Santa Cruz de la Sierra
15 Septiembre 2017

Dado que el hombre no posee hueso en el pene, surge el interrogante: ¿puede romperse durante el acto sexual? La respuesta es afirmativa. La lesión, conocida como fractura del pene, ocurre durante las relaciones sexuales, producto de una erección firme y un mal movimiento.

"La fractura de pene es una lesión que provoca la ruptura de la túnica albugínea, la cual envuelve los cuerpos cavernosos del pene. Lo más frecuente es que este tipo de traumas se produzca con el pene erecto durante el acto sexual", explicó el médico psiquiatra y sexólogo Walter Ghedin.

Hace algunos años, una investigación publicada en la revista Advances in Urology determinó que la postura sexual más peligrosa para los hombres es aquella donde la mujer cabalga sobre él, conocida como la vaquera o cowgirl. Al parecer, esta teoría es un error.

Un nuevo estudio, publicado en el International Journal of Impotence Research, ha rebatido esta idea bien establecida, sobre la que incluso suelen advertir los médicos. Los investigadores especulan que cuando el hombre penetra por detrás, al estilo "perrito", al utilizar demasiada fuerza en sus empujes, puede perjudicarse.

Los científicos analizaron las experiencias de 90 pacientes, de entre 18 y 66 años, que habían sufrido esta lesión al menos una vez en sus vidas y descubrieron que un 77% de los casos sucedió durante el acto sexual, por lo que decidieron preguntarles en qué posición lo estaban haciendo cuando se produjo la fractura.

Encontraron que en esta posición, una de las posiciones más antiguas y más utilizadas en la intimidad, la fusión de la comodidad y el placer puede implicar un riesgo mayor, debido a la intensidad del acto.

"Los hombres suelen utilizar mucha fuerza en cada movimiento, lo que puede terminar mal. En el peor de los casos, si el pene se desliza fuera de la vagina y golpea contra el periné o la sínfisis del pubis (dos superficies óseas duras), puede ocasionar un trauma doloroso", explicó el doctor Barros, autor del estudio.

El momento viene acompañado por un dolor intenso, seguido de hinchazón y deformidad del miembro, así como la presencia de un hematoma interior y exterior. El tratamiento inicial consiste en aplicar hielo, y en la utilización de analgésicos y antiinflamatorios, aunque la mayoría de los pacientes necesitan una cirugía para reparar la túnica albugínea.

El podio de las "poses peligrosas" lo completan el misionero (él arriba, ella abajo, ambos de frente); y la cowgirl, donde la mujer se ubica encima del hombre.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: vice.com

14 Septiembre 2017

Cuando se trata de trastornos alimenticios como la anorexia o la bulimia, los hombres jóvenes no están recibiendo la ayuda que necesitan. Esta es la conclusión de un reciente estudio que llevaron a cabo Ulla Raisanen y Kate Hut, investigadoras de la Universidad de Oxford.

Según las expertas, con frecuencia la mayoría de hombres no son diagnosticados, lo que trae como consecuencia que no reciban el tratamiento adecuado.

Trastorno escondido. En el informe, publicado en la revista especializada BMJ Open, señalan que los hombres también sufren por la presión de tener el cuerpo ideal, pero les es difícil reconocer que sufren de un trastorno.

Para descubrirlo, el equipo de investigación entrevistó a 39 pacientes jóvenes entre hombres y mujeres sobre sus experiencias en el diagnóstico, tratamiento y apoyo para superar la afección.

 “Nuestros resultados sugieren que los hombres pueden experimentar problemas para reconocer que tienen un trastorno alimenticio como resultado de la creencia de que estos problemas solo los tienen las mujeres”, dicen.

Uno de los participantes dijo que pensaba que estas afecciones solo las sufrían “niñas frágiles”. Otro comentó que pensaba que eran “algo que solo tenían las niñas”. Mientras a uno su doctor le dijo que “fuera un hombre”.

