Santa Cruz de la Sierra
14 Noviembre 2017

Ducharse, tomar bebidas frías o salir de la casa antes de un mes son actividades que desaconseja la medina tradicional china a quienes acaban de ser madres.

Confinarse dentro de los límites de tu hogar es una práctica muy común en China y en otras partes de Asia donde la maternidad llega con una serie de reglas desconocidas para muchos.

La costumbre se ha extendido ahora a otras partes del planeta por la presencia de migrantes asiáticos en otros países.

“Estar enclaustrado es importante”, aseguró Ching a la BBC desde su departamento de Londres que no abandona desde que fue madre hace un mes.

Para Ching, de origen chino, el enclaustramiento es fundamental para la protección inmunológica del recién nacido.

“Necesitan habituarse a sus padres y sus bacterias”, defendió durante una video llamada con el programa Victoria Derbyshire ya que todavía no permite visitantes en la casa.

“Si no la practicas, es como si de alguna manera te pusieras a ti mismo en desventaja”, argumentó con la convicción de que la madre también debe cuidarse después del parto.

Esta tradición es tan popular en el gigante asiático y otros países del continente que existen hospitales donde las madres permanecen confinadas incluso durante un mes completo viendo a su bebé apenas una vez al día.

En la cultura occidental, el promedio de hospitalización tras un parto normal es de uno a tres días, según el servicio de salud británico (NHS, por su sigla en inglés).

La explicación está en la medicina tradicional china. En ella se indica que las mujeres que dan a luz son más susceptibles al aire frío y, por tanto, se enferman más fácilmente.

Al marido de Ching, de origen británico, las costumbres de su mujer lo agarraron por sorpresa.

“Fue difícil para él porque quería presumir del bebé, pero no se dio cuenta de que la maternidad llega con un montón de normas”, reflexionó.

Tradición

El confinamiento postnatal o zuò yuè zi, como se denomina tradicionalmente, es el mes de postparto y significa literalmente “sentar el mes”.

Está basado en una serie de creencias y prácticas centradas en la recuperación, cuidado y protección de la salud de la madre y no solo en la del bebé, según el Centro de Biotecnología e Información de Estados Unidos (NCBI, por su sigla en inglés).

De acuerdo con el centro, es una práctica habitual tanto en ambientes rurales como urbanos y está compuesta por una serie de reglas bastante estrictas y llamativas.

Sobre la comida, en la tradición china existe la creencia de que la mujer debe comer mucho más tras el parto para ayudar con la lactancia y para recuperar la fuerza. También deben ingerirse productos considerados “calientes” como los huevos o la carne y evitar los fríos como las frutas o las verduras.

En cuanto a higiene, tradicionalmente en el período postnatal, las madres no deben ni lavarse el cabello ni el cuerpo. La creencia dice que después de dar a luz la piel está poco firme y el agua puede penetrar dentro del cuerpo. Esto podría causar que se hinche, artritis y reuma o pasarle un resfrío al bebé.

Lavar el pelo, además, puede provocar fuertes dolores de cabeza según la creencia. Las mujeres acostumbran a lavarse con una toalla húmeda y caliente durante este mes.

Además, hay una serie de reglas sobre el comportamiento que debe tener una madre. Se dice que debe permanecer en la cama, y evitar los trabajos domésticos o la actividad sexual para centrase en su recuperación. Las visitas también deben limitarse al máximo.

Sobre la alimentación del bebé, es preferible dar el pecho que utilizar fórmula y se sugiere la suministración de madreselva para calmar al bebé cuando tiene problemas en la piel o no concilia el sueño.

¿Efectos secundarios?

La doctora Kity Wu, neuróloga en el hospital King’s College de Londres, confirmó que el confinamiento postnatal está tan arraigado en la cultura china que “hasta yo misma lo hice”, confesó.

“Algunas mujeres son tan estrictas que incluso no abandonan la cama durante las primeras dos semanas después de dar a luz”, añadió.

Pero esta costumbre tan popular puede empeorar una posible depresión postparto, en opinión de la doctora Wu.

“Quienes acaban de ser madres acaban por quedarse aisladas y les resulta difícil lidiar con eso”, aseguró, explicando que en muchas ocasiones rechazan buscar ayuda médica porque en la comunidad china la maternidad se ve y debe vivirse como un momento de felicidad.

