las características del proceso de registro propician que un intruso pudiera hacerse con la cuenta de usuario de Whatsapp de otra persona, leer los mensajes que reciba e, incluso, enviar mensajes en su nombre”, dice el estudio.

Secuestro de cuentas: El CNI advierte por los fallos de red, conocidos como protocolo de telecomunicaciones SS7 los piratas informáticos pueden grabar llamadas, leer mensajes y detectar la ubicación del dispositivo.

El ataque se realiza de forma sencilla, haciendo creer a la red telefónica que el teléfono del atacante tiene el mismo número que la víctima”, explica el CNI.

Las conversaciones borradas que no desaparecen: Aunque supuestamente hayas eliminado las conversaciones en WhatAspp esto no es real, pues debido a que permanecen encriptadas y siempre están sujetas a que alguien que acceda a los registros de la aplicación y las recupere. Para evitar esto recomiendan desinstalar la aplicación e instalarla de nuevo.

Hurto de cuentas por mensajes: Una persona puede acceder a una sesión de WhatsApp con facilidad si pierde el celular a través de su propio teléfono o un emulador que permita iniciar un registro con el teléfono de la víctima, en el que recibirá un código de seguridad por mensaje te texto y así, iniciará y registrará toda la sesión.

Para evitarlo, hay que “desactivar la previsualización del remitente y contenido en la pantalla de bloqueo del terminal”.

Robo de cuentas mediante llamadas: El procedimiento es parecido al método de los mensajes solo que se emplearía el método de verificación de sesión mediante llamada telefónica.

En riesgo información almacenada en base de datos: Guardar la información de cuenta de la aplicación en bases de datos locales, ya sea del teléfono o mediante el intercambio de datos personales con Facebook, suponen que “si un atacante logra hacerse con este fichero, podría acceder a todas las conversaciones y datos privados del usuario”.

Vulnerabilidad en redes wifi públicas: Al conectarse por primera vez a una red wifi pública, Whatsapp difunde información sobre los datos del usuario de la aplicación, que queda expuesta a cualquier ciberataque.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: Tvnws

22 Agosto 2016

Después de festejar su cumpleaños número 30 en el club "All In", al oeste de Río de Janeiro, Usain Bolt pasó la noche con Jady Duarte, una brasileña diez años menor.

Según la joven carioca, las fotos se viralizaron después de que las compartió en un chat de Whatsapp. "Es muy negativo. Nunca quise ser famosa, me muero de la vergüenza ", se lamentó en declaraciones que refleja Extra, el mismo sitio que viralizó las imágenes.

Al parecer, Jady Duarte también estaba en el club nocturno de Barra de Tijuca, ubicada cerca del atleta. "Envió un seguridad a llamarme. En el momento ni siquiera sabía que era él , porque eran un grupo de varios jamaiquinos", puntualizó.

Al ser preguntada por la performance del medallista en la cama, optó por no dar detalles para no "complicar las cosas" y se remitió a decir que "fue normal" y que "no hubo problema".

Por otra parte, el velocista tenía previsto pedirle matrimonio a su actual novia, Kasi Bennett, con la que está en pareja hace dos años. Pero su "primera dama", como la suele llamar, se expresó en twitter después de ver las fotos.

"Me hubiera gustado que no se haya descubierto, pero muchas gracias. Eso es muy dulce de tu parte", le respondió la jamaiquina de 26 años a un usuario que opinó sobre la situación.

Jady Duarte aseguró que no intercambiaron teléfonos, pero el atleta comenzó a seguirla en Instagram.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: Mundodeportivo.com

15 Agosto 2016

Han pasado dos años desde que Facebook compró WhatsApp, la aplicación de mensajería de mayor crecimiento mundial. Sus fundadores, Jan Koum y Brian Acton, son millonarios. Sin embargo, poco parecen haber cambiado las cosas. Ambos siguen al frente del programa que enterró los SMS. La sencillez ha sido la seña de identidad tanto del equipo como de la propia aplicación. Luchan para que así sea, porque lo consideran una de las claves de su éxito.