Recomendación. Para cambiar esta realidad, Rainasen y Hut, recomiendan que tanto médicos como profesores y padres mejoren el mensaje hacia los hombres con problemas de comida, atacando los mitos y la desinformación.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: isalud.com

13 Septiembre 2017

El café es una de las infusiones favoritas de los argentinos. Tomar una taza, acompañada con leche, con o sin azúcar, es parte de la rutina diaria de muchas personas que eligen esta bebida sin importar el lugar o el horario e independientemente de cómo afecta al organismo.

Mucho se analizó -y se analiza- sobre la relación entre el café y su impacto en el cuerpo. Los beneficios para la salud, la ayuda para la concentración o la conveniencia para el ejercicio físico con la clásica infusión fueron objetos de estudio. Ahora, una nueva investigación ratifica lo revelado anteriormente: tomar café reduce el riesgo de muerte.

Aunque su consumo tiene asociados algunos peligros para la salud, como la ingesta elevada de cafeína o de azúcar, cuando se toma de manera moderada es apuntado como una manera de prolongar la vida, de reducir la mortalidad. Con ello coincidió el trabajo llevado a cabo por la Universidad de Navarra.

En el marco del Proyecto de Seguimiento de la Universidad de Navarra (Proyecto SUN), un estudio de cohorte que efectúa un seguimiento a largo plazo a más de 22.500 titulados universitarios españoles desde el año 1999, los investigadores confirmaron que beber café está asociado a un menor riesgo de muerte.

Realizando un seguimiento durante diez años, los científicos analizaron a 19.896 participantes del Proyecto SUN con una edad promedio de 37,7 años. Finalizado el período, fallecieron 337 personas.

Los resultados, publicados por la Sociedad Europea de Cardiología (ESC), revelaron que los sujetos que consumían al menos cuatro tazas de café al día tenían un riesgo de mortalidad un 64% menor que los que casi nunca tomaban café, mientras que los que bebían dos tazas veían reducido su peligro en un 22%.

"Estudios anteriores han sugerido que el consumo de café podría estar inversamente asociado con la mortalidad por todas las causas, pero esto no ha sido investigado en un país mediterráneo", aseguró Adela Navarro, cardióloga del Hospital de Navarra en Pamplona y líder del proyecto.

Navarro agregó: "En el proyecto SUN encontramos una asociación inversa entre el consumo de café y el riesgo de mortalidad por todas las causas, particularmente en personas de 45 años o más. Esto puede deberse a una asociación protectora más fuerte entre los participantes mayores". En efecto, para las personas de al menos 45 años el peligro de muerte temprana fue un 30% inferior, aunque esa asociación no resultó significativa para los participantes más jóvenes.

Sin embargo, a diferencia de las investigaciones anteriores, lo nuevo del estudio pasa por la cantidad sugerida: la especialista concluyó que los resultados "sugieren que beber cuatro tazas de café al día puede ser parte de una dieta saludable en personas sanas".

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: isalud.com

13 Septiembre 2017

El estatus social, la personalidad y las acciones que los seres humanos llevan a cabo son determinantes a la hora de definir la calidad alimentaria de cada uno. En general, las preferencias dominantes son las menos indicadas. Los alimentos saturados de grasa, sal o azúcar suelen ser las opciones más elegidas.

Y son las grasas aquellas que se sitúan en el centro de las discusiones de muchos nutricionistas. Algunos aconsejan eliminarlas por completo; otros, en cambio, moderar su consumo. Y desde aquí surge una teoría bastante diferente en cuanto a las recomendaciones generales. Los últimos estudios han revertido la tendencia y reemplazaron la grasa por el azúcar y los hidratos de carbono como los enemigos públicos número uno de la dieta saludable.

"Come grasa para estar delgado, no la temas. La grasa es tu amiga". Este es el slogan utilizado por el National Obesity Forum, que aconsejaba a los británicos perder el miedo a esta sustancia. La nutricionista Zana Morris recomienda en su libro The High Fat Diet uno de los métodos más extremos y polémicos: 10 días siguiendo un régimen bajo en carbohidratos, con una cantidad media de proteínas y alta en grasas, el cual asegura la disminución de 2 o 3 kilos en el cuerpo.