Redacción: Leo.com.bo                               

Fuente: BBCMundo

12 Noviembre 2017

En tan solo 5 años, la tasa respecto a nuevos diagnósticos de gonorrea entre los australianos, se disparó un 63 por ciento según reveló un nuevo reporte sobre la salud sexual de ese país y se teme a que esta infección se siga expandiendo alrededor del mundo tan velozmente, reseñó Soy Carmín.

Expertos sobre salud del país mencionado anteriormente, destacaron el alarmante aumento de 62 a 101 infecciones por cada 100.000 personas. Se destacó que la falta de información respecto a temas sexuales (y, en este caso, sobre la infección de gonorrea), puede ser una de las causas principales por la que este problema se esté expandiendo de manera tan rápida.

Se dice que uno los motivos de la falta de información sobre el tema, se debe a que aún no se sabe con exactitud las razones que existen detrás de esta infección; los expertos aún no comprenden del todo los motivos y es imposible que den explicaciones concisas sobre la infección que está atacando a miles de personas.

En el año 2016, se diagnosticaron más de 23.800 casos nuevos de gonorrea y cerca del 75 por ciento fueron hombres, según el Reporte de Inspección Anual sobre VIH, hepatitis viral e infecciones de transmisión sexual en Australia.

La tasa más alta que se dio a conocer el año pasado respecto a esta infección fue en hombres entre 20 y 29 años de edad mientras que en las mujeres, se detectó que la mayor tasa estuvo en el rango de edades entre 15 y 24 años de edad, situación sumamente alarmante ya que ello es una muestra de que no se toman las precauciones de cuidado necesarias a la hora de tener relaciones sexuales.

Las personas de mayor edad, tampoco quedaron fuera, ya que la tasa de esta infección, también aumentó en ellos. Se detectó que en las principales ciudades existe mayor número de portadores de gonorrea. Se registró un aumento del 99 por ciento entre 2012 y 2016 mientras que en las áreas más alejadas, hubo un declive, según señaló el reporte.

La infección sexual, por ejemplo, en las mujeres que radican en las ciudades principales, aumentó un 126 por ciento en comparación con un aumento de 43 por ciento de quienes habitan en ciudades menos pobladas.

Es importante que te informes acerca de las infecciones de transmisión sexual así como de las enfermedades de las que te podrías contagiar sin darte cuenta. Protégete, cuídate, chécate. Si tú no lo haces, nadie más lo hará por ti.

Redacción: Leo.com.bo                               

Fuente: isalud.com

12 Noviembre 2017

El embarazo es el mejor momento para experimentar todos los beneficios de caminar. Hacerlo es seguro durante todo el periodo —siempre y cuando no haya un exceso y exista un control médico—. Al caminar te sientes más activa y es una rutina de ejercicio corporal completa, reseñó Vix. ¿Estás aprovechando de sus maravillosos beneficios?

1. Controla el peso

Caminar ayuda a mantener tu peso y el de tu bebé bajo control. Si el bebé tiene un peso adecuado, luego el trabajo de parto será más fácil.

2. Disminuye el riesgo de diabetes gestacional

Cuando caminas mantienes el peso bajo control y de esa manera reduces el riesgo de desarrollar diabetes gestacional. Los niveles altos de azúcar en la sangre hacen que exista un mayor riesgo de diabetes después del parto.

3. Disminuye el riesgo de tener preeclampsia

La preeclampsia es una complicación que puede surgir durante el embarazo. Sucede cuando hay presión alta y un exceso de proteína en la orina.

Cuando caminas reduces el colesterol y logras equilibrar el nivel de presión arterial, disminuyendo el riesgo a tener preeclampsia y por ende que tengas un parto prematuro.

4. Reduce el estrés

Una embarazada tiene cambios de humor repentinos, puede pasar de la felicidad a la euforia y a la tristeza en cuestión de minutos. Esos cambios bruscos pueden hacer que te sientas estresada, y caminar —como cualquier otro ejercicio— libera endorfinas, la «hormona de la felicidad», que te ayudarán a controlar el humor y reducir el estrés.

5. Aumenta las posibilidades de un parto normal

Caminar durante el embarazo aumenta la flexibilidad y los músculos de la cadera. Una excelente manera de ayudar a que el parto sea fácil, rápido y sin dolor. Caminar temprano en la mañana es más útil para un parto natural.

