Santa Cruz de la Sierra
07 Octubre 2019

La rutina es la peor enemiga en las relaciones. Sin embargo, existen formas para revivir la llama de la pasión, y recuperar el deseo que alguna vez tu pareja despertó en ti.

Si este es tu caso, presta mucha atención para que revivas el deseo en las relaciones con tu pareja.

Cómo revivir el deseo sexual

Si vives de la rutina, es lógico que el deseo sexual en tu pareja y en ti haya disminuido. Por eso, es importante hablar sobre ello con tu pareja. La comunicación juega un papel fundamental en las relaciones, y hablar sobre sexo también es importante.

Para revivir el deseo, deja las rutinas, sorprende a tu pareja. Prepara una noche romántica, y haz que tu pareja sea la protagonista. Si tomas la iniciativa, lograrás que ambos se compenetren y tengan una noche diferente.

La espontaneidad también juega un papel muy importante. Si quieres romper con la rutina, los juegos de rol pueden ayudarlos a probar situaciones diferentes y fantasear. En estos casos la imaginación es una gran aliada.

Controlando las emociones

Según lamenteesmaravillosa.com, en algunos casos los problemas emocionales tal vez hayan influido en el decaimiento de la actividad sexual. En estas situaciones, lo que debes hacer es comprender a tu pareja y ayudarla a superar su etapa.

Por otra parte, reafirma su autoestima. Hazle saber el valor que tiene para ti y cuánto la quieres. Los pequeños detalles, como notas sinceras de cariño, y pequeñas muestras de interés, contribuirán a que se sienta bien.

Y finalmente, no escondas tus sentimientos. Recuerda que el motor principal del deseo parte de las emociones. Lograr la estabilidad emocional es muy importante para una relación sana y una vida sexual activa.

Así que si te propones hacer sentir bien a tu pareja, esa llama que se encontraba apagada puede renacer con pequeñas acciones, y así recuperar el deseo sexual que ayudará a revitalizar toda tu relación.

Redacción: Leo.com      

Fuente: Imujer.com

17 Septiembre 2019

Todavía recuerdo el revuelo mundial que se armó cuando el recién electo presidente de Francia, Emmanuel Macron, presentó a su esposa, Briggite Trogneux, quien le lleva 24 años y ya es abuela. Todo el mundo se escandalizó y yo lo que pensé fue: ¡bien por ti, chica, así se rompen los estereotipos!

Pensemos en que, si hubiese sido al revés, es decir, que el hombre fuera 24 años mayor que su esposa, no habría salido en la prensa y nadie hubiese hecho ningún comentario. ¿O alguien ha señalado que esa es la misma diferencia de edad que hay entre Donald y Melania Trump? Es un indicador del machismo, los prejuicios y la hipocresía que lamentablemente todavía nos afecta como sociedad.

Entonces, si eres una de esas mujeres que ha decidido vivir su amor con un hombre más joven contra viento y marea, quiero ofrecerte algunos consejos que te pueden ayudar a mantener esa relación que, como ya vimos, puede estar llena de obstáculos y desafíos.

Sabes que lo más probable es que te critiquen, así que prepárate: seguramente la familia, los amigos, los compañeros de trabajo tendrán una opinión sobre tu relación, y posiblemente no sea favorable. ¡Te van a decir todas las razones por las que tu relación puede fracasar! Así que escúchalos, sonríeles, no te desgastes en discusiones y no permitas que te sugestionen. Escucha a tu corazón.

Especial atención merecen tus hijos, si los tienes: su opinión sí es más importante, así que siéntate a hablar con ellos y explícales que es una relación como cualquier otra que está llena de compromiso, confianza y amor. Escúchalos atentamente y resuelve con amor sus inquietudes.

No bases la relación solo en lo sexual: las mujeres alcanzamos nuestro máximo potencial sexual alrededor de los 30-40, y los hombres a los 18 años. Por tanto, es posible que una relación de este tipo se apoye puramente en lo sexual. Si es así, la probabilidad de que se mantenga en el tiempo es más baja. Es importante que se lleven bien sexualmente, pero que también que consoliden su unión, compartan un proyecto en común, tengan valores y principios parecidos, y personalidades compatibles.

Habla del tema de ser padres: si él todavía no tiene hijos, y tú ya no estás en la capacidad de ser madre, puede ser un problema a futuro. Es un tema que hay que plantear y resolver desde el principio y si definitivamente es algo que él necesita, pueden ver qué otras opciones son viables, como la fertilización in vitro, la adopción, etc.