Las pautas fundamentales

Morris aconseja comer queso crema, manteca, palta, crema de coco, carnes rojas y pescados, verduras verdes, aceite de nuez, huevos y algunos quesos (la mayoría considerados alimentos ricos en grasas insaturadas). Entre los que no se pueden comer, aparecen el azúcar o edulcorante, leche, yogurt, fruta, pan, galletitas, papas, pastas, verduras (excepto las de color verde), alcohol o salsas. Y nada de picoteos entre comidas.

¿Cómo funciona?

Al reducir al mínimo los carbohidratos, al cuerpo no le queda otra que quemar las grasas para conseguir energía. Asimismo, la grasa también es muy saciante. "Cuando la mayoría de la gente se embarca en una dieta estricta, terminan anhelando el dulce y picando entre horas. Pero este no es el caso. No es una dieta para pasar hambre", sostiene Morris. De hecho, asegura que muchos que siguen el régimen "terminan comiendo solo dos veces al día".

El completo lo brinda la práctica constante de ejercicio. La pérdida de peso a través de una dieta suele venir acompañado de la pérdida de músculo. Para prevenirlo, realizar actividad física es la mejor decisión.

"Para poder controlar las calorías hay que saber elegir las grasas saludables ya que todos los aceites, sin importar de dónde provienen, tienen aproximadamente 120 calorías por cucharada. El aceite de oliva es una fuente de grasa beneficial, aunque conviene que sea consumido con racionalidad", apuntó Susan Bowerman, experta en nutrición, quien sugirió agregar más grasas beneficiosas a la dieta.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: isalud.com

13 Septiembre 2017

El estrés es un conjunto de reacciones del cuerpo frente a desafíos o demandas. Se trata de un proceso natural que responde a nuestra necesidad de adaptarnos al entorno. Al contrario de lo que muchos creen, existe un tipo de estrés que es positivo y se produce en pequeños episodios, como por ejemplo cuando ayuda a ponerse en alerta y evitar determinado peligro o a cumplir con una fecha límite. Sin embargo, se vuelve perjudicial para la salud cuando es muy intenso o se incrementa a lo largo del tiempo.

Según un estudio publicado por The American Journal of Cardiology, las personas con un alto nivel de estrés tienen un 27% más de riesgo de padecer una enfermedad cardíaca. Esto indica que el estrés es claramente un factor de riesgo más a controlar, al igual que la hipertensión arterial y el colesterol elevado. Por lo tanto, es sumamente importante prestarle atención ya que puede afectar nuestra salud si se instala en nuestra vida cotidiana.

Hombres y mujeres son vulnerables a sufrir estrés, aunque ambos lo experimentan de distintos modos. Estudios médicos confirmaron que el estrés no afecta a todos de la misma manera y que mientras las mujeres son más propensas que los hombres a mostrar síntomas de dificultad cardíaca luego de situaciones estresantes y sobresaltos emocionales.

Romper con la pareja, perder un familiar o una fuerte discusión pueden desencadenar en lo que se conoce como el "síndrome del corazón roto", donde las principales afectadas suelen ser las mujeres post-menopáusicas, de entre 55 y 75 años.

El doctor Alejandro Deviggiano es el coordinador del Departamento de Estudios Cardiovasculares no Invasivos de Diagnóstico Maipú y detalló los síntomas más comunes que suele causar el estrés, que pueden ser físicos y emocionales.

"En algunos casos, es posible que uno no se dé cuenta de que esos síntomas son ocasionados por el estrés", aseguró, y enumeró algunos de los signos más frecuentes: emociones (depresión o ansiedad, irritabilidad, miedo), pensamientos (excesivo temor al fracaso, excesiva autocrítica, olvidos, dificultad para concentrarse), conductas (trato brusco hacia los demás, incremento del consumo de tabaco, alcohol y otras drogas), cambios físicos (tensión muscular, manos frías o sudorosas, insomnio, dolores de cabeza, indigestión).

Asimismo, los especialistas hacen hincapié en el hecho de que "es importante tener en cuenta que el estrés constante puede tensionar el corazón de varias maneras; incrementando los valores de colesterol y los triglicéridos en la sangre y aumentando la presión arterial". Además, el estrés extremo puede hacer que el corazón palpite fuera de ritmo.