¿Cuánto se recomienda caminar durante el embarazo?

Si tenías la costumbre de caminar regularmente antes de quedar embarazada, continúa haciéndolo como antes (si tienes un embarazo sin complicaciones).

Si no solías caminar, comienza con 15 a 30 minutos de caminata, 3 días a la semana y luego hasta 60 minutos. Puedes continuar ejercitando hasta el tercer trimestre e incluso después del parto, siempre que te sientas cómoda y no hayas tenido ninguna complicación.

Caminar es una forma segura de hacer ejercicio durante el embarazo y mientras lo haces mejoras tu salud cardiovascular y tonificas tus músculos.

Redacción: Leo.com.bo                               

Fuente: isalud.com

11 Noviembre 2017

La pérdida de cabello en la mujer supone una ardua confrontación psicológica con símbolos sociales heredados ya que el cabello, cognitivamente, es “una de las primeras manifestaciones de la belleza”, contó a Efe el psiquiatra José Javier Mendoza.

El coordinador de investigación del Departamento de Psiquiatría y Salud Mental de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) establece la relación entre la percepción de la belleza y la estética capilar, ya que “cada una de las representaciones que podamos ver en el cabello va a modificar el estímulo que provocamos en las personas”.

El pelo es un elemento ornamental que sirve como distintivo de género y belleza, además de ser un rector de la simetría facial y un una parte esencial de la vivencia de la atracción.

Asociado a la pérdida de belleza y del impacto visual, el cabello se ha convertido en una manifestación de una posición social.

Inconscientemente, como seres humanos proyectamos el deseo en diferentes partes del cuerpo, siendo el pelo “un símbolo de una proyección que implica mayor atracción que otros”.

Las connotaciones van aun más lejos, ya que las acciones más mundanas relacionadas tienen altos significados. “Hay extravagancia en el cabello. Si tengo una fiesta, me peino el cabello; si me rebelo contra algo, me lo dejo largo o me lo corto”, ejemplifica el especialista.

La caída del pelo en mujeres suele relacionarse con altos niveles de ansiedad y muchas veces se establece un círculo vicioso ya que, según Mendoza, “la caída del cabello causa ansiedad y la ansiedad causa la caída del cabello”. Fisiológicamente, la ansiedad hipermetaboliza el cuerpo y al hacerlo las células con tendencia a desprenderse con facilidad como las de la piel y el cabello ven incrementada su caída.

La depresión también forma parte del conflicto, pues “aproximadamente 20 % de mujeres que tienen pérdida de cabello tienen síntomas depresivos”, expuso. En estos casos, cabe ser cuidadoso y no caer en tratamientos farmacológicos a no ser que sea estrictamente necesario, ya que los antidepresivos pueden debilitar el folículo y agravar la situación.

Los factores hormonales son esenciales, siendo en las mujeres la causa más frecuente de caída de cabello con 37 %, afirmó a Efe la jefe de servicio del Departamento de Endocrinología del Centro Médico Siglo XXI, Victoria Mendoza. La producción de hormonas masculinas incide en el folículo piloso y las mujeres pierden cabello. Esto se relaciona estrechamente con factores hereditarios.

Al día, solemos perder una media 100 cabellos, algo que se agrava en la mujer ya sea por los factores hormonales antes mencionados o por otros como lactancia, deficiencia de hierro, ansiedad y enfermedades endocrinas como el hipertiroidismo.

A esto se agregan “factores ambientales a los que es muy sensible el folículo piloso”, como “el uso de tintes, una infección o decoloraciones frecuentes” que lo debilitan.

 “Todas estas causas deben tenerse en cuenta a la hora de realizar el interrogatorio que determina el diagnóstico”, aconsejó la endocrinóloga.

Otro factor importante y muy frecuente es el llamado efluvio telógeno, “una caída más intensa en respuesta a un evento que se vivió”, por ejemplo una situación excepcional que genere estrés postraumático.

En cuanto a la menopausia “hasta 37 % de las mujeres ven incrementada la pérdida de cabello” y en las jóvenes el hipertiroidismo genera caída de cabello 100 % de las veces.

