Santa Cruz de la Sierra
16 Noviembre 2017

La avalancha de acusaciones de acoso sexual y violaciones tumbó en una semana a uno de los hombres más poderosos de la industria del cine, Harvey Weinstein, sin embargo este no ha sido el único hombre acusado de abuso de poder. Todavía no se conoce ni su intensidad real ni cuándo dejará de resquebrajar el suelo de la industria cinematográfica más potente del mundo. Así lo reseña abc.es

Esta mañana , el diario Radar Online rescató un informe policial del año 2000 en el que el actor John Travolta fue acusado de acoso sexual a un masajista de 21 años. Los hechos ocurrieron en el Hotel La Quinta en Pal Springs, situado en California, al que el actor acudió al Spa, que cerró el local para recibir a la estrella del cine, para un «masaje corporal profundo». «Le preguntó a Travolta en qué área del cuerpo quería que se concentrara más, y Travolta respondió las nalgas», se puede leer en el informe.

Tras un primer tratamiento de exfoliación corporal en el que Travolta le dijo que «era muy atractivo y que lo había excitado», el intérprete le pidió al empleado si podía acompañarle a la sauna para «no estar solo», una vez ahí Travolta le metió la mano por debajo de la toalla y le frotó la parte interna del muslo. «Comenzó a frotar las nalgas desnudas del masajista, así como el surco entre ellas», asegura. Tras un momento tenso, el trabajador decidió retirarse, sin embargo el actor le siguió preguntándole si podía «enjabonarle la espalda», a lo que se negó rotundamente. Travolta no cesó en su empeño y le preguntó «si le gustaba el sexo entre hombres y de ser así, le contase cómo le gustaba fantasear».

Traumatizado por lo sucedido, el joven informó sobre el incidente al Departamento del Sheriff de Palm Springs, que envió a un oficial al centro de trabajo. El hombre se sintió «violado» según el informe policial. El oficial al mando explicó que «ninguno de los actos o declaraciones podían corroborarse». Por lo que el caso fue «cerrado sin fundamento» y el oficial aconsejó al masajista que hablase con un abogado civil.

Redacción: Leo.com.bo                               

Fuente: Telshow

14 Noviembre 2017

La ola de acusaciones que se han desatado sobre acoso sexual en el medio del espectáculo alcanzó a la estrella boricua Jennifer Lopez.

Benny Medina, manager, amigo y confidente de J. Lo ha sido acusado por el actor Jason Dottley de un intento de violación en 2008 en la residencia del productor en Los Ángeles.

De acuerdo con la columnista de Primera Hora, Milly Cangiano, Medina es una de las personas que más ha ayudado a Jennifer en su exitosa carrera y su relación pasa más por lo personal.

“Jennifer no da un paso si no consulta con Benny y su madre Guadalupe. Aparte de los elogios a Benny, en su libro escribió sobre el peor día de su vida: ‘Me levanté de mi silla y dije a mi querido manejador, ‘Benny (Medina), algo me está pasando, siento que me voy a volver loca. El amor no cuesta nada’. Mi mamá estaba ahí y corrió a mi lado también. Veía todo borroso tenía miedo y pánico. Miré a Benny y a mi mamá y balbuceé, ‘no creo que pueda seguir más junto a Marc’ y rompí en llanto’… Imagínense, fue el primero en saber que dejaría a su marido”, escribió Cangiano.

J.Lo que este fin de semana estrenó el video de su sencillo “Amor, amor, amor”, no se ha pronunciado sobre las acusaciones a su amigo, sin embargo, analistas aguardan con ansias por saber cómo manejará la situación, en un momento en que el acoso sexual está afectando a muchas mujeres y hombres.

“Jennifer López tendrá que trabajar sabiamente las situación… si las acusaciones son ciertas, podría dañar su imagen”, advirtió la periodista boricua.

Esta no es la primera vez que la “Diva del Bronx” se encuentra en una situación incómoda respecto al acoso sexual. En 2014 el cantante aficionado Rodrigo Ruiz la acusó de conductas inapropiadas porque según él, le condicionó la ayuda con su carrera a que le mandara fotos desnudo.

En aquella ocasión el equipo legal de Jennifer tomó la demanda como “una mala broma” y el asunto no prosperó en tribunales.

La cascada de acusaciones que se ha desatado después del escándalo de Harvey Weinstein ha salpicado a grandes figuras de la talla de Kevin Spacey, Dustin Hoffman, Brett Ratner y hasta Mariah Carey.