Aunque la curva de crecimiento no es tan pronunciada como aquella que enamoró a los inversores de Sequoia e incitó a abrir la chequera a Mark Zuckerberg en 2016, han superado los 1.000 millones de usuarios activos mensuales. Su última innovación han sido las llamadas de voz, al día se realizan 100 millones. El año que viene llegará la videollamada, algo que ya ofrecen Skype, Hangouts y Facetime, pero con la ventaja de integrarse en su interfaz y contar con la agenda.

Sin signos en el exterior

La sede de WhatsApp sigue en Mountain View, la misma localidad donde está Google, solo que escondidos dentro del centro. El edificio ya no pertenece a un fabricante de fundas para portátiles, pero siguen sin poner ni un solo signo que desde fuera indique a qué se dedican en la oficina.

La austeridad reina en las oficinas, y choca con la cantidad de atracciones que, a solo pocos kilómetros, tienen sus compañeros de Facebook con cafeterías cada pocos metros, platos de cualquier rincón del mundo y máquinas expendedoras con teclados, auriculares o cables gratis. La única concesión que se hace es a la hora de la comida. Desde que entran por la mañana los empleados comienzan con el intercambio de mails y la conversación: “¿Con quién vas a comer hoy?”. Ya no son apenas 40, sino más de 160 los trabajadores, pero WhatsApp sigue pagando la factura del almuerzo siempre que sean más de seis los miembros que comen juntos. Quieren así fomentar las conversaciones entre diferentes equipos, el conocimiento de proyectos y, en definitiva, un mejor ambiente de trabajo.

Las obsesiones siguen siendo las mismas que cuando nacieron, sobre todo una, la privacidad. No guardan ningún mensaje en sus servidores, no saben a quién corresponde un número y no ven el contenido. Esto se refleja en sus estadísticas. Saben la cantidad de usuarios que tienen, también de dónde son sus números de teléfono pero deliberadamente ignoran si el número ha cambiado de localización.

Aunque su independencia de Facebook es lo más repetido, sí reconocen que les han ayudado con la innovación. Técnicamente tiene más conocimiento y lo han aplicado. La compañía en que Messenger, el servicio muy parecido de Facebook, nunca se unirá con WhatsApp, que ambas plataformas se mantendrán independientes. Una de las diferencias entre ambas es que Facebook se basa en el perfil en la red social para su mensajería, mientras que los del doble check verde toman como referencia de cada usuario el número de teléfono. Otra diferencia es que no van a entrar en la moda de los bots, los denominados asistentes virtuales no están en sus planes porque chocaría con su defensa de la privacidad. Si no almacenan datos y no saben quién envía o recibe los mensajes tampoco consideran que deban procesarlos para dar respuestas automáticas.

Ampliar plantilla

Procuran mantenerse fieles a ła servilleta en que escribieron lo que nunca tendrían. “Ni juegos, ni anuncios, ni trampas”. La única concesión, que también llegará en 2017, será el servicio de uno a muchos. No estará disponible para todos los usuarios pero sí para clientes corporativos e instituciones. No lo ven como una fórmula para promocionar productos, sino un canal para mejorar la relación entre aerolíneas y pasajeros, entre ayuntamientos y habitantes, o para que los medios distribuyan mejor su contenido.

En 2017 esperan también ampliar plantilla. Si en los comienzos casi todos eran ingenieros, ahora están más equilibrados con atención al cliente y soporte. En tono de broma lo consideran la mini ONU, pues intentan que los empleados a cargo de un país sean nativos.

En WhatsApp se trabaja en silencio. No hay una voz más alta que otra. Tampoco dan sensación de prisa. Tardaron en lanzar versión de escritorio. Se toma su tiempo antes de cada novedad y, casi siempre, se añaden sin dar demasiada publicidad. Siguen creyendo que los usuarios son sus mejores embajadores.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: El Pais

03 Agosto 2016

Imaginaos a un usuario de Whatsapp que mantiene una conversación de la que al terminarla no quiere que quede registro. Lo normal, lo lógico, lo fácil sería borrarla y aquí paz y después gloria. Pero con el servicio de mensajería instantánea lo más sencillo se puede convertir en una pesadilla.

