Santa Cruz de la Sierra
14 Abril 2018

José nunca pensó que la tenía. Apenas se enfermaba, decía, así que no iba regularmente al doctor y menos para hacerse los exámenes rutinarios. Sin embargo, esa herida en el pie que tardaba en curarse le empezó a preocupar.

A insistencias de su familia, fue al doctor y, luego de varios análisis, supo qué le pasa: es diabético.

Según MedlinePlus, la diabetes es una enfermedad en la que los niveles de glucosa (azúcar) de la sangre están muy altos. Esta azúcar proviene de los alimentos que consume.

La hormona conocida como insulina ayuda a que la glucosa entre a las células para suministrarles energía. En la diabetes tipo 1, el cuerpo no produce insulina. En la diabetes tipo 2, la más común, el cuerpo no produce o no usa la insulina de manera adecuada. Sin suficiente insulina, la glucosa permanece en la sangre.

El exceso de azúcar en la sangre puede afectar los ojos, los riñones y los nervios. La diabetes también puede causar enfermedades cardíacas, derrames cerebrales y la necesidad de amputar un miembro.

A menudo no se diagnostica la diabetes porque muchos de sus síntomas parecen inofensivos, como pensó José que eran los suyos.

A continuación, algunas señales que da el cuerpo, dependiendo de la diabetes que se padezca. En el caso de José, es diabetes tipo 2.

Diabetes tipo 1

Constante necesidad de orinar

Sed inusual

Hambre extrema

Pérdida inusual de peso

Fatiga e irritabilidad extremas

Diabetes tipo 2

Cualquiera de los síntomas de la diabetes tipo 1

Infecciones frecuentes

Visión borrosa

Cortes/moretones que tardan en sanar

Hormigueo o entumecimiento en las manos o los pies

Infecciones recurrentes de la piel, encías o vejiga

Si usted tiene uno o más de estos síntomas de diabetes, consulte con su médico de inmediato.

¿Cómo controlarla?

Plan de alimentación adecuado (si tiene duda puede visitar un/a nutricionista)

Actividad física y/o ejercicios

De ser necesario, medicamentos orales y/o insulina

Medicamentos y/o insulina

Monitoreo constante (análisis de glucosa en sangre)

Visitar al médico con regularidad

Educación.

Redacción: Leo.com                                          

Fuente: Isalud.com

06 Marzo 2018

Un estudio realizado a lo largo de 30 años con la participación de 1,238 mujeres en diversos centros de salud alrededor de los Estados Unidos arroja una nueva razón para lactar: puede reducir casi a la mitad la posibilidad de desarrollar diabetes tipo 2 en las lactantes.

En la investigación realizada por Erica P. Gunderson, Cora E. Lewis y Ying Lin entre 1985 y 2015, participaron mujeres entre los 18 y 30 años de edad, de distintos grupos étnicos. Según sus hallazgos, publicados en el Journal of the American Medical Association, amamantar al bebé durante al menos seis meses reduce hasta en un 47% el riesgo de que la madre desarrolle diabetes a lo largo de su vida.

“Comprobamos la existencia de una relación muy fuerte entre la duración del amamantamiento de un niño y la reducción del riesgo de desarrollar una diabetes tipo 2”, concluyeron las investigadoras, aunque señalan que es necesario realizar más estudios para entender los mecanismos en el organismo que sustentan esta relación.

La respuesta, piensan, podría residir en las hormonas, que actuarían como agentes protectores. Por el contrario, no amamantar podría alterar el equilibrio hormonal.

“Los resultados de este estudio podrían tener un impacto sobre las políticas sociales, al alentar la prolongación de la licencia por maternidad”, señalaron.

Estas conclusiones son válidas para mujeres de cualquier origen étnico, un descubrimiento particularmente importante para las mujeres afroamericanas, que se encuentran entre las de mayor riesgo de desarrollar diabetes y, según las investigadoras, son las que estadísticamente menos amamantan a sus hijos.