En ese sentido, conocer los distintos tipos de estrés es necesario para saber cuándo hay que actuar para remediarlo:

-El estrés agudo: se trata de la forma de estrés más común. Surge de las exigencias que nos imponemos nosotros mismos o los demás. Ocurre en períodos cortos debido por lo general a una causa pasajera, como un viaje, un examen o un cambio de trabajo. En pequeñas dosis puede ser positivo pero en dosis más elevadas puede afectar nuestra salud provocando dolores musculares, problemas estomacales e intestinales, sobreexitación pasajera, dolores de cabeza y agotamiento.

-El estrés crónico: es el tipo de estrés más agotador y desgastante. Tiene lugar cuando uno no encuentra salida a un problema o situación que lo deprime. Es producto, por ejemplo, de un trabajo o carrera no deseada, problemas de dinero o un matrimonio infeliz. A diferencia del estrés agudo, éste se presenta una y otra vez de forma repetida a lo largo del tiempo. Produce desgaste físico y psicológico, que puede desencadenar en depresión, crisis nerviosa e incluso un ataque cardíaco.

"Hacerle frente al estrés nos permitirá llevar una mejor calidad de vida", aseguró Deviggiano, y destacó que "además de comer sano, dormir bien y hacer ejercicio, es recomendable considerar las siguientes técnicas":

-Reconocer y aceptar las cosas que no se pueden cambiar, dejarlas ir. Por ejemplo, no se puede cambiar el hecho de tener que manejar durante la hora pico, pero se pueden buscar maneras de relajarse en el trayecto, como escuchar la música preferida o un audiolibro.

-Cambiar la perspectiva. Intentar desarrollar una actitud más positiva frente a los desafíos. Siempre se puede ver el "vaso medio lleno".

-Aprender maneras de relajarse. Ayuda a disminuir el ritmo cardíaco y reducir la presión sanguínea. Existen muchas maneras, desde respiraciones profundas y meditación hasta yoga.

-Conectarse con los seres queridos. No dejar que el estrés se interponga en la vida social. Pasar tiempo con familiares y amigos puede ayudar a sentirse mejor. Confiar los problemas con un amigo también puede ayudar a resolverlos.

-Aprender a decir que no. Si el estrés se origina por realizar demasiadas tareas en casa o en el trabajo, establecer límites es fundamental para equilibrarse.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: isalud.com

10 Septiembre 2017

El Ministerio de Salud recomendó revisar el etiquetado de los cosméticos que se utilizan sobre la piel como cremas, talcos, champú, desodorantes y otros, para conocer el grado de aluminio, benceno y plomo porque el uso prolongado podría producir algún tipo de cáncer.

La responsable del área de Registro de Cáncer del Ministerio de Salud,  Carmen Molina, dijo que no se cuenta con estudios certeros que apunten a una marca específica, pero la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) hizo una clasificación para evaluar la solidez de la evidencia científica  y definir una posible asociación con el cáncer en los seres humanos.  

Según esta clasificación, existen cinco grupos de agentes cancerígenos, en cuyo primer grupo están las bebidas alcohólicas, el consumo de tabaco en fumadores y no fumadores, la radiación solar, el benceno, el aluminio, la exposición al plomo, entre otros. La evidencia ha probado que estos agentes se asocian con el cáncer en seres humanos.

Asimismo, existen otros dos grupos de productos “posiblemente cancerígenos” en los que se encuentran el café, los polvos de talcos higiénicos, gases de combustión de automotores y otros. De este último grupo existe evidencia limitada en los estudios para afirmar su asociación con el cáncer.

“Hace unos meses, generó polémica la relación entre el uso de talco en polvo y el cáncer de cérvix; sin embargo, se requieren más estudios que puedan confirmar esta asociación, porque existe evidencia limitada al respecto”, indicó Carmen Molina, a través de una nota de prensa.