Redacción: Leo.com      

Fuente: Isalud.com

 

                                   

  

 

30 Agosto 2019

Siempre que se beba con moderación, el vino tinto puede esconder gran potencial terapéutico. Por ello, en el último siglo se desarrollaron diferentes investigaciones para examinar muchas de sus supuestas propiedades. Siguiendo esta larga línea de estudios, un reciente trabajo encontró que mejoraría la diversidad bacteriana en nuestros intestinos, protegiendo así la salud general.

“Si bien conocemos desde hace tiempo los beneficios inexplicables del vino tinto para la salud del corazón, este estudio muestra que su consumo moderado se asocia con una mayor diversidad del microbiota intestinal, lo que explicaría en parte sus efectos beneficiosos sobre la salud “, señaló Caroline Le Roy, autora principal del estudio.

Los beneficios del vino tinto ya se habían encontrado en otros aspectos. Tal vez el más conocido sea su efecto protector sobre la salud cardíaca. Aunque actualmente se desconocen los mecanismos detrás de esa asociación, los especialistas creen que podría deberse a la presencia de ciertos antioxidantes, como el resveratrol o los polifenoles, que podrían aumentar los niveles de colesterol de lipoproteína de alta densidad o “bueno”, y así, contrarrestar la presencia de su contraparte “malo”.

Otros compuestos del vino que podría tener propiedades saludables son los flavonoides, un tipo de polifenol. Estos se vincularon a una buena salud oral, específicamente por su capacidad para neutralizar las bacterias que causan caries o enfermedades en las encías.

Ahora, el estudio observacional del King’s College London comparó a quienes bebían vino tinto con moderación con aquellos que no lo hacían, y encontró que los primeros gozaban de una mejor su salud intestinal debido a una mayor diversidad bacteriana. Sus hallazgos se publicaron en Gastroenterology.

Beneficios del vino

Los especialistas examinaron datos de 916 gemelas y compararon los efectos de la cerveza, la sidra, el vino tinto, blanco y las bebidas espirituosas en sus microbiotas intestinales. También tuvieron en cuenta diferentes factores de confusión, como edad, peso, dieta y estado socioeconómico.

Después de considerar todos estos aspectos, los investigadores encontraron una asociación entre la diversidad bacteriana y el consumo de vino tinto. Quiénes tomaban esta bebida tenían un mayor número de bacterias diferentes en sus intestinos, tasas más bajas de obesidad y niveles más bajos de colesterol, que aquellos que no la tomaban.

Los autores confirmaron los hallazgos en tres cohortes diferentes con sede en Reino Unido, Países Bajos y Estados Unidos. Otros de los expertos, el profesor Tim Spector, señaló que los polifenoles presentes en el vino tinto podrían ser los responsables de estos beneficios.

“Este es uno de los estudios más grandes para explorar los efectos del vino tinto en los intestinos de casi 3.000 personas y en tres países diferentes Proporciona información de que los altos niveles de polifenoles en la piel de la uva podrían ser responsables de muchos de los beneficios para la salud cuando se lo bebe con moderación”.

Las frutas y verduras son naturalmente muy ricas en polifenoles, que a su vez están llenos de antioxidantes que combaten el daño celular. Por ello, los expertos suelen asegurar que los polifenoles pueden “alimentar” los microorganismos beneficiosos que viven en nuestros intestinos.

Sin embargo, los autores advirtieron que este fue un estudio observacional. Esto significa que no pueden confirmar que es el vino tinto el que causa este efecto beneficioso en la microbiota. Además, resaltaron que la moderación es clave.

“Aunque observamos una asociación entre el consumo de vino tinto y la diversidad de microbiota intestinal, beber vino tinto moderadamente, como una vez cada dos semanas, parece ser suficiente para observar un efecto”, dijo Spector.

Y agregó: “Si tienes que elegir una bebida alcohólica hoy, el vino tinto será la mejor opción, ya que parece ejercer un efecto beneficioso sobre tu salud y tus microbios intestinales, lo que a su vez también puede ayudar a reducir el peso y el riesgo de enfermedades del corazón. Sin embargo, todavía se aconseja consumirlo con moderación”.