Redacción: Leo.com.bo                               

Fuente: Teleshow

 

12 Noviembre 2017

Otra denuncia por acoso sexual pesa sobre Steven Seagal. Esta vez fue Portia de Rossi quien se animó contar el terrible episodio que le ocurrió con la estrella de películas de acción.

"Mi última audición para una película de Steven Seagal ocurrió en su oficina", escribió la actriz en su cuenta de Twitter. "Él me dijo cuán importante era tener química por fuera de la pantalla, mientras me sentaba encima y se bajaba la cremallera de su pantalón de cuero. Yo huí y llamé a mi agente, quien despreocupada me contestó: 'Bueno, no sabía que no fuera tu tipo'".

De Rossi ha participado en series como Ally McBeal, Arrested Development y Santa Clarita Diet, entre otras. La actriz es la esposa de la comediante y presentadora de talk show Ellen DeGeneres.

Seagal recientemente fue denunciado por la actriz Julianna Margulies, protagonista del drama The Good Wife.

La estrella contó que el actor la invitó a hacer un ensayo en un hotel cuando ella tenía 23 años. Una directora de casting le aseguró que Seagal quería revisar una escena de la película Furia salvaje.

Margulies recordó que, al arribar al hotel, Seagal estaba solo y portando un arma.

"Se aseguró de que viera su arma. Nunca había visto una en mi vida. No fui violada ni recibí daño alguno. Pero no sé cómo logré salir ilesa", agregó.

La periodista Lisa Guerrero también denunció a Seagal de acoso hace unas semanas. De acuerdo con la reportera, el actor la atacó durante la realización de Fire Down Below.

Redacción: Leo.com.bo                               

Fuente: Teleshow

10 Noviembre 2017

Michael Anello –ex jefe de seguridad de Mariah Carey– amenaza a la cantante pop con presentar acciones legales contra ella, alegando que la intérprete le debe dinero por sus servicios. También denunció que lo acosó sexualmente, de acuerdo con un reporte de TMZ.

Anello relató que durante un viaje a Cabo San Lucas, la artista estadounidense, de 48 años, le pidió que fuera a su habitación para ayudarla con su equipaje y que cuando llegó allí, apareció con una bata transparente abierta. Él dice que trató de irse del lugar, pero ella insistió en que se quedara. Finalmente –contó– logró escapar sin tener contacto físico.

El citado medio afirma haber visto un borrador de la demanda preparada por el abogado de Anello. No obstante, el letrado señaló que el litigio está suspendido para que este conflicto pueda solucionarse entre las partes en privado y evitar tener que ir a la Justicia.

El guardaespaldas aseguró que la famosa cantante de "All I Want for Christmas Is You" lo llamó "nazi" y que tiene una deuda pendiente con su empresa por más de USD 200 mil.

En los documentos preliminares se indica que la compañía trabajó para Carey desde junio de 2015 hasta mayo de este año y que quedó impaga una suma de USD 221. 229.

En tanto, los abogados de la estrella de la música internacional indicaron que en la negociaciones Anello dijo no estar satisfecho con el monto ofrecido y exige más dinero.

Redacción: Leo.com.bo                               

Fuente: Teleshow

31 Octubre 2017

La serie “House of Cards” de Netflix ha sido cancelada tras las graves acusaciones contra la estrella del programa Kevin Spacey, reporta Variety.

El actor Anthony Rapp declaró a Buzzfeed que sufrió de acoso sexual por parte de Spacey cuando apenas tenía 14 años.

La sexta temporada de “House of Cards” inició producción este mes en el estado de Maryland y se pretende acabar con la filmación que llegaría a la plataforma digital en el 2018.

Netflix no se ha pronunciado al respecto pero el creador de la serie aclamada, Beau Willimon, declaró que las acusaciones son “profundamente preocupantes”.

“La historia de Anthony Rapp es profundamente preocupante”, Willimon dijo a People. “Durante el tiempo que he trabajado con Kevin Spacey en ‘House of Cards’, yo no he sido testigo de ningún comportamiento inapropiado dentro o fuera del set. Con eso dicho, tomo los reportes de tal comportamiento muy seriamente y esta no es la excepción. Apoyo la valentía del señor Rapp”.

Después de la revelación de Rapp, Spacey tomó Twitter para explicar lo sucedido y a la vez decir abiertamente que es gay.

“Sé que hay muchas historias sobre mí y que algunas fueron alimentadas por el hecho de que siempre fui reservado sobre mi vida privada. Como saben las personas que me rodean, en mi vida tuve relaciones con hombres y mujeres. Amé y tuve encuentros románticos con hombres durante toda mi vida y elegí vivir ahora como un hombre homosexual. Quiero lidiar con esto honestamente y eso comienza con examinar mi propio comportamiento“, escribió.

