Santa Cruz de la Sierra
10 Febrero 2017

Algunos lo llegaron a catalogar como uno de los pilares de la sociedad. Durante la adolescencia se sueña con ese momento e invade la intriga. Hasta que esa etapa llega. Aparece el casamiento, se promete la fidelidad eterna y se inicia el camino de un matrimonio que parece ser duradero… pero los tiempos cambian y este escenario se presenta cada vez más utópico.

Las relaciones de pareja duraderas y el vínculo legal cada vez aparecen con menos frecuencia. Se abrió un nuevo paradigma en el que la unión civil ya no es indispensable y existen muchas tentaciones en el camino.

Entonces, surge el interrogante: ¿ya es una utopía pensar en el matrimonio para toda la vida? ¿Es algo necesario? ¿Qué se debe hacer para poder alcanzarlo?

La revista Time realizó un vasto informe sobre el matrimonio moderno y los puntos fundamentales para que aquellos que lo crean necesario puedan establecer un vínculo duradero.

Eli Finkel, profesor de la Universidad del Noroeste, dijo que el casamiento puede llegar a ser la actividad más satisfactoria para una persona, así como también puede resultar la menos agradable. "Las personas de hoy incrementaron sus expectativas respecto al casamiento y pueden alcanzar una gran calidad en el vínculo. Pero eso requiere de un enorme esfuerzo".

Para algunos expertos, anteriormente se consideraba al vínculo conyugal como un mecanismo relacionado a las costumbres, a cierto deber y a la necesidad de la procreación. Hoy sólo es un factor en el que se debe encontrar el equilibrio entre los beneficios y las desventajas.

En la actualidad, se busca llenar los casilleros de intimidad, apoyo, estabilidad, felicidad y plenitud sexual. Si esos campos no se satisfacen, el futuro a largo plazo de la pareja se encuentra en jaque.

El entorno

La imagen del matrimonio para toda la vida también cambió a lo largo del tiempo. Hace medio siglo representaba para la gran mayoría la escenificación de una vida completa, realizada. Hoy, en cambio, la entrada de las nuevas tecnologías y de internet modificaron el panorama. La apuesta publicitaria a una vida exitosa en solitario es cada vez más fuerte, así como la oferta de alternativas amorosas, incluso en cualquier parte del mundo.

Según un informe realizado en 2014 en EEUU, en las últimas dos décadas se duplicó la cantidad de mayores de 50 años divorciados. En 1990, sólo un 10% de ese rango habían protagonizado un divorcio: hoy, el porcentaje para ese mismo grupo asciende a un 25%. Además, en la actualidad hay más personas mayores de 65 años divorciadas que viudas.

De hecho, para los más detractores, lo del amor para toda la vida se trata de un valor ya desactualizado: "Estar casado es como compartir el sótano con un rehén. Después de cinco años, hay muy pocas cosas sobre el otro que no sabés o que te sorprenderían. A los 10, ya no hay ninguna", escribió Tim Dowling, autor del libro Cómo ser un marido.

Otro de los motivos por los cuales el amor duradero es cada vez más "utópico" es el cambio de roles en la rutina familiar. Antes, la gran mayoría de las mujeres no trabajaban y la crianza de sus hijos se convertía prácticamente en su actividad diaria. Hoy, la mujer tiene su propia carrera profesional, sus ingresos, su red de contactos, sus proyectos comerciales.

Por lo tanto, la crianza de los niños, después de haber tenido un día laboral agotador, puede representar un síntoma de estrés y de conflicto para con el marido.

La luz en el camino

Así y todo, aquellos que confían en el matrimonio duradero pueden reposar en ciertos puntos que en un futuro serán determinantes para poder alcanzar sus metas. La primera gran clave es evitar el desprecio por el otro a lo largo de la vida. Con ese concepto no se trata sólo de evitar hacer comentarios negativos sobre el compañero, sino también de no comunicarse mediante interrupciones constantes, mostrar desinterés por las preocupaciones del otro y no preocuparse por buscar actividades que los unan.

Además, hay que mantener siempre presente la vulnerabilidad, ese factor indispensable para poder crear un espíritu de intimidad dentro de una pareja. Si el otro no puede ver a una persona tal cual es, desnuda de emociones, jamás se podrá entablar esa confianza ciega.

