Santa Cruz de la Sierra
08 Marzo 2016

 ¿Cuál es la mejor manera de superar un divorcio? Cada situación, y cada familia, es diferente. Estas sugerencias pueden hacer que el proceso sea menos doloroso para los niños, adolescentes y familias.

Aliente a los niños a hablar sobre lo que sienten (positivo o negativo).

Es importante que los padres que se están divorciando, o los que ya están divorciados, se sienten con sus hijos y los alienten a hablar de lo que piensan y sienten. Pero debe aislar sus propios sentimientos de los de sus hijos.

Por lo general, los niños perciben una pérdida familiar y tenderán a culparlo a usted o al otro padre (o a ambos) por lo que está sucediendo en sus vidas. Por lo tanto, usted tendrá que estar preparado para responder preguntas que su hijo tenga o para abordar sus preocupaciones.

Si bien es posible que los niños sufran los efectos del divorcio por un tiempo, el impacto real sucede generalmente a los 2 o 3 años.

En ese momento, algunos niños podrán expresar sus sentimientos, pero dependiendo de la edad y la madurez, otros niños no podrán hacerlo.

Y si usted se fuerza a tener una “cara de felicidad”, sus hijos tenderán a compartir menos sus sentimientos con usted.

Consejo

De ser posible, siéntese con el otro padre para planificar de qué manera van a hablar con sus hijos sobre lo que está pasando. Mantengan buena comunicación.

Redacción: Leo.bo

 

Fuente: Imujer.com

04 Marzo 2016

Lo primero que debe hacer es no sumar presiones a su vida. Si siente que el hecho de que su pareja tenga hijos es muy pesado y al final no podrá controlarlo, sea sincera y salga de ahí sin herir a nadie.

Respecto a esto tiene dos opciones: opte por convertirse en un apoyo y aceptar a esa otra personita en la vida de su pareja, o se va y se aventura a encontrar un soltero sin hijos. Cualquiera que sea su decisión es válida mientras le haga feliz, pero lo que sí sabemos es que no debe dejar de luchar por su pareja, si de verdad lo ama, por un hijo. Esto tiene que ser un aliciente, que su hombre sea capaz de atreverse a la paternidad habla muy bien de él y de su personalidad.

La opción más inteligente es ser usted misma. Es posible que a los hijos de la persona que ama les cueste aceptarle al principio; pero está comprobado que la mejor herramienta es mostrarse sincera y sin intenciones de ser más que ellos. El balance entre las dos partes producirá una buena relación y sobre todo tranquilidad.

Redacción: Leo.bo

 

Fuente: Imujer.com

02 Marzo 2016

El cantante Elton John tiene muy claro que cuando muera, sus hijos Zachary (5) y Elijah (3) no heredarán de golpe toda su fortuna, valorada en 280 millones de dólares, porque está convencido de que eso sería contraproducente.

"Obviamente quiero dejar a mis niños en una buena situación financiera, una sólida. Pero es terrible dar a los niños todo lo necesario y más. Les arruina la vida", aseguró el intérprete al periódico Daily Mirror.

Elton y su marido, David Furnish, están ahora redactando sus testamentos de tal forma que las necesidades de sus hijos queden cubiertas pero asegurándose al mismo tiempo de que tanto Zachary como Elijah tengan que trabajar en un futuro para aprender el valor del dinero.

"Todavía estamos resolviendo los detalles y la clave es encontrar un equilibrio. Cualquier otra cosa que no sea lo básico tendrán que salir ahí fuera para conseguirla por ellos mismos... Las mayores alegrías, todo lo que Elton y yo hemos creado proviene del trabajo duro y así es como ganas autoestima", añadió David.

A pesar de su corta edad, Zachary y Elijah, que nacieron mediante una gestación subrogada, ya están aprendiendo lo que es el esfuerzo.

"En casa tienen que hacer sus tareas, recoger los platos y llevarlos a que los limpien, ayudar en la cocina, recoger sus habitaciones y ayudar en el jardín... Cada vez que lo hacen se ganan una pequeña estrella para ponerla en un ranking que han hecho. Comprenden que tienen que hacer esas cosas", explicó Elton.

