Santa Cruz de la Sierra
09 Septiembre 2016

Doña Sofía, esposa desesperada de Paulino Layme, preguntó al gobierno cuándo van a liberar a su marido, encarcelado en Patacamaya, La Paz, desde fines de agosto por el último conflicto minero. Se le acabó el dinero, ella misma ya no come angustiada y arrebatada por la tristeza.

Sus cinco hijos, dos mujeres y tres varones, de 23, 20, 17, 15 y 9 años, van a la Universidad, al colegio y a la escuela, mientras sufren las consecuencias de esa situación.

Sofía explicó que su esposo tiene 46 años y ahora “duerme junto a ladrones en la cárcel”. Expresó su deseo de que la tristeza no termine de enfermar más a su compañero, quien trabaja 10 años en la mina de Siglo XX, cinco de ellos como perforista.

Su compañero está con detención preventiva, como a muchos les acusaron de portar dinamitas.

La entrevistada calculó que a Paulino se le acabó el dinero y que por esta razón ya no llama por el celular desde la cárcel. Recordó que él, trabajando en la mina, llevaba para la comida unos 400 bolivianos quincenalmente, dinero que ahora no tienen para la mantención familiar.

Recientemente, ella decidió salir a vender comida para recaudar algunos ingresos, pero asegura que hay mucha competencia.

Recordó que el día anterior a la marcha le dijo a su esposo en quechua “no vayas, a qué vas a ir, quedate no más”, pero los dirigentes se lo llevaron como a centenares de trabajadores que se lanzaron a una movilización rechazando la sindicalización en cooperativas mineras y cambios en la Ley Minera.

Nieves también exige libertad para su esposo

En pasados día, Nieves, la esposa y mamá de los Mejía Mamani, cuatro mineros encarcelados preventivamente en San Pedro, Oruro, se movilizó con los mismos argumentos, exigiendo al gobierno la libertad de su esposo.

Según reporte de PíoXII Oruro, más de 10 trabajadores mineros de Llallagua y Chayanta están detenidos preventivamente en el penal de San Pedro de esa ciudad, acusados de trasladar dinamita. No se tenía información de Patacamaya, La Paz, sin embargo allí estarían detenidos otros dos mineros cooperativistas de esta región.

Redacción: Leo.com.bo
Fuente: Erbol

 

25 Julio 2016

Robert Kennedy Jr. no pelea contra una enfermedad. Pelea contra dos. Bobby es hoy el protagonista del nuevo drama que vive por estos días una de las familias más tradicionales de los Estados Unidos que ve cómo las tragedias y maldiciones recaen sobre ella desde hace décadas.

El doble padecimiento que sufre Bobby preocupa a todo el clan. El hijo del ex senador Robert F. Kennedy, asesinado el 6 de junio de 1968 en Los Angeles, contrajo hepatitis C y también Parkinson. En una reciente aparición televisiva, el público se sorprendió por su estado de salud. En ella se lo veía con dificultades en su voz y en sus movimientos.

"Parecía mucho peor de lo que podría haber esperado. Es claro que hay algo terriblemente malo en él", indicó a RadarOnLine el médico neoyorquino  Stuart Fischer.

Desde hace años, Bobby encaró una lucha secreta contra el hepatitis, una enfermedad que cada año mata alrededor de 10 mil personas sólo en los Estados Unidos. Algunos creen que el pasado de excesos del hijo del malogrado senador podrían tener relación con su presente. Sus amigos también creen que tiene Parkinson, según confirmó ese mismo medio norteamericano.

Abogado, el pasado de Robert Jr. fue turbulento. Y varias veces estuvo a punto de morir. Fue durante los salvajes años 80, en los cuales ingirió todo tipo de drogas. La heronía fue la que casi lo mata en 1983, cuando fue hallado en el baño de un avión totalmente inconsciente, casi en coma. La Policía encontró dos gramos de esa droga en su traje y lo sentenció a dos años de probation. Su hermano David -apenas un año menor que él- no tendría tanta suerte. En 1984 moriría de una sobredosis.

La hepatitis también puede transmitirse por vía sexual. Y la vida "amorosa" de Bobby también fue intensa. Mientras estaba casado con su segunda esposa Mary, tuvo romances con 37 mujeres. La mujer decidió suicidarse hace cuatro años. Es el tercero de once hermanos, producto del matrimonio de Robert con Ethel Skakel. La menor de ellas, Rory Elizabeth Katherine nació seis meses después de que su padre fuera asesinado.

Hace pocas semanas, otra noticia sacudió al clan. Era por el resurgimiento de un antiguo fantasma que acosa a la familia desde 1975. Se trata del crimen de Martha Moxley, una joven de 15 años, por cuyo asesinato se encontró culpable a un primo de Robert Jr., Michael Skakel.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: AFP

Últimas Noticias

Prev Next

Erdogan rectifica y se reunirá mañana co…

Erdogan rectifica y se reunirá mañana con Pence y Pompeo

El presidente de Turquía, el islamista Recep Tayyip Erdogan, sí se reunirá mañana jueves con...

Disturbios en Cataluña dejan decenas de …

Disturbios en Cataluña dejan decenas de heridos y detenidos

La Policía regional catalana detuvo a 30 personas por los graves disturbios ocurridos en las...

Médicos levantan piquetes y reanudan ate…

Médicos levantan piquetes y reanudan atención en hospitales

Hace 31 días, los médicos determinaron sumar al paro que inició el 19 de agosto...