Ante esta situación, recomendó a la población usar, en lo posible,  productos naturales considerando que en nuestro medio estos abundan.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: Erbol

08 Septiembre 2017

Hace ya años que el tema está en el epicentro de todas las miradas femeninas y muchas masculinas también. Entonces, veamos cuáles son las propuestas que tiene el mercado para poder elegir según nuestras necesidades, gustos y posibilidades concretas.

En centros profesionales

En todos los casos, la intensidad del tratamiento varía según el tipo de vellosidad, color de la piel y del pelo. Esto se debe a que la melanina cercana a las células de los folículos pilosos es la que absorbe la luz y colabora con el debilitamiento y finalmente destrucción del folículo creador de pelo. De todas maneras y con cada una de las opciones, se ven resultados desde la primera sesión. Los tratamientos duran entre seis meses y un año. Es decir, durante este período de tiempo, vas a tener que tomar una sesión mensual. Cumplido el ciclo, pasas a un mantenimiento semestral o anual, dependiendo de las variables de las que hablamos.

Luz Pulsada: Se trata de un sistema de luz que, aplicada sobre la piel debilita progresivamente los folículos pilosos hasta que dejan de producir vello. Desde la primera sesión se ven cambios y es el sistema más suave y económico de todos.

Láser: Es más fuerte que la luz pulsada y por ende, duele un poco más, cuesta un poco más, pero es más efectivo y el tratamiento puede resultar más corto en el tiempo. Además, se puede realizar sobre pieles bronceadas.

Soprano: Es el más potente de los métodos y trabaja calentando progresivamente la piel hasta dañar el folículo piloso. Es el más efectivo, pero el que más duele en zonas sensibles. El tratamiento es más rápido porque se puede repetir en plazos más cortos.

Los engaños en los que solemos caer

Existen otros nombres para los tipos de depilación definitiva, pero tienen que ver con marcas.

Todos están basados en el mismo principio, aunque varíen en detalles.

Dicen que no duele, pero si duele y a veces puede quemar. Por eso tenemos que ser muy conscientes a la hora de elegir y si tenemos referencias siempre es mejor.

También es bueno saber de antemano que la palabra definitiva es demasiado categórica en este caso. No olvidemos que la piel cuenta con millones de folículos que pueden producir pelos y que todo el pelo de nuestro cuerpo tiene tres estadíos que no necesariamente coinciden entre sí: crecimiento, reposo y caída.

Asumamos que es un tratamiento y a veces puede ser largo. Depende de cada uno.

Todas las empresas consultadas tienen planes de cuotas sin intereses.

Todas tienen planes de invierno y paquetes para mantenimiento.

¿Puedo hacerlo en casa?

Confieso que elegí la opción particular principalmente porque vengo de la maquinita depiladora tradicional. Y cuando uno se acostumbra a la idea de hacer este trámite en el momento libre que tiene, creo que no hay vuelta atrás. Al menos no la hubo para mí.

Lo que más me costó aceptar fue la idea de rasurar mis piernas, algo que para mí se acercaba bastante al demonio. No la rasurada en sí, sino la sensación en la piel cuando el pelo crece. Pero cedí y me animé. Y cuando tuve mi depiladora definitiva en la mano, emocionada abrí el librito instructivo y me encontré con veinte páginas de advertencias. Bastante preocupada, llamé a una amiga dermatóloga y le hice mil preguntas. Ella solo me pidió que me fijara el amperaje de la maquinita y cuando se lo pasé, me dijo que no corría riesgo alguno. Lo bueno y lo malo que tienen las depiladoras personales es que tienen una frecuencia de luz muy por debajo de la que usan las máquinas profesionales. Con lo cual, el riesgo de quemarse o de dolor son prácticamente nulas. Y al mismo tiempo, son menos efectivas que las profesionales. Es decir, el tratamiento puede ser más largo en algunos casos.

Sí me dijo que respetara los tiempos entre una sesión y otra. Y yo, más asustada que buena alumna hice caso al pie de la letra y repetí recién a las dos semanas de la primera pasada. Teniendo en cuenta que en los tratamientos profesionales hay que esperar un mes entre sesiones, tal vez en el largo plazo todo se equipara.