Redacción: Leo.bo

 

Fuente: Teleshow

18 Noviembre 2015

A Brad Pitt le interesa más dirigir la vida de sus seis hijos, que una historia para la pantalla grande.

Así lo afirma con convicción una de las estrellas más influyentes del cine mundial.

“A estas alturas ya no estoy para dirigir. No creo hacerlo y admiro a quien lo hace, pero para eso se requiere demasiado tiempo, el tiempo que prefería estar con mis hijos.

Admiro a mi mujer (Angelina Jolie) porque produce, actúa y dirige, pero yo no lo haría. Prefiero estar con ellos y pasar el tiempo jugando, divirtiéndome, haciendo labor de campo, ser un buen granjero con ellos... porque me encanta la vida de campo (en su casa de Francia)”, comentó en entrevista el actor de 51 años.

Comprometido. El estadounidense, quien coproduce y coestelariza con Jolie, By the sea (Frente al Mar), que se estrenará en Honduras el mes de diciembre, afirmó que el caos que se puede vivir como el padre de una familia numerosa no lo cambia por nada y lo hace inmensamente feliz.

“A veces creo que hacer una película es más fácil que regir una familia con tanto niño, pero ese es el reto de mi vida, entregarme a ellos”, manifestó el cinco veces postulado al Óscar y ganador de uno como productor por 12 Años Esclavo.

El papá de Maddox, Zahara, Shiloh, Phax Thien, Knox León y Vivienne Marcheline, compartió un poco de su día a día con la tropa Jolie-Pitt.

“Todos son de formas de ser muy distintas, y con los grandes ya entiendo lo que es acercarse a la adolescencia. No soy de los papás que dicen: ‘Cuando yo tenía tu edad’. Mejor me adapto a las nuevas formas de vida, como la tecnología, y establecemos reglas. El amigo de George Clooney y Matt Damon aseguró que ni la pareja que forma con Angelina, quien dirigió y escribió Frente al Mar, es perfecta. Si llevan 10 años juntos, y ya uno de casados, es porque han sabido construir la relación, añadió.

“No hay pareja perfecta en el mundo, creo, y si estamos juntos es porque nos amamos y porque una relación se hace día a día.

“No es solo de nosotros, sino de la familia que nos comprometimos a formar, porque cada día buscamos un tiempo para nosotros, para convivir con los niños y para reinventarnos y crecer”.

Redacción: Leo.bo

Fuente: Teleshow

04 Noviembre 2015

Un estudio afirma que el calentamiento global provocará una disminución de la fertilidad debido a que los humanos tienden a tener menos relaciones sexuales cuando hace demasiado calor.

El cambio climático está afectando al planeta Tierra, a buena parte de los seres vivos que lo habitan y numerosas de las actividades humanas.

Llevando los estudios sobre el cambio climático hasta extremos hasta ahora insospechados, un equipo de investigadores de Estados Unidos afirma que el calentamiento global provocará una disminución de la fertilidad debido a que los humanos tienden a tener menos relaciones sexuales cuando hace demasiado calor.

Los resultados de este singular estudio han sido publicados en el NBER Working Paper, publicación del National Bureau of Economic Research, la entidad privada de estudios económicos más importante de Estados Unidos.

Alan Barreca, Olivier Deschenes, Melanie Guldi han analizado la relación entre las olas de calor y las tasas de natalidad en los Estados Unidos entre 1931 y 2010. "Nos encontramos con que los períodos en que se superaron los 80° F (26,6º C) causaron un gran descenso en las tasas de natalidad en el período posterior de 8 a 10 meses", indican los autores en el resumen de su investigación.

El descenso de nacimientos como consecuencia de las olas de calor queda en parte compensada por un aumento de partos en los meses posteriores. Es decir, que las parejas tienen menos relaciones sexuales con finalidad de procreación en los periodos muy cálidos pero recuperan el tiempo perdido cuando baja la temperatura ambiental.

"Este ajuste dinámico ayuda a explicar la disminución observada en las tasas de natalidad durante la primavera y el incremento posterior durante el verano", indican textualmente los expertos, refiriéndose a los datos analizados en Estados Unidos.