Gary Chapman, el psicólogo de parejas más famoso de EEUU y autor del libro Los 5 idiomas del amor, dijo: "El punto fundamental radica en hacer sentirse amado al otro. ¿Cómo lograrlo? Respetando y teniendo presente siempre estos puntos: las palabras, tiempo, los actos bondadosos, el sexo y los regalos. Además, el otro factor fundamental es el de ser capaz de perdonar y ser perdonado".

En tanto, hay otro escenario que incumbe en especial a los hombres y que puede ser determinante: el factor emocional. Ellos tienden a esconder las emociones y evitan poner los problemas sobre la mesa.

"El papel de los hombres en una relación es uno de los factores cruciales para diferenciar un matrimonio fallido de uno exitoso", afirmó John Gottman, docente y uno de los investigadores de relaciones de pareja más prestigiosos del país norteamericano.

Redacción: Leo.com.bo                                              

 

Fuente: Imujer.com

10 Febrero 2017

Quizá todos supongamos que lo que mata un matrimonio, aleja a uno del otro, genera diferencias -a veces irreconciliables-puede ser la infidelidad o las mentiras, pero parecería que ésto no es del todo certero. Existen otras conductas -no tan conocidas- que poco a poco podrían destruir un matrimonio. Son como un veneno y todos estamos expuestos a él.

1- No tener amistades fuera del matrimonio: Pasar tiempo en pareja es importante, pero eso no quiere decir que sea lo único que pueden hacer. No se puede depender de la pareja para satisfacer todas las  necesidades sociales. Las personas externas de la relación son tan importantes como la pareja. A través de los amigos, ambos podrán ganar experiencia, perspectiva y apoyo.

2- Subestimar la importancia del contacto físico: Si rara vez se tocan o han llegado al punto en que sólo tienen sexo en ocasiones especiales (cumpleaños, aniversarios), podrían estar en camino de un matrimonio sin sexo y sin pasión. Y no es que deberían tener intimidad todos los días, tomarse de la mano, darse un beso antes de dormir o al despedirse, siempre es un buen gesto que sumará puntos en la relación.

3- Amistades que pueden ser una mala influencia: Aunque es indispensable tener amistades cercanas, rodearte de personas equivocadas puede afectar negativamente tu vida y tu relación.

4- No repartir las tareas domésticas: Cuando solo un integrante de la pareja es el responsable de la limpieza y el orden todos los días, a largo plazo podría empezar a haber resentimiento.

5- No hablar de la relación: Es importante comunicarse. Y las conversaciones deben ir más allá de un "¿Qué tal tu día?" Tener charlas intencionales sobre su relación quiere decir que están dispuestos a realizar las preguntas fuertes que a veces resulten incómodas: "¿Estas contento o conforme con la relación?", "¿hay algo que te moleste?". No es algo que deba hacerse todos los días pero si aunque sea una vez al mes. El dialogo siempre es un buen aliado.

6- Cada vez se sienten más como compañeros o amigos que como pareja: El síndrome del compañero de vivienda es más común de lo que crees y puede matar hasta la relación más feliz y saludable. Cuando llegan a ese problema, se sentirán como en vidas paralelas, tan sólo conectadas por el espacio en el que viven.

7- Estar todo el tiempo on line: si bien la tecnología es algo que está completamente integrado a nuestras vidas, cuando el celular o la computadora se convierten en un obstáculo a la hora de intentar conversar o compartir momentos en pareja, produce desgaste y termina alejándonos definitivamente de los intentos por dialogar y pasar tiempo juntos.

Redacción: Leo.com.bo                                              

Fuente: Imujer.com

 

 

31 Enero 2017

En exclusiva para el Diario Basta, Maribel Guardia habló de algunos importantes temas de su vida: la muerte de su mamá, el insomnio que tan sólo le permite dormir entre 4 y 5 horas diarias y dijo que internó a su hijo Julián para curar su incipiente gusto por el trago y evitar que cayera en adicción. Además platicó de cómo se enamoró de Joan Sebastian, el carácter tan fuerte que tenía y la decisión del cantante de no tomar una nueva medicina para controlar el cáncer que padeció 14 años por temor a quedar estéril.

»» ¿Cómo haces para verte muy bien?

Me conservo así, yo creo que por la virgen María, porque hay días que no duermo, insomnio que me provocó ver el cadáver de mi madre (a los nueve años) por todas partes de la casa.