Redacción: Leo.com      

Fuente: tusalud.com

 

 

30 Agosto 2019

Un curioso estudio realizado recientemente en Reino Unido, el cual fue dirigido por Jessica Leoni, experta en relaciones personales y de pareja, descubrió que la forma en la que duermen podría ser un indicador de que tu otra mitad te puede estar siendo infiel.

“Cuando dormimos, nuestras mentes subconscientes se hacen cargo, por lo que el lenguaje corporal que usamos con una pareja puede ser un indicador preciso de lo que está sucediendo en una relación”, explicó Leoni.

Así que mediante un sondeo con cientos de parejas de aquel país, la analista descubrió que existen muchas posiciones para dormir, pero hay una en específico que suelen adoptar las personas que aceptaron haber tenido una “aventura” con una tercera persona.

Se trata de una posición que los expertos han denominado como “la separación” y se refiere cuando la pareja comparte la misma cama pero uno de ellos le da la espalda al otro, dejando un espacio en medio. Según Leoni, dicha posición tiene dos objetivos: alejarse un poco de la pareja para ocultar olores, marcas o cualquier detalle que pueda evidenciarlo, y el otro la falta de necesidad de dar afecto o recibirlo.

Aunque también, Leoni indicó que dormir de espaldas o separados puede ser símbolo de respeto e independencia, lo cual suele darse en relaciones maduras. El problema está cuando de repente, pasan de dormir abrazados o muy de cerca a estar completamente alejados.

Otra posición “peligrosa” para dormir es cuando uno de los dos abarca la mayor parte de la cama, ya que eso significa que esa persona solo se interesa en ella misma y no en la relación, así como baja autoestima del otro.

Redacción: Leo.com      

Fuente: Agencias

23 Noviembre 2018

Estamos en la recta final del año. Vienen ya las reuniones familiares, de oficina, entre amigos y con ellas, un trago por aquí y otro trago por allá. Pero quizá lo más temido de una fiesta sea el día siguiente, cuando la resaca estropea el cuerpo y pasa la factura después de las horas de diversión.

No todas las bebidas alcohólicas y sus estragos son iguales; algunas son peores que otras. Una investigación de la Escuela de Medicina Wake Forest señala las bebidas que causan la peor resaca y un método efectivo para evitar sus efectos.

El estudio asegura que un 76 por ciento de las personas que beben alcohol durante reuniones o eventos sociales, experimentan algún tipo de resaca horas después. Deshidratación, fatiga, mareos, temblores, dolores de cabeza o musculares, arritmia cardiaca, son algunos de los temidos síntomas del hangover.

Obviamente, no beber alcohol es la mejor manera de evitar la resaca, cruda, guayabo, goma, hangover o como sea que le llames, pero si ya sabes que vas a consumir algunos tragos entonces el truco está en cuidar tus elecciones.

El proceso de fermentación del alcohol conlleva algunos compuestos asociados llamados congéneres que están relacionados con el nivel de resaca que las bebidas pueden provocar. Las bebidas con mayor cantidad de congéneres y que, por ende, producen las peores resacas son los licores oscuros. El whiskey, el bourbon, el ron añejo, el brandy y el vino tinto están entre los más peligrosos.

En cambio, los licores más claros, con una menor concentración de congéneres, producen resacas más llevaderas, entre ellos el vodka, la ginebra, el sake, el vino blanco, las cervezas ligeras o el tequila blanco.

Para evitar que la resaca tenga efectos devastadores, independientemente de que prefieras alcohol claro u oscuro, los expertos recomiendan no beber con el estómago vacío. Quizá esto ya lo sabías, pero ¿qué te conviene comer para disminuir el hangover?

Consumir alcohol en exceso impide que el cuerpo absorba ciertos nutrientes, como las vitaminas A y B, el potasio y el zinc, entre otros, por lo que elegir bien tus alimentos durante la resaca puede ayudar a tu organismo a sentirse mejor.

Así que cuando la maldición de la cruda caiga sobre ti, asegúrate de comer verduras de color naranja y amarillo, espárragos, frijoles, nueces, granos enteros, aguacate, plátano, pollo, carne, pescado y huevo. Beber mucha agua y un poco de reposo también pueden ayudar.

Redacción: Leo.com                        

Fuente: Isalud.com

20 Noviembre 2018

Si eres de esas personas que creen que no darse un baño por la mañana no es iniciar el día con el pie derecho, lamentamos decirte que estás en un completo error.

Muchos suelen bañarse a primera hora de la mañana, pues además de ser ya todo un ritual, algunos aseguran que solo así pueden mantenerse completamente despiertos y atentos en las primeras actividades del día.