Sin embargo, el estudio parece haber descubierto que no todo el tiempo perdido se recupera y en circunstancias en que los termómetros tardan mucho en recuperarse, las parejas tienden a tener menos descendientes.

En consecuencia, los autores de esta investigación concluyen que "el aumento de las temperaturas debido al cambio climático pueden reducir las tasas de crecimiento de la población en el siglo venidero".

A falta de datos a largo plazo, los autores indican que "como coste adicional, el cambio climático cambiará aún más nacimientos para los meses de verano", cuando se produce una exposición a temperaturas peligrosamente altas tanto en las embarazadas como en los bebés.

El resumen del estudio indica, también de forma textual que, "sobre la base de nuestro análisis de los cambios históricos en la relación temperatura-fertilidad, llegamos a la conclusión de aire acondicionado podría ser utilizado para compensar sustancialmente los costos de fertilidad del cambio climático".

Redacción Leo.bo

Fuente: La Capital

29 Octubre 2015

China puso fin hoy a la política del hijo único, al autorizar a todas las parejas a tener dos, en una decisión histórica que reclamaban demógrafos y economistas para frenar el envejecimiento de la población y estimular la economía.

La decisión fue tomada "para promover el equilibrio en el desarrollo" y "dar respuesta al envejecimiento de la población", indicó un comunicado del Partido Comunista Chino (PCC) leído en la televisión pública CCTV.

La medida llega dos años después de que el país comunista flexibilizara su política, permitiendo tener dos hijos a parejas en las que uno de sus miembros también es hijo único.

El fin de la política de limitar nacimientos -muy criticada por sus excesos, en particular los abortos forzados- era esperado, ante la multiplicación de los llamamientos de expertos y de centros de investigación oficiales.

La iniciativa fue tomada durante la quinta sesión plenaria del Comité Central del PCC, que se terminó hoy tras cuatro días dedicados a adoptar el 13º plan quinquenal (2016-2020).

"¡Está muy bien!", dijo a la AFP Xiao Meng, una funcionaria de 26 años que se acaba de casar. "Ahora podré decidir en función de mi situación personal, profesional y familiar si voy a tener uno o dos hijos", aseguró.

China empezó a aplicar esta política a finales de los años 1970 para frenar la enorme natalidad de la época, estimulada durante años por el fundador del régimen, Mao Zedong (1949-1976).

El resultado ha sido el enorme envejecimiento de la población y un gran desequilibrio entre hombres y mujeres, a menudo en zonas rurales donde los hijos varones son ampliamente preferidos a las mujeres.

Las denuncias de abortos selectivos y de infanticidios son frecuentes, pese a la propaganda oficial que urge a la población a desprenderse de la mentalidad feudal.

En 2014 nacieron de media 116 niños por cada 100 niñas.

Algunos estudios oficiales cifran en 30 millones los hombres chinos que no pueden encontrar a una mujer, una "crisis de los solteros" que según las autoridades podría generar violencia e inestabilidad.
   
Diez años tarde

"Esta decisión llega diez años tarde", dijo a la AFP Yong Cai, profesor en la universidad de Carolina del Norte y experto en la política del hijo única, "pero más vale tarde que nunca".

La política del hijo único tenía algunas excepciones porque la casi totalidad de las 55 minorías étnicas del país no establan obligadas a seguirla ni tampoco las parejas de zonas rurales cuyo primer hijo fuera una niña.

En 2013, el gobierno autorizó a tener dos hijos a las parejas con uno de sus miembros que también fuera hijo único. Pero la medida no hizo aumentar la natalidad como se esperaba en el país, el más poblado del mundo con 1.370 millones de habitantes.

"Personalmente quiero dos hijos para que pueden crecer juntos", explica Xiao Meng. "Pero algunas parejas amigas mías, sobre todo las que ya tienen un hijo, no quieren otro porque no tienen la energía suficiente para cuidarlo", agrega.

Es el caso de un gran número de parejas, que por razones económicas o para seguir la costumbre sólo quieren un hijo, una tendencia que muchos demógrafos consideran preocupante.

