Santa Cruz de la Sierra
14 Junio 2017

El pequeño empresario de Illinois James T. Hodgkinson, de 66 años, hizo sentir a EEUU el vértigo de la tragedia. Obsesionado por Donald Trump, este hombre sin antecedentes graves empuñó un rifle de asalto y disparó contra una veintena de congresistas conservadores que jugaban al béisbol a 20 minutos del Capitolio. En su ataque hirió a cinco personas, entre ellas al líder de la bancada republicana en la Cámara de Representantes, Steve Scalise, quien ha entrado en estado crítico. Luego fue abatido a tiros y murió. En Washington, los ya viejos fantasmas del control de las armas y el odio político resucitaron.

Hodgkinson encarna un enigma. Febril activista demócrata y voluntario en la campaña de Bernie Sanders, su vida nunca había pisado las sombras del crimen. Vociferaba mucho pero carecía de antecedentes por delitos graves y, siempre según las primeras informaciones, no era más que un jubilado que había dejado atrás su actividad de contratista e inspector de casas. Un hombre destinado al olvido hasta que a las 7.20 del miércoles entró en la verde y soleada calle East Monroe, en Alexandria.

Nadie le vio venir, pero en su cabeza ya bullía el demonio de la locura. Desde marzo hacía prácticas de tiro y en su cuenta de Facebook había escrito que Trump era “un traidor” y que quería “destruir al presidente y compañía”. En pocos minutos, sus palabras iban a tomar cuerpo.

Sin que nadie le detuviese, accedió a la cancha de béisbol de la organización YMCA. Allí, con sus uniformes rojos y blancos, los congresistas republicanos estaban entrenándose para su clásico partido contra los demócratas. Una tradición que se celebra cada año desde 1909 y que tiene como fin recaudar fondos para entidades caritativas.

Hodgkinson sacó entonces su rifle de asalto. Algunas versiones aseguran que se trata de un M-4, un devastador fusil de combate usado por la infantería de Estados Unidos. Armado y furioso, el atacante se lanzó al campo y, nuevamente sin encontrar obstáculo, apuntó a los parlamentarios. Dio comienzo la vorágine. Sorprendidos por la lluvia de balas, los congresistas empezaron a correr, a buscar refugio, a huir. “Fue una locura”, rememoró a la CNN el parlamentario Mo Brooks.

Uno de los primeros en caer fue Scalise, de 51 años, el tercer hombre con más poder entre los republicanos de la Cámara de Representantes. “De pronto oí un ¡bam! Me di la vuelta y lo vi solo por uno o dos segundos: el agresor estaba en la tercera base y seguía disparando a la gente... Escuché gritar a Scalise, le habían alcanzado. Los tiros no paraban, nos dispersamos por la pista", contó Brooks.

Alcanzado en la cadera, Scalise no podía moverse. Pero no permaneció quieto. Empezó a arrastrarse por el campo, mientras el tirador seguía apretando el gatillo. En la confusión, muchos congresistas buscaron refugio detrás de los árboles. “Me quedé ahí parapetado, mientras mi hijo de 10 años salía del lugar y se escondía de bajo del coche”, recordaba el congresista por Texas Joe Barton.

Dos policías del Capitolio se lanzaron a defender a los parlamentarios. “Aquello duró minutos, era un tiroteo a corta distancia; se interpusieron y enfrentaron al atacante”, señaló un testigo a la televisión. Los agentes, con riesgo de sus vidas, dispararon a cuerpo descubierto. Hodgkinson fue alcanzado e inmovilizado.

El lugar se había cubierto de sangre y el pánico seguía vivo. La posibilidad de que hubiese más atacantes hizo que los policías mantuvieran las armas en la mano. Junto a Scalise habían resultado heridos dos policías, un colaborador parlamentario y un lobista.

Médico de profesión, Scalise dirigió a sus compañeros en los primeros auxilios. Un congresista buscó unas tijeras, le cortó los pantalones y accedió a la herida. Para frenar la hemorragia, Brooks le taponó con ropa, luego le hizo un torniquete con su cinturón. Los helicópteros sanitarios no tardaron en llegar. Scalise y los otros fueron evacuados. La situación del líder republicano era crítica. El atacante falleció poco después.