Pero de acuerdo al dermatólogo de Nueva York, el doctor Samer Jaber, lo ideal es bañarse en la noche, para así quitarse el sudor y las impurezas acumuladas durante el día, lo cual hará que tu piel se mantenga sana.

“Si sales todo el día y estás sudando o haciendo ejercicio, definitivamente debes bañarte antes de irte a la cama”, comentó el doctor Jaber a Daily Mail.

Además, si eres de los que usa todo tipo de tratamientos, humectantes y cremas, cuando te bañas de noche aprovechas más estos productos, ya que de acuerdo a la Asociación Americana de Dermatología, después de una ducha por la noche, tu piel tiene la oportunidad de absorber las cremas hidratantes mientras duermes.

También, según una investigación realizada por la Universidad de Harvard, comprobó que si te bañas por la noche te ayuda a conciliar el sueño, sobre todo si lo haces con agua caliente, ya que este resulta sumamente relajante. Solo debes realizarlo 90 minutos antes de acostarte.

Redacción: Leo.com                        

Fuente: Isalud.com

 

14 Noviembre 2018

La diabetes es una enfermedad seria de por vida que cualquiera puede sufrir.

Se estima que 422 millones de personas viven con diabetes en todo el mundo, cuatro veces más que hace 40 años, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La diabetes se produce cuando el cuerpo no puede procesar todo el azúcar o glucosa en el torrente sanguíneo.

La glucosa no es mala, sino que es el combustible de todas las células del cuerpo.

Algunos tejidos, para poder utilizar esta glucosa, necesitan de la acción de la insulina, que es una hormona producida por el páncreas que facilita que la glucosa ingrese a la célula, y así esta pueda transformar glucosa en energía.

Las complicaciones de la diabetes pueden llevar a un ataque cardíaco, accidente cerebrovascular, ceguera, insuficiencia renal y amputación de las extremidades inferiores.

A pesar de los riesgos, muchas personas que tienen diabetes no lo saben. Pero los cambios en el estilo de vida pueden prevenirlo en muchos casos.

En el día Mundial de la Diabetes, que se conmemora este 14 de noviembre, en BBC Mundo investigamos cuáles son las dudas más frecuentes que las personas preguntan a Google sobre la diabetes y se las preguntamos a tres especialistas.

1) ¿Cuáles son los primeros síntomas de la diabetes? ¿Y en los niños?

“Por lo general, el medico advierte al paciente que tiene diabetes tipo 2 en base a los resultados de pruebas de laboratorio que miden el nivel de azúcar en la sangre. La mayor parte de pacientes con diabetes tipo 2 no tienen síntomas. Los síntomas son más comunes en pacientes con diabetes tipo 1, cuando los niveles se mantienen muy elevados por mucho tiempo.

Es posible que se desarrolle fatiga, sed, hambre, exceso de orina, visión borrosa y pérdida de peso”. – Victor Montori, doctor endocrinólogo especialista en diabetes de la Clínica Mayo de Estados Unidos.

“En los niños, frecuentemente la forma de presentación de la diabetes es la del tipo 1. Los síntomas por lo general son más intensos y se presentan en un menor tiempo: sed intensa, pérdida de peso, orinas frecuentes, cansancio, no juegan como lo hacían de forma habitual, somnolencia”. – José Agustín Mesa Pérez, médico endocrinólogo y presidente de la Asociación Latinoamericana de Diabetes.

“En las últimas décadas hemos tenido un aumento alarmante de casos de diabetes tipo 2 en niños y adolescentes, vinculado a la mayor obesidad y hábitos de vida sedentarios”.- Dra. Fabiana Vazquez, vocal de la Sociedad Argentina de Diabetes.

2) ¿Cuándo el nivel de azúcar en sangre es peligroso?

“En ayunas, el nivel normal de azúcar en sangre es de 70 a 110 miligramos por decilitros (mg/dl). Después de las comidas, estos valores suben, pero la insulina se encarga de que vuelvan al rango normal rápidamente (habitualmente 2 horas). Los valores mayores a 180 mg/dl sostenidos por más de 2 horas son tóxicos para las células, y si se repiten muchas veces pueden originar daño permanente en ellos, especialmente en riñones, ojos, corazón y nervios de las piernas”.