Según un estudio chino de junio de 2014 basado en cifras de la ONU, China podría tener en 2050 unos 300 millones de familias formadas por un padre, una madre y un hijo único.

En esa misma fecha habrá, según el estudio, 11 millones de familias que habrán perdido a su hijo, con lo se convertirán en padres de edad avanzada sin ayuda y en muchos casos aislados.

"Actualmente muchos padres jóvenes, que no tienen hermanos ni hermanas, tienen que ocuparse en solitario de sus propios padres, es decir de cuatro personas", explica Zhang Wei, madre de un hija pequeña. "El cambio de política anunciado este jueves permitirá aliviar esa carga", asegura.

En China se considera una obligación ayudar a sus padres, sobre todo si son mayores, pero para muchas parejas con pocos recursos esa tradición se convierte en un problema.

El anuncio de este jueves "es una buena noticia", dijo AFP Maya Wang, de la ONG Human Rights Watch, pero advirtió que "seguirá habiendo restricciones" y afirmó que se trata de una decisión adoptada por razones "esencialmente económicas", que no tienen en cuenta los derechos de reproducción de las mujeres.

Redacción Leo.bo

Fuente: AFP

26 Octubre 2015

Las postrimerías de la Segunda Guerra Mundial fueron duras en la Holanda ocupada por los nazis. A instancias del Gobierno holandés en el exilio, los ferrocarriles se pusieron en huelga en septiembre de 1944, y los ocupantes alemanes embargaron en represalia todos los transportes de comida al oeste del país. A partir de noviembre, cuando el frío colaboró congelando los canales, se desató el Hongerwinter, el invierno del hambre, que mató a 20.000 personas y mandó a otros cuatro millones a la sopaboba. Audrey Hepburn fue una de las niñas afectadas.

El hambre –y la ocupación—se acabaron en mayo de 1945, pero sus efectos, de forma sorprendente, perduran hasta hoy. Las mujeres que estaban embarazadas durante el Hongerwinter tuvieron hijos y nietos afectados de obesidad, intolerancia a la glucosa, diabetes y enfermedad coronaria. En algunos de los nietos, se ha podido demostrar en 2008 que esas características estaban asociadas a cierta modificación singular (metilación del ADN) en los genes clave del metabolismo del azúcar. Son las marcas de fábrica del cambio epigenético.

Esos cambios no afectan a la secuencia de ADN (gatacca...), sino a otras cosas que se le pegan encima (de ahí epi-) y afectan de manera crítica a su actividad. Los principales son los radicales más simples de la química orgánica (metilos, –CH3) y unas proteínas llamadas histonas, que a su vez también pueden modificarse por metilación y de otras formas. Estas modificaciones ocurren en respuesta al entorno, pero pueden ser muy estables y transmitirse hasta tres o cuatro generaciones después. No más allá, aparentemente.

El Hongerwinter es un raro experimento –uno de esos experimentos que normalmente no se pueden hacer en humanos—, y la mayor parte de lo que se sabe sobre la herencia de los caracteres adquiridos se ha aprendido en ratones en los últimos años. Johannes Bohacek e Isabelle Mansuy, del Laboratorio de Neuroepigenética de la Universidad de Zurich, compilaron los datos el mes pasado en Nature Review Genetics, centrándose sobre todo en el ángulo más chocante de este fenómeno: la herencia de los comportamientos adquiridos.

“Las experiencias con el entorno”, escribe Mansuy, pueden modificar el comportamiento social, emocional y cognitivo durante la vida del individuo, y resultar en rasgos de comportamiento que se pueden transmitir a las generaciones subsiguientes”. La condición para ello, desde luego, es que las modificaciones afecten a la línea germinal: óvulos, espermatozoides y las células que los producen en las gónadas. Sin pasar por ahí no se puede trasmitir nada, ni genética ni epigenéticamente.

La mera frase “herencia de los caracteres adquiridos” sonaría como una herejía a oídos de cualquier biólogo del siglo XX. Es la definición común del lamarckismo. ¿Cómo evolucionó el cuello de la jirafa? Lamarck, el mayor evolucionista anterior a Darwin, propuso que los esfuerzos de cada jirafa por alcanzar las hojas más altas de los árboles estirarían su cuello, y que ese alargamiento se transmitiría a la descendencia.