En el lugar quedó el aire de la tragedia. Que no se hayan registrado más muertes es difícil de entender. Tanto por la potencia del arma empleada como por la indefensión de las víctimas, concentradas en un campo horizontal y sin protección, el tiroteo estaba destinado a devenir en una matanza. No lo fue, pero sirvió para dar un aldabonazo en la memoria.

El caso de Gabrielle Giffords renació con fuerza. La congresista demócrata fue salvajemente atacada en Tucson (Arizona) en enero de 2011. Un balazo en la cabeza durante una reunión al aire libre con votantes. Murieron seis personas. El asesino, con graves problemas psiquiátricos, fue condenado a cadena perpetua. Desde entonces, Giffords, pese a sus problemas de movilidad y habla, se ha vuelto una activista contra las armas. “Mi corazón está con mis antiguos colegas, sus familias y trabajadores, y con la policía del Capitolio. Servidores públicos y héroes hoy y cada día”, dijo en Twitter. El fantasma de la falta de control de las armas fue también recogido por el gobernador de Virginia, Terry McAuliffe. “Cada día mueren 93 personas por arma de fuego, esto es insostenible, hay que cambiar", afirmó.

Trump, que este miércoles cumple 71 años, llamó a la unidad en un mensaje a la nación. "Podemos tener nuestras diferencias pero en tiempos como estos, nos viene bien recordar que todos los que sirven en el Capitolio están ahí porque aman su país. Somos más fuertes cuando estamos unidos y trabajamos por el bien común”. Su tono fue inusualmente comedido.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: AFP

10 Junio 2017

El presidente Donald Trump afirmó este viernes que está dispuesto al “100%” a hablar bajo juramento con el fiscal especial que investiga la injerencia de Rusia en las elecciones de 2016, al tiempo que repitió sus acusaciones de que el exjefe del FBI, James Comey, es un mentiroso y un “filtrador”.

Durante una rueda de prensa conjunta con el presidente de Rumanía en la Rosaleda de la Casa Blanca, Klaus Iohannis, Trump insistió, por un lado, en que Comey mintió bajo juramento en su testimonio ayer ante el Comité de Inteligencia del Senado y, por otro, que sus declaraciones confirman que no hubo “colusión” de su campaña con Rusia.

“Ayer demostró ninguna colusión, ninguna obstrucción”, dijo Trump, flanqueado a su derecha por Iohannis, al referirse al testimonio de Comey ante el Comité de Inteligencia del Senado.

El mandatario repitió su alegato de que Comey es un “filtrador”, y que la investigación sobre Rusia tiene motivaciones políticas, porque los demócratas perdieron la elección presidencial.

“Esa solo fue una excusa, pero estuvimos muy, muy felices, y, francamente, James Comey confirmó mucho de lo que yo dije, y algunas de las cosas que él dijo simplemente no fueron ciertas”, enfatizó Trump.

Preguntado varias veces por un periodista si él estaría dispuesto a dar testimonio bajo juramento al fiscal especial, Robert Mueller, Trump contestó: “100%”.

“Estaría contento de decirle exactamente lo que te acabo de decir”, manifestó.

Trump negó que durante sus encuentros con Comey lo haya presionado para que éste “dejara” la investigación sobre el dimitido asesor de Seguridad Nacional, Mike Flynn, en conexión con Rusia.

“No dije eso, pero no habría nada malo si lo dije”, afirmó.

También negó que le haya pedido “lealtad” –como afirmó Comey ayer- porque, según explicó, “apenas conozco al hombre” y “no tiene sentido” que le hubiese pedido alianza.

Trump no quiso precisar si existen o no cintas de las conversaciones que mantuvo con Comey entre enero y abril pasados, pero dijo que “en el futuro cercano” se pronunciará al respecto.

Presionado por los periodistas para que lo hiciera hoy mismo, añadió que  “van a estar decepcionados cuando escuchen  la respuesta”.

Los legisladores Mike Conaway, republicano por Texas, y Adam Schiff, demócrata por California, principales líderes del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes -que lleva una de las cinco investigaciones sobre Rusia- exigieron hoy que la Casa Blanca entregue al Congreso las grabaciones que existan, a más tardar el próximo 23 de junio.

El mes pasado, Trump sugirió en un mensaje en Twitter que había grabaciones, molesto por las afirmaciones de Comey, a quien despidió el pasado 9 de mayo.

Esta mañana, rompió su silencio en torno al testimonio de Comey, acusándolo de filtrar conversaciones privadas y reafirmando que se siente “reivindicado” completamente.