En Estados Unidos, cerca de 12% de las alrededor de 163 millones de mujeres sufre de diabetes adulta y 27 millones son consideradas como prediabéticas.

Redacción: Leo.com                   

Fuente: Isalud.com

15 Febrero 2018

Usuarios de redes sociales están más que entusiasmado con el nuevo estudio de la Universidad de Oregón, en Estados Unidos, en lo que ya han calificado como "la mejor investigación de la historia" por favorecer a la cerveza como una bebida que podría reducir la presión arterial y los niveles de la obesidad.

Así es, según el reporte, el componente del lúpulo llamado "xanthohumol", presente en la cerveza, también ayuda a prevenir la diabetes, dado que un experimento hecho en roedores con sobrepeso concluyó que estos manifestaron bajos niveles de resistencia a la insulina y leptina, por lo que redujeron su consumo de alimentos elevados en grasa.

Asimismo, en 2016 un grupo de científicos ya había afirmado que la bebida embriagante podría proteger las células del cerebro de enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer y el párkinson gracias a su porcentaje de "xanthohumol".

Redacción: Leo.com

Fuente: isalud.com                                           

04 Diciembre 2017

Los riesgos del embarazo son muchos. La diabetes gestacional es uno de ellos y pone en peligro tanto la salud de la madre como del bebé por nacer. Elmer Huerta, asesor médico de RPP Noticias, explica que esta enfermedad puede complicarse por falta de tratamiento y llevar a ambos a la muerte.

“El 20% de las mujeres que sale embarazada va a desarrollar problemas de diabetes durante la gestación, es lo que llamamos Diabetes gestacional, que se caracteriza por un rápido aumento de peso, el azúcar en la sangre aumenta y eso ocasiona que la señora comienza a ir al baño a cada rato y algunos síntomas relacionados a ese aumento de peso y azúcar en la sangre”, comenta.

Los efectos negativos afectan a la madre y al no nato.

Los efectos negativos afectan a la madre y al no nato. Huerta comenta que en la mujer gestante la presencia de diabetes puede complicar el proceso del parto.

“En la mamá se ha documentado que puede aumentar el líquido amniótico, es decir, le crece mucho la ‘barriga’, pero más que nada por aumento de líquido; también puede tener un parto prematuro; puede ser más susceptible a las infecciones, especialmente urinarias; va a tener problemas con el parto y va a tener que recurrir a una cesárea, con las complicaciones que una cesárea conlleva; también puede tener un daño en la retina; además de padecer el síndrome metabólico: aumento de triglicéridos, presión arterial y grasa corporal”, explica.

En el niño no- nacido, las consecuencias pueden ser vistas incluso tras el nacimiento.

En el niño no- nacido, las consecuencias pueden ser vistas incluso tras el nacimiento.

“En el bebé puede traer, documentado está, un desarrollo anormal de órganos, problemas de corazón y sistema nervioso, puede traer aborto espontáneo o parto prematuro, lo que traerá un bebito pequeño y con pocas chances de sobrevivir; le puede aumentar el tamaño del hígado y páncreas del bebe, puede hacer que a largo plazo tenga más posibilidades de presión y diabetes”, afirma Huerta.

La solución es simple: atención médica correcta. “Tener un obstetra, tener un médico al que le puedas contar cómo estás yendo. Un simple análisis de azúcar va a revelar que, en tu sangre, tienes prediabetes. Un simple examen va a revelar que tienes o no más de los 100 de azúcar en sangre que debes tener en ayunas", finaliza.

Redacción: Leo.com.bo                                                              

Fuente: isalud.com

14 Noviembre 2017

En América hay cerca de 62 millones de personas con diabetes y se prevé que los casos seguirán aumentando por los altos índices de sobrepeso en la región, donde la cifra de obesos es el doble que el promedio mundial, con Bahamas, México y Chile entre las tasas más altas.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) explicó a los medios, con motivo del Día Mundial de la Diabetes, este 14 de noviembre, que la obesidad es el principal factor desencadenante de esa enfermedad en América.