"Lo siento amigos, mientras que los expertos alaban los nuevos controles de cifrado de Whatsapp, la última actualización de la aplicación deja un rastro forense de todos los chats, incluso después de eliminarlos, borrarlos o archivarlos... incluso si le das a 'Borrar todos los chats'. De hecho, la única manera de deshacerse de ellos parece ser la de eliminar completamente la aplicación". Quién ha dado con este nuevo fallo es el experto en seguridad, Jonathan Zdziarski, que en su blog advierte de este error y propone alguna solución para no dejar huella.

Zdziarski ha descubierto un fallo de diseño en las librerías SQLite de la aplicación, en particular en los registros de la base de datos.

Según este experto, que hizo la prueba en teléfonos iPhone, no hay constancia de que se deba a un error intencionado, es decir, que Whatsapp esté intentando 'guardar' los registros de los chats de sus más de 1.000 millones de usuarios, sino que "el registro en sí mismo no es purgado ni borrado de la base de datos, lo que deja una huella forense que puede ser recuperado y reconstruido a su forma original".

Para el común de los mortales esto supone que aunque el usuario borre o elimine los chats siempre quedarán registros de ellos en el teléfono, con lo que un cualquier experto podría acceder a estos datos, pese a que el usuario cree que no hay existencia de ellos.

"El rastro forense es común en cualquier aplicación que utiliza SQLite, ya que SQLite de forma predeterminada no vacía la base de datos de iOs (probablemente en un esfuerzo por evitar el desgaste)", asegura.

Y añade: "Cuando se elimina un registro, se añade simplemente a una 'free list', pero los registros libres no se sobreescriben hasta más adelante, cuando la base de datos necesita almacenamiento extra. Si se elimina gran cantidad de registros a la vez, esto provoca gran cantidad de registros que terminarán en la 'free list' y que llevará más tiempo sobreescribir con datos nuevos. Y tampoco hay garantía de que los datos sobreescritos por el siguiente conjunto de mensajes".

"Un riesgo muy grave para la intimidad", lo califica este experto en seguridad, ya que un especialista que tuviera acceso al dispositivo podría recuperarlas, incluso podría realizar una copia de la librería y hacer un uso indebido de ella.

Y en el caso de los dispositivos Apple, además habría que sumarles que esa librería no sólo se queda almacenada en el móvil sino que también se graba en la nube, iCloud, cuando se tienen sincronizados los dispositivos, y que la única manera de evitar sería eligiendo la opción 'Cifrar copias de seguridad'.

A este respecto, Zdziarski señala que "las autoridades pueden emitir una orden exigiéndole a Apple que obtenga los registros de un chat, que pueden incluir mensajes borrados.

Y entonces ¿qué se puede hacer? Zdziarski recomienda (sólo para los dispositivos Apple) las siguientes recomendaciones:

Utilizar iTunes para establecer una contraseña de apoyo más larga y complicada.

Inhabilitar los apoyos de la nube.

De vez en cuando borrar completamente la app de Whatsapp del teléfono y reinstalarla para limpiar la base de datos.

El descubrimiento de este experto ha provocado una avalancha de criticas de los usuarios de la aplicación de mensajería. Especialmente después de que el pasado mes de abril, Whatsapp anunciara a bombo y platillo la activación del cifrado end to end. Un protocolo severo por el cual sólo el emisor y el receptor pueden leer los mensajes.

Desde entonces se suponía que todo lo que se compartía a través de Wahtsapp quedaba cifrado por defecto y sólo el emisor y el receptor tenían la llave para abrir el candado único e intransferible que protege los mensajes. Parece que ahora la seguridad que prometían se ha quedado en mucho menos.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: Tvnws

Últimas Noticias

Prev Next

Rayo cobra la vida de una joven pareja y…

Rayo cobra la vida de una joven pareja y su hijo

El impacto de un rayo terminó con la vida de una joven pareja y su...

Mourinho afirma que las eliminatorias su…

Mourinho afirma que las eliminatorias sudamericanas son serias y destaca el desempeño de Bolivia

“Los partidos de clasificación en Europa me aburren; mientras que los de Sudamérica me motivan”...

Conferencia Boliviana de Religiosas y Re…

Conferencia Boliviana de Religiosas y Religiosos rechaza ampliar causales para el aborto

La Conferencia Bolivia de Religiosas y Religiosos repudió y rechazó el artículo 157 del proyecto...