Redacción: Leo.com.bo                               

Fuente: Elfarandi

25 Octubre 2017

La ola de denuncias de asalto sexual que se ha generado a partir del escándalo de Harvey Weinstein alcanzó al expresidente George H. W. Bush, señalado por la actriz Heather Lind.

La estadounidense de 34 años expuso públicamente que el funcionario de 93 años la tocó sin su consentimiento en el trasero desde su silla de ruedas cuando posó para una foto, ante la atenta mirada de su esposa, Bárbara.

 “Cuando tuve la oportunidad de conocer a George H. W. Bush hace cuatro años para promover un show de televisión histórico en el que trabajaba, él me asaltó sexualmente, cuando estaba posando para una foto. Él no me dio la mano. Él me tocó por detrás desde su silla de ruedas con su esposa Bárbara Bush a su lado. Me dijo una broma sucia”, denunció Lind en una publicación en Instagram que borró más tarde.

La actriz participó en la serie “Turn: Washington’s Spies” de AMC y acompañó sus palabras con fotos de su amargo encuentro con Bush.

Lind detalló que cuando la tocó por segunda vez mientras eran fotografiados, Bárbara Bush observó el momento y giró los ojos “como diciendo, no otra vez”. Además, el equipo de seguridad le advirtió que “no debió haberse parado junto al expresidente para la foto”.

“Nos pidieron que lo llamáramos Sr. Presidente. A mí me parece que el poder de un Presidente debe ser usado para un cambio positivo, ayudar a la gente de hecho, y servir como un símbolo de la democracia… Él renunció a ese poder cuando lo usó contra mi, y a juzgar por los comentarios del resto de los que estábamos ahí, lo usó contra otras mujeres antes”, concluyó Lind.

Bush se disculpó por el incidente y expresó que solo se trató de una broma.

“El Presidente Bush nunca, bajo ninguna circunstancia, ha causado a nadie angustia intencionalmente. Él ofrece sus más sinceras disculpas por una broma que ofendió a la Sra. Lind”, explicó en una declaración escrita a Daily Mail.

Además de productores y directores de Hollywood, las denuncias de famosas acosadas sexualmente se han extendido a entrenadores y políticos, evidenciando un enquistado mal social y cultural.

Sobre el Presidente Donald Trump pesan varias acusaciones de acoso y asalto sexual que se dieron a conocer durante su campaña electoral, sin que alguna haya tomado un cause legal.

Redacción: Leo.com.bo                              

Fuente: AFP

22 Octubre 2017

Luego del escándalo en el que se ha visto involucrado Harvey Weisten tras ser denunciado por acoso sexual por parte de varias mujeres, hoy sale a la luz el episodio que sufrió Salma Hayek con el director Oliver Stone en 2012 durante la premiere de la cinta ‘Savages’.

En unas fotos que se encuentran circulando recientemente por la red, y que están llamando mucho la atención, se puede apreciar a Stone tocando los pechos de la mexicana en plena alfombre roja, situación que por supuesto a Salma no le pareció y por lo cual de inmediato miró al cineasta de forma molesta y hasta parece que le hizo un reclamo por lo sucedido.

Cabe señalar, que recientemente, la actriz Patricia Arquette publicó una serie de mensajes a través de su cuenta de Twitter para revelar el acoso sexual que sufrió por parte de Stone hace algunos años.

Redacción: Leo.com.bo                              

Fuente: Teleshow

18 Octubre 2017

Con la etiqueta “Me too”, que en español significa “yo también”, mujeres en todo el mundo, conocidas y anónimas, están hablando de sus historias de acoso y abuso sexual.

La etiqueta se viralizó después de que la actriz Alyssa Milano escribiera en Twitter: “Si todas las mujeres que han sufrido acoso sexual escribieran ‘yo también’ tendríamos una idea de la magnitud del problema”.

Lo hizo en medio del escándalo de acoso sexual del productor estadounidense Harvey Weinstein, a quien una decena de actrices que acusan de acoso sexual o hasta violación.

Entre las que acusan a Weinstein se encuentran caras tan reconocidas como Angelina Jolie, Gwyneth Paltrow y Rose McGowan, que han sacado a la luz prácticas machistas en Hollywood.

Pero Milano quería que, más allá de Hollywood, se visibilizara cuán extendido está el problema.

En español el “Me too” también se ha hecho presente en las redes y muchas mujeres denunciaron sus casos de acoso en diferentes ámbitos.

BBC Mundo contactó a algunas de esas mujeres, y a un hombre, que sufrieron este problema en el ambiente laboral, o en situaciones donde sus acosadores tenían un estatus de poder.