La selección natural propuesta por Darwin ofrece una explicación radicalmente distinta: la longitud del cuello varía un poco al azar en cada generación; las pre-jirafas que no alcanzan las hojas mueren sin descendencia, y las únicas que sobreviven son las que nacieron con el cuello un poquito más largo; si ocurre lo mismo una generación tras otra, acabamos generando el cuello de la jirafa por selección natural.

Pese a que la mayoría de los datos provengan de modelos animales, Mansuy está convencida de que este tipo de herencia –epigenética, o lamarckiana si se quiere, aunque ella no utiliza esa palabra tóxica— es crucial para la genética médica. “Ayuda a explicar el origen y la heredabilidad de enfermedades psiquiátricas tan comunes como la depresión, las alteraciones de la personalidad, la ansiedad y el autismo”, dice.

Aclarar sus mecanismos, por tanto, puede tener importancia para su diagnóstico, y tal vez para su prevención. El sueño de poder aliviar esas enfermedades borrando las modificaciones epigenéticas pertinentes es, de momento eso, un sueño. Pero no hay ningún impedimento de principio para que algún día lejano sea posible.

Ya lo ven. Aunque no explique el cuello de las jirafas, la herencia de los caracteres adquiridos existe, y tiene importancia médica. ¿Vuelve Lamarck? En cierto modo nunca se fue: el propio Darwin consideró mecanismos lamarckistas para acelerar la selección natural. Esa es la situación a la que parecemos volver después de un siglo XX lleno de dogmatismos poco científicos. Permanezcan con la mente abierta.

Redacción: Leo.bo

Fuente: EFE

19 Octubre 2015

En la edición de noviembre para la revista Vogue, la estrella Angelina Jolie protagoniza la portada junto a su marido Brad Pitt y sus seis hijos: Maddox (14), Pax (11), Zahara (10), Shiloh (9), Knox (7) y Vivienne (7).

En la entrevista que acompaña la producción fotográfica realizada por Annie Leibovitz, la actriz de 40 años desvela aspectos muy personales de su vida, como la particular educación que reciben sus hijos: "Aprenden idiomas, culturas y religiones de todo el mundo desde casa; les enseñan diferentes profesores".

Angelina asegura que la familia viaja seguido a Europa, Asia y África. No obstante, la actriz confiesa que no todos sus hijos están interesados en los viajes humanitarios que realiza. "Los que no quieren ir, no van", aclaró.

Sus hijos son lo primero. "Quizá los próximos años dejaré de actuar frente a cámara. Estaré más feliz detrás de ella. Quiero estar en casa, quiero enfocarme en mis hijos y hacer lo que pueda para guiarlos antes de que dejen el hogar. Estos son los años más importantes", explicó la actriz sobre su futuro en la industria del cine.

La actriz también habló abiertamente sobre las intervenciones quirúrgicas que le han salvado la vida. "Los procedimientos fueron brutales, no fueron cirugías fáciles", dijo a la publicación. Y añadió: "Ahora tengo 40 años, edad con la que empezaron a morir tanto mi madre como mi abuela. Estoy deseando llegar a los 50".

No sólo habló sobre sus hijos, sino también de su día a día con su esposo Brad Pitt, con quién vuelve a compartir pantalla en By the sea, su segunda película de ficción como directora, después de Invencible (2014).

Regresan al cine interpretando de nuevo a un matrimonio en crisis. "Brad y yo tenemos nuestros problemas, pero si los protagonistas tuvieran enfrentamientos parecidos, no podríamos haber hecho la película", dijo.

Redacción: Leo.bo

Fuente: Teleshow

Últimas Noticias

Prev Next

El Terror

El Terror

Mi padre, ex presidente del partido liberal de los Países Bajos, con un conocimiento histórico...

Remedio

Remedio

Estamos comiendo de la olla común preparada por mi esposa Emmita en su atelier en...

Olla común para toda la ciudad

Olla común para toda la ciudad

Miles de raciones de almuerzo y cena para quienes necesiten un plato de comida hecha...