Desde 1980, el número de personas con diabetes en la región se ha triplicado, con alrededor de 62 millones que padecen actualmente la de tipo 2 -la mayoría en EE.UU., Brasil y México y 305.000 muertes anuales; y se prevé que para 2040 habrá más de 100 millones de casos.

“El sobrepeso y la obesidad incrementan el riesgo de diabetes tipo 2. Además, si una persona ya tiene diabetes y tiene sobrepeso le resultará más difícil controlarla”, dijo a Efe Fabio da Silva Gomes, asesor regional en Nutrición de la OPS.

En América Latina y el Caribe cerca del 58 % de los habitantes tiene sobrepeso (360 millones de personas), con Bahamas (69 %), México (64 %) y Chile (63 %) con las tasas más elevadas. Y la obesidad afecta a 140 millones de personas, el 23 % de la población, según el Panorama de la Seguridad Alimentaria de 2017 de la OPS y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

El vínculo entre el sobrepeso y la diabetes se refleja especialmente en Norteamérica y el Caribe, esta última zona con las mayores prevalencias de obesidad- Bahamas (36,2 %) Barbados (31,3 %), Trinidad y Tobago (31,1 %) y Antigua y Barbuda (30,9 %).

Como consecuencia, América del Norte y el Caribe tienen también la mayor prevalencia de diabetes, con un 12,9 % de la población adulta afectada, frente a la media regional del 8,3 y la mundial de 8,5 %, de acuerdo con la Federación Internacional de Diabetes (FID).

“Si hablamos de prevalencia, Puerto Rico encabeza con un índice de 12,1 %. Pero en números totales, Brasil es primero con 14,3 millones de personas con diabetes, seguido de México con 11 millones”, detalló hoy a Efe la endocrinóloga paraguaya Edith Falcon de Legal, vicepresidenta de la Asociación Latinoamericana de Diabetes.

“México es un país que se destaca por la incidencia de obesidad y diabetes, incluso declaró recientemente una situación de emergencia sanitaria por estas enfermedades no transmisibles, algo que ocurrió por primera vez en el mundo”, afirmó Da Silva Gomes al hacer un balance regional.

El también asesor de la OPS Rubén Grajeda Toledo advirtió a Efe de una cadena en la que el sobrepeso, la obesidad y la diabetes son también factores de riesgo para las enfermedades cardiovasculares en América.“La diabetes es una causa de muerte prematura y discapacidad, al aumentar el riesgo de enfermedad cardiovascular, insuficiencia renal, ceguera y amputación de miembros inferiores”, añadió.

Esas complicaciones tienen un fuerte impacto en la productividad, dicen los expertos, ya que afectan cada vez más a personas laboralmente activas con padecimientos tan graves como las neuropatías y las retinopatías, como el edema macular diabético, que puede llevar a la pérdida de la visión.

“De ahí que es importante que las personas sean diagnosticadas y evaluadas a tiempo, para que puedan recibir un tratamiento oportuno y evitar graves secuelas”, sostuvo la médica internista colombiana Liliana Torres, de la alemana Bayer.

Los especialistas insisten en que la diabetes tipo 2 es prevenible por lo que hicieron un llamado urgente a aplicar medidas para combatir el sobrepeso, como impuestos a las bebidas azucaradas y el etiquetado de alimentos en el que se resalten sus ingredientes, así como llevar una dieta saludable y mayor actividad física.

Redacción: Leo.com.bo                               

Fuente: radiofides

28 Octubre 2017

Científicos mexicanos desarrollaron Vitadat, una plataforma tecnológica que incorpora dispositivos electrónicos de software, web y aplicaciones móviles para el monitoreo remoto y control metabólico de pacientes con diabetes.