El abogado personal de Trump, Marc E. Kasowitz, elabora una estrategia de contraataque al testimonio de Comey, quien admitió ayer que compartió sus apuntes sobre las conversaciones con un amigo suyo en la Universidad de Columbia, para que las filtrara a la prensa y así activara la designación de un fiscal especial para las investigaciones sobre Rusia.

La rueda de prensa también generó noticia cuando Trump, que durante la campaña electoral declaró “obsoleta” a la organización transatlántica OTAN,  dijo que comprometía EEUU al Artículo 5 de la entidad, que obliga a los países miembros a defenderse mutuamente de amenazas externas.

Trump elogió que Iohannis esté incrementado las aportaciones de Romania a la OTAN del 1,4% de su Producto Interno Bruto a más del 2%.

Trump también pidió que, en la lucha global contra el terrorismo, las naciones “hagan más, y lo hagan más rápido”.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: EFE

08 Junio 2017

El ex director del FBI James Comey testifica este jueves ante el Senado estadounidense sobre la investigación de la posible interferencia rusa en las elecciones presidenciales, un día después de emitir un comunicado en el que reveló las presiones recibidas por Donald Trump para cesar las pesquisas acerca del ex asesor Michael Flynn.

Comey, despedido por el mandatario en mayo, llegó a las 10 de la mañana (hora local, 14 GMT) para recibir las preguntas del Comité de Inteligencia de la cámara alta.

“Las cambiantes explicaciones (sobre el despido) me confundieron y me preocuparon. (Trump) me dijo repetidamente que había hecho un buen trabajo y que era muy querido por la fuerza del FBI. Me confundió cuando dijo en TV que me despidió por la investigación sobre Rusia y cuando dijo que el despido alivió presiones. Eso no tuvo ningún sentido”, indicó al comienzo de su declaración.

Consultado por el Comité, indicó categóricamente que no tiene dudas de la intervención de agentes rusos en las elecciones presidenciales, “con propósito y sofisticación”. También, negó que Trump haya solicitado detener la investigación sobre el tema, aunque apuntó que el mandatario le pidió “levantar la nube” que pesaba sobre tal pesquisa. Según su interpretación sobre dicha frase, el escándalo “no permitía gobernar” cómodamente al presidente.

Luego, consideró que Flynn sí estaba en riesgo legal cuando recibió el pedido de Trump de frenar la investigación. Al respecto, declaró: “No me corresponde decir si eso es una obstrucción de la justicia. Me pareció algo muy perturbador, pero es papel de la Justicia determinar si es una obstrucción o no”. Y comentó que percibió la frase más como una orden que como un pedido.

Consultado por el Comité sobre qué cree que motivó su despido, indicó. “No estoy seguro. Creo en las palabras del presidente de que fui echado por la investigación sobre Rusia, que mi despido alivió presión”.

Comey declinó de responder algunas preguntas por tratarse de datos confidenciales, las cuales serán detalladas en una sesión privada al grupo de tareas.

A su vez, defendió sus labores realizadas al frente de la agencia, y consideró que las frases de Trump sobre su trabajo en el FBI “fueron mentiras, simple y llanamente”. En ese sentido, agregó que la Casa Blanca “mintió y lo difamó”, así como también a la agencia que lideraba.

En su declaración escrita, Comey declaró que sintió la necesidad de escribir reportes de sus reuniones privadas con Trump. Consultado por ello, el ex funcionario explicó que lo hizo “por la naturaleza de la persona”, su “lectura” de él y porque creyó que “necesitaría un archivo para defenderse a sí mismo y al FBI”, para evitar diferentes versiones sobre los encuentros. “Honestamente, tenía miedo de que (Trump) pueda mentir”, agregó.

Comey también explicó cómo fue que se hizo público la solicitud de Trump de abandonar la investigación sobre Flynn, publicadas por los medios citando a una fuente no identificada. Según contó, tras su despido el presidente mencionó la posible existencia de grabaciones sobre sus encuentros y, para aclarar y dar a conocer lo discutido, le pidió a un amigo que comparta sus reportes con un periodista.