Cuando comienza la caída en grandes cantidades, surgen comportamientos característicos, el primero de los cuales es “una resistencia notable”, afirmó el psiquiatra de la UNAM.

“A diferencia de las enfermedades psiquiátricas donde tardan menos que los hombres en pedir ayuda, en la caída del cabello las mujeres sí tardan un poco más”, agregó.

El aislamiento es habitual y a ello se añaden recursos para subsanar la pérdida como cambiar de peinado frecuentemente o la utilización de sombreros.

Estos recursos no hacen otra cosa que ilustrar la naturaleza humana, cargada de complejos fecundados por ideas asociadas a la belleza.

Redacción: Leo.com.bo                               

Fuente: imujer.com

20 Octubre 2017

Thomson Reuters Foundation llevó a cabo una encuesta, con base en datos registrados por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), para conocer el top ten de las diez grandes ciudades más peligrosas y más seguras para las mujeres.

Para determinarlas, se tomaron en cuenta aspectos como acceso a la salud, a las finanzas, a la educación, si son víctimas o no de violencia sexual, de hostigamiento, así como a algunas prácticas culturales que ponen en riesgo su integridad física y moral.

Cerca de 20 expertos en el tema fueron quienes se encargaron de hacer dicho análisis y así establecer en qué urbes hay focos rojos y en cuáles hay focos blancos.

Así pues, estas son las 10 megaurbes más peligrosas para las mujeres en todo el mundo:

    El Cairo (Egipto)

    Karachi (Pakistán)

    Kinshasa (Congo)

    Delhi (India)

    Lima (Perú)

    Ciudad de México (México)

    Daca (Bangladesh)

    Lagos (Nigeria)

    Yakarta (Indonesia)

    Estambul (Turquía)

Y en el otro lado de la moneda, como las ciudades más seguras se encuentran:

    Sao Paulo (Brasil)

    Buenos Aires (Argentina)

    Nueva York (EEUU)

    Manila (Filipinas)

    Shangai (China)

    Moscú (Rusia)

    París (Francia)

    Tokio (Japón)

    Londres (Inglaterra)

Redacción: Leo.com.bo                              

Fuente: EFE

20 Octubre 2017

La respuesta es sí. Ahora, si bien muchas mujeres pueden quedar embarazadas, puede ser difícil por el tratamiento oncológico realizado como la quimioterapia. Las estadísticas indican que estas pacientes tienen la menor tasa de embarazo, con una reducción del 67% de chances de tener un bebe si no preservaron fertilidad en comparación con la población general.

Si bien el cáncer de mama ocurre en mujeres de edad avanzada, también se manifiesta -aunque con menos frecuencia- en mujeres en edad reproductiva. Aproximadamente el 7% se diagnostica antes de los 40 años, cerca del 3% antes de los 35 años y 1 % antes de los 30. Por eso, hacemos hincapié en que si se desea embarazo es importante preservar la fertilidad antes del tratamiento oncológico, vitrificando ovocitos y/o tejido ovárico.

Muchos cánceres de mama tienen receptores de estrógeno y progesterona (hormonosensibles). A pesar del temor a la recurrencia en el embarazo, distintos estudios demuestran que se puede lograr después de haber recibido tratamiento con la misma sobrevida libre de enfermedad entre las que se embarazaron y las que no, inclusive en aquellas que padecieron tumores con receptores hormonales positivos para los estrógenos. Algunos trabajos hablan, inclusive, de un efecto protector del embarazo en estas pacientes.

Sigue siendo un debate el tiempo de espera necesario para buscar el embarazo, sobre todo en las mujeres con tumores hormonosensibles, que deben realizar terapias adyuvantes hormonales por tiempo prolongado. Se cree que luego de 2 años disminuría la posibilidad de recidiva, aunque cada caso es diferente, la decisión se basará en la edad, el tipo de cáncer y su gravedad (estadio), reserva ovárica y que el organismo esté libre de la droga del tratamiento. Esta decisión se tomaría en conjunto con el médico oncólogo.

En relación a la lactancia, los datos que existen indican que no sería necesario restringirla, ya que se asocia a una mejor calidad de vida materna y a beneficios en el bebé, aunque puede haber menor producción de leche en la mama operada e irradiada.