Vitadat permite monitorear de manera constante los niveles de glicemia e incluye un sistema de alertas para vigilar estos niveles, informó el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) en un comunicado.

La herramienta fue desarrollada por la empresa mexicana Cytron Medical, en colaboración con el Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen) y la Universidad Autónoma de Yucatán y la Universidad Anáhuac.

El objetivo es empoderar y facilitar la vida de los enfermos de diabetes, una enfermedad por la que hace un año se declaró México en emergencia epidemiológica.

Según datos de la Encuesta Nacional de Salud (Ensanut) 2016, la prevalencia de diabetes en el país pasó de 9,2 % en el 2012 a 9,4 % en 2016, y -de acuerdo con el Instituto Nacional Estadística y Geografía (Inegi)- en 2015 cobró la vida de 98.521 personas.

Mediante algoritmos diseñados por las instituciones participantes, la plataforma realiza una valoración dietética, antropométrica y bioquímica.

De acuerdo con los resultados, se genera un plan nutricional que atienda las necedades metabólicas y económicas de la persona con diabetes tipo 2.

La herramienta -que está estructurada a través de módulos- también propone dietas y esquemas de ejercicios personalizados a la par que proporciona al paciente mecanismos para que envíe a un sistema central las lecturas de glucosa en sangre para su posterior análisis.

El médico tratante puede así conocer de manera rápida y digitalizada el comportamiento glicémico de su paciente.

Antonio Lara, gerente de Asuntos Corporativos y de Gobierno de Cytron Medical, explicó que el sistema de alerta del mecanismo se activa “cuando la glicemia del paciente se encuentra fuera del rango de normalidad”.

Entre otras cualidades, la herramienta proporciona recordatorios y mensajes para consultas médicas, además de una red social propia, a fin de “generar un impacto psicológico en el paciente” y que este se sienta acompañado.

Dado que la alimentación es clave para evitar males mayores derivados de la enfermedad, la aplicación incluye una base de datos con más de 150 recetas saludables que el usuario puede consultar a su antojo.

La genómica juega un papel de relevancia en Vitadat a partir del trabajo realizado por el Inmegen, que analizó información genética mediante un estudio piloto que incluyó 100 pacientes con diabetes mellitus de tipo 2.

Se estudiaron 22 genes que en otros estudios internacionales han sido asociados con la respuesta a diferentes nutrimentos.

Esto puede ayudar al médico a tomar decisiones en el tratamiento farmacológico, o bien en la planificación de una dieta personalizada para personas con diabetes con base en su información genética.

Con el tiempo, esta base de datos formará parte de las acciones que pueda realizar la aplicación para ayudar a los pacientes de diabetes.

Redacción: Leo.com.bo                              

Fuente: EFE

20 Octubre 2017

Si un hombre convive con una mujer que padece obesidad, sus probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2 son muchos más altas que si sucede al revés. Al menos esas son las conclusiones de una nueva investigación sobre el tema, la primera en indagar los efectos específicos de la obesidad en el matrimonio, dependiendo del sexo.

Los autores del estudio buscaban descubrir si el hecho de que una persona padezca obesidad o diabetes de tipo 2 podría incrementar las probabilidades de que su pareja desarrollara diabetes, debido a las conductas de riesgo que llevan a esta enfermedad y que se comparten dentro de una pareja que convive, como pueden ser los malos hábitos alimentarios y la falta de actividad física.

Hace tiempo se conoce que las personas que padecen obesidad o que tienen antecedentes familiares de diabetes tipo 2 tienen mucho más riesgo de desarrollar la enfermedad que un ciudadano promedio. Pero, según los resultados de este análisis, concretamente los mayores de 55 años casados con una mujer que padece diabetes de tipo 2, tienden a tener más sobrepeso que los casados con una mujer que no tiene diabetes.