Respecto a los repetidos elogios que asegura que recibió de Trump durante sus encuentros, Comey indicó que cree que el presidente los hizo “buscando conseguir algo a cambio” de una solicitud para permanecer en el cargo.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: EFE

06 Junio 2017

La Fuerzas Aérea de Rusia desplegó este martes un caza para interceptar a un bombardero B-52 estadounidense que sobrevolaba espacio aéreo internacional en el mar Báltico, confirmó el Pentágono.

En declaraciones a los periodistas en Washington, el portavoz del Departamento de Defensa, capitán Jeff Davis, aseguró que el bombardero realizaba una operación rutinaria.

Sin embargo, Davis rechazó dar más detalles hasta que se entreviste a los pilotos de la aeronave, que fue desplegada hace unos días para una maniobras anuales con socios de la OTAN en el Báltico.

El Ministerio de Defensa ruso confirmó el sobrevuelo de su caza del tipo Su-27 cerca del B-52, con capacidad de transportar misiles nucleares, y aseguró que su avión se alejó cuando el bombardero se distanció de la frontera con Rusia.

Normalmente, este tipo de encuentros se resuelven con un simple sobrevuelo, intercambio de comunicaciones, y sin incidentes.

La interceptación se da después de que, desde mediados de abril, en múltiples ocasiones bombarderos intercontinentales rusos del tipo Tupolev Tu-95 hayan volado cerca del territorio de Alaska.

Estados Unidos ha aumentado su presencia y actividad en las Repúblicas Bálticas y Polonia después de que en 2014 Rusia comenzara a apoyar a grupos separatistas en Ucrania frente al Gobierno pro-europeo de Kiev.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: EFE       

05 Junio 2017

Luego de ejecutar la prueba de su misil balístico Hwasong-12, el diario oficial Rodong Sinmun aseguró que el test “mostró el músculo militar del poderoso ejército revolucionario” de la nación.

El Ejército norcoreano cuenta con “las capacidades de ataque nuclear más fuertes para aniquilar rápida y minuciosamente a los temerarios enemigos a través de ataques nucleares despiadados y precisos, por tierra, mar y cielo”, señaló el periódico del Partido del Trabajo, mismo que gobierna ese país.

El diario, que es el más leído en Corea del Norte, aseguró que el rango de ataque del armamento nuclear de ese país, incluye “todas las bases militares de EEUU y su continente”.

La publicación asegura que los cohetes norcoreanos son tan rápidos, “que no pueden ser alcanzados por otros cohetes y no es posible detectar su señal de lanzamiento”.

El artículo se refirió también a los aliados de EEUU que, señaló, “están aturdidos por los resueltos pasos de autodefensa de la república norcoreana para demostrar poderosamente su poder capaz de contrarrestar cualquier forma de guerra, así como por los pasos cada vez más impredecibles y el nivel de su ofensiva militar que va más allá de la imaginación”.

En otra publicación reciente, el mismo diario afirmó que, ante las pruebas militares realizadas por Corea del Norte, “Estados Unidos y las fuerzas de sus vasallos están dando una patada, sorprendidos por los lanzamientos de pruebas, en lo que parece un ataque histérico de chicos estúpidos ignorantes del lugar donde están parados“.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: AFP

01 Junio 2017

El presidente Donald Trump retiró a los Estados Unidos del Acuerdo de París sobre cambio climático, impulsado por la Organización de las Naciones Unidas.

El vicepresidente Mike Pence presentó al presidente Trump y defendió su “lucha diaria por los EEUU”, incluyendo su batalla contra indocumentados y la generación de empleos.

“Gracias al presidente Donald Trump, América está de vuelta”, expresó.

El mandatario republicano salió de la Casa Blanca al Jardín de las Rosas y primero lamentó el que llamó un “ataque terrorista en Manila”, para luego defender sus acciones al frente del gobierno federal.

“Me gustaría actualizar el progreso económico desde las elecciones… la economía está volviendo rápidamente“, presumió al tiempo que dijo que sus promesas de campaña se han ido cumpliendo una tras otra.

“Y créanme… sólo estamos empezado”, agregó.

La salida del convenio mundial fue simple: “Es mi deber proteger a este país, por lo que los Estados Unidos se retira del Acuerdo Climático de París… para buscar un nuevo acuerdo que beneficie a los trabajadores”, dijo. “El acuerdo afecta a la economía americana… ellos no ponen América primero, yo lo hago y siempre lo haré”.

Desde su campaña, el mandatario ha negado la existencia del cambio climático, por lo que considera inútil y negativo para la economía estadounidense cualquier convenio al respecto.