Si tengo que ser sincera, estoy encantada con los resultados. El crecimiento bajó considerablemente y no duele. Solo se sienten pequeños pinchazos como los de la frecuencia galvánica y ¡la tengo en casa!

Y aquí es donde creo que reside la gran diferencia entre todas las opciones posibles. Primero que nada, tienes que saber si priorizas tener disponibilidad para hacerlo o prefieres un ritmo marcado con turnos.

Las cosas que sí o sí tiene que tomar en cuenta

Medicamentos que se toman regularmente. Algunos afectan a la piel.

Si tenés problemas hormonales, mejor estabilizarlas primero.

Embarazo y lactancia son un NO definitivo y para todos los casos.

No tomar ni exponerse al Sol 48 horas antes y después del tratamiento.

No hacerlo sobre piel bronceada.

En caso de quemadura, suspendé inmediatamente.

Consulta antes de empezar cualquier tratamiento y haz el que sientas que va con tu perfil. Nadie te va a cuidar mejor que tú.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: imujer.com

08 Septiembre 2017

Utilizar el teléfono móvil durante el embarazo no provoca efectos adversos sobre el desarrollo neurológico del feto, según un estudio del Instituto de Salud Pública de Noruega publicado en la revista “BMC Public Health”. 

Los investigadores basan sus conclusiones en el análisis de una base de datos de población denominada “MoBa”, que recopila información sanitaria sobre 45,389 madres y sus hijos.

El trabajo de Eleni Papadopoulou y su grupo del organismo noruego sugiere que la exposición a los campos electromagnéticos de radiofrecuencia asociados al uso de teléfonos móviles durante el embarazo no perjudica al futuro desarrollo cognitivo del niño.

Papadopoulou sostuvo en un comunicado que la preocupación por los posibles efectos de esos campos en el feto proviene de “estudios experimentales en animales con resultados poco concluyentes”. “Nuestros hallazgos no apoyan la hipótesis de que se produzcan efectos adversos en las capacidades lingüísticas, de comunicación y motoras a causa del uso del teléfono móvil durante el embarazo”, esgrimió la investigadora.

La base de datos que ha servido como referencia a los científicos incluye información sobre los hábitos de las madres, así como informes médicos de los niños, cuyo desarrollo neurológico se evaluó a los tres y cinco años de edad.

Jan Alexander, que forma parte del grupo de científicos noruegos, subrayó por su parte que su análisis apunta a que el uso del teléfono durante el embarazo “puede, de hecho, tener un impacto positivo” sobre el niño. “Haber utilizado el móvil está asociado con un riesgo menor de que el niño tenga un desarrollo motor y lingüístico pobre a los tres años de edad”, señaló Alexander.

El investigador alerta de que las causas de ese “efecto protector” radican probablemente en factores sociales y demográficos que “no están medidos en el estudio”.

El análisis estadístico indica que los hijos de madres que utilizaron el teléfono móvil durante el embarazo afrontan un riesgo un 31% menor de sufrir un retraso lingüístico moderado a los tres años respecto a los hijos de madres que no usaron el móvil.

“Los efectos beneficiosos que reflejamos deben ser interpretados con cautela, debido a las limitaciones propias de un estudio observacional”, señala Alexander, que recalca, sin embargo, que “el trabajo pone sobre la mesa pruebas de que el uso de teléfonos móviles durante el embarazo no está asociado a riesgos neurológicos en el feto”.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: EFE

Últimas Noticias

Prev Next

¿Por qué nos da sueño después de comer?

¿Por qué nos da sueño después de comer?

Lo que ocurre en el cuerpo cuando da sueño después de comer ciertos alimentos (de...

Jennifer Lawrence es una espía seductora…

Jennifer Lawrence es una espía seductora en "Red Sparrow" [TRÁILER]

La ganadora del Oscar por "Silver Linings Playbook", Jennifer Lawrence, ha participado en cintas de...

Crean sistema para recibir todas las vac…

Crean sistema para recibir todas las vacunas en una sola inyección

Un equipo de investigadores estadounidenses desarrolló una tecnología que podría hacer que un niño reciba...