Esta nueva investigación, presentada en la Conferencia Anual de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes en Lisboa, se dividió en dos estudios y es la primera en analizar de forma específica esta relación entre la obesidad de la pareja y el desarrollo de la enfermedad. En el primero de los estudios (donde participaron 3 mil hombres y 3 mil mujeres de Inglaterra) un grupo de investigadores de la Universidad Aarthus, Dinamarca, analizó la relación que había entre la obesidad y la diabetes de uno de los miembros de la pareja y las probabilidades de que el otro desarrollara diabetes de tipo 2.

Se entrevistó entonces a los participantes cada dos años y medio desde 1998 hasta 2015. Allí pudieron observar que algunos participantes informaron haber descubierto que padecían diabetes tipo 2 tras realizarse pruebas clínicas. Para lograr una mejor precisión, los resultados se ajustaron dependiendo de los factores potenciales que podrían contribuir al riesgo de desarrollar diabetes de tipo 2, como la edad, la etnia, el estatus socioeconómico y el nivel de obesidad (determinado por el índice de masa corporal y por la medida de la cintura).

Tras el seguimiento a lo largo de 11 años y medio, los autores del estudio descubrieron que 12,6 de cada mil hombres desarrollaban diabetes de tipo 2 y, en el caso de las mujeres, la cifra ascendía a 8,6.

En un primer momento, los investigadores no encontraron signos estadísticamente relevantes, más allá del hecho de que estar casado con una mujer diabética incrementa el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Sin embargo, después de un análisis más exhaustivo, llegaron a la conclusión de que particularmente un hombre casado con una mujer obesa tenía más probabilidades de desarrollar diabetes de tipo 2 durante el periodo de seguimiento.

Por cada 5 kilos más de índice de masa corporal en la mujer, las probabilidades del hombre de desarrollar diabetes de tipo 2 aumentaban un 21%. En otra investigación, los autores analizaron si el desarrollo de la obesidad a lo largo de los años variaba si las parejas de los más de 7 mil participantes del estudio tenían diabetes de tipo 2.

Los investigadores que llevaron a cabo el estudio -que se realizó únicamente con parejas heterosexuales- pudieron comprobar que las personas mayores de 55 años que convivían con un cónyuge con diabetes de tipo 2 tenían unos niveles de obesidad mucho más elevados en comparación con los individuos cuyas parejas no padecían diabetes.

"Este es el primer estudio en investigar las consecuencias específicas en cada sexo de la obesidad y la propensión a la diabetes en el matrimonio. Si un hombre está casado con una mujer que padece obesidad, aumenta su riesgo de desarrollar diabetes; en cambio, las mujeres casadas con un marido obeso no tienen ningún riesgo añadido más allá de su propio nivel de obesidad", explicaron los autores del estudio. "Los resultados indican que si una persona padece obesidad es recomendable que su cónyuge investigue si tiene antecedentes familiares de diabetes".

"Reconocer el riesgo compartido en un matrimonio puede ayudar a la detección de la diabetes y servir de motivación a las parejas para comer más sano y aumentar el nivel de actividad", indicaron. "Que uno de los dos miembros de la pareja padezca obesidad o diabetes de tipo 2 puede dar pie a que el otro empiece a controlar el peso de forma regular y a informarse de si tiene antecedentes familiares de diabetes. En concreto, es recomendable que los hombres cuyas mujeres tienen obesidad lleven un seguimiento un poco más detallado".

Redacción: Leo.com.bo                              

Fuente: isalud.com

04 Septiembre 2017

Aunque los latinos sufren 1.9 veces más diabetes que las personas de raza blanca, son diagnosticados a una edad más temprana y padecen de índices más altos de complicaciones y mortalidad, el conocimiento acerca de la diabetes es escasa entre los hispanos.

Por ello es importante mejorar la información acerca de las complicaciones de la diabetes, incluyendo la alimentación, síntomas de la híper e hipoglucemia y el cuidado de heridas entre las comunidades latinas.