EEUU ratificó su compromiso para este acuerdo en Marrakech en noviembre pasado, aún con la administración de Barack Obama.

El entonces secretario de Estado, John Kerry, defendió la importancia de acciones como la impulsada por las Naciones Unidas.

“En un poderoso mensaje sobre el amplio compromiso del mundo con este acuerdo. En menos de un año, 109 países que representan casi el 75 por ciento de las emisiones mundiales, se han comprometido formalmente a una acción audaz y decisiva”, expresó Kerry.

Esta mañana, Trump publicó en su cuenta de Twitter: “Voy a anunciar mi decisión sobre el Acuerdo de París. Jueves a las 3:00 p.m. en el Jardín de las Rosas de la Casa Blanca. ¡HACER AMÉRICA GRANDE OTRA VEZ!”.

Unos días antes de ganar la presidencia en Francia, Emmanuel Macron publicó un video en su cuenta oficial de Facebook para invitar a investigadores sobre medio ambiente estadounidenses a ir a esa nación para continuar su labor.

“Este un mensaje para los investigadores, ingenieros y emprendedores americanos que trabajan en el cambio climático. El sábado pasado los invité a luchar contra el cambio climático aquí, porque ustedes son bienvenidos”, dijo.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: AFP

26 Abril 2017

Cuando el presidente Donald Trump ya daba por contado que tendría que postergar los planes para ejecutar su principal promesa de campaña, por lo menos hasta fines de año, con el fin de que ambos partidos logren un acuerdo sobre el presupuesto que evite la parálisis gubernamental, le llaga un auxilio de donde menos esperaba.

El senador cubanoamericano Ted Cruz, su principal y más encarnizado rival en la batalla por la nominación republicana a la Casa Blanca, acaba de presentar una propuesta de ley conjuntamente con una campaña que no por bizarras dejar de ser potencialmente ejecutables, y podrían acabar c0n la pesadilla política que está viviendo Trump.

En las primeras horas del marte 25 de abril, el senador Cruz presentó la ley ‘EL CHAPO Act’ (que puede consultarse íntegramente en el enlace), que pretende usar los fondos incautados al narcotráfico para la construcción del muro y otras labores de protección de la frontera. El acta, subtitulada Ensuring Lawful Collection of Hidden Assets to Provide Order (Asegurando la recaudación legal de activos ocultos para garantizar el orden), es un ingenioso juego de palabras que reconstruye con las siglas iniciales el apodo del capo narcotraficante.

Simultáneamente, Cruz comenzó a promover la campaña en la web Build the Wall and Make El Chapo Pay for It! (¡Construye el muro y haz que El Chapo pague por el!) que busca el apoyo popular para respaldar el proyecto de ley en el senado.

Según cálculos de Cruz, el gobierno federal calcula el monto procedentes de las drogas y el enriquecimiento ilícito incautado a Joaquín ‘El Chapo Guzmán’ y otros capos del narcotráfico en más de 14,000 millones de dólares que podrían destinarse a la protección de la frontera. Esta suma sería un gran alivio a los $21.6000 millones que se estima sería el costo final del proyecto.

 “Los catorce mil millones de dólares serán destinados principalmente a la construcción de un muro que mantendrá a los estadounidenses seguros y que obstaculizar el flujo ilegal de drogas, armas y personas a través de nuestra frontera sur”, explica el senador Cruz en la propuesta. “Garantizar la seguridad de los tejanos es una de mis principales prioridades. También debemos tener en cuenta el impacto en el presupuesto federal. Aprovechando los activos criminales de El Chapo y otros narcos como él, podemos compensar el costo del muro y hacer avances significativos para lograr los objetivos de seguridad fronteriza establecidos por el Presidente Trump “.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: AFP

Últimas Noticias

Prev Next

Suscribieron un convenio Comisión accede…

Suscribieron un convenio Comisión accederá a informes confidenciales

El Ministerio Público y la Comisión de la Verdad suscribieron ayer viernes un Convenio de...

La agonía de la Unasur

Unasur fue creada el 23 de mayo de 2008 y entró en vigor dos años...

Tras requisa en la cárcel de Palmasola A…

Tras requisa en la cárcel de Palmasola Aíslan a reclusos que seguían extorsionando

El gobernador de la cárcel de Palmasola de Santa Cruz, Javier Lora, informó ayer viernes...