“A la larga, todo el organismo resulta afectado si los valores son altos. Por eso, las personas con diabetes deben tener las glucemias en un rango entre 70 y 180 mg/dl la mayor parte del día”. – Dra. Fabiana Vazquez, vocal de la Sociedad Argentina de Diabetes.

“El paciente con diabetes tipo 2 puede comenzar a deshidratarse cuando el nivel de azúcar excede 200 mg/dL pero personas sin ningún otro problema pueden mantener niveles altos de azúcar sin mayor peligro. Cuando el nivel es muy alto, por ejemplo encima de 300 mg/dL, el riesgo es mayor y requiere atención”. – Victor Montori, doctor endocrinólogo especialista en diabetes de la Clínica Mayo de Estados Unidos.

“También hay que hablar de valores hacia abajo. Las personas que tienen diabetes incluso las que tienen algunas complicaciones deberían evitar tener valores de glucosa por debajo de 70 mg/dl tanto en ayuno como luego de ingerir alimentos”. – José Agustín Mesa Pérez, médico endocrinólogo y presidente de la Asociación Latinoamericana de Diabetes.

3) ¿Cuáles son las diferencias de la diabetes tipo 1 y 2?

“En la clasificación de diabetes hay 4 tipos, pero en la práctica se expresa como tipo 1 o 2. La tipo 1 se presenta generalmente en jóvenes menores de 30 años, delgados y que no tienen un antecedente hereditario de diabetes”.

“Generalmente lo hace con síntomas agudos. La diabetes tipo 2 suele presentarse en adultos con más de 40 años, muy relacionada al sobrepeso o a la obesidad, con un perímetro de la cintura abdominal medido en casa por encima de 80 cm en mujeres y 90 cm en hombres. También está asociada con otros factores de riesgo, como los triglicéridos altos e hipertensión arterial e hígado graso”. – José Agustín Mesa Pérez, médico endocrinólogo y presidente de la Asociación Latinoamericana de Diabetes.

“En la diabetes tipo 1, el uso adecuado de la insulina (un trabajo laborioso y caro) les ofrece a estos pacientes la posibilidad de una vida sin limitaciones. Los pacientes con diabetes tipo 2, al ser más leve, las anormalidades se pueden controlar bien con dieta, ejercicio, manejo de estrés, y medicamentos (pastillas, inyecciones, insulina)”. – Victor Montori, doctor endocrinólogo especialista en diabetes de la Clínica Mayo de Estados Unidos.

4) ¿La diabetes tiene cura? ¿Se puede evitar?

“La diabetes no se cura, pero bien controlada, la persona puede hacer una vida normal. No hay forma de saber quién tendrá diabetes 1, ni forma de evitarla. En cambio la diabetes tipo 2 tiene factores desencadenantes muy claros, y mantener un peso adecuado, alimentación saludable y balanceada y hacer ejercicio físico regularmente puede evitar o retrasar la aparición en quienes tienen predisposición genética”. – Dra. Fabiana Vazquez, vocal de la Sociedad Argentina de Diabetes.

“El trasplante de páncreas es una alternativa agresiva que resuelve en muchos casos la falta de insulina en la diabetes tipo 1”. – Victor Montori, doctor endocrinólogo especialista en diabetes de la Clínica Mayo de Estados Unidos.

“No hay cura y hay que tener mucho cuidado con los mentirosos y charlatanes que la prometen. Pero es una enfermedad crónica perfectamente controlable, que entre más temprano se diagnostique y se trabaje de manera intensa en la reducción de factores de riesgo se evitan otras complicaciones”.-José Agustín Mesa Pérez, médico endocrinólogo y presidente de la Asociación Latinoamericana de Diabetes.

5) ¿Qué comidas causan diabetes?

“Ninguna. No hay alimentos que puedan desarrollar por sí mismos la diabetes. La confusión viene porque el hombre prehistórico necesitaba ahorrar energía para poder vivir y lo lograba a través de mecanismos de ahorro de insulina”.

“Pero con el paso del tiempo y la alta disponibilidad de alimentos comenzamos a tener problemas: el consumo de exceso de energía que comenzó a llegar con el desarrollo industrial. Y ya no eran alimentos naturales, sino alimentos en conservas para lo cual la digestión no está preparada. Comenzó a subir un exceso en el depósito de calorías en el tejido graso, en el hígado, y en otras estructuras. La conclusión fue el desarrollo de las enfermedades crónicas como la diabetes, la obesidad, el cáncer, etc”. –José Agustín Mesa Pérez, médico endocrinólogo y presidente de la Asociación Latinoamericana de Diabetes.