Por lo general, el público está más informado acerca de la HIPER-glucemia, el cual es alto nivel de glucosa (azúcar) en la sangre. Pero hay una gran amenaza silenciosa que a veces pasa desapercibida, la HIPO-glucemia.

Descrita como niveles muy bajos de la cantidad normal de azúcar en la sangre, la hipoglucemia es uno de los problemas más comunes asociados con la diabetes. Es más, se calcula que más de 100 mil visitas a las salas de emergencia en Estados Unidos se deben a la hipoglucemia, uno de los problemas más frecuentes en pacientes con diabetes tipo 2. Los pacientes de avanzada edad y aquéllos que tienen un historial más largo de diabetes son más propensos.

A pesar de que los avances en el cuidado y mejores opciones de tratamiento han reducido el riesgo de las complicaciones a largo plazo y muerte para más de 25 millones de estadounidenses que viven con diabetes, los pacientes a veces sufren niveles peligrosamente bajos de azúcar aun mientras toman medicamentos, especialmente cuando pierden una comida o hacen más ejercicio de lo normal.

Los investigadores de Kaiser Permanente han desarrollado una herramienta para identificar a pacientes que tienen más riesgo de sufrir un episodio de hipoglucemia severa.

Al recolectar y analizar datos de pacientes, Kaiser Permanente desarrolló un modelo que predice las visitas al hospital de un paciente relacionados con la hipoglucemia durante un periodo de 12 meses. Junto con agencias federales como la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) quien financió el desarrollo de esta herramienta, Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS por sus siglas en ingles) y la Clínica Mayo.

Los latinos tienen un riesgo más alto de sufrir diabetes tipo 2 y, por lo tanto, hipoglucemia. Pero hacer pequeños cambios en lo que comemos y cómo nos mantenemos activos puede prevenir la hipoglucemia.

Señales tempranas de un nivel bajo de azúcar en la sangre:

· Náuseas.

· Hambre.

· Sentirse nervioso, irritable o tembloroso.

· Piel fría, pegajosa y húmeda.

· Sudoración (cuando no está haciendo ejercicio).

· Latidos rápidos del corazón.

· Entumecimiento u hormigueo de las puntas de los dedos o los labios.

Si siente que va a tener un episodio de azúcar bajo en la sangre:

· Beba jugo de fruta o una soda endulzada (no de dieta) o coma azúcar en forma de dulces, cubos o tabletas. Las uvas pasas son otro alimento que provee azúcar rápido.

· Coma pequeñas porciones con frecuencia para no sentir demasiada hambre entre comidas.

· Equilibre el ejercicio adicional con comer más.

· Lleve un registro por escrito de sus episodios de azúcar bajo en la sangre, incluyendo cuándo fue su última comida y qué comió, para que pueda aprender qué es lo que provoca que le baje el azúcar en la sangre.

· Asegúrese de que sus familiares, amigos y compañeros de trabajo conozcan las síntomas de un nivel bajo de azúcar en la sangre y sepan qué hacer para elevarlo.

· Use un collar o brazalete de alerta médica que mencione su condicion. Estos productos pueden comprarse en la mayoría de las farmacias.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: isalud.com

 

Últimas Noticias

Prev Next

Ayer inauguraron su bulevar Invertirán $…

Ayer inauguraron su bulevar Invertirán $us 110 millones en el proyecto de Las Brisas

Ubicado en una zona estratégica de la ciudad. El proyecto de uso mixto Las Brisas...

Reunión Empresarios piden a Evo anule el…

Reunión Empresarios piden a Evo anule el 2do aguinaldo

La Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) resolvió ayer asistir al diálogo convocado por...

Por separado Mesa y Doria Medina se lan…

Por separado Mesa y Doria Medina  se lanzan a las alianzas

Carlos Mesa firmó ayer miércoles un acuerdo con 25 plataformas ciudadanas para encarar los comicios...