»» ¿Qué parte de tu cuerpo te gusta más?

Mi vientre, porque después de ser madre quedó todo en su lugar, tengo una muy bonita genética.

»» ¿Qué es lo que no te gusta de ti?

Mis pompas, pero quizás me hubiera gustado que estén más fuertes.

»» ¿Internaste a tu hijo por problemas de alcoholismo?

Hasta ahorita creo que hice lo correcto, pero jamás lo vi caerse, nunca me lo trajeron en brazos y yo decidí internarlo y él me apoyó porque para mí no era normal que bebiera tres veces a la semana alcohol. Después me lastimó mucho que una revista le hiciera un paparazzi en la clínica donde estaba, también me preocupé porque Julián estaba en una depresión muy fuerte y esa publicación era un golpe tremendo que pudo afectarlo en su estado mental porque los adolescentes que viven depresiones, piensan en el suicidio. Gracias a Dios, esta situación hizo más fuerte a mi hijo.

»» ¿La muerte de su padre fue un factor para el alcoholismo de Julián?

Desde los cinco años Julián se enteró y enfrentó el cáncer de su papá. Me pasó que muchas veces me encontré a mi hijo llorando a los cinco años en el balcón por la salud de su papá y desde esa edad comenzó a sufrir. Cuando Joan fallece, todo se le junta a mi hijo y terminó siendo un volcán.

»» ¿Alguna vez viste en peligro a tu hijo con algún vicio?

Fíjate que no, tiene carácter fuerte como el papá, pero es dúctil. Él tiene un respeto a la casa y sé que algún día se va a ir y cuando eso suceda, me sentiré graduada como madre.

»» ¿Cómo te enamoraste de Joan?

En cuanto lo vi, me encantó, fue amor a primera vista… Lo conocí porque un empresario me dijo que tenía que tener un éxito en mis palenques y que él me presentaría a un compositor que era su amigo, cuando me lo presentaron, yo tenía pareja y cuando tengo pareja, soy la mujer más fiel, pero luego cuando terminé con aquella persona, lo vi y me enamoré porque era un hombre muy varonil y muy atractivo… A mí me encantan los hombres que se vean hombres, no bonitos y Joan tenía esa cosa de ser muy masculino y a la vez era un hombre muy sensible.

»» Físicamente, ¿qué fue lo que más te atrajo?

Sus ojos verdes… Era un seductor nato y yo era de globos y rosas, él me mandaba cientos de globos, me llenaba la casa de rosas, me dejaba cartas y me componía canciones. La primera vez que salimos no quise volver a verlo porque me había gustado mucho, pero fue un hombre perseverante que todos los días estaba en una camioneta negra afuera de mi casa.

»» ¿Quién decide procrear un hijo?

Él me dijo: “muero por tener un hijo” y después que tuvimos a Julián quería otro y siempre quiso tener más. De hecho cuando Julián tenía cinco años y le descubren a Joan el cáncer, salió un tratamiento que combatía ese mal, pero el único efecto secundario que tenía era que ya no podría procrear y por esa situación no quiso tomar nada. Le dije que si ese era el problema, congelara su semen y cuando encontrara una nueva novia, la fecundara para la búsqueda de su nuevo hijo y él me dijo que no, que quería ser padre de manera natural y tuvo tres hijos más con sus diferentes parejas.

»» ¿Cuánto tiempo estuvieron juntos?

Como cinco años… Joan era el hombre más perfeccionista que te puedas imaginar. Diseñaba sus botas, planchaba su ropa, se bañaba tres veces al día, siempre estaba perfumado, le encantaba ir de compras y era muy pulcro. Pocos saben que cocinaba, a mí me maquillaba y lo hacía bien.

»» ¿Cómo era su carácter?

Tenía un genio de la fregada, se enojaba por todo porque como era perfeccionista, sufría mucho y eso le causaba desasosiego. Cuando estaba enamorado, era un pan de Dios, y cuando nos fuimos a vivir juntos, todo empezó a cambiar porque se convirtió en un hombre muy celoso.

»» ¿Cómo manifestaba sus celos?

Si pasaban una película mía en la televisión, me dejaba de hablar tres días, no me prohibía, pero me alejé un tiempo de los escenarios y creo que él quería que yo me retirara. Pensó en comprarme una casa en Carolina para que yo me fuera. Ahora entiendo el motivo: me dejaba para que él hiciera sus cositas. Era mujeriego.