“El adecuado consumo de vegetales (tanto crudos como cocidos y de varios colores) y frutas puede ayudar a equilibrar la alimentación y a incorporar antioxidantes naturales que ayuden a prevenir la diabetes”.

“Las dietas ricas en grasas, especialmente si son de origen animal, así como los hidratos de carbono simples (azúcares) y comidas manufacturadas está demostrado que se asocian a mayor posibilidad de desarrollar diabetes tipo 2. El exceso de comidas rápidas y snacks es una de las causas de la mayor frecuencia con que detectamos diabetes tipo 2 en los niños”. Dra. Fabiana Vazquez, vocal de la Sociedad Argentina de Diabetes.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.             

Redacción: Leo.com                        

Fuente: BBCMundo

 

13 Noviembre 2018

¿Cuánto sexo es mucho o poco? No sabemos cuál es la respuesta correcta, pues puede depender de cada individuo y de cada circunstancia. Lo que sí sabemos es que no tener sexo puede tener consecuencias en la salud sexual de las personas, de acuerdo con diversos expertos e investigaciones realizados a lo largo del tiempo.

El sexo es una actividad inherente y natural del ser humano, por lo que los órganos reproductores son los más afectados por la sequía sexual, bajo la máxima de que lo que no se usa, se atrofia.

Estas son algunas de las consecuencias de no tener una vida sexual sana y activa.

Adiós libido

La libido es la energía sexual por excelencia, la que nos permite conectarnos de una manera instintiva con otra persona para buscar un encuentro íntimo; pero lo que no se usa, se pierde y la libido parece no ser la excepción.

Aunque algunas personas experimentan el efecto opuesto, es decir, tienen más deseo sexual en los periodos de sequía, muchas otras normalizan la falta de sexo hasta que simplemente están tan cómodos con la idea de no tener intimidad que su deseo paga la factura.

Más probabilidad de sufrir disfunción eréctil

Lo que no se usa se atrofia, dice un viejo adagio. Y en materia sexual el pene parece no ser la excepción. Un estudio publicado en Bustle asegura que, especialmente entre los hombres mayores, la abstinencia sexual aumenta la probabilidad de sufrir disfunción eréctil.

Vagina débil

Especialmente para las mujeres que inician la menopausia, no tener sexo puede implicar un debilitamiento de las paredes vaginales, debido a la falta de actividad en la zona. Además, la baja en la producción de estrógeno normal en esta etapa, provoca resequedad y falta de lubricación. Esta combinación puede generar dolor cuando se vuelven a tener relaciones.

De hecho, la North American Menopause Society recomienda tener penetraciones regularmente para mantener la salud vaginal durante el climaterio.

Mayor estrés

Las hormonas que se liberan durante las relaciones sexuales ayudan a mantener la presión arterial en niveles óptimos y a descargar la tensión de la vida diaria, en un efecto parecido al que tiene el ejercicio o la actividad física para relajarse.

Más dolor durante la menstruación

Las contracciones uterinas que ocurren cuando se tiene un orgasmo han probado ser efectivas para disminuir los cólicos menstruales, porque hacen que la sangre se expulse más rápidamente durante la menstruación. Además, si no se tiene sexo, tampoco se liberan endorfinas, esas hormonas capaces de disminuir el dolor.

La buena noticia

No tener sexo tiene un lado positivo. Evidentemente la posibilidad de contraer enfermedades de transmisión sexual disminuye del todo, pero también la de contraer alguna infección urinaria, pues las relaciones sexuales pueden propagar las bacterias que producen las infecciones en la vejiga y en el tracto urinario, especialmente en las mujeres.

Redacción: Leo.com                        

Fuente: Isalud.com

 

Últimas Noticias

Prev Next

En la piscina

En la piscina

“Papá, adiviná qué soy”, dice mi hijito Sebastián. Contesto: “Sos un niño y estás jugando...

Violencia y saqueos en Chile: suman 11 l…

Violencia y saqueos en Chile: suman 11 los muertos y 2.151 los detenidos

La Fiscalía de Chile anunció hoy que hay un total de 2.151 detenidos en todo...

Codelcam descarta una segunda vuelta y c…

Codelcam descarta una segunda vuelta y convoca a una concentración “en defensa del voto”

Tras sostener una reunión con el presidente y candidato a la reelección por el Movimiento...