“El director del periódico, un señor más de 30 años mayor, que era mi profesor y jefe me acosaba de manera constante. Me decía piropos subidos de tono y me enseñaba imágenes pornográficas”, explica Ivannia Salazar, que tenía 21 años y era estudiante de periodismo, y trabajaba como redactora en el periódico de su universidad en Costa Rica.

“Una noche, me rozó los pechos cuando no había casi nadie en la redacción”.

“Por denunciar sufrí amenazas de muerte”

Salazar renunció a su trabajo y lo denunció por hostigamiento. El hombre terminó siendo despedido. “Hubo una gran cobertura mediática y recibí mucho apoyo por un lado, incluso de mujeres que también fueron víctimas de ese hombre. Pero, por otra parte, también me amenazaron de muerte porque el acosador y sus allegados dijeron que era una denuncia falsa, que se debía a motivos políticos”.

Dice que fue muy duro tener que enfrentarse, tan joven, a alguien con tanto poder. “Estas situaciones las viven muchas mujeres, la mayoría en silencio“ , asegura.

 “Trabajaba en un canal de televisión en México y dos jefes me acosaron, cada uno por su parte. Me hacían comentarios morbosos, me abrazaban y me invitaban a salir. Como no les hice caso terminaron aislándome y no me renovaron el contrato”, asegura Jessica López.

Dice que en México el acoso es tan común que es tomado como normal. “Casi, casi te dicen que si no te violan no puedes denunciar. Y la mayoría de las mujeres tienen que aceptarlo porque no quieren perder su trabajo”.

El acoso, normalizado en el trabajo

Delia Muñoz, española, productora de video, asegura que tiene un sinfín de anécdotas de acoso en diferentes trabajos.

“Me da rabia que a las mujeres se nos vea solo como un cuerpo, que no piensen en nosotros como profesionales, que tenemos formación, experiencia, inquietudes”.

Uno de sus casos que no considera tan grave, porque “no fue agresivo” es que la persona de la que dependía que la contrataran para un proyecto en México se empeñó a acompañarla a su casa tras la cena de Navidad y ahí intentó besarla y tocarla .

“Cuando me fui con su hermano a un viaje de trabajo, me pedía de manera insistente que fuera a su habitación del hotel”.

Dice que fue duro aguantarlos porque necesitaba el trabajo, pero al final lo dejó.

“A las mujeres nos pasan tantas en el día a día que ya las damos por normales”, asegura.

Algunas mujeres no apoyan a las víctimas

También dice que otro de los problemas es que ni otras mujeres les creen. “Otra vez me intentaron violar, cuando se lo conté a una colega, una mujer joven como yo, ¡se apiadó del agresor porque debía haber tenido una vida difícil!”, asegura Muñoz.

Aunque no califica directamente de acoso, Fernanda Martínez, de Nicaragua, asegura que dos veces fue cuestionada en Alemania de tener un puesto directivo.

“Un colega me preguntó ‘¿ y tú qué tipo de relación tienes con el jefe para estar ahí?‘ , como si no me lo hubiera podido ganar por mi propio mérito”.

Los hashtags, en diferentes idiomas, han sacado a relucir también otros casos de acoso.

El fotógrafo Mauro Bedoni cuenta que cuando tenía 14 años un hombre se le acercó en un parque en Italia y le dijo que tenía una pistola en la mochila y lo acosó sexualmente.

“No llamé a la policía porque pensé que no serviría de nada”, asegura a BBC Mundo. Dice que han pasado 24 años y que casi se había olvidado del incidente, pero que con el hashtag pensó en compartir su historia y apoyar a las personas que son acosadas.

 “Particularmente a las mujeres que sufren más este problema. Los hombres pueden intimidarlas más por la fuerza física, pero también porque desafortunadamente están más frecuentemente en posiciones de poder”, dice Bedoni.

Redacción: Leo.com.bo                              

Fuente: BBCMundo

Últimas Noticias

Prev Next

Sospechan trata y tráfico Rescatan a men…

Sospechan trata y tráfico Rescatan a menores de zafra en Bermejo

Cuatro niñas y dos adolescentes, posibles víctimas de trata y tráfico de personas, fueron rescatadas...

Elecciones presidenciales en Chile Triun…

Elecciones presidenciales en Chile Triunfa Piñera, pero su regreso queda en dudas

Con el 96,1% de los votos escrutados, el expresidente chileno Sebastián Piñera se impone en...

Por sequía Chuquisaca podría declararse…

Por sequía Chuquisaca podría  declararse en emergencia

La falta de lluvias podría obligar a las autoridades de Chuquisaca a declararse en emergencia...