Las mujeres con cáncer de mama deberían ser informadas sobre los efectos adversos posteriores en la fertilidad después del tratamiento con quimioterapia. Debido a la creciente tendencia de posponer el parto más adelante en la vida, se deberá ofrecer información sobre la fertilidad, acceso a la preservación de la fertilidad y apoyo psicosocial relacionado con la fecundidad en estas mujeres en edad reproductiva antes de comenzar el tratamiento oncológico.

Preservación de la fertilidad

Tiene como objetivo preservar la capacidad reproductiva, permitiendo que el paciente sometido a tratamiento, no sólo sea motivado por su posibilidad de sobrevida sino también por su posibilidad de trascendencia.

No todas las mujeres que enfrentan un problema oncológico pueden preservar su fertilidad, pero la consulta es importante. Lo fundamental es siempre trabajar en equipo con el oncólogo para evaluar los efectos y las dosis de las drogas sobre el sistema reproductivo y así decidir cuál es la mejor opción en cada caso en particular.

Se debe informar primero al paciente y luego incluir a la pareja si la hubiere en la toma de decisiones relativas a la preservación y/o tratamiento de la fertilidad.

Por otra parte, en aquellos casos que llevar adelante un embarazo puede implicar un riesgo, la subrogación uterina es una posibilidad para las pacientes que están estables en su enfermedad. En algunas ocasiones, sería una indicación precisa.

Ser mamá luego de un cáncer de mama es posible, lo importante es asesorarse bien, para poder lograrlo.

Redacción: Leo.com.bo                              

Fuente: isalud.com

17 Octubre 2017

Cecilia Braekhus y Mikaela Laruén protagonizarán un combate de poder a poder a poder en el ring, pero previo a la pelea, ambas boxeadoras sostuvieron su primer careo que desencadenó en un peculiar beso… ¡En la boca!

Cuando se encontraban en el clásico Face off, Laurén encontró la forma que le pareció adecuada para romper el hielo: besar en la boca a su rival.

Braekhus, colombiana nacionalizada noruega no daba crédito a lo que sucedía y su primera reacción fue darle una pequeña bofetada a Mikaela, pero después no podía dejar de reír por el insólito momento.

La acción de Laurén le puso un ingrediente más interesante a la pelea entre ambas boxeadoras, previo a su reencuentro en el cuadrilátero.

Redacción: Leo.com.bo                              

Fuente: mundodeportivo.com

18 Octubre 2017

El médico francés Jean-Denis Rouillon confirmó desde hace cuatro años que el uso del sostén como herramienta para que los senos no se caigan, es inútil.

Ello, luego de un estudio de 15 años en el que descubrió que aún cuando las mujeres practican deporte, si tienen entre 18 y 35 años, el pezón sube un promedio de siete milímetros en un año cuando no se usa brasier.

"Las voluntarias son estudiantes en carreras deportivas o en kinesioterapia, y muchas veces se trata de féminas que quieren volver a una vida más natural, sin artificios", dice.

No obstante, las cosas cambian para aquellas que tienen más de 30 y han tenido hijos, pues durante el embarazo los pechos crecen y esto tiene consecuencias en la elasticidad, ya que las glándulas mamarias se desplazan hacia abajo.

Como sea, hasta el momento ninguna investigación científica ha comprobado que el uso del sostén levante los senos o los mantenga en su lugar. Y, según Código Nuevo, lo único que realmente determina si los senos se caen o no, es la genética, el tipo de piel y el tamaño de estos.

Redacción: Leo.com.bo                                                                             

Fuente: BBCMundo

Últimas Noticias

Prev Next

Cuatro actrices de “Sin Senos Sí Hay Par…

Cuatro actrices de “Sin Senos Sí Hay Paraíso” se destapan en un bikinazo

Primero fue “La Diabla”, Majida Issa, luego Catalina ‘la pequeña’, Carolina Gaitán. Ahora cuatro actrices...

Kim Kardashian hizo 10 millones de dólar…

Kim Kardashian hizo 10 millones de dólares en un solo día con su perfume

En una década Kim Kardashian pasó de ser una socialité a una empresaria dueña de...

La camiseta de la Selección Colombia nun…

La camiseta de la Selección Colombia nunca lució tan bien, gracias a Miss Universo

La nueva camiseta de la Selección Colombia tiene una modelo de mucha altura y es...