»» ¿Te trató mal en algún momento?

Me lastimó mucho con lo que hizo, quiero recordar las cosas lindas que tenía. Cuando empezamos a vivir juntos, ya no era tan padre, se volvió muy celoso.

»» ¿Qué sucede con la herencia de Joan… cómo quedó tu hijo?

Joan murió intestado y algunas propiedades las dejó a nombre de sus hijos y a mi hijo le dejó una casa. Yo con los hijos de Joan nunca tuve problemas. Antes de morir me pidió que fuera madrina de una de sus hijas y acepté… A las hijas de Joan las adoro y con ellas tengo muy buena relación.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: Teleshow

31 Enero 2017

El secreto para un matrimonio duradero es sacrificar la vida social y poner a la pareja antes que todo, consideró Salma Hayek.

“Me casé con el tipo correcto. Eso es, probablemente, lo más importante”, dijo la actriz sobre el magnate François-Henri Pinault, con quien contrajo nupcias en 2009.

“Nos apoyamos en todo lo que hacemos. Te hace muy feliz cuando el otro se esfuerza. No tenemos una vida social muy fuerte porque realmente nos gusta pasar tiempo juntos, así que pasamos mucho tiempo de calidad juntos”.

En un evento de Harper’s Bazaar en Hollywood, la veracruzana indicó que su pareja está orgulloso de ella.

El empresario encabeza un conglomerado de varias firmas de alta costura, como Gucci, Alexander McQueen, Saint Laurent y muchas otras, y recientemente, la publicación que ofreció la fiesta, la honró como una de las 150 personas mejor vestidas del mundo.

“Siento un alivio muy grande. Estoy tan feliz de que, por fin, llegué al ciento y algo. Creo que eso lo hará sentirse orgulloso”, bromeó.

El glamour y el estilo lo reserva para las grandes noches de fama, pues, en su casa, opta por lo sencillo. Eso es siempre su vida: un balance entre Pinault y Valentina, su hija, de 9 años.

“Soy bipolar en cuanto a estilo se trata, porque si voy a asistir a una noche como esta, busco un lindo vestido. Pero cuando nadie está viendo quedarían impactados, porque soy feliz bañándome y poniéndome una pijama.

“Muchas veces, lo más difícil es balancear la maternidad con la vida en casa, porque… oh, Dios mío, ellos pueden ser muy abrumadores”, comentó.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: Teleshow

31 Enero 2017

Al parecer, la temida comezón del séptimo año puede ser más una realidad que un mito, tal como lo demuestra una nueva encuesta efectuada recientemente que reveló que las parejas casadas de Estados Unidos creen que éste es uno de los años más críticos en la relación matrimonial.

De acuerdo con dicha encuesta, realizada por los investigadores de mercado OnePoll (bajo la comisión de la compañía Pure Romance), en promedio, el séptimo año es bastante crucial, aun cuando en la actualidad las crisis tienden a darse  en los primeros años de la relación, especialmente entre las parejas jóvenes.

A la Dra. Isabel Gómez-Bassols, especializada en psicología, no le sorprende el resultado, ya que, aunque cada pareja tiene su propio tiempo de duración, generalmente los siete primeros años de la relación se sitúan como un momento de crisis casi obligatorio.

“La duración de un matrimonio es muy subjetiva”, recalca la popular conductora de un programa radial, en el que imparte consejos a los radioescuchas sobre temas relacionados con la pareja, los hijos y otros integrantes de la familia. “Todo dependerá de qué tan enamorado estaba el uno del otro al momento de la boda… Si ambos se casaron realmente por amor y no por interés”.

Pero lo cierto es que toda pareja, que se haya casado ya sea por amor o interés, por lo regular, encara la crisis de los siete años porque “a partir del tercero, cuarto, quinto, sexto o séptimo año, todo el brillito del enamoramiento y de la pasión se apaga”.

Y esto se da porque a estas alturas de la relación, “los integrantes de las parejas se quitan todas las máscaras que traían y empiezan a hacerse preguntas como “por qué me casé con este hombre o esta mujer que tiene tantos defectos”, “por qué me casé si este tipo de relación no era lo que yo quería… En fin, empiezan a verse [entre ellos mismos] sus defectos, se apaga la pasión o cambian sus objetivos, sus intereses, sus planes, sus metas”, explica la experta.

Entonces, ¿qué pasa?

“Cuando la pasión se apaga o la situación comienza a cambiar, muchos deciden trabajar en la salvación y el fortalecimiento de su matrimonio y otros, en vez de enfrentarse a la realidad, buscan un escape que en la mayoría de los casos es el de un amante y ahí es cuando se da el problema de las rupturas, las separaciones o los divorcios… y quienes terminan pagando las consecuencias son los hijos, si es que los hay de por medio”, detalla Gómez-Bassols.

Y aunque por lo regular las parejas que en realidad se quieren superan la crisis de los siete años, la psicóloga recomienda trabajar intensa y constantemente en reinventar la pasión y fortalecer los lazos de la relación, creando momentos de acercamiento con el cónyuge (ya sea dentro del ámbito de la sexualidad o en el  de retomar los momentos, recuerdos y sentimientos especiales que los llevaron a enamorarse), debido a que es común que entre los 11 y 13 años se presente otra crisis que puede terminar con la relación si la pareja no está sólida en el amor.

Algunos remedios

“Existen innumerables formas para mantener un matrimonio por largos años”, dice Patty Brisben, fundadora de Pure Romance en un comunicado. “Y una de ellas es la comunicación abierta sobre lo que se quiere, ya sea en términos de la familia, cuentas bancarias y actividad íntima en el dormitorio”.

Fuera de lo anterior, de acuerdo con los datos recopilados en el reciente estudio, las parejas encuestadas señalaron que también las siguientes pequeñas cosas (que requieren un interés y una acción recíproca) ayudan a mantener —entre otras— la pasión dentro de la vida matrimonial: abrazos; besos; caricias; cenas y vacaciones juntos (sin los hijos, si los hay); detalles; piropos; cuidado de la apariencia personal; apoyo mutuo e interés por cómo le va al cónyuge en sus planes propios y en su día laboral u oficio.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: Imujer.com

31 Enero 2017

El 4 de junio de 1999, David Beckham y Victoria Adams dieron el sí en el castillo de Luttrellstown, Irlanda, dándole vida a uno de los matrimonios más deseados por la prensa mundial.

El foco de las cámaras, sus carreras profesionales y la exposición mediática hicieron creer que el matrimonio no duraría demasiado. Sin embargo, 18 años después y con una familia a la que se sumaron cuatro hijos, la pareja volvió a pararse frente al altar.

En una ceremonia íntima y diferente de la de aquella oportunidad, el ex futbolista y la ex integrante de las Spice Girls renovaron sus votos matrimoniales.

"Hemos renovado nuestros votos desde entonces y esta vez fue mucho más privado, había alrededor de seis personas allí, en nuestra casa", contó Beckham en diálogo con BBC Radio.

En la misma entrevista, el ex mediocampista inglés contó algunos detalles gracias a los cuales ellos se mantienen tan enamorados como el primer día: "Permanecemos juntos porque tenemos cuatro hijos maravillosos. Por supuesto que hemos atravesado tiempos difíciles. Cuando pasamos por esos momentos, trabajamos para superarlos como una unidad, como una familia".

"Nos conocemos mejor que nadie el uno al otro y cuando la gente habla de que si estamos juntos por 'la marca'… Por supuesto que no, estamos juntos porque nos amamos", aseguró David, de 42 años.

Por otro lado, el ex futbolista, que conoció a Victoria en 1996, bromeó sobre cómo estaban vestidos el día de su boda: "Victoria estaba muy linda (…) En cambio yo, ¿en qué estaba pensando? Incluso tenía un sombrero púrpura. ¿En qué estaba pensando?".

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: Teleshow

04 Enero 2017

El programa gubernamental de Seguridad Familiar de Arabia Saudí suspendió el matrimonio de una niña de 8 años con un hombre de unos 30, tras recibir la denuncia de un familiar de la menor, informaron medios locales.

El padre de la novia “quería casar a su hija para disponer de su ajuar” e indicó que ya en 2005 el mismo hombre casó a su otra hija cuando tenía 8 años con un hombre 50 años mayor que ella, según el periódico saudí Meca.

Al no ser informadas entonces las autoridades competentes, no se pudo frenar el matrimonio, detallaron fuentes del programa citados por el periódico.

El programa, fundado en 2005 para proteger a las familias de la violencia, suspendió durante 2016 varios casos de matrimonio de menores de edad, según Meca.

La gran mayoría de los casos se dieron por el deseo de los tutores de esos menores de obtener dinero, explicó el periódico.

Las denuncias, recibidas por teléfono, se referían al matrimonio de chicas cuya edad oscilaba entre los 8 y 17 años que, en todas las ocasiones, fueron forzadas a casarse o no estaban listas para tomar esa decisión.

El Ministerio de Justicia saudí impidió en 2013 a los jeques en todo el país que casaran a jóvenes menores de 16 años de edad sin permiso de los tribunales competentes.

En Arabia Saudí el padre tiene derecho a casar a su hija de menos de 16 años si demuestra su disposición física y mental, que la boda no constituye un peligro para ella y que la madre y la chica están de acuerdo.

Asimismo, se exige que el matrimonio no se lleve a cabo directamente después de la firma de los documentos oficiales y sin que antes se prepare a la novia psicológicamente para las exigencias de la vida familiar.

Redacción: Leo.com.bo

 

Fuente: EFE

19 Octubre 2016

Tras meses desaparecida del foco mediático Isabel Preysler reapareció el martes por la noche en Madrid, en una cena organizada por la joyería de Rabat —firma para la que trabaja—. Habló de sus viajes por medio mundo acompañando a Mario Vargas Llosa y también de sus planes de futuro. La reina de la prensa del corazón volvió a contar que Vargas Llosa le ha pedido matrimonio: "Mario me ha pedido que me case con él pero todavía no le he respondido". Esta es la segunda vez que ella habla de este tema, en junio de este año reveló la exclusiva a ¡Hola! En esta ocasión Preysler desveló que la petición se produjo el pasado verano en una tarde "muy especial". No quiere decir que la socialité no esté decidida a dar el paso. Lo que señala es que no tiene "ninguna prisa". Por eso añadió: "No tenemos todavía fecha".

Preysler se casó en 1971 con el cantante Julio Iglesias en Illescas (Toledo) en una boda multitudinaria, justo lo que no quiere que se vuelva a repetir. Cuando contrajo matrimonio con el marqués de Griñón Carlos Falcó (1980) y luego con el que fuera ministro de Economía y Hacienda Miguel Boyer (1988) lo hizo de manera muy sencilla. "Quiero que mi boda sea una sorpresa y algo sencillo", ha señalado Preysler.

Para comparecer de nuevo ante la prensa, la filipina de 65 años, se vistió de blanco y se adornó con brillantes. Justo ese color será el que no llevará el día de su boda.

También se deshace en halagos con su pareja. "Mario es un 10, de verdad. Me produce un verdadero placer escucharle hablar. Tengo muchas cartas de amor que me ha escrito que son realmente maravillosas", ha dicho en alguna ocasión.

Vargas Llosa habló de su relación con Isabel Preysler y del boom mediático que estaba viviendo al salir con la llamada reina de la prensa del corazón. "Sabía que con esta nueva relación habría cierta repercusión de tipo periodístico, pero nunca en la vida imaginé que tendría esa repercusión continental, que hubiera semejante especulación periodística en torno. Tanto para Isabel [Preysler] como para mí ha sido muy, muy pesada en estos últimos meses. Bueno, es una realidad de nuestro tiempo, me ha permitido conocer un poco mejor un oficio que es el mío también".

Desde mayo pasado el premio Nobel de Literatura (2010) ya es un hombre divorciado. Lo es a efectos de la ley española, donde el escritor y su exesposa Patricia Llosa acordaron iniciar los trámites legales para acabar con un matrimonio que se celebró en 1965. Hace año y medio que el escritor hizo oficial su relación con Isabel Preysler.

Redacción: Leo.com.bo

Fuente: AFP

 

 

Últimas Noticias

Prev Next

Identifican cuáles están alquiladas o co…

Identifican cuáles están alquiladas o con casero Revertirán inmuebles que no cumplan función social

Con cautela, ayer la Agencia Estatal de Vivienda (AEVivienda), dio a conocer que en Santa...

Involucrado Carlos Mesa Legisladores tra…

Involucrado Carlos Mesa Legisladores tratarán mañana caso Lava Jato

La Asamblea Legislativa Plurinacional fue convocada a sesionar el miércoles 14 de noviembre, a las...

Año horrible

El Latinobarómetro desde hace 23 años registra las percepciones políticas de la población en 18...